Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

viernes, 8 de abril de 2016

Re:Monster - 142, 143, 144, 145, 146, 147


Hoy tenemos a la preciosa Pelirroja~ Esta vez no me equivoco jejeje

Bueno, tenemos la gran esperada continuación del día 142 y hasta el día 147. La longitud, a mi parecer, ya es suficiente esta vez, así que me reservo otra historia paralela del volumen 2 para la semana que viene. Espero que disfrutéis de la lectura~

Ah, y lo siento por no subir Re:Master Magic ayer... No he podido traducir nada estos días. Espero traerlo el próximo jueves.

¡Feliz viernes!

-Xeniaxen



<<  Días 136-141  |  Lista de capítulos  |  Día 148  >>

Novela original en japonés por: 金斬児狐 (Kanekiru Kogitsune) 
-RE:MONSTER-
Volumen 4 - Capítulo 16

Traducido al español por: Xeniaxen
Revisado por: Rounejo





Día 142


(Xeniaxen: sí, esto es la continuación de lo último que leíste, parece que el autor va cogiendo la costumbre de explicar cosas desde otros puntos de vista... No puedo decidir si me gusta o me disgusta...)

Dos meses atrás, un enano llamado Barth se reencontró con algunos amigos suyos. Le dijeron que cierto jefe había dejado algo en cierto lugar y ansiaban obtenerlo. Había pasado un mes y veintiséis días desde que supieron de su existencia y empezaron a querer usurparlo, ya que su posesión sería beneficiosa para ellos en un futuro.

El grupo de cinco personas hízose llamar «Cazadores de la Espada Metálica» y, liderados por una chica aventurera, entró en la «Mina del Cíclope».

La mazmorra ya había puesto a prueba muchas veces a otros aventureros que habían intentado conseguir ese objeto, pero ninguno había podido superar la parte más profunda donde estaba el jefe.

En la zona segura donde no aparecían monstruos, Arty, una diestra espadachina que llevaba el pelo recogido en una coleta, ultimó la estrategia a seguir con sus camaradas.

“Bien, repasemos por última vez el procedimiento. Si nos encontramos con Belula Sable, Zack parará sus ataques frontales y Barth se centrará en sus piernas conmigo. Brianna y Aisha dispararán por los laterales y la espalda.

>Y si nos encontramos con Hatchel, la Cantante Demoníaca, Brianna y Aisha se encargarán de que deje de cantar mientras Zack las protege. Barth y yo la acribillaremos por todos los lados. Lo más importante será que todos estemos atentos a su mazo.

>Finalmente, si nos encontramos con Gründ, el Hacedor Sísmico, usaremos nuestros ataques normales. Sobre todo, habremos de tener cuidado con sus fuertes golpes.

>¿Entendido, chicos?”

Arty y los otros ya habían desafiado y matado a los monstruos jefe muchas veces, pero aún no habían sido capaces de obtener el objeto que querían. Las dos razones principales de su fracaso eran:

El objeto que tanto anhelaban tenía una tasa extremadamente baja de aparición, para empezar. Si hubiera sido fácil de adquirir, no valdría la pena todo el esfuerzo que presentaba obtenerlo.

Era un artículo mágico de clase [Único] que albergaba unos poderes extraordinarios, por lo que era completamente comprensible que estuviera tan escondido.

Y, en segundo lugar, había tres jefes diferentes allí. Eran tres cíclopes, los cuales daban nombre a la mazmorra, y eran equiparables a los otros monstruos jefe.

La más joven, Belula Sable, blandía su inmenso sable como si fuera una simple rama de árbol. La mediana, Hatchell Cantante Demoníaca, blandía un enorme mazo mágico. Y el mayor, Gründ Hacedor Sísmico, blandía un gigantesco martillo con pinchos que producía sismos en la tierra con cada golpe.

Eso era a lo que tenían que enfrentarse cada vez.

El objeto mágico que el equipo de Arty desea obtener solo aparecía después de derrotar al más fuerte del grupo, Gründ. El problema es que Gründ tampoco era tan fácil de encontrar en comparación con las otras dos. Y por eso era tan difícil de conseguir el objeto mágico.

Era bastante frustrante, pero no había otra forma de hacerlo.

“Sí, sí, ya lo sabemos. ¡Venga, entremos ya!”

El úrsido Zack respondió a la pregunta de Arty. Él era un oso que caminaba a dos patas como un humano, iba equipado con un escudo de torre que tenía grabada una cabeza de oso y su espada bastarda electrificada. (NT: Espada de tamaño medio. Estaría entre una espada mandoble y una corta. Su versatilidad, que permitía emplearla como una maza, una lanza o un hacha, logró que fuera ampliamente utilizada desde finales del siglo XIII hasta principios del XVI.)

Contradictoriamente, pese a su aspecto feroz, el oso en realidad albergaba un miedo instintivo a los humanos. Destacaba en cualquier lado, dado que estaba cubierto de un denso pelaje y tenía la costumbre dejarse llevar fácilmente.

“Vale, vale, pequeño Zack. No te impacientes.”

Después de advertir a Zack, Arty se volvió hacia los tres miembros restantes del grupo para comprobar si estaban preparados. Mirándola a los ojos, los tres asintieron indicando que lo estaban, así que ya podían empezar.

Barth el enano llevaba una armadura pesada y un lucero de alba. (NT: Maza cuya característica principal es que su cabeza armada se compone de una esfera ferrada o plomada de donde parten clavos o púas.) Brianna era [Profesión – Hechicero], vestía una capa de color púrpura oscuro y luchaba con un bastón mágico. Aisha parecía una sacerdotisa sintoísta (NT: Religión japonesa basada en la adoración de los kami o espíritus de la naturaleza.), llevaba un mayal (NT: Instrumento tradicional agrícola, compuesto por dos bastones unidos por cadenas o correas. Generalmente el bastón más largo y delgado sirve de mango, y el más corto y grueso se usa para golpear.) en su mano izquierda. También tenía varios objetos mágicos de apoyo como agua sagrada y otros materiales sacros.

(Xeniaxen: no sé cómo pueden preferir que las notas estén así...)

“En ese caso... Vamos...”

Justo cuando ya estaban a punto de entrar en la mazmorra, su reunión estratégica se vio interrumpida por un fuerte estruendo que causó un temblor en la tierra, como si fuera a caerse a pedazos.

Los temblores asaltaron de improviso al grupo de Arty y su magnitud les dejó completamente de piedra. Los cinco se vieron obligados a esperar a que cesara sin moverse del sitio, ya que era como si la mazmorra en sí hubiera comenzado a crujir hasta el punto de que casi parecía que iba a colapsar.

Cuando finalmente se detuvieron, tan solo quedó polvo esparcido que parecía que estuviese bailando. Cayeron pequeños fragmentos de tierra y piedra de las paredes al suelo. Aún podían oírse las reverberaciones del temblor a lo lejos.

“¿Qué... demonios...? ¿Hay alguien más dentro...?”

Arty fue la primera en recuperarse de los temblores y dedujo por su experiencia de dónde podía provenir el fuerte estruendo que habían oído, así como el temblor. Alzó la vista hacia el cielo, protegiéndose los ojos del sol con la mano. Ese gesto evidenció sus pensamientos.

¡No es posible...!

“¡Mierda, chicos! ¡Tienen el mismo objetivo que nosotros! Joder, pero deben de ser novatos. ¡¿No saben que antes de luchar contra un jefe hay que reunirse para fijar la estrategia?!”

El úrsido Zack gruñó irritado mientras frotaba a Arty para que esta hiciera algo.

“Calma, chicos. Estas cosas suelen pasar de vez en cuando. En primer lugar, seguro que deben de haber entrado sin preparar nada, así que dejemos que hagan lo que quieran. No pasa nada, ¿vale?”

“¿Cómo puedes estar tan tranquila, Aisha? ¡Si no se trata de novatos, puede que maten a Gründ antes que nosotros!”

“Jajajajaja. Bueno, da igual. Ya han entrado, no podemos hacer nada aunque nos enfurezca.”

Arty comprendió inmediatamente la causa de la discusión, pero el resto de su grupo no expresó sus respectivos pensamientos sobre el asunto.

Naturalmente, Aisha intentaba consolar a Arty y Zack, que estaban decepcionados al ver que habían perdido la tan esperada oportunidad de luchar contra Gründ. Brianna solo sonrió con amargura, eso la había cogido desprevenida, mientras las francas carcajadas de Barth seguían resonando.

Era lo más normal para los cinco, que se habían vuelto bastante cercanos con el tiempo, hablar entre ellos sin tapujos. Sin embargo, había una razón por la que reaccionaron de esa manera.

Fundamentalmente, es de sentido común que antes de un jefe siempre hay que atravesar una zona de seguridad. Y si hay un grupo esperando primero, los otros grupos deben hacer cola detrás y esperar su turno. En resumen, el otro grupo no había respetado su turno y se había colado a por el objetivo que les pertenecía a ellos.

Si bien esta regla única de aventureros no era una ley, sino un pacto de sentido común creado para evitar rencores inútiles entre grupos, era una práctica que todo el mundo respetaba en las ciudades-laberinto.

Aunque también podían darse casos como este, en que alguien se la saltara a la torera.

Sin embargo, la mayoría de aventureros que querían evitar conflictos innecesarios la seguían. No había ningún inconveniente real en tomar un descanso dentro de la zona de seguridad antes de desafiar al jefe.

Pese a que eso les había desquiciado, las quejas de los cinco disminuyeron rápidamente. Simplemente, aceptaron situación. La lucha del otro grupo había empezado ya de todos modos, así que no les servía de nada enojarse.

“Hmm... Podríamos ir a ver qué está ocurriendo. Tengo curiosidad por ver el resultado final de su batalla.”

Como era de esperar, Arty, la líder del grupo, propuso que se movieran. Puso una sonrisa bastante siniestra, dado que sus intenciones al querer observar la pelea entre los novatos y el jefe eran evidentes. Se preguntaba si el novato no estaba al tanto de la regla. Y quería saber qué tipo de personas eran. Se limitó a sonreír, pero parecía como si tuviera algo en su mente que quería decir.

“A mí también me parece bien. Vamos a ver qué clase de novatos son. ¿No crees, Aisha?”

“Vale, Brianna, pero quiero sanarlos si vemos su vida peligrar, nadie merece morir...”

“Kekekekekeke, de acuerdo. Será más interesante que quedarse aquí sentado esperando.”

“¡Entremos sin demora, pues! ¡Rápido!”

Brianna, Aisha, Barth y Zack respondieron con entusiasmo. Y se dirigieron rápidamente a las puertas de la sala del jefe. Habían pasado pocos minutos desde los temblores anteriores, pero volvieron a notar otro sismo que venía del otro lado de las enormes puertas de la sala del jefe. Gründ Hacedor Sísmico los producía con cada golpe de su martillo. De todos modos, entraron.

Ni siquiera habían pasado 10 minutos en total desde el inicio de la lucha contra el jefe. Aun así, la escena que presenciaron dentro de la sala del jefe fue abrumadora. Era demasiado aterrador para sus ojos.

“¿Qué... demonios... es...?”

Ante ese escenario, los otros cuatro ni siquiera consiguieron ofrecerle una respuesta a Arty, quien casi se hablaba a sí misma. Se les paró la respiración como si dentro de la habitación hubiera desaparecido el aire. Superados por la sorpresa, eran incapaces de desviar su mirada hacia otro sitio aparte de eso. Estaban bloqueados a causa de lo que había dentro de la sala del jefe. Los cinco sentían lo mismo, un miedo intenso, casi imposible.

Toda la superficie de la sala de jefe estaba bañada de sangre. En el centro del gran charco, el cíclope se puso de pie con solo un brazo restante. Sollozaba en el suelo, con un intento patético y desesperado para escapar a un lugar seguro.

La espléndida barba gris del cíclope estaba teñida de rojo oscuro, por la absorción de su propia sangre, algunas trazas de la cual también tenía aferrada en la piel.

Originalmente, la enorme figura de pie medía más de nueve metros de altura, sin embargo, su tamaño actual era inferior dado que tenía ambas piernas brutalmente cortadas por debajo de los muslos, así como el brazo izquierdo arrancado desde el hombro.

(Xeniaxen: puto Rou XD)

De sus muñones chorreaba sangre rojo oscuro sin cesar, empapando el suelo. Además, en el abdomen también tenía cortes abiertos y arrastraba con él sus entrañas. Iba dejando un rastro cada vez más largo.

La escena más llamativa, sin embargo, era el hecho de que Gründ siguiera arrastrándose, como si hubiera dejado de recibir golpes desde hace mucho tiempo.

Hasta entonces, este cíclope no había tenido rival, pero ahora el miedo se había apoderado visiblemente de Gründ, haciendo que actuase de esa manera. Con su único ojo anegado en lágrimas, soltó un extraño y escalofriante grito.

Ese no era el Gründ Hacedor Sísmico que existía en la memoria de grupo de Arty, ya que se habían enfrentado contra él varias veces anteriormente. ¿Qué clase de adversario se antepuso a su poderoso martillo para provocar una derrota tan aplastante hasta el punto de dejar a ese monstruo orgulloso totalmente aterrado? Especialmente cuando él solía tener una apariencia de odio tan imponente. Su estado actual no mostraba ni señal ni rastro de esa criatura.

Se había vuelto tan débil, tratando de escapar desesperadamente, que era desconcertante.

Finalmente, vieron a ese... demonio negro de tres cuernos... El grupo entero incluyendo a Arty entró totalmente en pánico.

Había una gran brecha entre el poder de Gründ y ese demonio negro, el cual era infinitamente superior a ellos. No era para tomarlo a la ligera. Ese demonio negro de tres cuernos comenzó a desmantelar a Gründ con una gran espada tan alta como él, ¡con el pobre Gründ todavía vivo! Su hoja era rectangular, similar a la de un cuchillo de cocina de grandes dimensiones.

Después de unos instantes, Arty y el resto se dieron cuenta de que el espécimen que tenían delante pertenecía a la raza de los [Señores]. Ya se habían asociado con algunos señores en el pasado, y sabían que su capacidad de combate era tan excepcional como la de un dragonoide.

Sin embargo, ese estaba muy fuera de lo común ya que había sido capaz de acabar con el jefe de mazmorra en menos de 10 minutos. El grupo de Arty ya no estaba tan aturdido como al principio, pero el miedo en su cuerpo les impedía moverse.

Tan solo podían admirar con gran respeto su gran fuerza. Cada uno de ellos tenía la firme convicción, casi religiosa, de que todo aquel que era tan poderoso como para derrotar a los enemigos de las mazmorras, ya sea a través de la violencia, la sabiduría, o por cualquier otro tipo de método, aunque fuera poder financiero para liderar a otros, desafiaba el ciclo normal de las cosas.

No podían dejar de admirar aquel poder abrumador por el temor que les producía. ¿Qué era lo que tanto miedo les daba? Es muy simple.

“Esta carne tiene una textura crujiente al masticarla... Ohh, por este lado es aún más deliciosa... Su sangre tiene un sabor tan fuerte... pero... es fácil de tragar... Ohh, ¡quiero más! Sí, sí... esto lo verifica, la carne de cíclope es deliciosa.”

Arty, que era [Profesión – Ladrón Sigiloso], una rama de [Profesión – Espía], tenía la habilidad de analizar al enemigo desde la distancia, y escuchó como murmuraba eso. Ella más que nadie, estaba acongojada por la presencia de ese demonio negro de tres cuernos.

Se lo... Se lo está comiendo mientras... todavía sigue vivo...

Gründ Hacedor Sísmico, el cíclope, era sin duda el monstruo jefe más fuerte de la Mina de los Cíclopes. Sin embargo, estaba siendo devorado vivo por alguien que lo había derrotado sin apenas esfuerzo aparente.

“Urrgh...”

Arty consiguió de algún modo suprimir sus náuseas, aguantándose las ganas de expulsar todo lo que tenía en el estómago.

Cuando alguien estaba dentro de una mazmorra y se le agotaba el suministro de comida que había preparado de antemano, era normal comerse los monstruos para evitar morir de hambre.

La misma Arty y el resto del grupo lo habían hecho muchas veces. Además, había [Profesiones] especiales y únicas que te obligaban a comer monstruos si querías seguir vivo. Por eso era útil recopilar información sobre los monstruos que matabas.

Por esa razón, el hecho de comer monstruos no producía aversión en sí, sin embargo, en ciertos casos era imposible contrarrestar su veneno sin utilizar métodos de cocción especiales. Por eso no era inteligente comer monstruos de tipo insecto o monstruos de apariencia grotesca, así como varios otros tipos clave de monstruos.

Aun así, nunca antes habían visto a alguien comiendo la carne de su presa en el mismo lugar del combate mientras esta seguía aún con vida.

Técnicamente, un cíclope estaba clasificados como un [Gigante] y un [Demonio] a la vez, ya que tenía cierto grado de inteligencia, aunque no demasiada. Por eso, el grupo de Arty pensaba que esa criatura no tenía que ser capaz de vivir en ese estado, ni tenía que ser posible comer su carne.

Esto es una barbarie...

A pesar de que en el lado derecho Gründ ya no tenía ni brazo ni pierna, cuando ellos entraron el demonio negro acababa de cortarle la pierna izquierda; la carne que había estado comiendo y parecía estar saboreando con gusto.

Era deducible que probablemente ya habría devorado la otra pierna y el brazo. Al darse cuenta de eso, el grupo comenzó a temblar inconscientemente. Sin embargo, mientras observaban en silencio al demonio negro comer la carne, los huesos, y consumir la sangre fresca de la pierna izquierda que era casi del mismo tamaño que él, sin dejar ni rastro, el miedo se apoderó de sus pies y sus mentes, y les entraron ganas de vomitar.

Entonces, el demonio negro levantó su gran espada con una mano, y mientras tomaba el último bocado la pierna, cortó el brazo restante de Gründ.

Lo hizo a tanta velocidad que Arty y el resto del grupo solo vieron el resultado del ataque: el brazo de Gründ que bailaba en el aire y un fresco rocío de sangre que salpicó por todas partes.

Gründ dejó escapar un grito tan fuerte que su mismo eco destruyó lo que le quedaba de voz. Pero el demonio negro hizo como si nada, tomó el brazo recién cortado y empezó a comer una vez más. Era una escena verdaderamente horrible de contemplar. Además de la velocidad en la que lo consumía, toda esa carne y la sangre, sin duda debían de ser más de lo que su cuerpo podría llegar a digerir. Para Arty y su grupo era una experiencia surrealista.

La realidad era esa, no estaban soñando. No obstante, no podían hacer nada más que quedarse de pie allí, presenciando como Gründ iba siendo sistemáticamente dividido y devorado ante sus propios ojos. No quedaba mucho para que la antigua bestia orgullosa desapareciera en su totalidad. A lo sumo, suponían que no iban a pasar más de quince minutos.

La enorme vitalidad de Gründ se había convertido en su propia desgracia ahora, ya que él continuaría viviendo hasta que el demonio comiera su cabeza. Naturalmente, Arty y el resto del grupo sintieron por la bestia una fuerte sensación similar a la compasión. Sin embargo, cuando finalmente apareció el objeto de Gründ tan deseado por Arty y el demonio negro se lo apropió, al parecer también notó su presencia.

Sus miradas se encontraron, y la mente de ellos se quedó en blanco por un momento. Al instante, un sudor desagradable cubrió todo su cuerpo y sus dientes comenzaron a castañear.

El gran terror abrumador que sentían ahora hacía que no pudiesen ordenar sus propios pensamientos. A pesar de que sus mentes estaban funcionando a una velocidad increíble, no podían determinar lo que debían hacer en esa situación.

Durante este tiempo, el demonio negro permaneció en silencio y se acercó despacio al grupo de aventureros. Aisha se desmayó, incapaz de soportar el aura increíblemente abrumadora de ese ser. Brianna extendió su mano, acto reflejo, para sujetar a Aisha, pero no consiguió reunir la fuerza necesaria para soportar ambos cuerpos y se derrumbó con ella.

Sin embargo, con sus últimas fuerzas restante, Briana pudo hacer que el impacto se redujera lo suficiente de tal forma que sus cabezas no golpearon contra el suelo duro, evitando lesionarse.

A pesar de aquello, el tiempo pasó sin señales de que ninguna de las dos fuera a levantarse. No se movían en absoluto. Observando la escena con suficiente atención, parecía que Brianna se estuviera aferrado fuertemente a Aisha pretendiendo estar muertas.

El oso, puesto que su oponente era un demonio de verdad, pensó que podría escapar en lugar de defender a sus compañeros. Zack empezó a recoger instintivamente sus cosas del suelo, pero acabó tumbándose al determinar que no tenía posibilidades de ganar. Expuso su vientre como signo de sumisión total.

Por un momento, Arty estuvo a punto de preguntar a Zack si le quedaba alguna pizca de orgullo, pero de hecho entendía completamente sus sentimientos. Sus propias manos y los pies chocaban entre sí de tanto temblar e incluso tenía problemas para simplemente mantenerse a sí misma de pie. La resolución que Zack mostró en rendirse sin luchar se debía probablemente a sus fuertes instintos de bestia, que habrían motivado a su propio cuerpo a hacerlo.

Barth era el único que seguía de pie sin moverse. Su espléndida barba sin duda secundaba su demostración de tener tanto valor en esta situación.

Supongo que es normal ya que él es el mayor entre nosotros...

Sin embargo, el pequeño enano se había desmayado, y eran su pequeña estatura y sus piernas cortas lo que lo mantenían en pie sin caerse.

¿En serio? No jodas, Barth.

Al darse cuenta, Arty borró su previa impresión del viejo enano. Pese a que pensaba que se había librado de su tendencia a escapar de la realidad, como esperaba, su mente llegó a su límite cuando el demonio negro cerró suficiente distancia como para tocarla con la mano.

Voy a... morir...

Mientras lo pensaba, se acordó de la imagen de Gründ llorando lamentablemente con detalles vívidos.

Su carne había sido cortada con tal precisión que no se había muerto ni siquiera cuando el demonio empezó a devorar su cabeza. Había estado tratando desesperadamente de alejarse a rastras, para terminar con cada uno de sus miembros cortados, y las tripas vertidas por todo el suelo, en su vano intento de escapar. Había permanecido con vida mientras era consumido hasta la médula y, al final, los fríos ojos del demonio negro se habían vuelto hacia ella cuando terminó de comerlo. Esta imagen escalofriante abrumó su mente.

Me va a... uhh... comer viva...

El demonio negro abrió la boca un poco, haciendo visibles sus colmillos afilados. Parecían de metal blanco con manchas de color rojo. Su voz terrible desbordó sin ninguna conexión con sus intenciones. Ella perdió el último hilo de fuerza en sus piernas y dejó sucumbir su parte inferior hasta el punto de sentarse suavemente en el suelo. Su abdomen se empapó de sudor por haber ganado cierto grado de libertad.

Procesando lo que había sucedido, su rostro comenzó a arder de vergüenza, pero el miedo estaba suprimiendo cualquiera de esos sentimientos y su cuerpo se negó a volver a subir. La mirada del demonio negro estaba fija en ella, y la mirada de ella estaba fija en él.

“Hmmm... ¿Estás cansada? Bueno, eh... Toma. Esto te servirá.”

El demonio negro acababa de hablarle, y luego había colocado una pieza de tela de alta calidad larga y estrecha sobre los hombros de Arty con su enorme y fuerte mano. Arty hace rato que era incapaz de comprender la situación, estaba de piedra con la mente en blanco, mientras que sus ojos ya no podían ni siquiera seguir a la figura que hablaba con ella.

Las palabras del demonio negro resonaron en su mente, era como si se hubiera parado el tiempo, su mente simplemente no podía entender lo que acababa de suceder. No fue hasta que la presencia del demonio negro hubo desaparecido por completo que empezó poco a poco a recuperar sus sentidos.

“¿Q...? ¿Qué...? ¿Qué... rayos...?”

Arty murmuró, aunque ni siquiera se escuchó a sí misma decirlo.


✵ ✵ ✵


El monstruo jefe cíclope que residía en la parte inferior de la mazmorra era bastante grande, creía que tardaría una eternidad en comérmelo entero. Le corté las extremidades y me lo comí mientras todavía estaba vivo para que no desapareciera antes de terminar.

Usé el objeto mágico [Cuchillo Trinchador Duradero de Gigante], el cual había adquirido en Capital Real, para desmantelar al cíclope y comer su deliciosa y crujiente carne poco a poco.

Habilidad [Martillazo Hacedor Sísmico] aprendida
Habilidad [Linaje de Gigante] aprendida


Gané dos nuevas habilidades. Dejando a un lado [Linaje de Gigante] por ahora, parece que el [Martillo Hacedor Sísmico] tiene pinta de ser útil. Aun así, creo que no son unas habilidades particularmente importantes esta vez.

Cuando terminé de devorar al cíclope, lo siguiente apareció en mi mente:



El “Salmo Decisivo” [Martillo de Cíclope]
ha sido completado con las siguientes hazañas:

- Victoria en solitario
- Victoria unilateral
- Depredación en vida

Yatendouji ha obtenido las habilidades raras:

[Tres Pasos Destructivos]
[Ser Devorador de Vivos]

Yatendouji ha obtenido el artículo de clase [Único]:

[Martillo Forjador de Demonio]



Yatendouji ha obtenido el logro:

[Obsequio por la Victoria Apabullante (Edición Limitada Especial del Primer Intento)]


Hmm, parece ser que si cumples ciertas condiciones al matar al jefe de una mazmorra, el [Libro de los Salmos] registra tu victoria.

Por cierto, cuando vi la condición de “Victoria en solitario”, decidí llamar a Minokichi-kun por los pendientes para preguntarle si él también la había desbloqueado. Sin embargo, él no me entendió, ya que al parecer, cuando vio algo similar a lo que estaba describiendo, no estaba completamente consciente y dijo que lo olvidó por completo.

Aunque aparentemente él también tenía esas notificaciones. Ah, bueno, no puedo cambiar el pasado. No es un asunto urgente tampoco.

Después de matar al cíclope, cuando estaba a punto de salir, me di cuenta de que había cinco personas, hombres y mujeres de pie en la puerta, que no paraban de mirarme.

Eran una espadachina que parecía ser el líder del grupo, un joven úrsido que sostenía un gran escudo, un viejo enano con una espléndida barba, una mujer humana que probablemente era una hechicera, y otra mujer humana más joven que parecía ser una clérigo.

Supuse que eran un grupo que quería desafiar al jefe después de mí, así que decidí que sería mejor saludarlos rápidamente.

Mientras me acercaba, sin embargo, la clérigo se desmayó, cayendo lentamente hacia atrás. Me di cuenta de que ella tenía los ojos en blanco. La maga, la abrazó estrechamente con el fin de protegerla mientras caía, pero ella también estaba demasiado aturdida para soportar su peso, así que ambas cayeron juntas al suelo. Aunque la segunda parecía estar todavía consciente, no intentó levantarse... No sabía por qué, pero simplemente asumí que también debía estar agotada.

El joven oso se quitó la equipación y se estiró mostrando su estómago. Sinceramente, me entraron ganas de acariciarle la barriguita a ese oso desconocido. Pese a que tenía el pelo un poco sucio, pensé que sería una sensación agradable como tocar un cojín peludo o un sofá.

El viejo enano se mantuvo de pie en posición firme, tal vez por respeto a mí, ya que yo estaba solo. Sin embargo, parece que fue demasiado para el viejo y tampoco tardó en desvanecerse. A pesar de que se desmayó de agotamiento total, probablemente debido a su avanzada edad, todavía mostraba un nivel extremo de disciplina, ya que mantuvo su postura aún cuando había caído inconsciente.

Solo la líder quedaba en pie, a pesar de que sus extremidades temblaban. Cada vez que daba un paso hacia delante su cuerpo se estremecía en respuesta, sus ojos empezaron a llorar mientras me acercaba a ella.

No le había hecho nada, sin embargo, supongo que fue una combinación del agotamiento con mi presencia. Estarían bastante cansados ya, y el shock de mi breve contienda y el aperitivo fueron demasiado para ellos. Cuando traté de llamar a la líder, ella se dejó caer y se meó encima. Como no iban a molestarme, pasé de largo sin pararme mucho tiempo. No parecía que fueran a perseguirme por ahora.

Pese a que sus amigos eran los únicos en este lugar aparte de mí, pensé que probablemente se avergonzaría si la veían de esa manera, así que le di una toalla hecha de mi hilo, la saludé rápidamente y me di el piro.

Bueno, al final no dijeron ni una palabra y yo salí en la dirección opuesta con el fin de volver a la superficie. No tuve problemas después de eso y volé por el cielo de nuevo para regresar al Palacio Ámbar por las calles secundarias.

Hoy solo gané dos nuevas habilidades del cíclope, sin embargo, fue una buena experiencia, así que fue un día bien empleado.



Día 143


Mientras entrenábamos, vino un mensajero de la Primera Reina. Realmente no entiendo por qué, pero me invitaron a una fiesta de té con mujeres nobles.

Honestamente, además del hecho de que no quería encontrarme nunca más con la Reina, me preguntaba por qué narices se le había ocurrido el atrevimiento de invitar a un hombre no humano como yo a una fiesta para mujeres nobles.

También invitaron a Kanami-chan, pero en particular no me pareció un factor favorecedor. Sin conocer cuáles eran las verdaderas intenciones de la Reina, esta vez decidí preparar una excusa.

“Trabajo para la Princesa, no para la Reina. Por lo que, si la Princesa no asiste, me temo que yo tampoco debo asistir.”

Pensé que sería fácil convencer a Principesa engañándole fingiendo que quería ir. Pero aparentemente ella era la impulsora secreta de la fiesta del té, por lo que no pude escapar.

Así pues, asistí a la fiesta del té de la Primera Reina con una Kanami-chan vestida para la ocasión. Debo decir, sin embargo, que hacía buen tiempo para celebrar una fiesta del té en el jardín del castillo real. Por lo que pude deducir de los ojos de las mujeres presentes, alrededor del 50% odiaba o temía nuestra presencia, otro 40% nos aceptaba sin problema y el resto se habían drogado. Esperaba que algunos tuvieran miedo, pero en ningún momento pensé que casi la mitad estarían cómodas con mi presencia.

Aunque la mirada perturbadora en los ojos de los guardias personales de la Primera Reina y en los de algunas otras damas me enervaba. Pero simplemente tragué saliva ya que a las demás claramente se les caía la baba conmigo. Era... como un esclavista viendo a su presa... Mientras que las otras 10% iguales que la Reina... solo pensar en ello me asustaba...

Por lo menos, la fiesta del té acabó siendo normal, a pesar de que casi no hablamos. Puesto que nadie iba a salir lastimado, decidí renunciar a cualquier queja y aguantar hasta el final.



Día 144


Hicimos nuestro entrenamiento habitual por la mañana y los torneos de entrenamiento individuales por la tarde La mayor parte del día pasó volando.

Aunque estuve un tiempo ocupado moviendo mis clones clandestinamente, creo que estuvo bien disfrutar de un día tranquilo por una vez durante mi estancia aquí.

Tuve el presentimiento de que el ministro, el jefe de la facción nobiliaria que deseaba revocar la corona a Principesa, estaba a punto de intentar algo más grande pronto, ya que parecía que ella misma se había metido en líos otra vez.

Bueno, al menos antes de que eso ocurra, voy a tomarme las cosas con calma, tranquilo y poco a poco.

El resultado de la síntesis de hoy:

[Quiebra-Cascos] + [Hachazo Severo] = [Hachazo Severo Quiebra-Cascos]

[Profesión – Guerrero] + [Profesión – Espadachín] = [Profesión – Guerrero Espadachín]

(Xeniaxen: muy originales las habilidades de hoy, Rou)



Día 145


Hoy decidí reunir a todos los guardias del Palacio Ámbar y comenzar una sesión de entrenamiento conjunto. Dado que los sustituí en su deber con mis clones, no me supondría un problema movilizarlos. Si resultaba haber un intruso, entonces incluso podría tomar un delicioso aperitivo sin que lo supieran.

Llevaron a cabo una formación conjunta en parejas con los guardias contra los miembros de mi grupo. Las peleas fueron brillantes, pero con el tiempo terminaban en victoria total para mi grupo. Como era de esperar, en comparación con los guardias de palacio que solo eran humanos, nosotros teníamos varias razas que nos otorgaban mucha más adaptabilidad. Había una gran diferencia de fuerza entre ellos, así que ese era un resultado inevitable, más o menos.

Posteriormente, decidí realizar un banquete para todo el mundo. Gracias al cíclope que comí el otro día, podía volver a generarlo con [Invocación Sencilla: Gigantes], por lo que di a probar a cada persona a un poco de carne cíclope. Resultó ser que en realidad esa carne era sorprendentemente una de las favoritas del grupo, y les prometí que en casa les daría más.

Principesa preparó un poco de alcohol de alta calidad para el banquete, y como siempre, estaba delicioso. Había una gran variedad de bebidas alcohólicas y nos las terminamos una tras otra, hasta que comenzamos a estar un poco ebrios. Algunas incluso eran tan deliciosas como el vino élfico.



Día 146


Al parecer había un gran evento conocido como el «Torneo de Héroes» que iba a empezar dentro de diez días. Por la tarde, mientras escoltaba a Principesa, la capital real estaba bastante animada con los preparativos. Todo el mundo estaba de buen humor, y trabajaban sin parar con grandes sonrisas en sus caras.

Yo tenía mucha intriga por saber qué tipo de fiesta sería. Después de todo, sería el primer festival al que asistiría desde que llegué a este mundo. Quería que me dejasen participar de cualquier modo.



Día 147


La guerra estalló hoy.

Bueno, aun así, no fue entre el Imperio Kirika y el Reino Sternbild, sino entre otros dos países. No estoy muy seguro de lo que sucederá en el futuro, pero al ser una guerra entre países lejanos, el Reino Sternbild no debería verse afectado.

De todos modos, tras completar la solicitud de Principesa, si la guerra todavía está en curso, podría encontrar un buen negocio allí.

Quiero viajar por el mundo en busca de todas las cosas que me quedan por ver, sentir y saborear. Me interesan particularmente algunos mariscos. Ah, también parece haber una mazmorra en el fondo del océano. Me gustaría intentar ir buceando hasta allí cuando pueda.

Después del entrenamiento, jugamos hasta tarde por la noche a un sencillo juego de cartas con Principesa, con algunas cartas hechas a mano. Kanami-chan, Pelirroja, Auro y Argento se divirtieron, así que yo también lo pasé bien.



<<  Días 136-141  |  Lista de capítulos  |  Día 148  >>


34 comentarios:

  1. me gustan las anotaciones entre la lectura, cuando bajo para leerlas se me olvida que era lo que venia a buscar :v, muchas gracias por la traduccion

    ResponderEliminar
  2. muchas gracias es rou cada vez se esfuerza mas con los nombres de las habilidades

    ResponderEliminar
  3. pequeño trauma ver a Rou a medio almuerzo xD

    ResponderEliminar
  4. Los nombres de las habilidades cada vez se ponen más difíciles de traducir xD

    ResponderEliminar
  5. a mi me gustan que las anotaciones estén entre la lectura, odio con toda mi alma que estén al pie de la pagina

    ResponderEliminar
  6. las anotaciones estan bien asi me gustan xD y con master magic no hay problema xD buen caitulo segui/an asi xD

    ResponderEliminar
  7. gracias por la traducción

    ResponderEliminar
  8. Nos gustan las anotaciones así es mas fácil de ver a q pertenece en sin perdernos las historia gracias por el cap esperando con ases el siguiente

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias como siempre por los capitulos y vuestro esfuerza

    Se que para vosotros que lo haceis que mucho mejor ponerlo en el final porque queda mucho mas limpio pero para nosotros cada vez que no entendemos que es el tener que bajar hasta el final te corta el rollo y pierdes el hilo. Personalmente lo prefiero asi, pero lo seguire leyendo sea cual sea la decision final

    un saludo y gracias por el esfuerzo

    ResponderEliminar
  10. Gracias por la traducción atentos al proximo viernes..

    ResponderEliminar
  11. Gracias a la traducción semanal , la parte mas graciosa xD :

    "¿En serio? No jodas, Barth."

    ResponderEliminar
  12. Gracias por el esfuerzo de la traducción y de la limpieza de los capitulos de esta semana. Xenia, como lector fiel de ustedes te aseguro que encontramos mejor la lectura con las anotaciones así, aunque esteticamente sea un rollo, XD.

    Saludes desde Barranquilla, Colombia.

    ResponderEliminar
  13. Gracias por el capitulo, la historia cada vez atrapa mas y mas.

    ResponderEliminar
  14. jajajajaajaj... ese Rou es un loquillo... cómo queria que reaccionaran?? se estaba comiendo al pobre ciclope vivo ante sus ojos... pero creo que la impresión final fue demasiado... pués ellos esperaban morir y este les da un paño jajajajajajajaa que impresión

    ResponderEliminar
  15. xeni gracias por el capi estubo buenisimo a u dejalo asi esta bueno las anotaciones a y se mio la tia jajajaaja

    ResponderEliminar
  16. muchas gracias por el capitulo, las anotaciones estan bien asi

    ResponderEliminar
  17. Gracias por la traducción, la verdad no me gustan las anotaciones a pie de página, se que las normas lo establecen de ese modo, pero para mi resulta más fácil del modo que lo llevan haciendo..

    ResponderEliminar
  18. Gracias por el capitulos. LAs anotaciones asi son ams facils de leer.

    ResponderEliminar
  19. Se dejó la vida con los nombres de las habilidades del dia 144 jajaja

    ResponderEliminar
  20. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  21. Poniéndome al día con Re:Monster, Parte IV
    Ese Rou... me hubiera gustado que interactuara mas con los aventureros en vez de dejarlos así ... pero bueno ... en fin, gracias por el cap.

    ResponderEliminar