Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

domingo, 4 de octubre de 2015

The Finite - Capítulo 8: Passion

Muchas gracias a todos por seguir leyendo. Disfruten~

-MEG V



Novela original en coreano por: currygom (카레곰)
-The Finite-


~Shuaaa

Olas azul oscuro se dispersaban en gotas blancas cada vez que chocaban contra las rocas de la costa. Durante la temporada de lluvia de Mistyshore, la noche estrellada y el impresionante escenario costero se combinaban en un espectáculo hermoso y conmovedor. Sin embargo, mientras Ian corría por la orilla, no podía darse el lujo de admirar tal vista.

Jahh…

Mientras se giraba hacia una roca gigante para recuperar el aliento, Ian limpió toscamente sus lágrimas con su brazo derecho antes de levantar su cabeza, solo para dar un grito ahogado y un paso atrás por el susto mientras Tak se paraba frente a ella.

“¡¿…?!”

¿Por qué no lo vio pasarla? ¿Cómo fue capaz de escapar? Pero a esa velocidad, ella pudo haber sido atrapada en un instante... ¿Debería intentar hablar? A pesar del dolor en su destrozado brazo, Ian de alguna forma trataba de pensar racionalmente.

Sin embargo, no había movimiento alguno de parte de Tak, quien estaba parado en frente de ella. Él tenía ambas manos levantadas hasta sus orejas.


The Finite - Capítulo 8: Passion[1]


“…”

¿Qué estaba pensando? Si él quería lastimarla, ¿por qué dejó que se fuera el otro día? Ian no tenía idea de en qué pensaba Tak, pero tenía miedo de ofenderlo con palabras. Por eso se comportaba humildemente en su presencia, y no se atrevió a hablar primero.

Sentía que sus piernas eran de masilla.

Aunque no estaba orgullosa de su resistencia, seguía siendo una quarter, pero aun así él acortó la distancia tan fácilmente. (O eso parecía.) Mientras ella temblaba de miedo debido al half, sus ojos se llenaron de lágrimas. Ella lloraba porque no podía pensar en un modo de salir de esta situación. Una gota, dos gotas, y…

“¿Te duele mucho?”

Mientras el chico hablaba susurrando, los ojos de Ian se abrieron como platos. Estaba segura de que esa voz levemente rugosa pertenecía al half que trituró su brazo – obviamente a Tak, pero casi no podía creer que el tono fuera el de un susurro. Es más, ¿cómo podía preguntarle eso después de romperle el brazo? Sintiéndose algo molesta, con su brazo adolorido, Ian apenas habló.

“Claro que duele. Aunque seas un half puedes entenderlo con solo…”

Ian no miró hacia arriba mientras decía esto, en vez de eso miraba a sus pies, hasta que la mano de Tak tocó su mejilla.

“Sí. Nunca he sentido tanto dolor en mi vida…”

Mientras una lágrima caía por su mejilla, Tak la limpió con su pulgar. Ian de repente notó que su actitud era diferente y que su mano no era tan áspera. Su cabeza seguía mirando hacia abajo.

“¿Fue tan doloroso que te hizo llorar?  Sí, sí lo fue.”

Sorprendentemente, el entorno alrededor del chico era diferente al del half que acababa de romper su brazo hace unos minutos, y él estaba llorando como si el brazo roto fuese suyo. Las lágrimas fluían bajo sus delgadas y temblorosas pestañas. Ciertamente lucía igual que antes, pero el ambiente a su alrededor era completamente diferente: ya no se percibía como alguien peligroso y aterrador. Mientras que su apariencia de antes podía ser comparada con la de una bestia salvaje, justo ahora parecía un cachorrito triste.

“Tenía prisa para agarrarte, no quería lastimarte. ¿Qué debo hacer? ¿Cuánto te duele? ¿Qué-qué debería ha…?”

Ya no podía continuar más debido a que su voz se ahogó en su garganta, y su lamentable apariencia atrapó a Ian por sorpresa. «Dioses. ¿Qué está pasando? ¿A dónde se fue ese tono seco y la expresión desabrida del half de antes?»

“Puedo hacer que me curen en la ciudad. Sé que no lo hiciste a propósito, así que no llores.”

Ian agarró la mano de Tak y le sonrió. Tak inmediatamente dejó de llorar y agarró la mano derecha de Ian – sin romperla –.

“Sí, así es. Hay magos en la ciudad. ¿Así que ya no te dolerá más una vez que entres a la ciudad?”

“Sí, estaré bien una vez que entre a la ciudad.”

Después de recibir tratamiento para su brazo, aunque sus ahorros para la admisión a la academia de magia disminuirían drásticamente aún más… Su mano derecha temblaba un poco. Cuando Tak soltó su mano, repentinamente la levantó en sus brazos.

“¡¿ ?!”

Antes de que Ian siquiera pudiera responder a la situación, Tak ya había recorrido toda la distancia hacia el puesto de control y la dejó enfrente de este.

“Me gustaría llevarte directamente donde un mago, pero solo puedo avanzar hasta aquí. Lo siento.”

“…”

Viendo lo deprimido que se veía mientras agachaba su cabeza como disculpa, Ian simplemente respondió aturdida “E-estaré bien”. Él estaba tartamudeando y sollozando. ¿De verdad era el mismo half? ¿Cómo puede su actitud cambiar tanto? ¿Tendrá problemas mentales? Aunque las preguntas aparecían una tras otra, ella tenía que buscar tratamiento primero, así que entró al punto de control sin preguntar nada. Ahora que lo piensa, ya no se veían sus cuernos… Reflexionó sobre eso por un momento, pero los cuernos eran pequeños así que puede que hubieran estado escondidos por el cabello.

“Ugh.”

Tak se quedó ahí parado sin hacer nada hasta que Ian desapareció completamente de su vista. Entonces, como si de repente hubiera sido liberado de la tensión, se sentó allí mismo. El momento en el que se puso los pendientes, su mente se volvió extremadamente confundida. No tenía idea de por qué se comportó de esa forma frente a Ian. Después de ponerse los pendientes, sus recuerdos regresaron con gran rapidez, y se agarró del cabello y frunció el ceño como si algo crucial acabara de suceder.

“Maldita sea, lloré.”

Sin embargo, todo eso no era solamente debido a que se pusiera los pendientes. Esos toscos sentimientos que tenía al principio del Universo nunca se sintieron tan vívidos. ¿Será esto un efecto secundario de haber tenido sus sentimientos reprimidos por tanto tiempo? ¿O los pendientes amplificaron esos sentimientos, en vez de traerlos de vuelta? Respirando fuertemente, con su rostro sonrojado hasta las orejas, Tak miró hacia el puesto de control.

— “Sé que no lo hiciste a propósito, así que no llores”

Su mente estaba llena con la imagen de la sonrisa de Ian. Mientras sacudía su cabeza para aclarar sus pensamientos, los pendientes se cayeron. Inmediatamente su cara se volvió tiesa y fría, y en segundos su respiración agitada se calmó.

“Eran basura después de todo.”

Tak agarró los pendientes en sus manos y los arrojó al mar sin titubear. Luego, mientras vio dos olas chocar con la costa, cambió de parecer y rápidamente saltó hacia el mar.


 - ♦ — ♥ — ♦ -


“¡Espera un momento!”

Al principio, por la expresión casual de Ian, el personal del punto de control la dejó pasar sin pensarlo, pero se sorprendieron mucho cuando la vieron correr hacia la ciudad.

“¡Dioses! ¡Qué le pasó a tu brazo!”

“Oh, solo me caí.”

Ian fingió sonreír, pero con solo verlo, uno podía decir que era algo serio. Sus huesos estaban completamente rotos, y los fragmentos de hueso atravesándole la carne hacían que le doliera terriblemente cada vez que se movía.

“¿Te caíste?  ¿Es eso cierto?”

“…”

El moretón contrastaba claramente con su pálida piel. Si Tak le hubiera apretado un poco más fuerte, le habría arrancado todo el brazo.

“Encontraste a un half hostil con los humanos, ¿verdad?”

“…”

“Ve a la enfermería a recibir tratamiento. Informaremos a nuestros superiores sobre esto. Debemos prevenir que los half hagan más daño tan pronto como sea posible.”

“Eso, no fue…”

Los empleados se fueron al segundo piso sin escuchar a Ian. Ella quería explicarles, pero su brazo le dolía demasiado, así que se fue hacia la enfermería primero.


 - ♦ — ♥ — ♦ -


“Eh…”

Tak salió del agua tan mojado que chorreaba. Revisó los pendientes y suspiró de alivio. Preguntándose por qué se sentía aliviado, frunció el ceño. Era porque trataría de devolvérselos a Visnu después, no había otra razón. Ninguna otra.

Tak trató de convencerse a sí mismo mientras caminaba por la costa, cuando encontró la taza de leche que Ian le trajo e inconscientemente la cogió.

Mientras miraba a su alrededor, la tormenta de emociones que sintió cuando todavía tenía puestos los pendientes seguía siendo muy real en su mente. Aunque solo podía recordarlas y no identificarse con ellas por ahora, tenía claro que en su larga vida nunca había sido influenciado por tales emociones. Su mente comenzó a ignorar sus alrededores, y solo pensaba en la adorable muchacha enfrente de él. Si no hubiera visto su brazo herido, la hubiera abrazado sin dudarlo. Ian probablemente le hubiera dicho que la soltara, pero no tendría razones para hacerle caso. ¿Por qué un nástika tendría que escuchar a un humano? Él solo quería…

“Maldita sea.”

Tak apretó fuertemente los pendientes dentro de su puño. Definitivamente no estaba actuando normal. La influencia de los pendientes sobre sus emociones eran claramente un problema, cuando viera a Visnu él iba a tener que… Andando sin rumbo, Tak se dio la vuelta, con la mirada perdida en las olas que golpeaban la orilla.

“…”

«¿Qué debería hacer cuando vea a Visnu?» Normalmente, Tak se hubiera quedado dormido para entonces, pero no se sentía somnoliento. Luego pensó en aquella niña… ¿así que ella se involucró con ese tipo hace 8 años? En ese entonces, cuando se enteró sobre eso, no parecía ser gran cosa, así que no le prestó mucha atención, pero tal vez sí debió hacerlo… Mientras pensaba en eso, levantó la taza de leche y la llevó a su boca, pero muy pronto escuchó un alboroto en dirección al punto de control.

“¿Es él? ¿El que tiene cuernos?”

“¿…?”

Mientras miraba en dirección al ruido, vio un grupo de gente reunida, como una docena. La mitad sostenía armas mientras que el resto vestía hermosos trajes de magos.

“¿Fuiste tú quien le rompió el brazo a la chica que vino a entregar la leche?”

“…”

Tak no respondió. Aunque no le rompió el brazo a propósito, siendo un nástika, simplemente no sintió que fuera necesario responderle a un humano.

“Miren a este chico. Ni siquiera se molesta en responder.”

“¿Y si no puede hablar? Si es la forma humana de un sura superior, y no un half…”

“Tonterías. ¿Crees que la chica hubiera podido escapar con solo un brazo herido si fuera un sura superior?”

“Cierto.”

Mientras los humanos susurraban entre ellos, las agudas orejas de Tak podían escuchar cada palabra. Eran molestos. Pero se preguntaba si Ian había pasado por el punto de control sin decir nada. No parecía que ella fuese a informar de un motín de halfs.

“No tengo idea.”

Entonces, pensó que lo mejor sería negarlo todo, pero alguien gritó desde atrás.

“¡Está mintiendo! ¡Miren su mano!”

“…”

Tak no se dio cuenta de que todavía sostenía la taza de leche a medio terminar.


Continuará...



Notas:
[1] Pasión. El título está originalmente en Inglés.


Traducción Coreano-Inglés: Mizura 
Traducción Inglés-Español: TTbaby
Corrección: Xeniaxen y MEG V
Edición: MEG V


2 comentarios:

  1. Tak de normal me parecía mono, pero con los pendientes me ha matado. Directo al corazón! Tenemos otro trocito de cielo en el mundo kuberiano.

    Gracias por el capítulo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Taksaka es el marido perfecto (¿aunque un mal padre?) es tan dulce de esa forma tosca asdfasdd seee es otro trocito de cielo pero yo amo a Vasuki muy a parte de su hermosa cabellera roja~~~ ya lo veras~~ el también es amor y vida (te odio Sagara ve a matar y romper todos los corazones del mundo menos el de Vasuki!!!)

      Eliminar