Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

martes, 8 de septiembre de 2015

The Finite - Capítulo 6: Leche

¡Hola a todos! Lo prometido es deuda~~ Vamos a retomar esta novela de forma quincenal, saldrá los martes domingos cada 15 días cuando no haya capítulos del webtoon para publicar. Mis amados traductores Xenia, Avenge y Josué están trabajando en la serie ¡Mil gracias de verdad! Y como plus también han traducido adecuadamente los primeros 5 capítulos anteriormente publicados en el... 2014 D:  Pueden acceder a la lista de capítulos desde aquí con el encabezado o en el menú principal de la página. Espero que disfruten de esta novela tanto como yo~

-MEG V



Novela original en coreano por: currygom (카레곰)
-The Finite-


Mientras la llovizna se silenciaba, el deslumbrante sol brillaba a través de las nubes. Sin embargo, uno no podía adivinar cuándo una tormenta eléctrica podría ocasionar estragos de nuevo. Durante la época lluviosa de Mistyshore, el clima era tan caprichoso que era difícil de predecir, incluso durante unos minutos.

“¡Ey! ¡Tak!”

Tak estaba dormido con la ropa medio cubierta de agua de mar, y apoyado en una roca cerca de la orilla. Se despertó al escuchar la voz familiar. El chico con el pelo color verde oliva sostenía algo en una mano mientras le hacía señas. Tak fingió no verlo y cerró los ojos nuevamente.

“¡Ey! ¡Tak!”

Esta vez la voz estaba relativamente cerca, pero Tak seguía sin abrir los ojos.

“Ey, Tak-quien-camina-detrás-de-chicas-bonitas.

“Cállate.”

Las palabras del joven finalmente despertaron al aterrador Tak. A pesar de la molesta atmósfera, el muchacho se limitó a sonreír mientras se sumergía parcialmente en el agua como Tak. Probablemente son pocos los que pueden hacerle una broma como esa a Tak.

“La última vez desapareciste. ¿Ahora qué, Visnu?”

“¡Oh, lo siento por lo de ayer! ¡Para disculparme te traje algo de beber!”

“…”

Sin decir una palabra, Tak tomó la taza de Visnu. Aparentemente había algo cálido en la taza, y la fragancia de la leche se dispersaba.

“¿Fuiste a la ciudad a propósito por esto?”

“Sip. Escogí lo único que podías beber del menú.”

“…”

Tak miró silenciosamente a la taza por un momento. Como solo era leche tibia, pensó que no había razón para desperdiciarla.

“¿Qué pasa? Sé que no comes mucho. ¿Es una molestia? Entonces quizá deba dárselo a Shuri en tu lug…”

Sin responderle a Visnu, Tak bebió la leche de la taza de un sorbo. Visnu emitió un “¡Ohh!”. Acto seguido, aplaudió, con una mirada curiosa y preguntó.

“¿Cómo estaba?”

“…”

Tak limpió la leche de su labio inferior con el pulgar, y luego lo lamió de nuevo con la punta de su lengua.

“No estaba mal.”


The Finite - Capítulo 6: Leche


Tak todavía carecía de expresión, con ojos caídos, así que Visnu se quejó.

“¿No puedes ser más honesto? ¿Es tan difícil decir la palabra «deliciosa»?”

“Um…”

Aunque los 4 dioses primigenios, quienes existieron desde antes del comienzo del Universo, tenían nominalmente el mismo nivel, la mayoría de los Nastika parecían tratar a Visnu con inferioridad respecto a los otros dioses primigenios. Algunos de ellos, en particular Tak ahora mismo, incluso lo degradarían un poco, hablándole con términos familiares. Esto se debe a que Visnu era un dios muy flojo, agradable y amable.

“Ey. Pareces estar libre. ¿Abandonaste al niño que estabas cuidando?”

“Oh, Kalavinka no estará en peligro si la dejo sola por unos momentos. Aunque hay algunos requisitos.”

“Esos requisitos no me incluyen.”

“Eres agudo. Jajaja.”

Aunque Visnu se estuviera riendo, Tak no parecía tener intenciones de reír al ver a Visnu.

“¿Siempre actúas después de ver el futuro?”

“…”

La risa se detuvo. Aun así, un matiz de una sonrisa se mantuvo. Visnu miró a Tak.

“No siempre, pero quizás para grandes eventos. ¿Por qué?”

Tak pareció dudar por un momento, pero no tendría sentido el no responderle a este dios, así que continuó.

“Entonces, cuando previste la destrucción de un universo anterior, o bien no tenías la voluntad de cambiar su futuro, o bien no tenías el poder para hacerlo.”

“….”

Se produjo un momento de silencio. Tak esperaba una respuesta de Visnu, pero Visnu no respondía. Se volvió inusualmente rígido, como si no pudiera volver a sonreír fácilmente cuando se trataba de ese tema. Después de unos momentos considerables de incómodo silencio, Tak finalmente habló.

“¿Puedo tomar tu silencio como una respuesta positiva?”

“Sí, Tak. ¿Cuál escogerías tú?

“El último por supuesto”

Aunque fuera una respuesta corta, fue suficiente. La expresión de Visnu se iluminaba mientras miraba a Tak.

“¿Quieres otra taza de leche?”

Los ojos caídos de Tak alternaban entre la taza de leche y Visnu.

“¿Querías decirme alg….”

“¿Sabias que aquella Ian la calentó?”

“…”

Por un momento, Tak no podía continuar, luego murmuró de nuevo.

“¿Y eso qué importa?”

“Ah… bueno, está bien. Entonces la otra me la tomo yo”

Visnu volvió a sonreír ante la fría reacción de Tak, y regresó a la orilla. Tak miró a Visnu estando algo adormilado, cuando Visnu estaba casi fuera de vista, salió del agua.

“Estúpido.”

Tak murmuró mientras se recostaba en la roca, cayendo dormido en segundos.


- ♦ — ♥ — ♦ -


Mientras el sol se ocultaba y el crepúsculo se propagaba, Ian tenía que limpiar la tienda. Los clientes y el gerente de la tienda ya se habían retirado. Gracias a la moneda de oro que aquel cliente habían dejado antes, el gerente estaba muy satisfecho, y le dio permiso a Ian para irse temprano, por supuesto, el gerente también estaba satisfecho de que Ian no fuese del tipo que se guarda el dinero cuando los clientes pagan más.

“¿Cómo había salido es persona sin hacer ruido?”

Ian pensaba en el cliente que desapareció sin tomar su cambio, pero, no tenía ni la menor idea. Ella había considerado la posibilidad de por lo menos un tipo de magia, pero, no había razón alguna para que una persona usase magia en una tienda, y el hecho de que ella no escuchara el conjuro fue aún más extraño. Mientras reflexionaba el problema, Ian se quitó el delantal. Ya había terminado la limpieza, así que era hora de ir a casa y prepararse para el siguiente examen de la academia de magia.

~Tilííín

Ian acababa de dejar su delantal doblado, pero rápidamente se giró hacia la puerta para dar la bienvenida al cliente.  Ya habían pasado las horas de atención al público, y el letrero de “cerrado” ya colgaba en la entrada de la tienda, pero Ian no rechazaría a un cliente por este motivo.

“¿Puedes hacer una entrega?”

El que abrió la puerta y se asomó dentro era un chico de 7 a 8 años. Su color de pelo y la atmósfera eran similares a los de la señorita que se retiró sin coger su cambio antes, pero por su aspecto andrajoso, los dos no parecían ser de la misma familia.

“Discúlpenos, ¿no hacemos entregas en este momento?”

El gerente lo hubiera echado simplemente, pero Ian respondió mientras se arrodillaba para que sus ojos coincidieran a la misma altura. El chico parecía estar enfadado mientras le contestaba aquello. La forma en la que sus largos mechones cubrían sus ojos le recordó a Ian al cliente anterior. ¿Realmente no estaban relacionados?

“¿Así que nuna[1] no hace entregas? Aquí está el dinero.”

Mientras que el muchacho estaba enfurruñado, buscó en sus bolsillos y sacó 10 Rarv, luego le entregó 6 monedas. Normalmente, incluso los objetos más baratos del menú costaban por lo menos 60 Rarv. Esto ni siquiera cubriría los costos de entrega. En este punto, cualquier otro trabajador simplemente lo hubiese ignorado, pero Ian aceptó el dinero del chico y se dirigió hacia el mostrador. Parecía haber pasado muchos problemas para juntar ese dinero, y ella no quería rechazarlo. De todas formas, si hacía ella la entrega, podría pensar en ello como un poco de ejercicio de camino a casa. Pensando positivamente, Ian se puso el delantal nuevamente.

“Muy bien, ¿dónde tengo que entregar esto?”

En lo que Ian se ponía el delantal, vio como el muchacho venía corriendo con una gran sonrisa hacia el mostrador. Ian decidió que hacer la entrega era lo correcto, y asintió.

“Por favor, entrega leche tibia en este lugar.”

El muchacho dejó un pedazo de papel doblado varias veces sobre el mostrador. Cuando dijo leche tibia, Ian pensó en el cliente anterior nuevamente. Pudo haber sido solo una coincidencia, calentó silenciosamente la taza de leche mientras se preguntaba si estaban relacionados.

“¡Por favor entréguelo ahí!”

~Tilííín

Oyó al chico retirarse. Ian se giró rápidamente pero el chico ya se había ido.

“¿Qué pasa si no hago la entrega...?”

Mientras decía eso, Ian desdobló la nota que el niño le había dejado.

{Entregar al chico durmiendo en una roca cerca a la costa del Puesto de Control Este.}

Era ambigua. Sin duda alguna era arriesgado salir de la ciudad, pero la dirección era demasiado inexacta. Ian apresuradamente abrió la puerta y miró alrededor, pero no había rastro alguno del niño. ¿Qué debería de hacer? Tendría que entregarlo. Mientras Ian no sabía qué hacer, el sonido de la leche hirviendo hizo que volviera apresuradamente a la tienda.


- ♦ — ♥ — ♦ -


“Ian-ssi, por favor ten mucho cuidado. Es mucho más peligroso de noche, así que por favor cuídate a ti misma y no tardes en volver.”

“Sí, solo voy justo al lado del puesto de control, no te preocupes.”

Después de que Ian convenciera al personal del puesto de control, suspiró profundamente, y miró el color de la taza térmica en su mano. Amarillo. A pesar de haber caminado una distancia nada pequeña, el contenido seguía tibio.

“Voy a entregar esto. Estoy muy cansada.”

Mientras sostenía la taza, Ian miró por el acantilado hacia la orilla. La orilla era bastante silenciosa, salvo por el ocasional sonido de las olas. La lluvia había cesado por completo y las nubes se habían despejado, revelando las estrellas que brillaban en el vasto cielo.

“Por lo menos tengo suerte de hacer esta entrega mientras el clima es agradable.”

Ian miró lentamente desde un borde de la orilla al otro, hasta que su mirada se detuvo en un lugar específico. Parecía que alguien estaba durmiendo en una roca debajo del acantilado costero.

“Vine hasta aquí por la entrega, pero este tipo está completamente dormido fuera de la ciudad.”

Tal vez pueda ser incluso el chico de hace poco, él pudo haber pedido una entrega de la ciudad. Mientras Ian consideraba las posibilidades, bajó cuidadosamente por el acantilado. Aunque la lluvia había cesado, las rocas todavía estaban bastante resbaladizas. Ella podría herirse gravemente si daba un paso en falso y caía.

Tap.

Ian bajó la peligrosa pendiente hacia la arena, y luego corrió directamente hacia la roca de antes. Mientras se acercaba a las rocas, sus rasgos se hicieron más notorios, y bastante segura, al llegar a la roca, ella vio al half de ayer, ‘Tak’, durmiendo.

“….”

Mientras Ian pensaba qué hacer, vaciló. ¿Debería simplemente dejar la leche y volver? Pero para cuando él despertara, la leche podría haberse enfriado. Ayer él no parecía una persona mala… Ian tan solo pensó en dejar la leche a su lado. Debería de ser un lugar donde él pudiera verla cuando se despertara, así que decidió poner la leche junto a la cabeza de Tak.

“¿Qué estás haciendo?”

En lo que escuchaba eso. La mano de Ian se congeló. Ella no sabía cuándo se había despertado, pero los ojos soñolientos de Tak estaban mirándola.


Continuará...



Notas:
[1] Forma respetuosa y amigable que usan los hombres para dirigirse a una mujer joven pero mayor que ellos, literalmente significa hermana mayor.


Traducción Coreano-Inglés: Mizura 
Traducción Inglés-Español: Xeniaxen
Corrección: MEG V
Edición: MEG V


2 comentarios:

  1. Que bien que se animaran a continuar esta novela muchas gracias \(^o^)/

    ResponderEliminar