Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

domingo, 6 de julio de 2014

The Finite - Capítulo 3: Nombre

Gracias a todos por seguir leyendo.

-MEG V



Novela original en coreano por: currygom (카레곰)
-The Finite-


Hubo un clamor fuera de la casa. En medio de la conmoción, un hombre amenazó a otro con desafiar a su hija, o si no lo abatiría a él. La joven Ian observaba a través de la ventana, pero de repente la cortina resbaló, obligándola a mirar hacia arriba. La madre de Ian tenía una expresión triste, y permaneció en silencio durante un rato. Entonces, pareció haber aclarado sus pensamientos y condujo a Ian al sótano.

“¿Madre?”

Mientras llevaba a Ian al sótano, ella se giró y se agarró a la falda de su madre. La madre de Ian la tomó de la mano y le sonrió gentilmente.

“Ian. Por favor quédate aquí.”

“Emm... ¿hasta cuándo?”

“Hasta que mami te diga que subas.”

Ian asintió silenciosamente obedeciendo a su madre mientras la puerta se cerraba hasta la mitad. La sonrisa de su madre flaqueó ligeramente.

“¿Qué ocurre, Ian?”

“Los vecinos me han dicho que me vaya del pueblo. Tengo que...”

“Escucha a tu madre.”

“...”

Casi nunca veía a su madre con cara de enfadada. Ian no dijo nada más y su madre cerró la puerta del sótano desde fuera. Un pequeño sollozo podía oírse de detrás de la puerta del sótano, pero pronto volvió a silenciarse mientras que los pasos se alejaban.


The Finite - Capítulo 3: Nombre


~shuuuush

De repente, la lluvia cesó, pero el sonido de las olas en la orilla permaneció. El chico de los pantalones cortos se tumbó la orilla. Tan solo parecía que estuviese tumbado durmiendo, pero Ian, sentada junto a él, ni siquiera se atrevía a salir corriendo.

Después de llegar a la orilla, el chico simplemente le dijo "tú siéntate aquí". Había pasado bastante rato desde aquello. Varias personas habían pasado por delante desde entonces, de camino a la cima de la colina, pero aunque Ian quería gritar en busca de ayuda, cada vez que pensaba en lo incierto que era si el chico era un half o un sura-superior, así que no se atrevía a involucrar a más gente.

Pasó más tiempo. Cuando el chico despertó, el Sol ya estaba sentado sobre el mar. Sin embargo, ella parecía estar teniendo un sueño problemático, así que se limitó a tumbarse y recostarse de lado. La arena de la playa se había pegado a su falda ahora seca. Los ojos del chico se movieron un poco más arriba, hasta Ian que se estaba durmiendo de rodillas.

Cada vez que daba un cabezazo, sus labios carnosos quedaban cubiertos por su largo pelo rosa. Sin embargo, el chico no la podía percibir emocionalmente como «bella», pero sabía que aquel rostro, en teoría, estaría clasificado como una «belleza».

“Mamá...”

Ian balbuceó silenciosamente. Desde entonces, el chico se quedó mirando a Ian sin ninguna reacción, pero se levantó cuando Ian empezó a gimotear y llorar.

“¿Un mal sueño?”

Escuchando la voz del chico que se acercaba, los ojos cerrados de Ian se abrieron y miró hacia arriba deprisa. Cuando la cara del chico apareció delante suya, soltó un grito porque le dio un tirón en la pierna. Poco después, el chico le tendió la mano para ayudarla a levantarse.

“¡Ayy!”

Ian le dio las gracias y le dijo que no estaba herida, pero entonces cayó y se encontró con su cara en la arena, por lo que la arena le entró en la boca y le hizo toser.

“¿Por qué te quedaste en esa posición?”

“Dijiste, coff, que me sentara aquí, coff coff.”

“A las mujeres les falta flexibilidad en comprensión gramatical.”

“...”

Ian quería responderle, pero simplemente se lo guardó y procedió quitándose la arena de la cara y el pelo. El chico no decía nada mientras ella se sacudía la arena.

~¡PAM!

Al escuchar algo caer, Ian paró de sacudirse la ropa. Antes que ella, el chico se había quedado dormido otra vez.

“¿Eh?”

Tenía un tirón en la pierna de haber estado sentada de rodillas todo ese tiempo, y ahora tenía que esperar a que él volviera a despertarse. Ian suspiró y se sentó una vez más. Puesto que él había mencionado la flexibilidad, supuso que no pasaría nada mientras que no estuviera de pie, así que se sentó en una posición más cómoda. Ian le echó un vistazo al chico, luego estiró las piernas.


- ♦ — ♥ — ♦ -


Cuando se puso el sol, se volvió completamente oscuro. La playa estaba cálida a pesar de estar en medio de la noche, con viento húmedo soplando, pero Ian, aún sentada al lado del chico, estaba demasiado preocupada para pensar en lo incómodo que era el calor.

“¿Otra vez durmiendo?”

Mientras Ian miraba hacia el mar, la voz del chico hizo que girara la cabeza rápidamente. Su presencia hacía que dudara de si sacudirse la arena.

“Este nido no está bien, no es bueno para dormir.”

El chico parecía todavía somnoliento mientras bostezaba, e Ian estaba un poco asustada cuando le preguntó.

“Em, ¿qué especie de half eres?”

“¿Half? ¿Parezco un half?”

“No puedes ser un sura-superior.”

“¿Qué te hace creer eso?”

“Los suras no duermen. A pesar de que pueden hacerlo si quieren, no sienten la necesidad de hacerlo, eso es lo que he leído.”

“Tal conocimiento es insignificante si las observaciones fueron pocas.”

“¿Qué?”

“Que el tamaño de la muestra debió de haber sido muy pequeño...”

El chico trató de explicarse, pero entonces recordó la expresión temerosa de Ian antes en el mar.

“Dejémoslo en un half.”

“¿...?”

Half esto y half lo otro, ¿ahora dejémoslo en un half? Al parecer el chico no iba a decirle cuál era su raza. Aunque Ian pensó que su respuesta fue más bien vaga, se mantuvo callada.

“Da igual, chica. ¿Por qué saltaste al mar? Debiste de haber sido consciente de que saliste de la barrera.”

“...Pensé que te estabas ahogando.”

“¿Cruzaste la barrera para salvar a un hombre que se ahogaba...? Entonces querías salvar a alguien de morir ahogado, pero ¿ni siquiera tenías la fuerza de volver a la orilla por ti misma?”

“...”

Ian respondió con franqueza.

“Los humanos fracasan en tomar buenas decisiones cuando están frente a emergencias. Pero creo que eso sucede porque no priorizan su propio bienestar, porque la mayoría de ellos son bastante egoístas. No es fácil encontrarse a alguien que sea todo lo opuesto.”

El chico, que tenía la mirada fija en el mar, se paró por un momento antes de mirar a Ian.

“En ese sentido, eres bastante interesante. Eso incluye tus absurdas ambiciones de derrotar a Taksaka.”

Aunque dijo que era interesante, la cara del chico permaneció inexpresiva. Como mucho, parecía la cara de un estudiante escuchando una clase muy aburrida.

“¿Estás siendo sarcástico? Eso es realmente importante para mí.”

“...”

“Lo sé. Es una meta estúpida. Estoy cansada de oír eso de todo el mundo. Pero durante los últimos 8 años, ha sido mi única meta que me ha mantenido viva. No puedo contar con nada más para vivir por mí misma...”

Mientras Ian hablaba sin pensarlo, de repente se dio cuenta de la similitud que tenía con la charla que habían mantenido antes y se quedó en silencio. Echó un vistazo a la expresión del chico para ver si estaba enfadado. Por suerte, el chico se limitó a mirar al mar lejano, pero Ian no pudo evitar sentirse nerviosa respecto a su continuo estado de silencio. ¿Qué debía de hacer? Ya que él era un half, y no un sura-superior, ¿debía de intentar escapar?

“¿Dijiste que hace 8 años?”

“¿Qué? ¡Ah, sí!”

La temerosa Ian estaba sudando, y rápidamente miró hacia arriba cuando el chico contestó.

“Si fue hace 8 años, tengo algunas sospechas. Hay muchos que son negros y rojos, pero solo hay un tío capaz de causar disturbios haciéndose pasar por Taksaka.”

“¿Estás... bromeando?”

“Ah.”

Al escuchar el temblor en la voz de Ian, el chico paró de hablar por un segundo. Su elección de palabras fue inapropiada.

“Aparte de mí, hay un tipo. La raza es por sí misma complicada, y todos tienen problemas. Para evitar los conflictos en la medida de lo posible, hay una regla implícita de hacer ver que no lo sabemos...”

En medio de esta larga charla, el chico paró de repente. ¿Por qué iba a excusarse? Seguro que eran los pendientes de su bolsillo. Seguramente esto sería solo un efecto secundario. Comprobando los pendientes de su bolsillo otra vez, el chico se giró y miró a Ian. De algún modo, bajo la luz de la luna, su cara parecía todavía más bonita que antes.

«Será cosa de los pendientes. Me están nublando la visión.»

Mientras el chico tomaba esa conclusión, se los guardó otra vez en el bolsillo. Si las emociones se vieran involucradas, no pasaría nada por jugar un rato.

“Chica. ¿Cuál es tu nombre?”

“Soy Ian Rajof.”

“¿Sí? Ian, Ian Rajof.”

“¿Cuál es tu nombre? Oh, no importa si no quieres decírmelo.”

“¿Mi nombre? Ah, mi nombre es...”

El chico pareció dudarlo por un momento, pero cuando hizo contacto visual con Ian, involuntariamente soltó:

“Tak.”

“Tak, ¿eh?”

“...”

En su larga existencia, solo tres personas tuvieron permiso para usar ese nombre. En el momento que le reveló a ella ese nombre solo pensó que debía matarla. Sin embargo, el pensamiento desapareció en cuanto vio esos ojos de color limón.

“Sí, llámame solo Tak.”


Continuará...


Traducción Coreano-Inglés: Mizura
Traducción Inglés-Español: Xeniaxen
Corrección: MEG V
Edición: MEG V


2 comentarios: