Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

viernes, 15 de septiembre de 2017

Re:Monster - 320

¿Puede ser la hermosa hija elfa la de la imagen, Doncella-san?

¡Disfruten de la lectura! (Y no se quejen tanto, solo fueron 2 semanas sin capítulo.) Quería dejar también por aquí al protagonista de la historia paralela, Labra.



-Xeniaxen


<<  Días 318-319 |  Lista de capítulos  |  Día 321  >>

Novela original en japonés por: 金斬児狐 (Kanekiru Kogitsune) 
-RE:MONSTER-
Volumen 7 - Capítulo 37

Traducido por: Zol
Revisado por: Xeniaxen, Rounejo



Día 320


Hoy era el décimo día del festival y le estuve prestando atención a Oxidado. El evento que dirigía se llamaba [Batalla de Caballería].

Otorgó a la caballería de esqueletos que Surcado lideraba un encantamiento mágico que les permitía derrotar sin excepciones a todos los enemigos frente a ellos. Así, en el evento ganaba el último que quedaba en pie. 

Los [Familiares] tenían permitido participar en la [Batalla de Caballería], así que esta estaba enfocada en el entrenamiento de la monta, ya que nunca lo habíamos hecho anteriormente. 

Con el avance de la tecnología de batalla en general, aparte de los [Goblins Jinetes] y aquellos con la profesión de [Caballero], los [Lobos Negros] cooperaban en manadas pequeñas para asistir a quienes tenían poca experiencia montando [Familiares]. Por ello, para que la experiencia de combate adquirida en el entrenamiento no fuera poca, el número de personas montando [Familiares] se mantuvo siendo el mínimo. Este entrenamiento de caballería también era una prueba para mis futuros planes de batalla. 

Primero, la caballería de esqueletos comenzó a alinear sus números bajo el mando de Surcado, quien tiene la apariencia de la versión esquelética de un centauro. Con su irrazonable fuerza y aptitudes, era el compañero de entrenamiento perfecto en este evento. Con el título de [Cuerpo Aniquilador] y siendo el comandante de la caballería de esqueletos, Surcado era muy difícil de derrotar. 


■ ■ ■


Punto de vista de un predragotauro

Un kilómetro adentro del inmenso bosque había un campo abierto. El suelo era de un nutritivo color negro. (NT: Un suelo de color negro indica que los nutrientes y el pH son aptos para la siembra, a eso se refiere con nutritivo.) Esa tierra fértil era el campo de batalla donde numerosas caballerías se unían en preparación para converger en el medio.

Nuestros números rondaban los trescientos, el enemigo sobrepasaba los mil. El temible comandante Surcado lideraba la caballería esquelética.

Individualmente, la habilidad del enemigo no era mayor que el promedio. Sin embargo, bajo el mando de tan excepcional comandante, la fuerza total de las tropas se elevaba al máximo. Cuando tomé consciencia de tal fuerza, un escalofrío recorrió mi cuerpo.

Además, como los no muertos se podían reproducir durante el combate, no podías dudar ni un segundo retirándote y considerando una nueva estrategia. 

Aparte de eso, nos preparamos mentalmente, determinados a no ser engañados por las alucinaciones de la turbia oleada de huesos creada por el formidable enemigo.

"Oh, vaya. Qué campo de batalla tan maravilloso."

Expresando la dicha previa a la batalla, vi que algunos bailaban para motivarse. 

En las planicies del campo de batalla, un predragotauro como yo se erguía. La parte baja de mi cuerpo correspondía al torso, las extremidades y la cola de un dragón, lo que me hace más rápida que un caballo. La parte superior de mi cuerpo es humana, y llevo una armadura para arrollar a todos los enemigos a mi paso. Es un hábito que se da por instinto, es difícil ignorarlo.

Del mismo modo, un centauro (mi pariente por especie) estiraba sus patas con excitación. Algunas razas clasifican de bizarra a nuestra clase, pero la verdad es que ser parte reptil es común en nuestra especie, así que realmente no es tan extraño. No es solo el instinto lo que inspira a mi especie, sino la presencia de nuestro rey que nos protege.

"Cuando suelte mi lanza, tengan cuidado con ella.”

Con mi derecha, apuntado a los cielos, levanté la [Forward – Lanza del Dragón de Fuego]. Hueso y colmillos daban forma a esta lanza, el mango cubierto por la piel de la garganta de un dragón de fuego.

El fuego protector de la lanza era lo suficientemente intenso para hacer sentir a quien la sostuviera que estaba ardiendo en llamas. La lanza mágica encarnaba el poder de un terrible dragón de fuego que propinaba golpes candentes y cortes ardientes.

"Tengan cuidado cuando use mi escudo."

Agitando mi mano izquierda hacia el suelo, sostenía el [Asgard – Escudo del Dragón de Tierra]. 

Había dragones terrestres amontonados unos sobre otros en el grabado del escudo. Casi era de mi estatura y tenía púas que podían usarse como defensa o ataque. Una extremidad gruesa y afilada de dragón terrestre, similar a un coxis, sobresalía del escudo penetrando en la tierra para su mayor estabilidad y aguante, casi como una pared inamovible capaz de impedir cualquier ataque. 

"Atentos a mis golpes."

Cubriendo la mitad superior de mi cuerpo humano y la mitad inferior de mi parte de dragón, una armadura de escamas capaz de crear fieras ondas de viento, la [Vibrebird – Escamas de Viento].

Gracias a la piel de un dragón de viento, el peso de la cota malla era inferior al de una armadura de metal, pero sus capacidades defensivas eran infinitamente superiores. El viento que creaba desviaba los ataques enemigos, generando aberturas en las que el usuario podía utilizar al máximo la movilidad de la Vibrebird.

Para asegurar la victoria, me equipé con una gran variedad de artículos mágicos.

No habría sido de extrañar que los más poderosos hubieran querido retirarse al enfrentar a tan fieros enemigos. Pero eso a mí no me importaba, lo primordial era entregar la victoria a mi rey.

"¡Vencer, vencer, vencer!"

Podía olerse la sangre antes de empezar la pelea. Estaba emocionado.

La sangre de dragón se caracteriza por aumentar la adrenalina y el poder mágico por entrar en un feroz espíritu de batalla antes de una pelea.

"Mantengan la calma. Con la batalla por venir no debemos actuar temerariamente. Aunque seguramente el enemigo lo haga de ese modo, tratándose de Surcado.”

"Por supuesto, estamos preparados, esta caballería aguantará lo que sea necesario.”

Formando frente a mí estaba Duke Raven, cuyas palabras de valor aumentaron mi coraje. Era un [Caballero sin cabeza – Dullahan] con una armadura de tipo espartano. Sostenía una lanza en su mano derecha y las riendas de su corcel en su mano izquierda, un [Caballo sin cabeza – Cóiste Bodhar]. 

Los de su clase son conocidos como espadachines excepcionales. Atacan junto a la primera línea sobre sus corceles y son bastante conocidos. Atraviesan a su enemigo como un relámpago, cada corte traspasa las defensas de aquellos que no tengan la espada desenvainada.

Es un confiable camarada y también una amigo cercano con quien tengo una pequeña rivalidad amistosa.

"¡Mi rey, usted que todo lo observa, ¿lo está viendo?!”

"Sí, y lo entiendo. Parece que se siente bien. Pero quienes pierden la calma sufren ingratamente, te recomiendo que reserves esa furiosa tormenta en tu interior bajo control hasta que sea el momento.” 

Con una paz casi angelical, terminó su discurso.

Sin duda habíamos llegado al punto en que la batalla estaba a punto de empezar y, antes de eso, nuestro supervisor, Oxidado, parecía practicar con su espada. Hasta el momento de empezar, se suponía que debíamos esperar preparando la magia más elaborada.

"Tropas, atentos... ¿Preparados... listos? ¡Empiecen!”

Momentos después de que Oxidado hiciera el llamado para el inicio del evento, quisimos empezar el asalto. Pero no fuimos los únicos que se sintieron de ese modo; la caballería esquelética hizo algo similar. 

"¡¡Uoooooooooooogh!! ¡Síganme!"

"¡No se salgan de la formación, continúen sin reducir la velocidad!”

Mientras avanzábamos persistentemente manteniendo la forma de punta de flecha, la caballería esquelética liderada por Surcado tomó una formación de asalto llamada [Tridente]. Esta rompía a través de las filas enemigas en tres partes, como los picos de un tridente. Su agresiva formación cambió tras sobrepasar la defensa y comenzó a cerrarse como una tijera. Haría caer fácilmente a cualquier enemigo si la cooperación de las tropas era buena.

Pero, por sus características, los [Soldados Esqueleto] no pueden ser perturbados; su poder destructivo en cooperación está más allá de lo imaginable.

"¡Uooooooooooouf!"

La pieza más importante en la formación [Tridente] es el centro de los tres picos, labor que naturalmente llevaba a cabo el mismo Surcado. Por su parte, manteniendo firme la caballería desde ambos lados, estaban dos [Caballeros Esqueleto Negro Comandantes] armados hasta los dientes.

Si impactaban de frente, entonces Surcado sería capaz de aplastar nuestra formación, lo que nos llevaría a ser destruidos de manera inevitable por un ataque de pinza de los dos picos restantes. Por eso, pusimos todo nuestro empeño en evitar un ataque frontal.

"¡El flanco derecho que cubra el centro!"

Los [Caballeros Esqueleto Negro] de la caballería de Surcado se prepararon con euforia para el choque. A pesar de cubrir la derecha y la izquierda, en el terreno se formó una grieta que abría un poco la formación del [Tridente] por el lado derecho. Al notar eso inmediatamente atacamos ese lado.

Galopamos corrigiendo ligeramente el curso, pero no fuimos capaces de apuntar correctamente, pues nuestros enemigos también avanzaban frenéticamente contra nosotros. Si manteníamos nuestras fuerzas juntas, podríamos dividir la formación enemiga. Por ello, los usuarios de ataques mágicos de larga distancia intentaron interferir con los [Soldados Esqueleto] que se cruzaban en nuestro camino. 

Una pared de rocas se levantó desde el suelo junto a un muro de abrasadoras llamas pálidas y torbellinos de agua formando pilares. Como un escudo penetrante, que interferiría contra ellos mediante una amplia variedad de métodos. Eran capaces de sobreponerse una y otra vez por lo que no podían ser destruidos fácilmente.

"¡Jatatatatatatatatata!"

Estaba perturbada por presenciar nuevamente el origen de la reputación de Surcado, sus afilados dientes crujían de manera anormal a cada movimiento de su mandíbula. Las tres cabezas de Surcado abrieron su boca y lo que vi dentro fue una imagen muy parecida a un cerbero.

De cada boca emitía tres tipos de ataques diferentes: una llamarada capaz de derretir el metal en poco tiempo, una gran pistola de agua a presión para desestabilizar el terreno y, por último, disparadas una tras otra, incontables rocas del tamaño de la cabeza de un niño.

Deteniendo a todos en su camino, tomó una postura preparado para colisionar contra mí, la portadora del [Asgard – Escudo del Dragón de Tierra]. 

La alta temperatura del fuego me hacía difícil incluso respirar, el agua a alta presión soltaba descargas eléctricas cuando me tocaba, y la ocupación principal del Asgard era repeler constantemente las resistentes balas de piedra. 

"¡¡¡Ghuuoooooooooooooogh!!!"

La presión era feroz. Era un combate insatisfactorio que requería que utilizara toda la fuerza de mi cuerpo.

Surcado, al ser creación de mi rey, puede utilizar una variedad de encantamientos. Y uno de estos es un ataque similar al [Aliento de Dragón], usado por las especies tipo dragón. Ya poseíamos esa información antes de empezar, así que preparamos una técnica para contrarrestarlo.

Mi rol era asaltar la línea frontal así como apoyar defendiendo la formación de los enemigos más rápidos.

"¡Labra, soberbio!"

Eventualmente los ataques empezaron a disminuir. Pese a que tan solo conseguimos detener por poco los golpes a distancia de Surcado, perturbamos el flanco derecho de la formación enemiga cuando el comandante se separó suficiente y nuestros soldados lo retuvieron. Aunque no logramos nuestro objetivo del modo planeado, dimos con una oportunidad para romper las líneas enemigas. 

"Duke, deberíamos retenerlos en el sitio."

Vi un cuerpo sin cabeza pasar junto a mí rápidamente, era Duke, que frenéticamente aumentó la velocidad de su corcel. 

"¡Yiiiiiijaaah!"

A la velocidad de la luz, la afilada lanza desvió como un trueno la trayectoria del arma del imponente caballero negro que apuntaba a nuestra caballería, atravesando violentamente su esternón. El impacto fue fatal. El cuerpo de huesos se desarmó sin piedad.

Después de eso, Duke continuó con la masacre sin titubear. El comandante enemigo era del tipo de los que se aburren con los debiluchos. 

Aquí en el campo de batalla, el momento lo es todo. Los enemigos se iban desarmando a medida que nuestros corceles los arrollaban. Como grupo, poseíamos ventaja, así que los que querían actuar de manera individual, siendo sensatos, tendrían que arremeter contra los combatientes más fuertes del bando contrario.

Pero Surcado no nos iba a permitir mantener la ventaja fácilmente.

"¡Jatatatatatatatatata!"

Poco después, Surcado, persiguiéndonos, extendió sus brazos dando paso a tres pares de brazos extra. En cada brazo sostenía un arma biológica: [Espina Dorsal del Gran Pescado (Fish Spike Sword)], [Hacha Asesina del Sacrificio (Reamer Dolt)], [Lucero del Alba de la Destrucción (Morning Star)], [Escudo de Derecha (Right Tower Shield)], [Escudo de Izquierda (Left Tower Sield)], [Lanza de Hierro (Scorpion)] y [Arco Largo de Aglomerado (Composite Longbow)]. También sostenía una lanza hecha de huesos que se desplegaba de uno de sus brazos derechos y estaba inclinada hacia el suelo, apuntando a la parte baja del cuerpo de los corceles.

Incluso centrándonos en atacar a larga distancia con flechas y espadas mágicas, nada sería suficiente para detener la salvaje danza de espadas de Surcado, quien iba a tanta velocidad que dejaba una estela negra a su paso. 

Pero yo, corriendo a una velocidad tal que al pasar dejaba un torbellino, lo alcancé. Mientras él se acercaba a los que habían sobrevivido a su primer ataque.

"¡Vamos allá! Es ganar o morir en el intento."

De algún modo, por sí solo, Surcado fue capaz de hacer que una docena de los nuestros abandonase la defensa. Era de esperarse de uno de los altos mandos, una persona alcanzada por sus ataques sufriría una cantidad razonable de daño.

"¡Jatatatatatatatatata!"

Surcado era especialista en maniobras, excelente atacante, e impecable defendiendo. Mientras reducíamos la caballería esquelética que contaba con más de mil miembros, él solo se limitaba a observar cuidadosamente la situación con dos de sus cabezas. Dibujando lentamente un arco en el aire mientras dejaba salir un sonido de burla, la formación de [Tridente] comenzó a reducir el daño recibido por nuestro asalto.

Estábamos en tablas, a nosotros nos faltaba solo un paso para que nuestra formación colisionara otra vez.

"Oh, oh. Todavía les quedan fuerzas."

En un vaivén, la danza de batalla aumentaba el calor de nuestra sangre. La fiereza consumía nuestra magia. Estábamos encendidos.

"Exacto, esto es. Estas son las batallas que me gustan."

Pero en medio de la emoción, el enemigo tomó a quienes atacaban a larga distancia. El campo de batalla nos había absorbido.


■ ■ ■


Pasé un rato entretenido con Surcado y, en cierto modo, también fui capaz de estudiar las estrategias de caballería aplicadas en el campo de batalla.

Me pareció excelente que hubiera individuos con diferentes fortalezas en cada grupo de caballería. Es muy útil; cada uno de estos miembros que ya están familiarizados con las batallas en corcel podrían convertirse en modelos a seguir para los demás inexpertos.

Especialmente el predragotauro Labra. Su desempeño fue sobresaliente. Y, vaya, tomando en cuenta lo fuerte que es Surcado, lo hizo bastante bien. Uno de los más jóvenes se había puesto valientemente al nivel de uno de los mayores.

En fin, el último día del festival sería mañana. Al final del día de hoy, todos disfrutamos de unos fuegos artificiales, para continuar eliminando la fatiga y el cansancio de nuestros talentosos miembros.

Solo unos cuantos lograron participar en todos los eventos y aun así disfrutar de los fuegos artificiales del último día, fueron pocos los que no abandonaron. Voy a tener que hacer que todos se esfuercen hasta que pierdan el conocimiento.

Me había ido a dormir con el estómago lleno de un delicioso arroz cuando, mientras yacía en mi cama, en la frontera de la inconsciencia, un mensaje resonó en mi cabeza.

Oniwaka, de los [18 Caudillos Demoníacos] del Salmo Mundano [Leyenda del Demonio Negro del Eclipse], ha evolucionado. Dado que la “1a” condición [Evolución] se ha cumplido, le será otorgado el título [Heredero Violento de la Rebelión].

Fue un poco más tarde que Auro y Argento, pero aparentemente Oniwaka también había conseguido la [Evolución]. A pesar de que no me lo esperaba, rápidamente caí dormido.



<<  Días 318-319 |  Lista de capítulos  |  Día 321  >>


26 comentarios:

  1. Gracias por el capítulo... Ya los creia muertos

    ResponderEliminar
  2. Parece que la nigromancia si existe,La resurrección de este equipo debió de ser difícil xD.Gracias por el cap l@s amo :).

    ResponderEliminar
  3. Uff que bueno que se término la dieta de re;monster
    Pd:gracias por el cap
    Pd2:aun sigo esperando el hijo de kamini

    ResponderEliminar
  4. Hay una historia paralela ?? Como se llama???, gracias por el capítulo al fin me puse al día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se refiere al punto de vista de un cierto "nobre raro"tauro de dste capítulo

      Eliminar
  5. Gracias por el cap. Y algo que quería comentar antes, el titulo Surcado o Scarface, seria Cadáver de aniquilación o Cadáver Aniquilador. Aunque no se si el cambio lo hicieron apropósito.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por el cap Xeniaxen , hace tiempo no me leía re:monster :3

    ResponderEliminar
  7. Gracias,aunque se estan tomando su tiempo,que sea como gusten.Ahora que Oniwaka evoluciono ,deberian poner su imagen del juego xd Sabemos como es su evolucion despues de todo

    ResponderEliminar
  8. Respuestas
    1. Te lo van a publicar como regalo de navidad así k tienes que esperar 2 meses mas XD

      Eliminar
  9. Esperaba que tuviera más capítulos. De todas formas gracias por los capítulos, fueron muy buenas semanas con esta novela :D

    ResponderEliminar
  10. Esperaba que tuviera más capítulos. De todas formas gracias por los capítulos, fueron muy buenas semanas con esta novela :D

    ResponderEliminar
  11. heredero violento de la rebelion. que mal suena esto, es posible que oniwaka se levante en armas contra su padre?

    ResponderEliminar