Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

jueves, 14 de septiembre de 2017

Re:Master Magic - 58, 59, 60, 61


Si la serie sigue añadiendo personajes, voy a perderme como en Re:Monster XD

-Xeniaxen


  Anterior  |  Lista de capítulos  |  Siguiente  

Novela original en japonés por: 謙虚なサークル (Kenkyona Circle)
Re:Master Magic


Traducción al español: Lachs
Revisión y edición: Xeniaxen


Capítulo 58: Escalinata

En las ruinas de la ciudad de Wallnut...

Lydia tenía un descanso del trabajo hoy, por lo que también pudo venir con nosotros.

“Ahh~ ¡Ha pasado bastante tiempo desde que fuimos a cazar juntos! ¡Qué emoción!”

Ohh... Lydia levantaba su mano derecha en el aire mientras gritaba alegremente.

“Ya que Lydia viene con nosotros hoy, ¿qué les parece ir más adentro en la mazmorra?”

“Es una buena idea, creo que ya nos hemos acostumbrado bastante al primer nivel♪”

“Es la primera vez que vienes aquí, Lydia, ¿a ti te parece bien? Los demonios aquí son realmente aterradores, ¿sabes...?”

Claude extendió los brazos colgando y toma la pose de un fantasma.

“¡Ajajajaj! Sobre ese tema, Zeff me lo ha contado, ¿de acuerdo? Me dijo que Claude tiene miedo a los demonios de tipo espíritu. ¡Es tan tierno...!”

“¡¿Qué?! Eso era antes... Ya no soy así, ¡¿vale?!”

Claude se puso a la defensiva de manera inesperada. Pero en el momento siguiente se dio la vuelta para mirarme y me mostró una sonrisa incómoda.

“Ze~ff ma~lo.”

Oh, sí, cuando estaba entrenando con Lydia, me hacía muchas preguntas sobre los viajes de caza con las chicas, tengo la sensación de que respondí la mayoría de sus preguntas. Creo que pude haberle contado demasiados detalles innecesarios. Claude me fruncía el ceño mientras seguíamos nuestro camino.

Milly lanzaba periódicamente olas azules para espantar a los enemigos cercanos que se escondían. Las dos muchachas que caminaban delante de nosotros actuando como vanguardias tenían a arma blanca encantada en sus armas.

“Oh, ¿es eso?”

Parece que Lydia vio un corredor de niebla que nos acechaba desde las sombras. Flotó hábilmente en el aire y trató de desaparecer de la vista, luego se nos acercó... Tal vez no podía fundirse completamente en el entorno porque ya lo habíamos descubierto. Podíamos ver parpadear su cuerpo translúcido mientras intentaba atacarnos.

Un demonio como este, cuyo objetivo principal era desaparecer y atacar desde las sombras, tenía tendencia a ser débil en términos de fuerza de voluntad, por lo tanto, una vez que había sido descubierto, no usaría magia adicional. Para comenzar, su existencia como un espíritu en sí misma era bastante inestable, y no había muchos monstruos de esta categoría que pudieran utilizar la magia. Lydia y Claude apuñalaron al monstruo, Milly lanzó vendaval azul y yo le asesté una doble esfera blanca. Con este ataque combinado, aniquilamos al corredor de niebla.

Esta vez nuestro objetivo era cazar en el segundo nivel de la mazmorra, así que avanzamos directamente y salimos del distrito comercial. Subimos una gran escalinata que nos condujo al centro de la ciudad. El área era considerablemente espaciosa y la escalera era realmente larga. Parecía que los edificios eran altos en este distrito.

Después de subir durante medio minuto, miré hacia abajo hacia el distrito comercial y me di cuenta de las vistas magníficas. Estaba tan alto que podía ver toda la zona del distrito comercial debajo de nosotros. La gente que vivía en esta zona sin duda tenía unas vistas privilegiada.

De repente oí un ruido de respiración desigual junto a mí. Cuando miré a mi lado, Milly parecía estar sin aliento. Después de todo, las escaleras eran empinadas, y ya habíamos subido un buen trozo.

“Milly, ¿estás bien?”

“Estoy bien...”

Ella estaba jadeando aire con "Haah, Haah" y no parecía estar bien para mí en absoluto. Lydia y Claude estaban se pusieron en la vanguardia mientras exploraban a cualquier enemigo potencial por delante de nosotros. Si nos atacaban en ese espacio estrecho sería realmente malo.

“Ey, quédate junto a mí.”

Estiré mis manos hacia ella y al principio se veía feliz por acercarse a mí, pero entonces retiró repentinamente sus manos y sacudió la cabeza.

“Gracias, Zeff... Pero quiero hacer esto con mi propia fuerza.”

Pensando en ello, aun teniendo que subir la montaña, seguía con su cabezonería.

“Entiendo. Pero no te esfuerces demasiado, ¿de acuerdo?”

“Lo sé.”

"Nihihi" dejó escapar una sonrisa forzada mientras me respondió. Bueno, supongo que no es del tipo de chica que se rinde por un poco de cansancio. Sin embargo, caer de esta altura era peligroso, así que me puse detrás de ella por si acaso.

“¿Zeff? ¿Por qué estás detrás de mí?”

“Estaba pensando que si te caías, podría atraparte.”

“No mires arriba, ¿eh?”

¿Arriba...? Cuando pensé en lo que significaba y traté de levantar la vista, vi la falda de Milly. Ah, así que eso es lo que quería decir con no mirar hacia arriba...

“¡E... Ey! Te dije que no miraras hacia arriba, ¿no?”

“Oigan, ¡no se muevan tanto! ¡Milly!”

Milly estaba sujetando su falda mientras daba patadas. Trataba de hacerla calmar pero perdió el equilibrio y cayó sobre mí.

“¡¿Kyaah?! ¡I-Idiota! ¡No me toques en un lugar tan extraño!”

“Te lo estoy diciendo... ¡La idiota eres tú! ¡No deberías saltar tanto en un lugar como este! ¡Milly!”

Ella estaba luchando para liberarse de mí. Estaba tratando de reprimir sus movimientos violentos, pero realmente no podía hacerlo bien.

"¡Espera! ¡N... No me toques los pechos!”

Aparentemente... Parece que estaba tocando sus pechos.

“No te los estoy acariciando, pero...”

Estaba frotando mis manos suavemente por los pechos de Milly, pero solo con el fin de estabilizar su equilibrio, en la medida de posible. No tenía otra opción que aferrarme a ella.

“¡¿Hyaaaa?!”

Milly alzó una voz aguda y su cuerpo sostenido en mi abrazo resbaló. En ese momento, también perdí el equilibrio y me tambaleé por la gran escalera. Mientras trataba de estabilizarme, me encontré en la barandilla y deslicé el cuerpo mientras soltaba un suspiro de alivio.

“Ah, lo siento, Milly. Me he desequilibrado.”

“Estúpido... Ve con más cuidado...”

Cuando le pedí disculpas sinceramente, la cara de Milly se sonrojó un poco. Ella estaba delirando hace rato, pero ahora estaba muy relajada, estaba tranquila y mansa como una oveja dócil. Escuchando el grito de Milly, tanto Claude como Lydia bajaron las escaleras. Milly solo les saludó desde lejos. Les dijo "Estamos bien, llegaremos pronto.”

“Entonces, creo que ya es hora de que te levantes de encima de mí, Milly."

“¿Eh...? Ahh, sí.”

Suavemente dejé caer a Milly, pero al hacer esto, oí un crujido. Cric. No solo eso, los sonidos chirriantes se sucedieron y mi cuerpo se sacudió violentamente mientras perdía el equilibrio.

“¡¿Kyaaaaahhh?!”

“¡Milly! ¡Zeff!”

Lydia corrió por la escalera a una velocidad increíble y nos tendió la mano.

“¡No lo hagas, Lydia! ¡Te caerás con ellos!”

Claude dijo esto y retiróa las manos de Lydia. Había tenido una buena idea, si caía solo con Milly, podría encargarme de ella, pero si también tenía que proteger a Lydia del daño de la caída, no estaba seguro de poder hacerlo. La escalera se estaba desmoronando, me aferré a Milly y canté teletransportación... Sin embargo, no funcionó.

Debido a que el suelo no se estabilizaba, no podía concentrarme adecuadamente, y no me fue posible invocar el teletransporte. Apreté con fuerza a Milly contra mi pecho, y la abracé firmemente con ambas manos para no dejarla ir.

“¡Zeeeff!”

“¡Miiiilly!”

Sus dos gritos de dolor se alejaban cada vez más. Y pronto el sonido del viento ahogó el sonido de sus gritos.

“Espíritus de la tierra, protejan este cuerpo con su armadura.”

“¡Protección segura!”

En cuanto terminé el encantamiento, mi cuerpo golpeó el suelo y un impacto balístico atravesó mi cuerpo. Sentí la sensación de sangre goteando por mi cabeza. Mierda, parece que me golpeé la cabeza muy fuerte... Mi conciencia estaba empezando a difuminarse. Sin embargo, estaba contento. Aunque Milly estaba inconsciente, no parecía herida.

Traté de levantarme, pero la mano que sostenía mi cuerpo se deslizó y volví a golpear mi cabeza contra el suelo. Mierda, esto no era bueno, mi pierna no se movía correctamente y mi visión estaban empezando a oscurecerse. Necesitaba descansar mi cuerpo.

Mi campo de visión se volvió realmente oscura, pero justo antes de perder la conciencia, logré ver la sombra de alguien que se acercaba hacia nosotros.



Capítulo 59: Al caer la noche

Cluc. Cluc. Cluc. Podía oír gotas de agua cayendo sobre mis mejillas.

Tch... Mierda, mi cabeza seguía girando. Cuando traté de abrir los párpados con fuerza, lo que vi delante de mí fue un esqueleto que ya había empezado a pudrirse. Los años habían afectado al esqueleto, ya que algunas de sus partes ya habían comenzado a desmoronarse.

“¿Milly...?”

Se suponía que debía llevar a Milly firmemente en mis brazos, pero en este momento no la veía por ninguna parte. No había nadie que respondiera a mis murmullos, y el entorno permanecía muy tranquilo. De repente me acordé de la figura de la sombra negra que apareció ante nosotros justo antes de perder la conciencia. Aunque no estaba seguro solo por su sombra, parecía un corredor de niebla.

¿No me digas que ella luchó contra él por sí misma...? Mi sangre se enfrió imaginando el peor escenario posible. Bajé a mis pies inmediatamente y comencé a buscar a Milly.

“¡Milly! ¡¿Dónde estás?! ¡Milly!”

Aplasté el esqueleto debajo de mis pies, y llamé a Milly, pero todo lo que conseguí de regreso fue el eco de mi voz. No podía dejar de preocuparme por ella...

Cada vez que caminaba, pisaba otro esqueleto y lo rompía. Sin embargo, no podía pensar en eso en ese momento. Es más, había un edificio que estaba bloqueando mi vista. Estaba oscuro por todas partes, y el campo de visión tampoco era bueno. El edificio estaba desgastado. Había también un montón de pequeñas chozas. Parecía que esta zona había sido anteriormente el barrios pobre de la ciudad.

“Mi...”

Mientras trataba de levantar la voz de nuevo, me di cuenta de que una presencia venía a a mí por la parte delantera. Tac. Tac. Tac. Los pasos de una persona se acercaban. La otra parte parecía haber notado mi presencia y dejó de caminar también.

“¿Es esto lo que buscas?”

Quien estaba delante de mí era en realidad Silvery con Milly. Milly parecía inconsciente. Sus brazos y pies colgaban, y no había ningún signo de movimientos

“¡Silvery...!”

“Esta chica está muy cansada. Aunque ya le he dado tratamiento, sería mejor que descansara.”

Silvery posó a Milly junto a mí, y la abrazé con todas mis fuerzas. El rostro de Milly estaba un poco azul, sudaba mucho y hasta su respiración era desigual. ¿Tendría fiebre porque estaba cansada? Su temperatura también parecía estar subiendo.

“No deberías llevar a niñas a jugar en un lugar tan peligroso, ¿sabes?”

Silvery me estaba mirando con seriedad y no se me ocurrió nada para refutar tal afirmación. Aunque siempre tuvo un rostro tan enérgico, ¿debería haber tratado a Milly... como una niña pequeño y preocuparme más por ella?

“Deberías estar agradecido con esta chica que conoces. Mientras estabas inconsciente, ella luchó contra todos los espíritus malignos para protegerte, durante mucho tiempo.”

“Milly...”

Antes de desmayarme, vi la sombra de un corredor de niebla, al parecer Milly fue quien me protegió de ella. Cuando la miré de cerca, pude ver que la ropa de Milly estaba en harapos. Tenía muchos desgarrones y podía percibirse que había estado en una intensa pelea.

Un mago por lo general lucha después de tomar distancia, así que si tiene que proteger algo mientras lucha, está realmente en desventaja.

“Entonces, ya me voy por ahora. Ya que has llegado hasta aquí, no te trataré como un niño, pero cuídate.”

“¡Por favor, espera, Silvery!”

Se volvió para mirar detrás de ella cuando la llamé.

“Es que... Estoy muy agradecido. Si no hubieras estado aquí, tal vez tanto Milly como yo habríamos muerto. Realmente quiero transmitirte mi gratitud.”

“Esta es una de las guaridas en las que cazo... No podía dejar que murieras aquí. Así que solo lo hice por mí misma, no tienes que preocuparte por eso.”

“Aun así... Gracias.”

Incliné la cabeza y tomé la mano de Silvery para transmitirle mi agradecimiento, pero cuando lo hice, tal vez fue inesperado para ella, pero pareció poner una expresión realmente sorprendida en su rostro. Entonces, pasó su mano por encima de mi cabeza mientras me miraba con ojos tiernos y me dijo:

“Zeff... No dejes ir las cosas que sean importantes para ti. En el momento en que las hayas perdido, no importa lo que intentes hacer, será demasiado tarde para entonces, ¿de acuerdo?”

Pac. Pac. Pac. Silvery acarició mi cabeza un poco violentamente. Oh, sí, lo recordaba. Una vez, en el pasado, ella trató de consolarme así. Habiendo recordado una escena tan nostálgica, mis ojos comenzaron a ponerse realmente calientes.

“Lo sé...”

Reprimí las lágrimas desbordantes que aparentemente estaban a punto de salir cuando contesté a Silvery, después ella me sonrió y voló para teletransportarse a lo lejos.

“Mm...”

Milly, a quien estaba sosteniendo, soltó un pequeño gemido. Sentí que su cara se estaba volviendo aún más pálida que antes.

“Esta fiebre tiene mala pinta...”

Cuando pensé en ello, Milly, que todavía era una niña, siguió mi duro estilo de vida cada día. No era para nada extraño que mostrase signos de fatiga... Pero al parecer estaba poniéndose una pantalla de fuerte a todo el mundo.

No dejes ir las cosas que sean importantes para ti. En el momento en que las hayas perdido, será demasiado tarde. Recordando las palabras de Silvery, hice un esfuerzo para abrazar a Milly un poco más. Tenía que calentar su cuerpo...

Rompí la puerta de uno de los edificios para recolectar madera, encendí un fuego usando mi magia, y después de quitarme el abrigo y tumbarme en el suelo, traté de subirle la temperatura a Milly Pero era inútil. Su rostro todavía estaba muy pálido. Su ropa también estaba llena de sudor. Me quité toda la ropa y la coloqué encima de ella, también aumenté el tamaño de las brasas, y me aseguré de que no se nos acercara ninguna presencia no deseada.

“Milly... Recupérate, Milly...”

“Uuh... Zeff...”

Cuando tomé sus manos, ella respondió llamando mi nombre mientras temblaba. Chit. Chit. El fuego ardía. No había color de sangre en su tez y su respiración era tan delgada como un insecto. Si seguía así, entonces... ¡Maldita sea! Aunque era un poco embarazoso, si así iba a salvar la vida de Milly, ¡lo haría! Acerándome a ella, me aferré muy de cerca a Milly, que estaba tendida en el suelo. La abracé compartiendo la mayor cantidad de calor corporal que pude.

Su cuerpo tenía un frío espantoso, casi como si fuera un cadáver, y cuando me agarré a su mano, ella solo pudo devolverme débilmente el agarre.

“¡No te mueras, Milly...!”

Y durante toda la noche continué tratando de sanarla mientras la abrazaba. Antes de que me diera cuenta, me estaba quedando sin reservas mágicas y, cuando el amanecer se acercó, empecé a dormir.

La mañana siguiente...

“Mm... ¡¿Uoh?!”

Cuando abrí los ojos, la cara tranquila de Milly estaba justo enfrente de mí, así que me sorprendí y levanté mi voz. A pesar de que ella parecía ida ayer, ahora su condición se había estabilizado y su rostro tenía un ligero tinte de rosa, tenía una expresión tranquila y durmiente.

“Gracias a Dios...”

Me tranquilicé, pero cuando recordé el hecho de que estaba aferrado a las suaves manos de Milly, mi corazón palpitó más fuerte. Aunque tenía ganas de lavarme la cara y limpiarme, Milly no soltaba mi mano, así que no podía moverme. Cuando lo pensé cuidadosamente, si Milly se despertaba y me veía en esta situación, ¿no se lo tomaría muy bien, verdad? Quería deshacerme de la mano de Milly, pero si trataba de sacudirla con mucha fuerza, tenía miedo de despertarla, así que tampoco podía hacer eso.

Mierda... Por lo menos debería ponerme algo de ropa...

Justo cuando estaba a punto de tomar mi ropa, que estaba encima de ella, sus párpados empezaron a revolotear y a abrirse ligeramente. Me miró fijamente durante un par de segundos, luego cerró los ojos, y luego, al cabo de un rato, los abrió y me miró de nuevo. Viendo la serie de acontecimientos suceder, mi mente se congeló completamente y mi cuerpo también se tensó. Cambiando la mirada entre mi cuerpo desnudo y su propio cuerpo apenas cubierto, su rostro empezó a enrojecer y... gritó...

“¡¡¡Kyaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahh!!!”

Mientras yo traté de justificar lo que estaba sucediendo, Milly comenzó a golpearme el pecho con sus pequeñas manos, mientras gritaba diciendo palabrotas. 

“¡¡¡$#$#&%$#&!!!”

“¡Cálmate! ¡Te estoy diciendo que no te hice nada raro! ¡Milly! ¡O... Oye! ¡No me lances magia! ¡Detente!”

Al final se calmó después de unos 30 minutos. Y aunque se había relajado, no podía mirarme a la cara y apartaba la mirada cada vez que nuestros ojos se encontraban.

“Umm, Milly. Te lo he dicho muchas veces, pero...”

“Lo sé... Ya no estoy... molesta... Solo es que no sé cómo mirarte ahora.”

Para ser honesto, yo también estaba perdido en cuanto a cómo actuar delante de ella. Rascándonos la cabeza, nos quedamos sin habla, y un silencio incómodo llenó la sala.

“Zeff...”

“¿Qué ocurre...?”

“Es que... ¿Podemos mantener esto en secreto a las demás?”

“Ah... ¡Por supuesto que no se lo vamos a decir, tonta!”

“Entonces, te perdono...♪”

Mientras decía eso, Milly volvió su cara en diagonal hacia mí mientras sonreía un poco ruborizada.



Capítulo 60: Vienen los magos

(¡Ah! ¡Milly, Zeff!)

Aunque deberíamos haber estado demasiado lejos para ponernos en contacto unos con otros a través de la mensajería del clan, probablemente notaron el humo que salía de la hoguera y se acercaron a nosotros. Con eso, finalmente pudimos contactar con Lydia y Claude por telepatía.

Probablemente nos buscaron toda la noche mientras escapaban de los monstruos. Las dos se dirigían hacia nosotros desde lejos. Por sus lentos movimientos, parecían un tanto desgastadas. Aun así sus rostros sonrientes no mostraban lo cansados ​​que estaban.

Las ruinas de la ciudad de Wallnut eran definitivamente una mazmorra de alto nivel, así que en circunstancias normales, los principiantes como ellas dos no intentarían cazar en este lugar todavía. Este hecho era el mismo para Milly, y yo estaba empezando a pensar que tal vez las hubiera presionado demasiado...

“Zeff...”

Milly miró en mi dirección y, aunque habló en voz baja, lo hizo en un tono suficientemente fuerte para que la oyera.

“Todas vinimos aquí porque queríamos, así que... No te culpes, ¿de acuerdo?”

Milly sonrió mientras me dijo esto. ¿Sabía lo que estaba pensando? Era realmente sorprendente.

“Supongo que no puedo subestimarte, Milly...”

“Bueno, después de todo soy la líder del clan♪ Así que está bien si quieres confiar en mí, ¿de acuerdo?”

“Supongo que sí. El hecho de que haya sido capaz de lograr mis objetivos a un ritmo tan rápido es todo gracias al trabajo duro de todos.”

“¿Tus objetivos?”

“Los mismos que los tuyos, Milly.”

Milly me miró con asombro, así que empecé a frotar su cabeza, y luego la abracé.

“¿Q-Qué...? ¡Espera...! ¡Para, Zeff! Ya están aquí...”

“¿No es esto lo que hacemos normalmente? No tienes que preocuparte tanto, Milly.”

“Normalmente... No te tomas tantas confianzas...”

Milly miró hacia abajo mientras protestaba humildemente, pero la última parte de sus palabras pareció desaparecer.

Realmente tenía buenas compañeras. Mis ojos se humedecieron ligeramente, y la aparición de Claude y Lydia que se acercaban hacia nosotros se vio distorsionada.

No, algo estaba mal. El suelo estaba distorsionado y el polvo en el aire nublaba mi visión.

“¡Chicas, escapen!”

Cuando grité a Claude y Lydia, que venían hacia nosotros, ambas se sorprendieron y se detuvieron. Todavía estaba aferrado a la cabeza de Milly cuando volé de inmediato hacia atrás.

Una luz azul se elevó desde lo que parecía el suelo, ya que el espacio está ligeramente distorsionado alrededor del área. De la luz, salieron dos sombras parecidas a las de unos humanos.

“Mm~ ¿Dónde podríamos estar, instructora Azelea? Parece que estamos en algún tipo de mazmorra...”

“Tenemos que actuar juntos, Grain. En el continente oriental, no hay muchas mazmorras conocidas con tanta densidad mágica. Estamos obviamente en las ruinas de la ciudad de Wallnut.”

Las dos personas que surgieron de la interferencia espacial eran una mujer y un hombre.

Su cabello negro y largo revoloteaba, y su mirada era tenaz. Era la mujer llamada Azelea. El hombre alternó su mirada entre Claude y Lydia. Tenía una postura amenazadora, el pelo color ceniza. Se llamaba Grain. Los dos llevaban abrigos blancos y debajo de ellos, una armadura ligera.

Tenían el símbolo de la Organización de la Asociación Mágica impreso en su pecho, y en ese símbolo había una estrella que mostraba su clasificación dentro del grupo. Azelea tenía dos estrellas, Grano tenía una.

¡Estos dos, eran personas enviadas por la Asociación Mágica...! Una mala sensación me corrieó a lo largo de los músculos de la columna vertebral.

A juzgar por la fuerza del aura mágica que emitían, eran magos de la organización de buena reputación. Sin embargo, ¿por qué enviaron a esas personas a un lugar como este...?

¿Era yo su objetivo? ¿Había hecho algo para agravarlos...? No me venía nada a la mente, pero el hecho de que enviaran a dos personas de la Asociación Mágica, probablemente significaba que...

“Ustedes... Ahh, el chico con el pelo plateado por allí. Pareces el líder. Permíteme hablar contigo un momento.”

Cuando la mujer de nombre Azelea me llamó, mi corazón parecía que se detendría. No pude evitar sudar, y al igual que mi cuerpo se había paralizado, ni siquiera podía mover un músculo. Era como una rana apresada por una serpiente.

Esto era lo mismo para Claude y Lydia, ellas también eran incapaces de hablar y sus movimientos se habían detenido. Estaba mirando hacia abajo y Azelea me miraba en silencio mientras se acercaba a mí, paso a paso.

¡Fuush! La magia que venía de Azelea explotó y me envolvió. Era como estar en un ambiente extremadamente frío. El torrente de magia era tan poderoso que hizo que mi cuerpo temblara. Mi cuerpo no paraba de convulsionar, y abracé a Milly firmemente.

Tloc... Ella dio otro paso hacia mí.

“¡¿Ocurre algo con nosotros?!”

Dio otro paso. Milly alzó la voz para interrogar a Azelea mientras seguía acercándose. Antes de que me diera cuenta, Milly ya se había deslizado de mis brazos, doblado sus propios brazos y parado frente a Azelea. Sus pies estaban ligeramente temblorosos, pero pudo permanecer compuesta aunque estaba siendo suprimida por su fuerza.

“Yo soy la líder. Soy la jefa de clan de los Cazadores del Cielo Azul, Milly Reyad.”

“Uhm... Así que ¿el líder no es ese niño? ¿Me habré fijado mal...? Solo quiero haceros una pequeña pregunta...”

“Ya me presenté. ¿Quién eres tú?”

Milly miró fijamente a Azelea. Al ver tal escena, el hombre llamado Grain silbó desde el fondo.

“Pequeña señorita, pareces tener unas cuantas agallas, ¿no? Ser tan audaz delante de la instructora Azelea es algo bastante formidable. Auguro que tendrás un futuro prometedor... Al menos, parece mucho más brillante que el del niño que se mea los pantalones, ¿no crees?”

Diciendo tal cosa, Grain me dio un pulgar hacia abajo. Se dirigió rápidamente hacia Milly, con una sonrisa en su rostro, tratando de colocar su mano encima de la cabeza de ella.

“¡No me toques!”

Milly usó sus pequeñas manos para cepillar la mano de Grain, por un instante se sorprendió, pero su rostro pronto se distorsionó en su habitual sonrisa. A... Acercó su dedo índice al pecho de Milly, y en el momento en que trató de tocarla...

“Detente, Grain.”

La voz de Azelea lo interrumpió y Grain frenó sus movimientos. Chasqueó la lengua en desilusión y enderezó su espalda. Cuando se puso recto, en realidad era bastante alto.

“Disculpe mi descortesía. He sido enviada por la Asociación Mágica, mi nombre es Azelea Sylphid. ¿Has visto a una mujer vestida de negro por aquí? Tiene el pelo corto moreno, y va vestida con un abrigo largo.”

Al instante, una imagen de Silvery atravesó mi mente. ¿Estaban estos dos magos buscando Silvery? No, sabía que podía actuar un poco excesivamente a veces, pero en realidad no se involucraba con otras personas, y ella no era el tipo de persona que provocaba problemas. Pero la Asociación Mágica no solía enviar gente a menos que hubiera habido una disputa importante entre humanos...

“¿No sé? Desde que he venido aquí, no he visto a nadie. Así que no puedo ayudarte.”

Azalea siguió mirando a Milly y, después de un rato de silencio, habló.

“¿Es eso así? En ese caso, siento haberte molestado”

“¿Eh...? Ah, sí...”

Azalea retrocedió de la situación con bastante facilidad. Milly fue sorprendida por una respuesta tan asintomática.

“Si la ves por aquí, sería de gran ayuda que informaras a la Asociación Mágica.”

“Ella... ¿es alguien peligroso para la Asociación Mágica?”

“En realidad no. Solo queremos tener una pequeña charla con ella.”

A mi pregunta, Azelea se rió y respondió de modo casual. ¿Solo hablar...? Realmente no sabía si me estaba diciendo la verdad o si era mentira, pero si continuaba interrogándola más allá de esto podría ponerme en peligro. Por lo tanto, solo respondí a sus palabras con silencio.

“Vámonos, Grain.”

“Sí, sí, lo entiendo... Bueno, entonces, hasta luego, mocosos.”

Para asegurarse de que Azelea no escuchara sus últimas palabras, él solo pronunció las palabras usando sus labios.

“Voy a abrirlo, instructora Azelea.”

“Sí.”

Con las manos en alto en el aire, Grain comenzó a murmurar un encantamiento. Mientras, otra luz azul se elevó desde el suelo, formando una distorsión espacial en el aire. Grain usó sus pies para entrar en ella.

“Esa perra nos lo ha puesto difícil esta vez, ¿eh?”

“No hables de manera tan vulgar, Grain. Estamos representando a la Asociación Mágica. Modera ese tipo de comentarios que podrían hacernos perder la reputación.”

“Sí, sí, ya lo sé. Lo más importante ahora es que te apresures y entres, de lo contrario el portal desaparecerá, ¿sabes, instructora Azelea?”

“Supongo que sí. ¿Vamos?”

Tanto Grain como Azalea desaparecieron después de entrar en la luz azul, y fuimos los únicos que quedaron en el lugar.




Capítulo 61: Invocar subordinado



Después de que los agentes que la Asociación Mágica había enviado desaparecieran en el portal, todos nos quedamos allí de pie, aturdidos. El tiempo pasaba sin que nadie dijera una sola palabra. Después de que la última cuerda de tensión en Milly se disipara, ella finalmente se desmoronó al suelo y entonces fue cuando el tiempo comenzó otra vez.

Me sorprendí de nuevo por la acción, e inmediatamente me acerqué a Milly y le sostuve los hombros.

“¡Milly, lo siento mucho...!”

“Ju... Jujun, yo soy la líder después de todo, ¿no?♪ Pero... Ajajaa... mi cintura... cedó...”

Cuando la miré de cerca, las piernas de Milly estaban temblando completamente y su cuerpo no tenía ninguna fuerza. Se suponía que debía ser el que tomaba acción en este tipo de escena, sin embargo, cuando esos dos me impulsaron con su aura dominante no pude moverme en absoluto.

En el pasado, cada vez que me encontraba con un mago de la Asociación Mágica, todos eran en su mayoría subordinados. Aun así, los subalternos ya asustaban a la gente en gran medida. No esperaba ver nunca a alguien con una estrella en la insignia. Mierda, soy tan patético...

“Milly... Eres increíble.”

“E-Eh... ¡No es cierto! La razón por la que pude aparentar ser tan dura es... que... tú estabas justo a mi lado, Zeff...”

Milly estaba murmurando ininteligiblemente mientras su rostro seguía enrojeciendo. intentaba disimular lo deplorable y patético que yo era, y solo podía abrazarla aún más fuerte.

“Esp... Espera. ¡¿Zeff?!”

Milly estaba luchando y seguí abrazándola hasta que su poder de lucha se debilitó.

“¡Milly!”

Lydia se acercó a nosotros con un duro placaje. Nos arrojó a Milly y a mí al suelo.

“¡Uoh!”

“¡Lo siento! ¡Milly, Zeff! Lo siento, no pude moverme... Aunque se supone que soy la hermana mayor... ¡Lo siento...!”

“Los agentes de la Asociación Mágica... He oído hablar de ellos por los rumores, pero resulta que son personas increíbles. Poder estar a la altura de ellos sin vacilar es...”

Claude también se acercó a nosotros, y miró a Milly con ojos de respeto y reverencia.

“Yo... Se lo estoy diciendo chicos, ¡no soy tan genial!”

“También perdí frente a tu valentía hoy.”

“Muh~ Incluso Zeff... Me están haciendo sonrojar...”

Me puse de pie. Milly todavía estaba abrazada por Lydia y estaba cubriendo su rostro de vergüenza. 

De hecho la cantidad de potencial mágico latente contenido en el cuerpo de Milly superaba con creces la mía. ¿Tal vez la cantidad masiva de energía mágica actuó como un muro para ella, e impidió que las dos personas la dominaran con su aura abrumadora...? No, decir esto es solo una excusa de mí parte.

Simplemente necesitaba ser aún más fuerte. Mucho más fuerte. Para que esto nunca volviera a suceder...

Por la noche...

Sin decir muchas palabras, todos regresamos a la ciudad de Berta. Por lo general, estaríamos hablando con entusiasmo sobre nuestros botines de guerra del día o de las duras batallas que habíamos tenido. Sin embargo, tal vez porque todo el mundo tenía mucho en su cabeza, hoy, regresamos a la ciudad tan pronto como sea posible.

“Entonces, buenas noches.”

“Sí.”

“Buenas noches, Zeff.”

Me separé de las dos chicas después de cenar y, después de lavar el sudor de mi cuerpo, me fui rápidamente a la cama.

Entrada la noche...

Sueño reducido. (Este es el nombre que se me ocurrió.) Después de tomar una pequeña siesta de energía, me desperté sintiéndome renovado y me lancé tasación mágica a mí mismo.

Zeff Einstein

Nivel 40

Nivel de magia escarlata: 32 / 62
Nivel de magia azul: 29 / 87
Nivel de magia verde: 31 / 99
Nivel de magia celestial: 31 / 89
Nivel de magia espiritual: 30 / 97

Valor mágico total 1 611 / 1 622

Lo bueno era que el nivel de mi hechizo de invocar subordinado aumentó al nivel 1.

Después de usar contínuamente magia espiritual durante estos últimos días, mi choque blanco y esfera blanca habían superado el nivel 30, y finalmente podía usar este hechizo mágico.

Por el momento, no quería invocar a nadie raro de repente en medio de mi habitación, así que decidí salir a la ciudad.

Después de beber mi agua, hice algunos tramos ligeros y salí de la posada hacia el exterior de la ciudad. Recientemente, debido a la formación que tuve con Lydia, me había acostumbrado a hacer un poco de calistenia cada mañana.

Me teletransporté a las afueras de la ciudad y llegué a un área vacía. Estaba un poco emocionado cuando me dispuse a cantar la magia.

“¡Invocar subordinado!”

Sostení mis manos hacia afuera y empezaron a envolverse en una luz blanca. Continuó haciéndose más fuerte. Esa luz se transformó en una forma humana, y luego...

Paaf. 

Lo que nació justo encima de mi palma era una chica del tamaño de un puño. Su pelo largo le llegaba hasta los pies y llevaba una cinta grande en la cabeza. También llevaba un vestido que sugería que era una joven de clase alta. En su espalda, tenía pequeñas alas de color dorado llenas de magia. Realmente parecía una niña angelical de un museo o algo así. Su edad parecía ser de alrededor de 5 o 6 años tal vez.

La joven miró a su alrededor. Fijó la vista en mí con su mirada pura e inocente. Su voz sonaba como una campanilla clara.

"¿Abuelo...?"

Me dejó instintivamente sorprendido.

“¿A... Abuelo...?”

¿No me digas que esta pitusa podía ver dentro de mi alma o algo así? Su pequeño cuerpo revoloteó por el aire en una especie de baile y se subió a mi cabeza. Su peso era bastante ligero, sentía como si me pusiera un sombrero.

Oye, ¡no tires de mi cabello! ¿No sabes que duele? Agarré a la criatura y la puse delante de mí.

“¡Duele! ¡Duele! ¡Abuelo!”

“L... Lo siento...”

Cuando aflojé mi agarre a la chica, ella hizo una mueca con sus mejillas y puso una cara que parecía infeliz.

“¿Qué eres?”

“¿Yo? Soy Ain. ¿No me llamaste, abuelo?”

La chica que se presentó como Ain, colocó su palma en su pecho, y me saludó brevemente.

¿Es así como funcionaba? Parecía que la había invocado a ella cuando empleé invocar subordinado. En otras palabras, esta niña era en realidad mi subordinada familiar.

“Está bien, Ain. ¿Qué puedes hacer? ¿Puedes mostrarme tus poderes?”

“¡Tengo hambre! Quiero comida~”

Nuestra conversación no conectó en absoluto. Mientras sonreía, Ain me estaba exigiendo que le diera algo de comida.

“Bueno... Supongo que está bien... ¿Qué te gustaría comer?”

"¡Joyas! ¡Dame joyas, abuelo! ¡Por favor!”

Ella señaló la bolsa que estaba colgando de mi cintura y Ain no paraba de repetir "¡Joyas!". Al parecer se refería a mis médiums de alto nivel.

“Cuando dices que quieres comer, ¿te refieres a estas cosas?”

“¡Sí, es lo único que como! ¡Esas joyas!”

Saqué uno de los médiums de alto nivel de mi bolsa y se lo presté a Ain. Su rostro resplandeció de energía al aceptar el médium con ambas manos. Lo sostuvo entre sus pequeñas manitas, empezó a masticarlo vigorosamente y pronto desapareció por completo.

Parecía una especie de pequeño animal comiendo frutos secos.

"¡Más, más!"

"Bien, bien."

Cuando le di otro pedazo del médium de alta calidad, ella se lo comió con un hambre voraz. Tal vez estaba tan concentrada en ello que ni siquiera escuchaba lo que le estaba diciendo.

“Uuh~ ¡Estoy súper llena!”

Al final comió hasta cinco de mis médiums de alto nivel y, después de sentirse satisfecha, se sentó en la parte superior de mi hombro mientras palmeaba su propio estómago.

“Me alegro por ti... Ahora, Ain, ¿puedes decirme cuál es tu poder...?”

Cuando le hice la pregunta una vez más, simplemente bostezó en mi hombro. Tenía los ojos que parecían estar soñolientos cuando comenzó a frotarlos, y con una expresión en blanco, murmuró una sola palabra.

“Sueño...”

Tan pronto como dijo esto, se convirtió en partículas de luz, y desapareció.

“¡Oye, Ain! ¡Oye, hey! ¡¿Heey?!”

Después, fui a cazar solo, y aunque traté de invocarla varias veces, Ain no salió. ¿Qué demonios le pasaba a este hechizo?




  Anterior  |  Lista de capítulos  |  Siguiente  


4 comentarios: