Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos. Por favor, esperen pacientemente. –PrinceScans

viernes, 1 de diciembre de 2017

Re:Monster - 326, 327, 328, 329, 330 (+ PDF Volumen 7)


Hola. Feliz primer día de diciembre. Como ya se acerca la Navidad, y la Navidad me gusta, creo que este mes podré publicar Re:Monster cada semana. Es mentira. Lo publicaré porque está preparado. Vayan educándose, solo se publica algo cuando está listo. No lo pidan, no sirve de nada. Ni mencionar que no lo exijan, todavía sirve de menos. Ya está. Les dejo por aquí los links correspondientes a esta entrega. Adiós.


-Xeniaxen



Novela original en japonés por: 金斬児狐 (Kanekiru Kogitsune) 
-RE:MONSTER-
Volumen 7 - Capítulo 38

Traducido por: Zol, Xeniaxen
Revisado por: Xeniaxen, Rounejo



Día 326


Durante el entrenamiento matutino, Herrera-san me llamó. Había terminado la alabarda.

¡Al fin...! Cuando fui alegremente a confirmarlo, el [Taller] estaba tan alborotado como siempre.

De cualquier modo, el trabajo ha bajado un poco ya que en los pasados días se sentía una gran presión debido al festival. Tomando en cuenta que el día de partida es pasado mañana, debería haber más desastre del que veo ahora.

"Tranquilo... tranquilo...” A pesar de que estaba perdido en mis pensamientos, Herrera-san vino a mí con una cara de autosatisfacción cuando se dio cuenta de que llegué al [Taller].

Del mismo modo, el jefe de los [Herreros Enanos] adoptó una pose intimidante, estaba de pie con los brazos cruzados de manera triunfante.

El sólido físico del jefe de los [Herreros Enanos] y la pose amenazante eran algo que le daban carácter, pero la inocente mirada y el brillo de sus ojos eran tan puros como los de un recién nacido. Aunque no es lindo que un viejo enano barbudo tenga esa mirada.

Mientras decía “¡Esta es nuestra obra maestra!”, Herrera-san me enseñó la alabarda. A simple vista pude notar que su estado había cambiado.

Hecha con el metal mágico que había obtenido de mi brazo de plata, su larga forma incluía el nuevo material en cuestión. La enorme cabeza de hacha en la punta con tintes azulados daba a entender su atributo de hielo. La afilada punta en uno de los extremos estaba hecha con los truenos que retumban en los cielos. El grueso mango de color rojizo mantenía una alta temperatura. Y en la otra punta, un orbe negro hecho de tierra comprimida. Todo era nuevo. 

No solo mejoró la habilidad de cada parte anterior, también agregó la [Gema Espiritual del Rey Águila de Jade] justo en el centro del mango de la alabarda. Como resultado, parece que la alabarda desarrolló una nueva habilidad que tendré que probar más tarde.

La alabarda es muy diferente a su forma previa, pero tiene una adaptabilidad mayor, por lo que es más fácil de usar que antes. El peso también es adecuado, aunque ahora es más pesada. Normalmente, el peso extra la haría difícil de usar, pero el yo actual puede manipular la alabarda incluso sin usar ninguna habilidad. Me atrevo a decir que esta versión más pesada se ajusta mejor a mis necesidades.

Salí del [Taller] para probarla de una vez e intenté cambiar la forma habitual de entrenamiento. Calenté para entrar en un estado más activo, tomé la lanza carmesí, la lanza maldita y la lanza negra, una con cada brazo, y me puse en guardia ante un enemigo imaginario. Pretendí que mi enemigo era Minokichi-kun. Al final era un entrenamiento, pero el desempeño de la alabarda fue impresionante.

No se dobla ni siquiera si la agito a la velocidad del sonido, tampoco hubo que ajustarle el mango. Me permite usar mucha fuerza fácilmente. Me siento capaz de hacer cosas increíbles con esta arma.

Después del entrenamiento fui a abrazar a Herrera-san para mostrarle mi gratitud. También abracé a Alquimista-san, que vino al lugar donde estaba trabajando para saludar.

Luego continué mi rutina diaria, que consta de una gran variedad de labores. Completé mis asuntos y enseguida fui a la cama. 


Día 327


Como mañana será el día de partida, hoy me dediqué a preparar los artículos necesarios cuidadosamente y revisé varias veces para confirmar que no olvidaba nada. Ya que para el atardecer había completado mis tareas, todo podrá ir según lo planeado mañana.

Esta puede ser la última vez que pueda beber y pasar un rato junto a todos, así que organicé un banquete improvisado para todos los miembros de Parabellum.

Al terminar el discurso de apertura, acompañado por Kanami-chan y Minokichi-kun, nos fugamos del evento acompañados solo por Pelirroja y los chicos. La razón fue una invitación de Padre Elfo: “¿Qué os parecería echar unos tragos antes de la Guerra?”

Aunque antes teníamos que atravesar la zona del bosque donde los árboles crecían más densos para poder llegar a la [Villa de los Elfos], ahora completamos un pasaje subterráneo directo a la villa para la seguridad de los elfos y los bienes transportados. El túnel está pavimentado con algo parecido a losas. Y el estado del camino no es nada malo, es muy sencillo de transitar a pie.

Además, para atraer un número mayor de clientes, se adaptó el ambiente para que los elfos lleguen a la base lo más rápido posible de forma regular con los los [Milpiés Esqueleto] y las [Arañas Esqueleto].

Las moradas que están integradas a los árboles no parecen haber cambiado mucho comparado con la última vez que estuve aquí, aunque en cuanto a mobiliario, el número de comodidades parece haber incrementado. La razón es que se volvió popular importar artículos mágicos del exterior de la villa. He de decir que poseer el monopolio en ventas es delicioso.

Bien, Padre Elfo y sus sirvientes nos recibieron al llegar a la mansión, la cual no veía desde hace tiempo. Ya que usualmente pasan mucho tiempo en la villa de las [Aguas Termales Parabellum], para ser precisos Padre Elfo sintió que el lugar donde su imagen de sabio anciano se había derrumbado no era adecuado para la ocasión, parecía estar bastante serio esta vez. La fuerte y tensa expresión de su rostro lo dignificaba, dando la sensación de estar en la presencia de un jefe. 

Me guió por el interior mientras desarrollamos una charla simple y, al entrar al salón, todos los platos ya estaban servidos. Los ingredientes principales eran vegetales cultivados en el Gran Bosque. La cocción llevó el sabor del vegetal al máximo, por lo que se volvieron más sabrosos. Claro que no sería sano solo comer platillos hechos con vegetales. También había carne cocida en sus propios jugos, pescado de río a la parrilla con sal de mar, algo como una larva de abeja freída en aceite, y múltiples tipos de cocina de los que pude disfrutar. Para satisfacer a los glotones como Minokichi-kun y yo, los platillos tenían calidad y cantidad, suficiente para dejarnos llenos y contentos.

Hice un brindis con Padre Elfo, quien llenó nuestras copas con vino élfico. Bebimos un montón, comimos, hablamos y reímos por un buen rato.

Al tiempo, Padre Elfo espetó "¡Tachán!" y aplaudió sus manos ligeramente. Empezaron a entrar sirvientes en la habitación en la que estábamos. A pesar de que ya había uno o dos, muchos más empezaron a llegar haciendo una fila en el orden que indicaba con señas Padre Elfo.

Tenían alguna clase de instrumento de cuerda y de viento en sus manos, en otras palabras, los sirvientes que recién habían llegado a la habitación formaban una orquesta élfica.

El vestuario de la orquesta que Padre Elfo preparó como entretenimiento no era la vestimenta que los elfos usan habitualmente, llevaban ropas verdes o azules, con el diseño unificado.

Un hermoso elfo de mediana edad que tocaba delicadamente un instrumento de cuerdas y viento dándole un encanto único dirigía la música de la orquesta. Me recordó totalmente la magnificencia natural del Gran Bosque.

El claro sonido afectaba confortablemente el oído y, cuando estaba perdido en la canción, Doncella-san entró con decisión al centro del espectáculo. Al igual que la orquesta, no tenía su apariencia usual.

Cubierta con un manto hecho de tela semi-transparente que dejaba su cintura y espalda descubiertas, su ropa estaba diseñada para facilitar la danza. Estaba ansioso por lo que iba a suceder, cuando ella comenzó una danza tradicional que transmitía la sensación de ser la [Deesa del Sáhara] de los elfos. 

Estoy seguro que estas son las mismas ropas que llevaba el día que la vi por primera vez. Eso significa que Doncella-san no es una simple princesa, sino que es algo más parecido a una [Deesa del Sáhara].

Sin titubear, sus ligeros pasos eran como el viento que sopla sobre las planicies, fluyendo elegantemente, y los movimientos de sus miembros expresaban la grandeza de los árboles o el agua primaveral que empieza a brotar de la montaña.

Su precioso rostro atraía especial atención entre los elfos, quienes son conocidos por sus hermosas mujeres. Ella dejaba ver una suave sonrisa que combinada con sus apasionados ojos, hipnotizando a quienes los vieran, la hacían parecer una diosa.

Además, mientras generaba pequeñas esferas de luz o agua, incontables espíritus se reunieron en los alrededores como si respondiesen a la danza de la [Deesa del Sáhara]. Estos espíritus empezaron a girar alrededor de ella como intentando igualar su ritmo.

La orquesta élfica también intensificó su tonada respondiendo a la apasionada danza.

Definitivamente, incluso un [Dios] habría disfrutado este espectáculo. Yo me limité meramente a observar mientras pensaba eso. La usual belleza de Doncella-san se había duplicado o triplicado... No, esto era aún más encantador.

Como si la estuviera elogiando en voz alta, sentada a mi lado, Kanami-chan me golpeó. Como fuera, no pude evitar verme tan embelesado, y el golpe de Kanami-chan me sacó del trance.

Cuando el espectáculo estaba por acabar, naturalmente, los aplausos empezaron a resonar. La [Deesa del Sáhara] recuperó el aliento que perdió en el intenso baile, se inclinó una vez y abandonó el salón.

Como pensaba, salió del salón para cambiarse de ropa. Dejó de ser la [Deesa del Sáhara] y volvió a ser Doncella-san otra vez. La preciosa elfa regresó al salón.

Aparentemente, interpretó una oración en forma de danza para rogar nuestra victoria en la [Guerra Santa] que se aproximaba. Entonces, frente a otras personas que pensaron que era parte de una ceremonia especial, nos contaron una historia que iba dirigida a nosotros en particular.

Pero bueno, creo que fue mejor de ese modo en este caso. Dado que lo hicieron a propósito, tendremos que expresar nuestra gratitud después.

Agradeciendo sus buenos deseos, regresamos a la base. Me bañé un rato en las aguas termales y me fui a dormir. 


Día 328


Llegó el día de nuestra partida. Después de despedirme de quienes se quedarían en la base, como Herrera-san, las Hermanas, Alquimista-san y Doriane-san, me dirigí al [Área de Entrenamiento Exterior] para comprobar algunos planes y estrategias antes de irme.

Cuando confirmé que las preparaciones estaban completas, montamos un gran número de [Milpiés Esqueleto] individuales. No usamos la ruta aérea con los dragones en esta ocasión, y utilizar un milpiés muy grande sería muy extraño.

Tomamos otra ruta por una razón. Obviamente, la ruta aérea con los dragones es la más rápida. Es posible cruzar países en poco tiempo. Si solo fuésemos unos pocos no hubiera dudado en usarla, sin embargo, necesitaría una gran cantidad de dragones para mover a 3 000 personas a la vez. Y mover un número tan grande de dragones juntos alertaría a los monstruos que sienten presencias, estoy seguro de ello.

Además, a pesar de ser seguro la mayoría de las veces, se necesita un dragón considerablemente grande para mover tal número de tropas. Y un dragón de esa magnitud es una existencia superior. De ser visto, sería considerado un desastre natural, sin excepciones.

Al volar, un dragón utiliza una gran cantidad de magia en sus alas. Volando con un dragón superior sería muy difícil contener su magia, por lo que si pasaba un tifón por los alrededores u ocurría un terremoto a gran escala, sería fácil averiguar quién era el culpable.

Por otra parte, un dragón superior es una existencia poderosa, tiene presencia. Pero un grupo numeroso de dragones más débiles causaría el mismo efecto.

Por esas y otras razones, tomamos la ruta terrestre.

Los [Milpiés Esqueleto] son de perfil más bajo y no utilizan demasiada magia para moverse, a pesar de ser bastantes en número.

En fin, se acordó que el campo de batalla de la [Guerra Santa] sería la [Volcán Candente de los Lamentos Demoníacos], un lugar del que me apoderé usando [Saqueador de Mazmorras]. Se tardaba demasiado tiempo para llegar hasta ahí por tierra, y aunque yo puedo ir rápidamente, para llevar al resto no teníamos más remedio que ir en caravana.

Por conveniencia, nos dirigimos al lugar más próximo geográficamente hablando, la ciudad laberinto [Aquarium] donde está ubicada la [Cascada Hirviente Demoníaca]. (NT: A lo que hasta ahora nos hemos referido como "Fúnebre" es en realidad "Demoníaco"... Un error de la traducción inglesa que no podíamos detectar sin tener la versión original. Por tanto, [Volcán Fúnebre de los Lamentos Fantasmales] pasa a ser [Volcán Candente de los Lamentos Demoníacos] y, del mismo modo, [Cascada Fúnebre Hirviente] pasa a ser [Cascada Hirviente Demoníaca].)

Por si acaso, para disminuir lo más posible las posibilidades de ser descubiertos por alguien cercano a la ciudad laberinto [Aquarium], tomé una ruta donde el ojo común no notaría un gran milpiés esqueleto, lo que conseguí utilizando [Ocultar] en el bosque.

Atravesando el bosque para crear un atajo, una vez más el [Milpiés Esqueleto] demostró su versatilidad. Corriendo entre bosques y valles, sin importar si tropezábamos con un nido de monstruos o un río, fuimos capaces de llegar a la ciudad laberinto [Aquarium] a la medianoche.

Después de hacer un rápido reconocimiento, entré a la ciudad enseñando la [Prueba de Pertenencia a la Realeza] que me dio Principesa. Al certificarla, los guardias nos permitieron la entrada. Como era de esperar, había menos muchedumbre, pues era bastante tarde.

Aun así, podían escucharse las estruendosas carcajadas de las tabernas cercanas a la entrada de la [Cascada Hirviente Demoníaca], por lo que seguro que eran bastantes los ojos curiosos. 

Apresuré a los miembros que me acompañaban a la entrada de la mazmorra lo más rápido que pude. Ya adentro, nos movimos a un lugar desierto donde utilicé un portal para transferirnos. Dando un paso llegamos al nivel 49.

Adelantándome a los hechos, el lugar al que llegamos era espacioso y confortable. Aun con el número de personas que éramos, sería suficiente.

Ya que era hora de descansar, acomodé una especie de habitación y me preparé un platillo simple antes de dormir. Gracias a todo el entrenamiento al que los sometí, no hubo problemas de organización entre los miembros y fue sencillo ordenarlos.


Día 329


Despertamos con el entrenamiento matutino habitual. Además de eso, preparé unos cuantos jefes de zona para aquellos que estuviesen interesados en retarlos.

Se trataba de una simple cuestión de subyugar monstruos continuamente con su habilidad, pero mis compañeros eran inferiores a un jefe de zona. Probablemente porque para la mayoría de ellos era la primera vez que veían esa especie de monstruos, algunos tuvieron problemas para acostumbrarse.

Desde que me adueñé de la mazmorra, los monstruos aumentaron su nivel mucho más que antes. Aunque deberían derrotarlos fácilmente una vez se adapten, deberán hacer una gran esfuerzo hasta que descubran el método idóneo de captura.

Dejando esto de lado, traje muchos más miembros al [Volcán Candente de los Lamentos Demoníacos] utilizando la [Puerta Demoníaca]. (NT: Portal para ir de un sitio a otro dentro de una mazmorra o incluso de una mazmorra a otra.)

A pesar de que el aterrizaje no sería un problema para la división aérea, pues podría parar fácilmente en la parte más fría, [Volcán Candente de los Lamentos Demoníacos] estaba muy caliente para cruzar volando. 

Logré transferir una gran cantidad de agua fría desde [Aquarium], pero me preocupaba que la temperatura bajara drásticamente. Logré reducir el daño al mínimo, tomando esas medidas de antemano. Solo hubo excepciones en los casos en que la constitución personal de cada miembro no era la adecuada, o los que cuya raza les hacia extenuarse rápidamente por el calor. Desde especies de hombres bestia, cuyo cuerpo estaba cubierto de pelaje, hasta grupos de no muertos y otras especies que preferían los lugares fríos y oscuros.

Seleccioné los miembros que traía en esta ocasión para probar su habilidad de adaptación en diferentes ambientes. Todo resultó más o menos en el margen de lo que había planeado. Como era de esperar, podría necesitar dividir el campo de batalla.

Entonces, igual que fuimos, volvimos de [Volcán Candente de los Lamentos Demoníacos] por la [Puerta Demoníaca]. En cuanto al grupo que restaba en [Aquarium], los dividí entre otras mazmorras que también estaban bajo mi control, como [Galería de Estatuas Demoníacas], [Jardín Demoníaco de Rosas Negras], [Casa de Apuestas Demoníaca], [Embarcación Parabellum] y [Cueva Marina Sagrada de Manjares Demoníacos].

Me aseguré de que a cada grupo o especie le fuese asignado un campo de batalla donde pudiese luchar a sus anchas. Igual que los miembros que me acompañarían a mí resisten bien el calor de este lugar.

Los 8 Caudillos, que estarían en [Volcán Candente de los Lamentos Demoníacos] liderados por mí, deberían derrotar cada uno a un [Salvador] o un [Santo], y entonces luchar contra los [Héroes Legendarios] y [Emperadores] de alto rango. Los otros miembros quizás pudieran someter a varios de los [Héroes Bravos] entre las filas enemigas. (NT: Por encima de los [Héroes] están los [Héroes Legendarios] y por debajo de ellos, los [Héroes Bravos].)

Por cierto, se preguntarán por qué los países aliados van a luchar juntos. Pues resulta que hay varias razones.

Primero, eso nos iba a presionar más cuando nos declararan la guerra. Ya que no habría razón aparente, pensaron nos causaría ansiedad y que no podríamos luchar con todo nuestro poder.

Luego, al unirse un [Emperador Demonio] con gran influencia militar y un [Héroe], eso causó un efecto de reforzamiento y restauración en sus soldados.

Además, sería desventajoso para nosotros atacar frontalmente debido a la inferioridad numérica, jamás haríamos algo así. O eso creían. Solo podríamos igualar esa diferencia invocando otras criaturas. Pero eso es una decisión complicada. Si estas mataban a demasiados enemigos, la experiencia que ganarían mis subordinados decrecería considerablemente, al repartirse entre todos.

En fin, pasé el resto del día ocupado con el fin de poner en orden la estrategia en el campo de batalla.


Día 330


Hoy también dediqué seriamente todo mi tiempo en las preparaciones para la guerra. Juzgué que [Casa de Apuestas Demoníaca] y [Cueva Marina Sagrada de Manjares Demoníacos] no eran aptos para ser campos de batalla, así que centré mi trabajo en los otros laberintos.

Por el momento, todavía habrá una demora tanto en la fecha como en el momento en que declare la guerra contra cada país. Sin embargo, ya sea que lo haga o no, no hay garantía de que definitivamente se lleve a cabo.

De hecho, todavía mando docenas de exploradores a [Volcán Divino de los Lamentos Demoníacos], donde recopilan información, aunque sea poca. Tan pronto como cada país complete sus propias preparaciones, lo anunciarán o lo someterán a votación, y habrá un desafío de inmediato.

Además, aunque es poco probable que emprendamos la marcha antes de la fecha esperada, debido a los oligarcas que tienen el poder de decisión para rechazarlo arbitrariamente, no es algo de lo que pueda despreocuparme. Siendo ese el caso, debía manipular rápidamente el terreno.

He prestado mucha atención a las formaciones de batalla y la topografía para que los miembros que luchan puedan hacerlo fácilmente. He pensado detenidamente en cuánto debo intervenir en su forma original para ir sobre seguro. Mi razonamiento ha sido que si podía mejorarse algo, ya pensando en un futuro, debía hacerlo. Así, consideré necesarias varias reformas.

Por cierto, suelo sentir hambre cuando uso mi cabeza. El cerebro quiere tanto alimento como trabajo le pongas. Siendo ese el caso, decidí cocinar un plato con la [Paellera Fulgurante de la Diosa de las Algas] que es un Tesoro Sagrado en forma de sartén de metal. (NT: Antes, [Misteriosa Sartén del Dios de las Algas].) Activé las habilidades de cocina [Dominio Absoluto de la Cocina con Algas] y [Cocina de Algas de Alta Calidad]. Serví la comida en la misma paellera, con la carne de la Dragona Emperatriz como ingrediente principal.

La cocción con productos marinos tiene un mayor sabor con la [Paellera Fulgurante de la Diosa de las Algas], aunque si utilizo otros ingredientes diferentes también se vuelve delicioso.

Activé [Cocción de Filetes Grandes], que era una de sus habilidades. Había muchas personas conmigo para comer esta vez, pero no me esperaba que se hiciera tan grande como para cocinar a Minokichi-kun. Entero. 

Dado que debía cocinar para un gran número de personas, salteé verduras del laberinto y la carne de la Emperatriz en grandes cantidades, añadiendo más y más sin pensar profundamente.

*Brubrubru* Cuando comenzó a hervir a fondo, distribuí el plato ya completado a los miembros que babeaban, poniéndolo en una serie de paelleras más pequeñas. Aunque la sartén tenía la capacidad suficiente, como todos los miembros no cabían en un mismo comedor, no pude hacer otra cosa que distribuirlo de esta manera.

No menos de 100 jefes de rango de líder en formación circular acapararon la olla en secreto. Llegaron fluyendo, ansiosos por comer. La ubicación de su comida estaba en [Cascada Hirviente Demoníaca], donde hacía un poco de frío, por lo que la comida caliente estaría aún más deliciosa.

La carne de dragón libera un buen sabor que se condensa en la boca con una textura suave y cálida. Es como brotes de frijol de plata crujientes y repollo chino color azufre con una leve acidez del tomate red leaf que profundiza el sabor aún más.

En realidad hice el puchero mezclando varios ingredientes de naturaleza distinta, es decir... es raro que no pelearan los sabores entre sí o resultaran extraños. El sabor en sí mismo era completamente inusual.

Como el sabor no cambió del recipiente grande al pequeño que compartí con los miembros, supongo que la [Paellera Fulgurante de la Diosa de las Algas] probablemente lo ajustó automáticamente. Para poder probar distintas comidas a la vez, un Tesoro Sagrado es lo más conveniente.

Aunque creo que estaba bien hecho, de alguna manera no pude aprender nada, ni siquiera tirando los [Dados de la Fortuna]. Aunque tampoco me tocó ninguna combinación ganadora esta vez.

Después de comer algo, comencé inmediatamente a trabajar. Dado que los clones me informaban constantemente, pude concentrarme mejor. No hubo cambios en los asuntos problemáticos.

Rezaré para que cada país vaya al ritmo previsto.

10 comentarios: