Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

martes, 4 de abril de 2017

WCC - 94



  Capítulo 93  |  Lista de capítulos  |  Capítulo 95  

Novela original en japonés por: ヘロー天気 (Hero Tennki)
World Customize Creator


Traducido al español por: Xeniaxen
Revisado por: Dfour



Capítulo 94: Sicarios


El mismo día, Krielov visitó las habitaciones superiores del palacio donde los distintos miembros de los cuerpos se habían reunido.


“¿Um-uh? Es extraño, el capitán se está dejando ver por aquí.”
“Oh, la princesa me dio algo de tiempo libre.”
El buscador de faltas, guardia exclusivo y personal de educación, Krielov, quien generalmente estaba en los cuartos privados de Violet, finalmente tenía algo de tiempo para relajarse al mediodía mientras Yuusuke, el capitán del Cuerpo Oscuro, y Sun, quien era su asistente exclusiva, estaba al lado de ella.
“La señorita princesa ha cambiado bastante desde que el señor Yuusuke vino.”
“Sí… Eso parece.”
Anteriormente, Violet era caprichosa, siempre diciendo que estaba aburrida, siempre buscando algo interesante que hacer y abusando de las personas a su alrededor, pero hoy en día era cautelosa con sus acciones. Debido a esto, recientemente el Capitán del cuerpo del Dios del Fuego había sido capaz de flojear y relajarse.
En cuanto Krielov se sentó en la mesa, los hombres lo abordaron (NT: empezaron a juntarse alrededor de él) trayendo sake y comenzaron a platicar ociosamente.
“Hablando del Señor Yuusuke, durante el Festival de la Libertad el Cuerpo Oscuro pareció reactivarse debido a la hostilidad”
“Había un rumor en el distrito plebeyo sobre él siendo objetivo de un asesinato. Lo escuché de los sirvientes de mi casa.”
“Ey, chicos... no digan disparates.”
“Lo siento... pero, eso fue lo que escuché realmente.”
Los ojos de Krielov se estremecieron cuando escuchó la palabra “asesinato”, e incitó a sus hombres a ser cuidadosos con sus palabras. Sabían que habían dicho algo malo y se encogieron de hombros, sin embargo, había habido algunos disturbios entre las personas de Sanc Adiet.
“Las leyendas del desastre del Dios Malvado parecen ser el motivo de que aquella gente de Nocentes trate de conspirar su venganza.”
El malestar dentro de la ciudad podría estar causado por la gradual insuficiencia y ausencia de bienes Para no ser discriminados, los ex ciudadanos de Nocentes empezaron a esparcir esos rumores.
“Las personas que vinieron de Nocentes son escépticas sobre el Cuerpo Oscuro.”
“Ah, pienso que fue por la caída de Nocentes, cuando la fuerza de invasión de Gazzetta repentinamente apareció en medio de Nocentes mientras el Cuerpo Oscuro estaba ahí.”
“Por eso, piensa sobre lo que han hecho los líderes de consejo divino alrededor de su país…”
“Ey, chicos, detengan esa charla ahí. Como soldados del palacio, no discutan sobre esos rumores tan abiertamente.”
Después de ser reprendidos por su capitán, esta vez se callaron completamente. Aun así, por estos rumores, Krielov empezó a considerar la posibilidad de que la facción en contra del Dios Malvado podría usar una manera más directa de asesinato.
Si dirigían un intento de asesinado hacia el capitán o algún miembro del Cuerpo Oscuro, los mismos miembros de la facción del Marqués Vordat ya sabían que ellos serían los primeros sospechosos en la lista. Por ello, Krielov pensaba que el marqués no haría tal imprudencia ni se pondría en riesgo.
Entonces, de nuevo, no estaban realmente en una posición para derrumbar a una facción como la del Marqués Vordat.
“¿Quieren causar una revuelta de ex ciudadanos de Nocentes...?”
Aunque el capitán Yuusuke del Cuerpo Oscuro había elevado su estatus a héroe con muchos méritos de guerra, Krielov sabía que la persona en cuestión no tenía poder de pelea alguno ni conocimientos de estrategia.
Conocido como el Dios Malvado de Kaltcio, el joven de otro mundo, aunque tenía la habilidad especial de mejorar la fuerza del equipamiento, dotando a aquellos que lo usaban de habilidades superiores y resistencia a las artes divinas, él mismo no tenía ninguna capacidad de pelea.
Si la facción en contra del Dios Malvado se apoderase de esta información...
Incluso un ciudadano normal sería capaz de asesinarlo por sorpresa. Pensándolo, Krielov sacudió la cabeza cabeza.
Siendo el Dios Malvado, fuera de tener un arte divina especial, era solo una persona normal. Si alguien se daba cuenta, el Cuerpo Oscuro se vería con la enorme presión de liberarlos de la subyugación de bestias mágicas.
Como sea, de lo único que debemos tener cuidado es...
“¿Capitán?”
“Se me ha ocurrido algo. Solo traten de no ser demasiado entusiastas.”
Después de tomarse el vino servido por sus hombres, Krielov dejó la habitación.
• • •
Cuando Krielov llegó a la recamara de Violet, esta estaba con Yuusuke y Sun jugando con algo disperso en un mapa en la cama. Había una fortaleza de Diernuk puesta sobre pequeña versión de Kaltcio, y tres figuras en miniatura en el mapa.
“¿Hm? Oh, regresaste Krielov. ¿Pasó algo?”
“Sí, tengo algo de lo que deseo hablar con la Princesa… ¿qué hacen, chicos?”
“Un juego llamado Suvoroku. Es un juego tradicional del país de Yuusuke.”
“Es Sugoroku.” (NT: スゴロク es un juego parecido a la oca.)
Violet forzó a Krielov a participar en el juego. Repentinamente recordó los rumores que su subordinado le contó. Lo recordó después de caer en una trampa que lo envió al punto de inicio del juego, lo que hizo que Violet estallara en carcajadas.
Usando el contexto del juego fue capaz de tratar el difícil tema sobre asesinato con una mente más abierta.
“¿Ase-sinar... a Yuusuke?”
“Si se trata de mí, no me quedaré de brazos cruzados.”
“De cualquier modo parece ser una historia esporádica. ¿Involucra a algún otro grupo?"
“Parece que el grupo del Marqués está involucrado con el rumor, pero podría ser una trampa.”
Fuera como fuese, era mejor ser prevenido y estar alerta, por eso Krielov había preparado tres planes distintos como precaución.
Yuusuke, quien estaba girando la ruleta con expresión preocupada, se volteó hacia Sun y vio su ligera sonrisa como si le dijera que todo estaba bien. Entonces empezó a pensar en los diferentes tipos de dispositivos que podría crear mientras movía su pieza hacia adelante... Y de vuelta al punto de inicio.
“¡Ajajajaja, tú tambien Yuusuke, eh!”
“Um, me pregunto si no hay demasiadas trampas justo antes de la meta...”
• • •
Mientras el profundo rojo se extendía sobre el cielo de la tarde, Yuusuke, que apenas había terminado de comer en la cafetería para los soldados del palacio, estaba bajando hacia la salida de la ciudad para su rutina diaria, después de ajustar su equipo extra en su cuarto.
Por cierto, parecía que Krielov de alguna manera había remontado y ganado en el Sugoroku, mientras que Violet había caído en la trampa dos veces y regresado al punto de inicio. Debido a su devastadora derrota, Violet estaba afligida y se quedó en la cama por despecho.
“Señorito Yuusuke.”
“¡Oh!”
Hoy hay un registro en el lugar de prueba del prototipo del vehículo motorizado a las afueras del distrito plebeyo. Este vehículo prototipo en desarrollo, que fue previamente usado en el desfile, fue guardado en un almacén.
Con el requerimiento de tener a dos personas a bordo en mente, empezó a probar la capacidad del vehículo junto a Sun... usando esta razón para tener una cita.
“La próxima vez, deberíamos traer a Sha y Rasa con nosotros.”
“Cierto... ambas se merecen un descanso.”
• • •
Unos días después, mes del fuego Volnar, 11vo día...
“Eh, Capitán.”
“Oh, ¿Isotta?”
Yuusuke estaba caminando a través de un baldío al lado de la calle del mercado, y de alguna manera chocó con Isotta, quien iba cargando algunas bolsas en ambos brazos. Parecía que había terminado de hacer las compras y se dirigía a casa. Por ello, Yuusuke la ayudó como antes lo había hecho, y tomó la mitad de las bolsas mientras vagaba a su lado hacia su casa.
“Tus bolsas son tan grandes como siempre.”
“Sí, también ayudo a los vecinos… hago sus compras.”
“Ah, ya veo, Isotta y su facilidad de movimiento para ir y venir del mercado. No me sorprende que todos dependan de ti.”
“Ehh, no es así exactamente.”
Isotta sonrió felizmente. Si hubiera usado su uniforme encantado, la gran carga le hubiera sido más fácil de llevar, sin embargo, usar el uniforme del Cuerpo Oscuro en un día libre le parecía fuera de lugar, por ello llevaba su ropa de civil.
“Si no les ayudara, probablemente les estafarían.”
“Oh, qué apuro...”
Continuaron su camino platicando y riendo, cuando empezaron a acercarse a la calle desvalida, Isotta repentinamente ladeó su cabeza.
“¿Ng? ¿Qué pasa?”
“Ah, eh... Aquellas personas de ahí, ¿qué están haciendo...?”
Siguiendo la mirada de Isotta, pasando la trinchera defensiva en la parte posterior del muro, a un lado del pequeño puente, había un chico plebeyo de cabello azul. Como si esperara a alguien, estaba apoyado contra la pared con sus brazos cruzados mientras observaba la calle desvalida. Aunque era común ver ciudadanos de artes acuáticas cerca del distrito plebeyo cuando podrían estar pasando por ahí en el distrito de clase media, ver uno en la entrada de la calle de los desvalidos era muy raro.
Cuando Yuusuke e Isotta se acercaron al pequeño puente, un tipo con cabello amarillo, vestido con un uniforme de las Tropas de Artes Divinas salió de la calle de los desvalidos. Inmediatamente se inclinó hacia ellos, quienes estaban frente al puente, saludándolos mientras agitaba su mano hacia el chico de cabello azul en la pared para darle paso. Este soldado de artes de tierra podría estar ahí para reforzar los edificios de la calle desvalida.
Me pregunto si el tipo de cabello azul es un colega suyo...
Pensando en ello, podrían estar en la misma situación que ellos quienes se turnaban con uno en servicio y otro descansando. Justo cuando Yuusuke estaba por relajarse...
“¡No se muevan!”
“¡...!”
El soldado de la Tropa de Artes Terrestres repentinamente agarró a Isotta, sacó un cuchillo y lo presionó contra ella, usándola como rehén contra Yuusuke. Con el repentino giro de los eventos, Yuusuke se puso en guardia. Isotta se congeló del susto y gritó con miedo.
“¡Ca-Capitán! Detrás!”
“¡Hmpf!”
Él se giró al escuchar el grito de advertencia de Isotta. Parado ahí estaba el tipo de cabello azul rodeado de niebla fría, con lanzas de hielo flotando a su alrededor listas para salir disparadas en cualquier momento. Yuusuke instantáneamente abrió su pantalla de personalización y cambió al muro de protección.
¿Materiales insuficientes...? ¡Mierda, estoy en un puente!
La calle desvalida no era como la calle de la ciudad principal, las cuales son pavimentadas con piedra. Por ello, para crear un muro de protección, requeriría de algún tipo de material. Aunque el rango para obtener materiales personalizables no era muy grande, si hubiera suficientes materiales, podría hacerse un muro.
Como fuese, en ese momento Yuusuke estaba en medio de un pequeño puente de madera sobre una trinchera defensiva. El rango actual de las habilidades de personalización no alcanzaba nada más que un pequeño puente para usar como material. Y este puente no era suficiente para hacer un muro.
El tipo de cabello azul disparó las lanzas de hielo. Un total de tres fríos y afilados venablos fueron volando contra él. Si hubiese saltado a la trinchera defensiva para evadir el ataque, solo habría recibido el daño de la caída de la profunda trinchera, sin embargo...
“¡Capitán! ¡Esquívelas por favor!”
¡Si me aparto golpearán a Isotta!
El soldado de la Tropa de Artes Terrestres estaba usando a Isotta como escudo, mientras sostenía una daga contra su cuello. Por ello, si Yuusuke la esquivaba, la lanza de hielo atravesaría el delgado cuerpo de Isotta.
“No hay muchas opciones... Esto es... ¡Gah...!”
“¡...!”
El cuerpo de Yuusuke salió volando hacia atrás por los impactos directos que recibió de las lanzas de hielo. Isotta, quien estaba parada al lado opuesto del puente, arrastrada en esto como rehén, había colapsado en el suelo.
El soldado de artes terrestres, que estaba equipado de cabeza a pies para prevenir la mayoría del daño, se levantó y asintió hacia el chico de cabello azul, quien quiso comprobar el estado del capitán del Cuerpo Oscuro. Sin acabar con Isotta, quien estaba atrapada bajo sus bolsas, se alejaron rápidamente del área.
“Uh... Ca...Capitán...”
Isotta se arrastró fuera de las bolsas que se dispersaron a su alrededor después de esa conmoción y empezó a buscar alguna señal de Yuusuke. Y entonces...
“Hip... (sollozo) Capi... tán... No...”
Ante Isotta, cuyos ojos estaban abiertos completamente, se encontraba el cuerpo del Capitán del Cuerpo Oscuro con una fría aura sobre el suelo. Tenía una lanza de hielo atravesando en línea recta en la mitad de su pecho.
“¡¡Capitán...!!”
“¿Qué pasa?”
Yuusuke lentamente se levantó y se volteó hacia ella. Isotta saltó del susto mientras caía sobre su trasero.
“¿Eh? ¿Ah? Em... Esto... ¿Qué?”
“Aaauuch... Las detuve pero aun así duele.”
Yuusuke se sacó la lanza de hielo del pecho, dejando solo pequeños fragmentos pegados en su uniforme. Había mejorado ese uniforme especial que era el equipamiento suplementario con artes divinas y resistencias físicas, por ello una lanza a corto alcance no era capaz de atravesarlo y, en vez de eso, había sido repelida.
La punta de la lanza que parecía haberle atravesado en realidad se había quebrado y los restos se habían quedado en el uniforme.
“¡Ca-Capitán! ¡Está bien!”
“Oh, vaya, vaya. ¿Te había preocupado?”
Acariciando el cabello de Isotta quien estaba llorando, Yuusuke se las arregló para levantarse después de mucho estiramiento, y empezó a juntas las bolsas. Mientras lo hacía, le pidió a Isotta transmitir un mensaje. Primeramente, contarle a todos sobre los asesinos que acababan de irse y asegurarse de que fueran capturados.
“¿Recuerdas la cara de esos dos tipos?”
“S-Sí…*Hip* Los recuerdo...*Glup*”
Yuusuke continuó calmándola con un "Ea, ea"  mientras sonreía amargamente.
Mientras tanto, los miembros del Cuerpo Oscuro vinieron rápidamente después de recibir el mensaje de rescate. Empezaron a repartirse por la ciudad después de escuchar sobre lo que estaba pasando. Para informar a Violet sobre lo que pasó, Yuusuke se dirigió al palacio.
“Pensé que estaba muerto.”
“Capitán, no sea tan dramático.”
Yuusuke encogió sus hombros mostrando que estaba ‘arrepentido’ a Aisha, quien ansiosamente lo sanaba.


  Capítulo 93  |  Lista de capítulos  |  Capítulo 95  


3 comentarios:

  1. Otra dosis, jajajajaj. Un millón de gracias por el capitulo, parece que la resolución final se va acercando...

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el capitulo, me encanta la serie.

    ResponderEliminar
  3. Woahh genial, muchas gracias por continuar. Un trabajo impecable como siempre. Maldito yuusuke pense que tendria un nuevo poder jajsja

    ResponderEliminar