Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

domingo, 20 de diciembre de 2015

The Finite - Capítulo 14: Por qué palpita el corazón (2)

Algunos comentarios en la traducción de este cap XD

1er comentario
Xeniaxen: “QUÉ ROMÁNTICO, ¡POR DIOS! AQUÍ EMPIEZA LO BUENO :O”
Josué: “Aquí comienza el acoso xD”
MEG V: “¡Qué viva el acoso! XP Si un hombre no te acosa ¡¡¡no te ama!!!”

2do comentario

Xeniaxen: “¡AY POR DIOS! SOY FAN DE ESTE CAPÍTULO XD”
MEG V: “Si sigues así currygom te romperá el corazón~~~ XDDD”


Publicaré Kubera más tarde, tengan paciencia (??) me despediré de ustedes como se debe~~~
-MEG V



Novela original en coreano por: currygom (카레곰)
-The Finite-


Ella no sabía hacia dónde se había ido Tak. Aun así, Ian corrió sin vacilar hasta que finalmente llegó a la playa en donde conoció a Tak por primera vez.

La lluvia caía aún más fuerte que ese día y fuertes olas subían y bajaban. Ninguna de las ventanas de las casas cercanas estaban abiertas, y no había transeúntes en la playa. El destello ocasional de un relámpago iluminaba el cielo oscuro, y el estallido de un trueno retumbaba. Ian se quedó llorando mientras miraba el mar. Pero no había rastros de Tak.

Ha... ¿Por qué lo busco aquí? Con este clima, no hay motivo para que esté en el mar.

Pero era su único contacto con Tak dentro Mistyshore. Aparte de este lugar, no tenía ni idea de a dónde ir.

“Realmente no sé nada de Tak.

Cuando Ian se dio la vuelta con una sonrisa abatida, sus ojos se agrandaron cuando vio al chico de pie justo detrás de ella.

“... ¿Tak?


Debido a la presencia de Ian, él parpadeó un par de veces, con el pelo mojado por la lluvia entre sus ojos rojos.

“Ah, sobre lo de antes...

Ian abrió la boca para pedir disculpas por hacerle daño al haberlo ignorado antes. Sin embargo, antes de que pudiera pronunciar una palabra, la mano del chico ligeramente bloqueó su boca. Él le acarició la mejilla con la mano por un tiempo, le separó el pelo mojado, y la tomó entre sus brazos.



The Finite - Capítulo 14: Por qué palpita el corazón (2)


 
“¿T-Tak...?”

Ian estaba tan sorprendida por las acciones repentinas de Tak que no pensó en apartarlo cuando él la abrazó. Tak sostuvo la cabeza de Ian con una mano y la abrazó por la cintura en silencio con la otra. Cuando Ian trató de alejarse, él aflojó su abrazo y dio un paso atrás.

Murmuró mientras ocultaba su expresión con la cabeza gacha.

“¿...sobre lo de antes? ¿Qué hay con eso?”

“Ah, siento lo de antes. No debería haber fingido no conocerte y...”

“Te dije que no te preocuparas. ¿No escuchaste lo que dije?”

“..."

La nerviosa Ian se quedó en silencio por un tiempo.

Ante su falta de respuesta, Tak levantó un poco su cabeza para mirarla. Ian se quedó allí en silencio. Su labio inferior parecía estar temblando.


“...S-sí escuché. Te escuché... p-pero, lo siento...”

Ella era incapaz de mirar directamente a Tak. Tak la miró tristemente por un tiempo, luego se rascó la cabeza y suspiró.

“Ah, de verdad... es debido a los pendientes que soy así.”

“¿...?”

¿Pendientes? Ian miró a Tak con una expresión extraña. Tenía puestos unos pendientes rojos en sus orejas. Ahora que lo pensaba, los había visto justo después de que le rompiera el brazo. Así que él no los llevaba desde antes...

“Este no era el plan inicial. Tuve un mejor discurso en mente.”

“...el plan… dijiste?”

“Sí. Plan. Para ganar tu corazón.”

“...”

Su respuesta pareció haberle dado donde más dolía. Los ojos de Ian se abrieron y habló.

“Así que todo esto también fue planeado. Solo estabas actuando para ganar mi corazón.”

Ella había evitado mirarlo hasta ese momento, pero ahora se giró para mirarlo directamente mientras le hablaba.

¿Actuando para ganar su corazón? ¿Qué? Tak no se dio cuenta de cuándo fue que el rostro de Ian se puso pálido, por lo que dio un paso hacia ella. Sin embargo, ella gritó de repente y corrió rápidamente hacia la parte frontal de un edificio a una manzana.

“...”

Tak la miró boquiabierto, estiró sus manos hacia la figura que se alejaba. Una multitud empezó a salir del edificio para ver lo que estaba pasando. Ian miró hacia atrás, cruzó miradas con Tak, luego se fue.

“...”

Una vez que Ian desapareció por completo, Tak dejó su mano extendida, deprimido.

“... ¿Creyó que iba a romperle el brazo de nuevo? Por supuesto que no. Estoy usando los pendientes ahora, así que no voy a cometer el mismo error.”

Después de un momento de rascarse la cabeza, comenzó a caminar lentamente por donde Ian se había ido.

“¿Cómo le explico que no soy peligroso? Cómo...”

Mientras se preocupaba, pensó en Ian cuando la abrazó antes.

Aún podía sentir su suave pelo rosa envuelto alrededor de sus dedos y escuchar el sonido de los latidos del corazón. Mientras recordaba, la imagen en su cabeza comenzó a desaparecer. Se había olvidado por completo de que había ido a disculparse por sus palabras en la playa.

“Olvídalo. ¿Qué estoy pensando? ¿Y qué si soy peligroso o no?”

No dio más vueltas al asunto. Siguió el ligero aroma que quedaba del cuerpo de Ian en la lluvia, luego se desvaneció en la distancia.


- ♦ — ♥ — ♦ -

Ian se detuvo un rato en la cafetería en la que trabajaba para recuperar el aliento. Sin embargo, el Café no estaba como lo había dejado antes de irse. Tak había roto la puerta antes de dirigirse al restaurante. Afortunadamente, no había señales de él ahora.

Al otro lado de la calle, la tendera, que estaba limpiando los estantes, se asomó por la ventana y dijo.

“Oh, Ian, estás de vuelta. Qué extraño. ¿Por qué estás sola? ¿No ibas con Huen…?”

Nard, que estaba sentado en el interior de la tienda, se levantó rápidamente. No podía perseguir a Tak sin antes haber contactado con el gerente de la tienda, por lo que había estado esperando para poder pagar por las reparaciones de la puerta.

“¿Dónde está? ¿Dónde se fue? No, por favor llámela. Antes de que se vaya...”

“Ya se fue.”

“...”

"Ni siquiera cogió un impermeable de mi tienda, ¿por qué salió corriendo de esa manera? ¿Estaba siendo perseguida?”

Nard se puso un impermeable a toda prisa.

“Necesito encontrarme con Ian-ssi. ¿Me podría decir en qué dirección se fue?”

“¿Qué? Pero ella ya está muy lejos... Ah, sé a dónde va. Pero normalmente mi tienda está abierta hasta tarde por la noche. No puedo renunciar a esa cantidad de ventas. Además, usted es ciego, por lo que tendría que llevarlo todo el camino.”

La tendera no parecía estar dispuesta a ayudar a Nard. Nard sacó diez monedas de oro de su bolsillo y se las entregó.

“¿Así está bien?”

Sonriendo, la tendera tomó las monedas de oro y llevó a Nard fuera de la tienda.


- ♦ — ♥ — ♦ -

Shuaah ~~

La lluvia silenciaba la mayoría de los sonidos de la noche. Aún no era tarde, pero casi todas las luces de la casa estaban apagadas en los callejones oscuros a las afueras de Mistyshore.

“Uf...”

Ian dio un suspiro de alivio mientras se acercaba a su casa. No importaba cuántas veces revisara a su alrededor, parecía que Tak no la había seguido.

“No lo entiendo. ¿Es una buena o una mala persona…?”

En un momento parecía tan amenazante como un perrito, al siguiente era como un ave rapaz. No tenía idea de a qué raza de Half pertenecía. Debido a lo que dijo, era obvio que él estaba enamorado de ella. Dijo "Con el fin de ganar tu corazón". Pero al ser un Half que vivía solo, a las afueras de la ciudad, parecía ser torpe en el trato con la gente.

¿Fue demasiado imprudente por parte de ella salir huyendo? ¿Se habría lastimado? Podría haberle ocurrido algo. Mientras justificaba sus propias acciones, se paró frente a la puerta y sacó la llave. Sin embargo, antes de que sus manos pudieran llegar a la puerta, fueron detenidas por otra persona.

“...”

Era obvio de a quién pertenecía la mano roja oscura que sostenía su pálida muñeca.

“Uh... Ah.”

La otra mano bloqueó sus gritos. Sin embargo, aunque ella hubiese seguido gritando, nadie la hubiese ayudado en estos callejones oscuros.

“¿Esta es tu casa?”

Fue la voz del chico. Ian se quedó aterrorizada mientras lo observaba.

“Así es. Vives en una casa como esta. Me gusta. Tiene dos plantas y ¿hay un gran jardín exterior?”

Tak estaba sonriendo como un niño. Era como si él ni siquiera se diera cuenta de que esta situación no era normal. De hecho, frente a la casa de Ian, él parecía feliz. Ian intentó apartarle la mano, pero carecía de poder incluso para poder ganar en lo más mínimo. Tak le cogió la mano y luego le habló cuando ella comenzó a temblar.

“No, yo no quiero hacer esto, pero entonces llamarías a otras personas y huirías. No quiero eso.”

Ian se sintió desesperada. No tenía manera de manejar a Tak. Fue una tontería por su parte preguntarse si era bueno o malo. Él era una mala persona. Un Half malo. No, sólo una bestia.

Sus pestañas de color rosa temblaron. Sus mejillas rápidamente se mojaron cuando sus lágrimas comenzaron a caer, luego fluyeron como si fuera lluvia.

“¡¿...?!”

Tak puso una expresión de desconcierto mientras miraba alrededor, sin saber qué hacer. Afortunadamente, no habían personas cerca.

“¿Q-qué pasa? ¿Por qué lloras? ¿Te estoy sosteniendo demasiado fuerte?”

Por el momento Tak no le quitó la mano de la boca y miró la mano que sostenía. La liberó, pero ella ni siquiera trató de luchar contra él mientras seguía llorando. Los gritos fueron silenciados por su mano de nuevo, mientras gruesas lágrimas se mezclaron con las gotas de lluvia.

Tak tuvo un conflicto. Si la soltaba, podría echarse a llorar o empezar a gritar de nuevo. Si otras personas llegaban, tendría que dejarla escapar. No, él también podía ignorar sus intenciones y simplemente secuestrarla y salir de la ciudad. Pero entonces ella tendría más miedo de él del que tiene ahora y eso no era lo que él quería.

“...”

Finalmente, le quitó su mano de la boca. Miró para detectar cualquier indicio que indicara que iba a comenzar a gritar, pero afortunadamente no lo hizo. En lugar de eso simplemente apretó los dientes y lloró un poco menos.

“L-lo siento. Lo siento. No llores. Me equivoqué.”

Dio dos pasos hacia abajo de las escaleras en frente de la puerta, y luego miró a Ian desde una posición inferior y dijo.

“Está bien, me voy ahora. Así que está bien. ¿Eh?”

“...”

Ian miró a Tak de una forma sumisa, pero no respondió. Mientras Tak iba todo el camino por las escaleras, acabó pisando un charco de agua. Miró de nuevo hacia ella con una mirada inquisitiva.

“...”

Ian, mirándolo fijamente, dejó escapar una risa sin querer. Las lágrimas cesaron.

“¡Ah, te reíste! Te reíste, ¿verdad? ¿Estás bien?”

Mirando alegre, Tak quería volver a subir las escaleras. Entonces se dio cuenta de que había entrado en un charco y se volteó con los brazos arriba hacia los costados. Al ver su apariencia, Ian se echó a reír a carcajadas. Todos los pensamientos de él siendo una bestia se desvanecieron de su mente ya que su corazón se suavizó.

No sabía por qué estaba tan atraída por él. Él parecía ser un simple chico Half, sin casa, sin dinero, y en absoluto había ningún beneficio aparente para ella. Su rostro no era tan bello, y no era tan alto, ya que todavía era solo un chico. Pero a pesar de que parecía lejos de ser inteligente o culto, de alguna manera siempre se las arreglaba para mostrar sutilmente que se preocupaba por ella.

Sin embargo, de alguna manera parecía muy torpe.

Cuando se secó las lágrimas mezcladas con la lluvia, murmuró en voz baja.

“Lindo.

Tak, todavía de pie en el charco, no podía dar crédito a sus oídos, y sus ojos rojos parpadearon un par de veces. Cuando Ian rió, se echó a reír con ella.



Continuará...


Traducido al inglés por: Mizura
Traducido al español por: Josué
Revisado por: Xeniaxen y MEG V


1 comentario:

  1. Hay poco que decir más que TIERNOS, tiernos, tiernos, tiernos >.< Muerte por sobrexceso de ternura.

    Gracias por el capítulo!

    ResponderEliminar