Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

jueves, 5 de octubre de 2017

Re:Master Magic - 62, 63, 64, 65


Yo me desesperaría con esta hada glotona...

-Xeniaxen


  Anterior  |  Lista de capítulos  |  Siguiente  

Novela original en japonés por: 謙虚なサークル (Kenkyona Circle)
Re:Master Magic


Traducción al español: Lachs
Revisión y edición: Xeniaxen


Capítulo 62: Decisión

En el camino de regreso a la ciudad y de vuelta a la posada, pasé por casa de Lydia. A pesar de que todavía era temprano por la mañana, oí las voces de Lydia y Claude. 

“¡Justo ahí! ¡Tu postura sigue siendo débil, Claude!”

“¡Sí!”

Las dos estaban peleando en el patio trasero. Escuchando atentamente desde el otro lado de la pared, ¡kaak!, podía oír el sonido de dos espadas de madera chocando entre sí intermitentemente.

Oh, sí, cierto. Lydia tenía una espada y un hacha de madera en su patio trasero. Pensé que eran objetos decorativos que utilizaba de adorno, pero resultó que Claude las estaba utilizando en esta batalla simulada.

“¡Hah! ¡Yah! ¡Tyaah!”

“¡Hmf! ¡Kuh..! ¡Yah!”

Adivinando la voz, la batalla simulada parecía ser una matanza unilateral pesadamente inclinada a favor de Lydia.

En circunstancias normales, Lydia estaría tomando una postura defensiva y enseñándole lentamente, pero tal vez debido al encuentro tan vergonzoso que tuvimos con los agentes de la Asociación Mágica, estaba realmente encendida mientras acorralaba implacablemente a Claude. Aun así, ella no se rendía tan fácilmente, y lanzaba contraataques también.

“¡Tahh! ¡Hah!”

“¡Hoh! ¡Tooh!”

Sin embargo, Lydia parecía esquivar fácilmente los ataques de Claude. Da lo mejor de ti, Claude, sé que algún día serás capaz de ir mano a mano con Lydia.

Me quedé detrás de la pared solo escuchando los sonidos de ellas practicando diligentemente y, después de un tiempo, dirigí mis pasos de nuevo hacia el hotel.

Pero entonces, sentí que algo salía del hotel. Parecía como una suave oleada de magia saltando hacia afuera. Estaba saliendo de la habitación de Milly.

Milly estaba concentrada, y probablemente en profunda meditación. Estaba refinando la energía mágica dentro de su cuerpo y cubriendo su cuerpo con el aura. La meditación profunda era una de las formas básicas de entrenamiento que un mago debía poder hacer, sin embargo, perfeccionar el arte de la meditación no era fácil.

Milly todavía hacía muchas acciones inútiles, y el flujo de magia que salía de ella no era necesariamente suave, sin embargo, era capaz de compensarlo debido a su enorme cantidad de energía mágica latente. Pensar que tenía tanta energía mágica dentro de su cuerpo que era capaz de moverse mientras las auras de los agentes la suprimían tenía más sentido ahora...

Aunque normalmente era muy infantil y regularmente actuaba por capricho, cuando entró con éxito en estado de profunda meditación, la cantidad de energía mágica que era capaz de sacar era simplemente increíble.

Si pudiera madurar adecuadamente, y yo también, fácilmente podríamos superar a esos dos agentes de la Asociación Mágica.

No podía quedarme sentado de brazos cruzados, ¿no...?

Al volver a la posada, entré en mi habitación, me senté con las piernas cruzadas en el suelo y frené mi respiración para entrar en un estado de profunda meditación. Refiné la energía mágica que residía en las profundidades de mi cuerpo, y cubrí lentamente todo mi cuerpo con el aura mágica.

¿Notó Mily que también estaba entrenando en su meditación profunda? Al parecer, para competir conmigo, trató de aumentar la velocidad a la que estaba refinando su magia.

Guu... ¿En serio aún podía aumentar la velocidad...? ¡No iba a perder...!

Cuando subí la cantidad de magia que circulaba por mi cuerpo, Milly lo percibió y pareció aumentarla ligeramente de nuevo. Había vuelto a responder también...

Esto continuó durante un tiempo más. Empezamos a perder la noción del tiempo sumergidos en la batalla de la meditación.

“¿Oh? Zeff, ¿qué estás haciendo ahora mismo?”

Claude había regresado de su entrenamiento especial con Lydia. En ese momento yo estaba acostado boca arriba con las piernas y los brazos extendidos. Poco después, Milly abrió la puerta y entró en mi habitación.

¿Acaso vino aquí arrastrando su cuerpo por la pared? Aunque logró abrir la puerta, su hombro estaba descansando contra la pared para poder apoyarla.

Podría haberse ido a la cama, pero parece que quería regodearse por su victoria. Estaba respirando. Heeh. Heeh. Y su respiración era bastante áspera.

“Fu... Fufu... He ganado. ¿No es así, Zeff...?”

“Puede que sí pero... ¿Por qué te tiemblan las piernas?”

“Yo... Puedo moverme perfectamente... ¿Ves? Nihihi♪”

Diciendo esto, ella cruzó los brazos y trató de hacer una postura de victoria. Parecía que estaba a punto de desmoronarse en cualquier momento. Sus piernas estaban temblando claramente.

Viendo esta escena, Claude dejó escapar un suspiro.

“Parece que han tenido un día bastante duro, ¿no? Por hoy deberían descansar. Le pediré a Lydia que me enseñe un poco más de artes marciales, así que debería irme pronto.”

Después de declarar aquello, Claude salió de la habitación con una expresión de asombro. El sonido de sus pasos bajando las escaleras se hizo más y más débil, antes de que un largo silencio nos envolviera.

“¿Cuánto tiempo vas a estar de pie así? ¿Por qué no te acercas y te sientas, Milly?”

“Sí...”

Milly empezó a extender su brazo, pero en el momento en que se adelantó para sentarse en la silla, pisó su propio pie y tropezó.

“¡¿Milly?!”

“¡¿Atatatata?!”

Milly batió sus brazos como un pájaro, en un intento de recuperar la pérdida de equilibrio que estaba experimentando... Pero con todo lo que hizo solo consiguió ganar tiempo. Al verlo, me precipité inmediatamente hacia adelante para atraparla de su caída. Sin embargo, mi cuerpo, que acababa de lanzar una enorme cantidad de energía mágica durante mi entrenamiento, apenas podía moverse.

Y ¡patapam! Un sonido seco retumbó en la habitación. Aun así, pude salvar el cuerpo de Milly de la caída. El peso de los dos chocando contra el suelo envió una sensación de dolor a la espalda. Pero confirmé que estaba segura entre mis brazos y suspiré aliviado.

“¿Estás bien, Milly?”

“Ay... Sí. Gracias...”

Milly estaba envuelta en mis brazos y rápidamente recuperó el equilibrio con mi ayuda. También comenzó a realizar meditación básica para reponer sus reservas mágicas.

Llevaba puesta su delgada ropa de noche. Además, la temperatura de su cuerpo, incluyendo su suavidad de niña, se sentía mucho más fuerte de lo habitual. Y también noté que su pequeño cuerpo temblaba un poco en mis brazos.

“¿Milly?”

Cuando la llamé, de repente apretó más mi ropa mientras me miraba. Sus ojos parecían realmente febriles y fue un poco sorprendente. Su rostro estaba muy cerca, y cuando abrió la boca para hablar, su dulce aliento me hizo cosquillas en la nariz.

“Zeff... Yo... No quiero perder ante esos dos agentes, quiero ser mucho más fuerte. ¡Quiero ser lo suficientemente fuerte... para poder protegerlos a todos, con absoluta certeza!”

Diciendo esas palabras con tanta decisión, los ojos de Milly brillaron con una luz de firme resolución. Aunque por unos instantes la atmósfera se tensó un poco, en el momento en que dejé escapar un suspiro y acaricié su cabeza, la cara de Milly adoptó una expresión cómoda.

“Eres tan... Pero, ¿sabes qué, Milly? Creo que es mejor no ir con la idea de despertar roces con los agentes de la Asociación Mágica. Aunque no suelen abusar de su poder, si los provocas intencionalmente, podríamos ser el siguiente blanco de la Asociación.”

“Sí... Lo siento... Pero ellos tenían un aura mágica tan supresiva y dominante que...”

Ciertamente, estaba más allá de nuestra imaginación cuánta magia podían aprovechar a su alrededor. Los agentes de la Asociación Mágica estaban obligados por su propio conjunto de reglas, y tenían que seguir los protocolos correctos. Definitivamente no se les permitía vengarse de las personas por razones personales. Y mientras que la fuerza de estos superaría con creces a la de un mago promedio, si rompían las reglas de la Asociación, entonces ya no se les permitiría usar la magia nunca más.

Aunque Milly se mantuvo galantemente de pie ante los agentes enviados, si de alguna manera los ofendía y consideraban que se estaba resistiendo, incluso podría llevar a que procedieran al ataque.

Sin embargo, pensando en los tiempos en que la Asociación Mágica me envió a su gente a mí, ninguno de ellos poseía ese nivel tan alto de magia... Traté de analizar por qué mientras le daba vueltas a la misma cosa, sin respuestas de las que hablar. Mi mano derecha jugaba por inercia con el cabello de Milly mientras pensaba en las soluciones.

No lo entendía... ¿Acaso tenía Silvery una habilidad inherente especial...? Seguía con mi reflexión sobre el tema. Milly, que estaba agotada por usar demasiada energía mágica, dormía mientras dejaba salir una suave respiración.

Eh, si dormía tan profundamente así, ¿no significaba que yo no podría deshacerme de esta posición? Quería alejarme de esta situación, pero Milly estaba realmente agarrada, no me dejaba escapar y se aferraba a mí con firmeza. Aun así, despertarla forzosamente de su estupor no era algo muy agradable de hacer.

Mientras pensaba en qué hacer, Milly murmuró algo en sus sueños.

“Eh... Chicos, les juro que voy a protegerlos, ellos... ¿Bien? Zeff...”

“Oh, dios... Realmente no puedo permitirme perder contra ti.”

Milly respiraba tranquilamente, y yo seguía acariciando su cabeza. Mientras la miraba, yo también juré ser lo suficientemente fuerte como para proteger a quienes me importaban.



Capítulo 63: Azelea

Al final no tuve otra opción que quedarme con Milly hasta que se despertó. ¿Fue porque también estaba cansado de entrenar todos los días? Sintiendo el tacto suave de Milly, la somnolencia me atacó, y terminé durmiendo hasta la mañana.

"¡Choque verde!"

Entonces, en medio de mi descanso, un golpe fuerte e inesperado hacia mi barbilla me despertó. Milly estaba delante de mí, tenía un brillo rosado y tenía la cabeza alzada. Recordé que me quedé dormido mientras la abrazaba. Quizás porque estaba delante de ella cuando se despertó, en la confusión, me dio la espalda. Mierda, me salía un poco de sangre de la nariz...

“Dios... Te dormiste sobre mí sin permiso. Milly, tú eres la que me impedía salir.”

“Si... Si me dormí, ¡haberme despertado! ¿Qué ibas a hacer si alguien nos hubiera visto?”

“Suerte que Claude no nos vio.”

“¡Ya no importa...! ¡Idiota!”

Cuando me burlé de ella, Milly se ruborizó y se dio la vuelta. Al levantarme, mi estómago hizo un sonido. Gruu. Eso me recordó que no había comido nada desde la última vez que estuve despierto.

“¿Tienes hambre?”

“Hmm...”

“¿Por qué no comemos fuera hoy?”

Diciendo eso, Milly me dio la mano y empezó a ir hacia el exterior de la posada. Al parecer estaba completamente recuperada de esa pequeña siesta.

Al salir a la calle, me encontré con una mujer voceando una oferta. Su voz de vendedora era de un tono que llamaba a acercarse. Era realmente barato y, cuando le compré una cosa, vino un cliente, y otro y otro... La situación se convirtió en un campo de batalla.

“Fuaa~ Es increíble...”

“Bueno, la hora es un poco mala. ¿Deberíamos cambiar de lugar? No hay encanto suficiente para una cita aquí.”

“¡¿Ehh?! ¿De-De-De... De qué estás hablando?”

“Era broma.”

“¡Q-Qué... estúpido! ¡Estúpido! ¡Eres un estúpido, Zeff!”

Mientras me estaba riendo con un jujuju, Milly me golpeaba en la espalda una y otra vez.

Entramos en una calle lateral mientras recibía los golpes en mi espalda. En el momento en que giramos, tropezamos con algo. Milly casi salió volando, pero logré atraparla entre mis brazos.

“Lo siento. Estaba mirando a otro lado.”

“No, soy yo la que es...”

“¡¡Aaaaah!!”

Milly levantó la cabeza y gritó con cara de espanto. La persona que estaba allí era una mujer familiar de pelo negro y un abrigo de manga larga con capucha. Aunque su ropa era la única cosa que coincidía con ella, nunca olvidaría esa apariencia. La maga que la Asociación Mágica envió el otro día. Si recordaba bien, ¿dijo que se llamaba Azelea?

“Si no me equivoco, tú eres... ¡¿Mujuuu?!”

"¡Idiota! No seas chismosa."

Cuando Milly estaba a punto de levantar la voz, le bloqueé la boca y la advertí en voz baja. Una maga enviada es la existencia más cercana capacitada para juzgar a alguien en nombre de la Asociación Mágica como medio para protegerse. Hay muchas personas que les tienen rencor, y anunciarlo en público frente a los demás no era una buena idea.

“Disculpe mi falta de consideración.”

Diciendo eso, Azelea disipó la tensión. Aunque ella estaba sonriendo, a nosotros, que éramos conscientes de lo que pasó ayer, esa sonrisa brillante nos aterraba.

“Ciertamente, son Milly y Zeff, ¿verdad?”

“Dejando de lado a Milly... no recuerdo haberme presentado.”

“¡Ah, es verdad, ahora que lo mencionas!”

Milly se dio cuenta del hecho. Azelea, que cambió su atención hacia mí, como si mi comentario no la afectara en absoluto, mantuvo su expresión tranquila sin indicios de cambiarla en absoluto.

“Jajajaja. Les hice preocupar por nada. No era mi intención.”

Empezamos a retirarnos lentamente mientras Azelea trataba de demostrar que no era hostil.

“Había oído hablar de usted antes. Conoce a una maestra llamada Claire en la ciudad de Nanami, ¿no es así? Ella es mi hermana mayor.”

“¿Es la hermana menor de la maestra Claire?”

La señorita Clare era nuestra profesora cuando íbamos a la escuela en la ciudad de Nanami. Oí que tenía una hermana, pero no sabía que fuera una maga de la Asociación... Pero ahora que lo mencionaba, de alguna manera su presencia era un poco parecida a la de la maestra Clare.

“Mi hermana me ha contado mucho de ti. Me dijo que eres muy travieso y me pidió que te cuidara si nos encontrábamos.”

No pensé que nos conoceríamos de esta manera. Azelea sonreía.

En ese momento, cuando Milly no podía adaptarse demasiado bien a la escuela, la maestra Clare habló conmigo, pero yo le respondí que era muy problemática, aunque no era tan mala como pensé que sería.

Después de revelar un nombre familiar, aflojé un poco la guardia y Azelea continuó hablando.

“Como nos conocimos de ese modo, es natural que estuvieras en guardia. Grain y yo también estábamos un poco emocionados. Yo no me comporto de esta manera por lo general. Tomen, ¿les apetece uno?”

Después de decir eso, Azelea sacó dos caramelos de su bolsillo. Gshigsh. Milly los recibió tímidamente.

“¿Estás suprimiendo tu magia hoy? Tener tanto control... Eres realmente hábil.”

“Aah, ayer había un mago peculiar. Estábamos extendiendo nuestro poder en el entorno para impedir la teletransportación... ¿Hm? ¿Puede ser debido a nuestro poder abrumador que parecía que nos temieran terriblemente?”

Azelea estaba pensando en mis palabras, parecía que no tuviera nada de malicia. O tal vez necesitaba tomar conciencia del hecho de que su reacción era obviamente extraña. ¿Estás realmente bien, maga de la Asociación?

“Ah, lo siento. Es que normalmente actuamos independientemente. Casi nunca formamos un equipo.”

En otras palabras, Silvery era...

“La chica que hemos estado persiguiendo es tan problemática... Es vergonzoso, pero se nos ha escapado varias veces. Chicos, si alguna vez la encuentran, no se acerquen nunca a ella. Es peligrosa.”

Azelea levantó su dedo índice, advirtiéndonos. Su rostro demostraba que estaba genuinamente preocupada por nosotros, así que Milly y yo nos miramos.

“Bueno... Dejando eso de lado, Zeff, ¿no vas a comer tú?”

Dudé de si recibir o no los dulces, miré a Milly, pero ella ya había comenzado a lamer el suyo.

“Es delicioso, ¿sabes?”

Tomó con demasiada normalidad la comida de una extraña... Podría ser buena idea enseñarle a no aceptarla. Pero bien, probablemente no estaba envenenado. Cuando abrí el envoltorio del caramelo y empecé a lamerlo, el delicioso sabor del azúcar concentrado comenzó a derretirse en mi lengua.

“Si a ambos les parece bien, ¿por qué no hablamos en otro lugar? Les daré un zumo.”

Azelea comenzó a caminar después de decir eso, y Milly la siguió de cerca. Yo no tuve otra opción que seguir sus pasos después de soltar un suspiro.

Después de esperar un momento en la mesa después de llegar, nos trajeron las bebidas que pedimos. Azelea pidió un café negro, Milly un jugo mezclado, y yo una leche caliente.

“Hahaha♪ ¿Pediste leche, Zeff? Eres como un niño~♪”

“La leche caliente es saludable para el cuerpo y los huesos, estimula un crecimiento saludable. Es un alimento eficiente.”

“Eso es correcto. Si tú no bebes leche, Milly, no te harás mayor~”

“De... ¿De verdad?”

“¿Quieres beber?”

Diciendo eso, le di leche caliente y después se quedó en silencio.

“¿Qué pasa? ¿No vas a beber?”

“No... Uhm... Eso es... No es una b-beb... indi...”

Murmuró algo en voz baja, y luego enrojeció. Pero con una expresión como si hubiera decidido algo, se bebió la leche de un trago.

“Mi hermana me lo decía cuando era pequeña. Se llevan bien ustedes dos.”

“Más o menos. Aunque parezcamos hermanos, solo estamos juntos desde hace poco.”

Busqué la mirada de aprobación de Milly. Ella se llevó la copa a la boca y, tomando un sorbo, asintió con la cabeza. Viendo nuestra conducta, después de sonreír, Azelea continuó hablando.

“Entonces... ¿Cuánto tiempo ha pasado desde que comenzaron a salir?”

¡¡Buuuuufjh!! La leche que Milly tenía en la boca se derramó majestuosamente hacia Azelea. Llovió incesantemente y sin piedad sobre su rostro, empapada. Tiñendo su bonito pelo negro de blanco.

“Kehokkeho... Yo... Lo siento. Pero es que dijiste algo extraño...”

“Sí... Es culpa mía por no haberlo esquivado. Todavía no tengo suficiente entrenamiento.”

Mientras chorreaba gotas de leche, Azelea sacó un pañuelo de su propio bolsillo.




Capítulo 64: El poder de An

“Ups. Se me ha hecho tarde. Lo siento, pero estaba en medio de unas compras. Tendrán que disculparme.”

“Adiós, Azelea.”

Como respuesta a Milly que agitó su mano, Azelea se rió. Al final, nos trataron con postres y tortas de té por el percance Azelea, y parece que Milly se sometió completamente a ella.

“¡Vamos, Zeff!”

“Ahh.”

Así que ella era la maga enviada Azelea. Pensé que los magos de misión estaban siempre en la capital, pero ella estaba en este remoto campo. Aunque probablemente fuera porque su hermana mayor, la profesora Clare, vivía aquí, ¿no? Pero si ella tenía esa magia teletransportación espacial, entonces la distancia no debería ser un gran problema.

Mientras despedíamos a Azelea, apenas recordé usar tasación mágica en ella.

Azelea Silfy

Nivel 99

Nivel de magia escarlata: 41 / 41
Nivel de magia azul: 39 / 39
Nivel de magia verde: 54 / 54
Nivel de magia celestial: 59 / 59
Nivel de magia espiritual: 36 / 36

Poder mágico: 6 201 / 6 201

El nivel de Azelea era de 99. Su magia poder mágico era infinito, y conocía más de 100 hechizos. Yo era consciente de que los magos enviados tenían muchas habilidades únicas, así que no me sorprendió, pero tenía tantas... Además, era de nivel 99.

Silvery y ahora incluso Azelea, tan jóvenes y sin embargo con niveles tan altos. Silvery poseía su magia única llamada chronos, y Azelea llegó hasta el punto en que la llamaban para sacar las castañas del fuego a la Asociación.

No eran un buen ejemplo porque sus capacidades no estaban en la media. Pero bueno, cuanto más alta fuera la meta a la que apuntase, más competencia tendría. Colocando mi mano sobre su cabeza con una palmada, murmuré.

“También debemos ser fuertes.”

“¿...?”

A Milly, cuyo rostro era una interrogación, tan pronto como empecé a acariciarle suavemente la cabeza, su expresión cambió a una de comodidad.

Entrada la noche...

Tan pronto como salí de la ciudad, me teletransporté hacia la iglesia en ruinas. Quería experimentar a solas con la subordinada que ahora podía generar.

Empecé a entonar su conjuro y, de la misma manera que ayer, la personita, An, apareció dentro de un haz de luz. Mirando el proceso a través de tasación mágica, vi que el hechizo de invocar subordinado de nivel 2 se había puesto de color gris, cuando antes las letras en la ficha eran blancas. Entonces saqué la conclusión de que no podría usarla otra vez mientras estuvieran grises. Incluso aunque el consumo mágico de 500 no fuera demasiado.

Lo siguiente que hice fue usar tasación mágica en An.

Anabel Ruby-eye

Nivel 2

Poder mágico: 15 / 15

Aunque su nivel de magia para un nivel 2 era bajo, no le di importancia por ahora. Parece que tampoco sabía muchos hechizos. Entonces comprobé el contenido de mi bolso. El médium de alto nivel dentro de la bolsa no se consumió, por lo que era posible usar el conjuro de invocar subordinado con solo poder mágico. O al menos en la etapa actual.

“Abuelo, ¿me llamaste?”

Incliné la cabeza. An volaba a mi alrededor. El nivel de An debía ser el mismo que el de invocar subordinado. Así que eso significaba que tal vez cuando subiera de nivel el hechizo, An también mejoraría.

“Continuemos con la pregunta de ayer. An, ¿qué puedes hacer?”

“¡Nn~... ¡No lo sé! ¡Dame de comer, por favor!”

Como pensaba, hoy tampoco estaba receptiva. No podía captar su atención, como ayer. Entregué un médium de alto nivel a An, que puso el rostro lleno de gloria, luego solté un suspiro cuando la ci comiendo y masticando ruidosamente.

Inmediatamente después, justo sentí una presencia detrás de mí. Procedí a darme la vuelta. Un zombi. Elegí este terreno donde aparecían monstruos con el único propósito de probar el poder de An.

A juzgar por la respuesta de ayer, predije que no sacaría mucho de conversar con ella. Tenía algunas conjeturas en cuanto a de lo que su fuerza era capaz.

Era como la magia única de Silvery, el hechizo para invocar una serpiente de magia. Un encantamiento para reforzar tu propia magia, pero que incluso puede atacar por su cuenta. O para fortalecer la fuerza física... Bueno, es probable que sea una de esas opciones. Como había visto muchos magos invocar a ayudantes con su magia única, podía deducir su fortaleza.

Rápidamente me acerqué al zombi que venía hacia nosotros y me paré frente a él. El zombi detuvo su movimiento como si estuviera desconcertado, pero solo por un instante, y como si quisiera probar su fuerza al desgarrarme, vino a atacarme.

Aunque evité sin dificultades sus ataques, no me moví en absoluto. Continué esquivando varias veces, pero el comportamiento de An no tuvo ningún cambio. Solo volaba a mi alrededor. ¿La única otra opción que quedaba era que pudiera mejorar mi poder mágico?

Después de haber retrocedido con un paso atrás, conjuré cuadrado temporal y esfera blanca a la vez mentalmente, y hasta que el efecto no desapareció tomé nota del tiempo que pasaba. Entonces usé tasación mágica en el zombie.

Dejé correr el tiempo y después de que el zombi se viera envuelto por una luz, tasación mágica se activó.

Zombi

Nivel 6

Poder mágico: −4 112 / 452

Podía ver lo que le restaba de poder justo antes de que el zombi cayera. Llevaba un tiempo pensando en este método. Y era la clave de usar cuadrado temporal. Justo después de cantar el hechizo, si conjuro tasación mágica junto con él, puedo ver exactamente cuánto daño tomará el enemigo justo antes de su muerte.

Había muchos casos que quería experimentar contra monstruos débiles. Pero al mismo tiempo, muchas veces derrotaba los monstruos en una ataque, por lo que era difícil afirmar el daño total necesario para eliminarlo. Pero si usaba esto, podría parar de adivinar hasta cierto punto.

El daño que había hecho era de 4 600. Me dio la sensación que cuando estaba tratando de probar mi ataque el daño aumentó un poco en comparación con antes de tener a An.

Pero dejando eso a un lado, algo digno de mención era que incluso si usaba choque blanco, no tenía que consumir un médium de alto nivel. Con el poco dinero que tenía después de haber vendido la tarjeta del Rey Nipper, estaba muy contento de tener este tipo de poder.

“Abuelo, tengo hambre~”

“¿En serio? Pero si ya has comido...”

Bueno, ya que An requería médiums de alto nivel, como pensé, necesitaba asegurar una fuente estable de suministro. A ella solo le di uno, y luego fui a buscar zombis con teletransporte.

“Tengo sueño...”

“Ahh, buenas noches.”

Respondí a An mientras estaba desapareciendo frotándose los ojos. Luego, al momento siguiente empecé a pensar en los resultados del experimento.

Al parecer, la capacidad de An era reducir el coste de invocar y aumentar el daño, pero solo cuando este estaba relacionado con la magia celestial. Y después de un tiempo fijo al parecer necesitaba consumir un médium de alto nivel. ¿Podía decir que cada uno le duraba unos diez minutos, más o menos?

A pesar de que traté de atacar a muchos zombies usando choque blanco, solo mejoró un humilde 5%. Además, no fortalecía ninguna de las otras magias. Francamente, en su estado actual, el hechizo de invocar subordinado no tenía ningún efecto notable. Pero a medida que An creciera y aumentara su poder, esperaba que la eficiencia del hechizo mejorase de forma exponencial.

Por el momento ya no podía usar de nuevo el hechizo de invocar subordinado, así que di por terminado mi experimento por hoy. Bueno, a mi próxima tarea... 

En medio de mi pensamiento, apareció una persona. Era Silvery, salió de la oscuridad. Vi marcas ardientes en el suelo, por lo que supe que Silvery había estado cazando al Rey de la Muerte.

Había otra razón por la que elegí este lugar como un lugar para mis experimentos. Y fue para encontrarme con ella y preguntarle sobre la relación que tenía con los magos de la Asociación.

Cuando Silvery se fijó en mí, se sorprendió un instante al ver a un visitante inesperado.



Capítulo 65: Robo

Silvery estaba de pie en la iglesia en ruinas, en un rincón del cementerio. Estaba dando caza al Rey de la Muerte, que resucitaba cada semana, aunque no sabía el momento exacto en que resucitaría. Me acerqué a ella. No estaba muy seguro de si podría verla hoy, pero esta vez tuve suerte.

“Nos encontramos de nuevo.”

“¿Preparaste una emboscada? No dice mucho a tu favor.”

A pesar de que me estaba criticado por mi encontronazo, no parecía tan enojada.

“Lo siento. Había algo que quería decirte fuera como fuera.”

“¿Algo que querías... decirme?”

“Ayer, después de habernos salvado, Milly y yo nos encontramos con dos magos de la Asociación Mágica y parece que te estaban buscando, Silvery...”

“Oh. ¿Era eso?”

Como si estuviera algo incómoda, Silvery se enredó el pelo. Bueno, en estas ruinas había solo una capa, por lo que probablemente era consciente de que la estaban persiguiendo, ¿no? Sacó un reloj de su abrigo, comprobó la hora y luego se volvió hacia mí.

“Lo siento, pero el Rey de la Muerte resucitará en breve. ¿Podemos hablar un poco más tarde?”

“Ahh. Bueno, ya que estoy aquí, te ayudaré, Silvery.”

Justo entonces, el Rey de la Muerte resucitó frente a nosotros. Pero lo esquivamos con facilidad. Después de que Silvery disparase su magia, su poder mágico se consumió, así que me encargué de ganar el tiempo suficiente para que se recuperase.

Repetimos esto tres veces hasta que el Rey de la Muerte se desgastó completamente y se derrumbó. A pesar de que era un jefe de rango bajo, era difícil matarlo con un solo golpe. Como pensé, el poder de Silvery era fantástico. Después de guardar el artículo de la gota en su bolso y el anillo de hueso de serpiente en su bolsillo, se dio la vuelta hacia mí.

“Lo siento. Al final tuviste que ayudarme.”

“No importa, aunque no fui de mucha ayuda. Estoy seguro de que podrías haberlo derrotarlo sola.”

Era la verdad, solo la ayudé a ganar un poco de tiempo.

“Entonces... ¿Te parece si continuamos nuestra conversación?”

“Sí. Supongo que sí...”

Silvery suspiró como si estuviera molesta. Era evidente que no era un tema del que quisiera hablar.

“¿Hiciste algo a la Asociación Mágica para que te persiguieran?”

“No, no hice nada para que me persiguieran hasta este punto.”

“Si no fuera algo importante, entonces no enviarían a magos de misión.”

Parecía que no quería hablar de ello, pero no podía dejarlo pasar. Contra mi persistencia, respondió como si se hubiera rendido.

“Solo tomé prestado un pergamino que estaba en la Asociación. Eso es todo... ”

No podía cerrar la boca. Por más que lo pensara, era realmente serio.

“Entonces... ¿Lo has devuelto?”

“Aún no...”

“¿No es eso claramente un robo...?”

Eso me recordó los días en que viajaba con Silvery, ella siempre se apropiaba de mis cosas y las usaba a su antojo, pero no pensé que fuera capaz de hacer lo mismo con otros, y especialmente con la Asociación Mágica. Sin embargo, esta magia única que estaba escrita en un pergamino de la Asociación debía ser totalmente secreta, así que había hecho un gran trabajo robándola. Silvery era la única persona que podría hacer algo así. Pero, como siempre, había sido muy temeraria.

“¿Por qué no lo devolviste...?”

“Cuando estaba a punto de hacerlo... empezaron a perseguirme y terminé huyendo. Me atacaron sin preguntar o darme alguna explicación, así que no sé si es un buen momento para volver allí y devolverlo...”

Así que terminó huyendo todo este tiempo hasta hoy. Sabía que tenía dificultades en asociarse con otras personas, pero para acabar así...

“¡Sabes, cuanto más tiempo pase, más difícil será devolverlo!”

“Traté de devolverlo secretamente por la noche, pero han reforzado la seguridad, así que al final no pude.”

Era desesperante... Si no hacía algo con ella rápidamente... Entonces apartó sus ojos de mí y, de pie allí con una expresión realmente molesta, parecía como si estuviera regañando a una niña.

“Ya veo... Lo devolveré yo. ¿Puedes darme el pergamino?”

“Eso sería de gran ayuda... Mmm. ¿No querrás aprender el hechizo del pergamino de esta manera?”

¡Pillado! Era tan perceptiva en los peores momentos. Sonriendo y riendo, me volví hacia Silvery y le respondí: "Lo dejo a tu imaginación, Silvery.”

“Parece que no puedo bajar mi guardia contigo, ni siquiera un poco.”

Fufufu. Los dos teníamos una sonrisa perversa en nuestra cara.

“Bueno, no tengo ningún problema con eso. Pero, Zeff, si la Asociación Mágica descubre que has estado en contacto conmigo, es posible que te hagan la cruz también.”

“Lo haré de manera que no me descubran. Ya he pensado un plan.”

Sabía dónde estaba la casa de la maestra Clare. Si ella era la hermana de Azelea, entonces, si decía que me lo había encontrado en el suelo, solo tenía que dárselo a la maestra y de alguna manera podría engañarla. "Pero, de todos modos, es mejor que te disculpes. Será mejor para tu imagen aunque no sé si llegarán a perdonarte.”

Cuando vi a Azelea, no parecía una maga insociable con la que no se podía hablar.

“No estoy segura, pero... Puede que lo haga. ¿Puedes hacerlo tú en mi lugar, Zeff?”

“Aunque les diga algo, creo que tiene que salir de ti... Por lo menos deberías escribir una carta de disculpa.”

“Eso puedo hacerlo...”

Silvery usó la lápida derrumbada como escritorio para escribir la carta de disculpa encima de ella. Eché un vistazo para ver si realmente estaba escribiendo, pero usó su mano para bloquear mi vista. ¿Qué era, una niña?

Creo que el momento en que nos conocimos era un poco más honesta... E incluso en ese momento ya evitaba relacionarse con gente... Dejando a un lado la decepción, esta actitud infantil de Silvery me traía recuerdos.

Durante un breve instante continué protegiendo a Silvery mientras ella escribía la carta. Cuando terminó, selló la carta y me la dio junto con el pergamino.

“Fuu...”

“Buen trabajo.”

Después de soltar un suspiro, Silvery se guardó la pluma en su abrigo. Recibí la carta y el pergamino, y luego, al mirar el contenido, vi en el fondo el nombre de la magia que Silvery usaba. Chronos.

“Ese pergamino es un hehizo único que, solo por poseerlo, tu magia especialmente rápido. Hace varios años que lo tengo, y mi crecimiento aceleró con gran velocidad.”

No mencioné nada sobre el hecho de que hacía varios años que lo había robado. En ese aspecto tenía una manera de pensar similar a la de ella. Supongo que las aves del mismo plumaje se juntan.

“Por cierto, Silvery. ¿Por qué no te unes a nuestro clan? Estoy seguro de que mis compañeras te aceptarán.”

“La Asociación me está persiguiendo. Es probable que les moleste. Es mejor que lo dejemos aquí.”

“¿Estás avergonzada...?”

En el momento en que dije eso, Silvery miró hacia el otro lado. Uum... ¿La había hecho enfurecer? Cuando Silvery estaba enojada, dejaba de hablar.

“Um... ¿Silvery?”

Cuando me acerqué y la llamé, hizo como si estuviera jugando con algo con su mano. Inmediatamente después, con un ¡bam!, golpeó mi cabeza con algo.

“No puedo entrar en tu clan, pero te diré una cosa. Si les sucede algo, llámenme...”

Después de decir eso, Silvery usó la teletransportación y se fue.

No me importaba que se hubiese ido, pero al menos me hubiese gustado que escuchase mi respuesta. Qué lástima... Además, no sabía adónde había ido en esa oscuridad. 

Encendí una bola roja que flotaba en la punta de mi dedo, iluminando el lugar. Cuando vi el suelo, algo se refleja en mi luz.

“¿No es esto... un fragmento de un anillo de cristal...?”

Esto se hacía en el momento en que se creaba un clan, y permitía hablar por telepatía, pero solo con las otras personas que tenían partes del fragmento. Sin embargo, había una restricción.

“Con esto, incluso si tengo una parte del fragmento, no puedo comunicarme contigo, ¿sabes?”

Con este anillo de cristal, los titulares de los fragmentos no pueden comenzar la conversación, solo pueden recibirla. Esa Silvery... no parecía haberlo usado antes...

Por eso siempre estaba sola...

Dejando escapar un suspiro, me juré a mí mismo que la próxima vez que viera a Silvery le enseñaría a usarlo.



  Anterior  |  Lista de capítulos  |  Siguiente  


2 comentarios: