Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

martes, 27 de junio de 2017

Re:Master Magic - 32, 33, 34, 35


Holi~

Traigo buenas noticias. Como dije en algún sitio, ya he terminado mis exámenes y podré centrarme en esta serie en especial. Digo en especial porque su nuevo mejor amigo Lachs (debut hoy traduciendo) nos ha mandado la traducción al día. Solo queda que la editemos. Así que ahora voy a centrarme todo lo que pueda en hacerlo. You're welcome~

Además, con la entrega de hoy terminamos el primer volumen y aquí abajo les dejo su PDF de regalito:


-Xeniaxen


  Anterior  |  Lista de capítulos  |  Siguiente  

Novela original en japonés por: 謙虚なサークル (Kenkyona Circle)
Re:Master Magic


Traducido al español por: Xeniaxen


Capítulo 32: Noche bajo la luna llena (I)

Estábamos de pie en el oscuro bosque. La expresión de Claude era como de que algo la había aterrado.

"¿Estás bien?"

"Vayámonos rápido de aquí, ¿vale?"

Nuestras preocupadas voces parecía que ni siquiera llegaban a nuestros oídos.

Ahora que lo pienso, ella parecía más perturbada que normalmente durante la lucha contra el líder kobold. Mientras luchas concentras toda tu atención, pero una vez terminas recuerdas cualquier otra cosa que tienes pendiente de hacer.

Ahora ella estaba cubierta en sudor frío y sus ojos miraban a todos lados nerviosa. Parecía muy nerviosa.

"Uhm... Vale... Volvamos ya..."

Finalmente articuló una respuesta, pero parecía bastante poco probable. Nos teletransportamos al centro de la ciudad de Nanami, pero su condición mental no parecía mejorar.

(Me pregunto qué le pasa a Claude.)

(No lo sé... puede que tenga que hacer algo importante. Supongo que no es nada malo.)

Ciudad de Nanami.

"Uhm... Muchas gracias..."

Me agradeció con una cara tan pálida que me preocupó.

"¿Tenías algún compromiso? Si necesitas ayuda dínoslo."

"Claude, somos camaradas, ¿entiendes?"

"Ajá... Muchas gracias... Pero estoy bien..."

No parecía estar bien en absoluto en ese momento.

Ya había anochecido por completo cuando nos despedimos de ella. Cuando se fue, Milly y yo nos miramos.

"Claude... Me pregunto si de verdad va a estar bien..."

"No lo sé... mañana lo veremos. Ahora que lo pienso, ¿no se ha hecho muy tarde?"

"Supongo que sí..."

"Entonces tengo que irme a casa rápido o mi madre va a regañarme. Te veo mañana."

"Mm... Hasta luego, Zeff."

Después de despedirme de Milly, aligeré el paso. Mi destinación era, por supuesto, la posada de Claude. 

Estaba claro que la situación de Claude no era algo trivial. No sabía si había sido el detonante que hizo que Claude cambiara, pero no podía pasarlo por alto de ninguna manera.

Llegué al centro de la ciudad y giré hacia la posada de viajeros, cuando de repente me di cuenta de algo. ¿Dónde se alojaba Claude exactamente? Aquello no iba bien. Había seguido un impulso sin pensar bien en ello. ¿Qué debía hacer?

Mientras pensaba eso, vi a Kane saliendo de una posada en ruinas. Parecía la posada más barata y más en ruinas que había en la zona. Claude probablemente se alojaría allí.

Él estaba en la posada de más categoría en la ciudad y había dejado a su hermana con la peor de todas. Santo cielo. Tiene que estar bien esto de ser aquerosamente rico.

Estaba contando el dinero en su mano derecha, con media sonrisa en la cara. Ahora lo entendía. Era la razón por la que Claude tenía prisa.

Vi a Kane desaparecer mientras desaparecía evitando las miradas a su alrededor. Luego me dispuse a entrar en la posada de Claude.

La posada medio en ruinas de la que Kane acababa de irse ni siquiera tenía un mostrador para visitantes en la recepción. Vi el nombre de Claude en un letrero de madera que estaba encima de la mesa, y lo memoricé. Según el letrero, Claude estaba en la habitación 5.

"Bienvenido, esta es la posada para v... ¡Eh! ¡Espere un segundo! ¡No puede pasar por ahí! ¡¿Joven?!"

Escuché al recepcionista gritar desde la entrada, pero lo ignoré y continué avanzando por la posada. Recorrí el corredor desmoronado, el suelo crujía con cada paso que daba. Busqué el número de cada habitación, pronto encontré el 5 e intenté abrir la puerta. Ni siquiera tenía cerrojo. ¿Qué tipo de posada era esta? 

En lo que entraba en la habitación, un olor nauseabundo me asaltó. Dentro de la apestosa habitación, estaba Claude llorando con un ataque de pánico. Parecía como si acabasen de darle una paliza. Tenía heridas abiertas en la piel.

Ese tipo le había hecho esto a escondidas para mantener su reputación limpia.

"¡Claude...!"

Tan pronto como oyó mi voz, se giró y dirigió hacia mí su cara manchada de sangre y llena de lágrimas.

"Eres Zeff... ¿Necesitas algo?"

Frotándose rápidamente la cara para secarse, me sonrió de una forma muy rara y rígida. Su aspecto daba pena.

No le dije nada y me acerqué a ella. Me apresuré en quitarle la ropa para comprobar la gravedad de sus lesiones.

"Espera... ¡Por favor, para! ¡¡Zeff, eres un pervertido!!"

"¡Cállate! ¡No digas nada!"

Abrumada por mi vehemencia, Claude cerró la boca y permaneció en silencio.

Le quité la ropa, dejando su piel tiritante al descubierto, así como las marcas rojas de la paliza. Su cuerpo entero estaba lleno de moratones y heridas. Era horrible. Me quedé sin palabras. ¡Cuántos golpes habría recibido para terminar así de magullada...!

Inmediatamente pronuncié un conjuro de curación para intentar sanar sus heridas, pero mi estado mental era tan inestable que no lograba concentrarme al cien por cien.

"¡¡Maldición!!"

"Estar desnuda delante de ti... es un poco incómodo, mhm..."

"Ese tipo... Cuando vi a Kane marcharse de la posada estaba contando el dinero que llevaba en la mano. Ese dinero era tuyo, ¿no...?"

"Ser un caballero significa parecer un caballero, su profesión depende de las apariencias..."

"¿Dices que guardar las apariencias es parte de su profesión...? ¡Su hermana pequeña se aloja en una posada que se cae a pedazos! ¡¡No le perdonaré por tener las agallas de robarte dinero a ti también!!"

"A pedazos... Eso es un poco grosero... Jajaja" rió Claude.

No había ni rastro de su típica sonrisa de chico atractivo esta vez. Con esa cara que puso, no había duda de que la mía era mejor. ¡Mierda! No quería volver a ver a Claude con esa expresión nunca.

Me quité el abrigo, y la cubrí con él. Sus hombros empezaron a temblar mientras lloraba, y no podía encontrar las palabras correctas para esa situación. Me volteé y me fui de su habitación.

PLAS. Algo me pegó en el hombro. El recepcionista parecía haberme seguido y se topó contra mí.

"Oye, oye. Joven, no puede campar por aquí a sus anchas, ¿sabe? Esta es una posada para v..."

De repente, el recepcionista dejó de hablar. Lo controlé con algo de magia. Se puso pálido, cerró la boca y se apartó. Sin nada que me obstruyera el paso, caminé hacia adelante mientras el suelo crujía con cada paso.

Salí de la posada y di la vuelta hacia el distrito del entretenimiento. Empecé a caminar hacia allí directamente. No era un lugar para niños, pero eso no me detuvo en lo más mínimo.

En el camino, un borracho me gritó. Le disparé solo un poco de magia y se descompuso en un instante.

Había muchas luces mágicas brillantes, y pasé por muchos bares. Entré en el bar más grande de la calle.

"Jovenzuelo, este no es un sitio para niños, ¿sabes?"

"¿Has venido en busca de tu papá? Dime cómo se llama y quizá pueda ayudarte a buscarlo."

Dos hombres con caras terroríficas me hablaron. Aquello podría ser útil en cierto sentido. Parecían haberse dado cuenta de que era un mago, pero aun así tuvieron la arrogancia de encararse a mí.

"Se llama Kane. Kane Leonhardt. Lleva una armadura muy brillante. Ayúdenme a buscarlo, por favor" respondí con franqueza.

Pese a que sabía que sería ineficiente andarme sin rodeos con aquello, en ese momento no razonaba del todo, aún sintiendo la ira en mi cabeza.

"Lo siento, pero esto es un local exclusivo. No permitimos que la gente entre y salga así como así. Estamos aquí para asegurarnos de que no entre nadie indeseable."

"Kane es un cliente rico de aquí. Nos repercutiría negativamente dejar que un crío como tú le moleste."

No iba a ser tan fácil llegar hasta él. Vaya por dios.

En el bar exclusivo Cola de Gato Negro, una mujer servía a los caballeros mientras todos ellos bebían juntos. Había muchas botellas de sake caras vacías alrededor de las caras enrojecidas de los caballeros. En medio de ellos, estaba Kane. Sentado con su brazo rodeando a una mujer.

"¡Chicos, felicitaciones por la expedición de hoy! ¡Aprovechen que estamos aquí como recompensa de su duro trabajo!"

Kane parecía estar de muy buen humor mientras levantaba su brazo, derramando sake y brindando con la copa casi vacía.

"¡Hoy invito yo! ¡Disfruten de todo lo que quieran!"

"¡¡¡OOOOOOOOH~~!!!"

"¡Ese es nuestro Kane!"

"¡Muchas gracias!"

¡¡¡BUUM!!! De repente todo el mundo en el bar escuchó un fuerte estruendo. Los guardaespaldas de afuera fueron arrojados violentamente a la parte trasera con suficiente fuerza para sacudir la barra, todos se volvieron para mirar en mi dirección. Todavía deberían estar vivos... Probablemente.

Caminé hacia adelante, y encontré el grupo de Kane de juerga. Al verlos riendo despreocupados sentí mi poder mágico hirviendo y creciendo aún más. No podía controlar mi rabia. Presentía que algo malo iba a ocurrir.

Era el hermano de Claude, así que no podía matarlo. Pero dejar a tal escoria humana campar a sus anchas se me hacía más difícil por segundos.



Traducido al español por: Lachs
Revisado y editado por: Xeniaxen


Capítulo 33: Noche bajo la luna llena (II)

Me paré frente a la mesa de Kane mirando hacia abajo mientras me miraban fijamente. Sus subordinados estaban a punto de levantarse cuando Kane los detuvo llamándome.

“Eras... creo que eras el amigo de Claude, ¿no?”

“Usando el dinero de tu hermana pequeña para invitar a todo el mundo a bebidas, parece que los has animado.”

Los caballeros que parecían subalternos empezaron a murmurar, Kane recobró la sobriedad instantáneamente.

“Eso es completamente falso... Me gustaría que dejaras de esparcir mentiras y rumores...”

Kane se reclinó lentamente en el sofá, inclinó su copa y fuuu soltó un pequeño suspiro. Me repateaba escuchar sus mentiras descaradas y ver su actitud relajada.

“Tú, hijo de puta... Deja de hablar mierda. No vine aquí para escuchar tus estupideces.”

Levanté mi mano y mandé un choque rojo. Una masa de llamas se formó en mi palma derecha, se retorcía y se removía violentamente mientras la nivelaba hacia Kane.

Sus subalternos y las mujeres se dieron cuenta de lo que estaba sucediendo e inmediatamente empezaron a gritar y huir, a Kane le temblaba la mano con la que sostenía la copa.

Bien, muy bien. Liberé todos mis amargos sentimientos así.

“¡¡Choque rojo!!”

El interior del bar resonó con un rugido explosivo, las botellas de sake, la mesa, el sofá, todos salieron volando. Las explosivas llamas se dispersaron por todas partes y las llamas se extendieron por las paredes y el suelo. El humo cubría todo el interior, agitándose y expandiéndose.

En ese momento... Moví mi cuerpo a un lado y esquivé una brillante espada que cortó el espacio que acababa de desocupar.

¿De veras había sido capaz de contraatacar después de recibir mi choque rojo? Ya empezaba a pensar las cosas más en frío después de la impulsividad del momento, así que lancé rápidamente tasación mágica.

¿¡No hay nadie!? Imposible...

El humo vacilaba mientras giraba continuamente su espada. Con tanto humo, probablemente tampoco podía verme. Siguió balanceando su espada al azar... ¡agudo!

“¿¡Uh!?”

Tomé un golpe directo y protección segura se deshizo. Me retiré hacia atrás, y disparé un tiro negro en el humo.

La presión del aire de la bala dispersó el humo y ci a Kane, pero la magia se desvaneció antes de llegar a él.

¡Así que se trata de eso...!

Al mismo tiempo, Kane se acercó a mí, blandiendo su espada. Traté de teletransportarme lejos, pero un dolor agudo corrió a través de mi pie.

“¡Gah...!” 

Kane me estaba pisando con fuerza. Sus botas eran de acero, y yo solo llevaba zapatos de cuero. Mis zapatos se deformaron sin resistencia, me pregunto si los huesos en mi pie se rompieron también.

Anular teletransportación... ¡Este tipo sabe cómo luchar contra magos!

Cuando te teletransportas, la cosa o la persona que estés tocando se teletransporta contigo. Aunque hay límites, ya que las paredes, el suelo y las cosas que no pueden moverse no vienen contigo.

Debido a eso, si tu oponente te toca, no puedes huir, y tienes que sellar la técnica cuanto antes.

Kane pisó fuerte en mi pie, luego preparó su espada y, sin pensárselo dos veces, arremetió hacia mí.

¡¡Claang!! Una chica de pelo rubio detuvo el corte vertical. Sus dos espadas chocaron enviando chispas mientras los dos se miraban amargamente.

“Fuera del camino... Claude.”

“¡No...! ¡Hermanito!”

Quien había detenido el golpe de Kane era Claude. Aunque la sostenía con todas sus fuerzas, la hoja de Claude estaba siendo empujada hacia atrás.

“¡Zeff! ¡Huye, por favor! ¡La magia no funcionará en mi hermano!”

Como esperaba, ese era el caso. Tanto Kane como Claude tenían la habilidad mágica inherente pantalla repelente, esta habilidad probablemente tenía la capacidad de anular los efectos de la magia hasta cierto punto.

Acababa de suprimir mi magia, y ni siquiera había permitido que tasación mágica funcionara correctamente, debido a esto empecé a sospechar que este podría ser el caso.

Un mago cuya magia se hacía ineficaz podría compararse con tener las manos atadas e inmovilizadas en plena cosecha.

Artes supresoras de magia. Ya sabía que este tipo de magia existía, pero no esperaba verlo tan pronto...

“¡¡¡CLAUUDE!!! ¿Cómo te atreves a decir eso? ¡¿Cuántas veces traicionarás a la familia Leonhardt antes de estar satisfecha?!”

El rostro de Kane se retorció y se tensó de ira. Acorraló a Claude aún más. Mientras aguantaba, Kane se defendió fácilmente de un golpe destinado a hacerle retirarse. A pesar de que su golpe fue repelido, Claude puso su postura de espada una vez más.

Con las espadas resonando cada vez que se encontraban, el cuerpo de Claude fue rechazado progresivamente. Estaba claro que Kane era más diestro, tanto en la técnica de la espada como en el poder. Fue una pelea completamente unilateral, parecía que no tardaría mucho en ser resuelta.

“¡Zeff! ¡Rápido, escapa de aquí! ¡No puedo durar mucho tiempo...!”

“¡Idiota! ¡No lo dejaré escapar tan fácilmente! ¡Ha deshonrado a la familia Leonhardt! ¡Él sabe nuestro secreto también! Y lo peor de todo, ¡este mocoso de mierda me avergonzó en público!”

Kane arrojó golpes pesados consu espada hacia Claude, chocando con la de ella. Su espada agitaba y se doblaba, parecía que podría romperse en cualquier momento.

“¡¡¡Se acabó...!!!”

Gritó y se desplomó violentamente, y ¡cras!, su espada se rompió.

La hoja voló girando por los aires y se clavó firmemente en la pared. Kane, riendo y sonriendo, estaa completamente seguro de su victoria.

“¡Ts...!”

“Es suficiente. La pelea ha terminado. Pe~eero, como eres mi pariente de sangre, no me importa perdonarte... Sin embargo, tienes que matar a ese mocoso, ahora mismo.”

La pelea había terminado. Y en esta pelea, sus habilidades reales estaban en niveles tan diferentes, que por muchas veces lo intentase, probablemente terminaría con el mismo resultado. Si incluso un forastero como yo podía verlo, Claude debía saberlo demasiado bien.

Aun así... Claude no había relajado su postura. Agarrando su espada rota desesperadamente, se quedó allí agitada y temblando.

“¿Por qué estás haciendo esto Claude? Ese mocoso es casi un total desconocido para ti, ¿verdad?”

“Él no es un extraño para mí en absoluto... ¡Es mi compañero de clan y preciado camarada!”

“¿No es lo mismo?”

“¡¡¡No, es diferente!!!”

Kane la miró con una cara llena de insatisfacción, mientras que Claude lo miraba como si estuviera a punto de llorar. Su voz temblaba y se entrecortaba, mientras que sus ojos se llenaron de lágrimas que estaban a punto de derramarse.

“Yo... estaba siempre sola en casa... incluso después de haber sido abandonada expulsada... aunque me trataban amablemente al principio por ser mujer, siempre... siempre terminaba traicionada...”

Kane la escuchaba atentamente. ¿Quizás sentía algo de culpa?

“Por eso en ese momento pensé que tal vez si parecía un hombre podría ser mejor... Me vestí como un hombre, y cuando salí de viaje nadie me atacó ni me traicionó... pero no podía tener ninguna conexión real con nadie en absoluto...”

Hmm, ahora entiendo, así que ella estaba vestida como un hombre por esa razón.

“Para distraerme de la aplastante soledad luché, luché y luché hasta que los monstruos me rodearon, y cuando pensé que no podía soportarlo más y estaba lista para ceder, Milly vino y me salvó... Milly hizo frente a los monstruos mientras sonreía... Nunca olvidaré esa imagen para el resto de mi vida.”

Su ángel de guerra. Sonreí involuntariamente. Esto podría decirse que es de alguna manera un recuerdo importante para Claude, ¿verdad?

“Zeff y Milly, inmediatamente después de reunirse conmigo, ¡me trataron con tanta amabilidad y calidez...! ¡Fue la primera vez en toda mi vida que alguien me llamaba amiga o compañera! Por lo tanto, por ellos... ¡arriesgaré mi vida y haré todo lo que pueda!” espetó Claude.

“Juuuu... Se te ve decidida, Claude. A pesar de que siempre miras hacia abajo avergonzada en casa.... ¿Te has enamorado de este mocoso?”

“¡Zeff fue la primera persona que se enojó por mí!”

Kane y Claude se miraron el uno a la otra. Claude ya no tenía lágrimas en los ojos. En su rostro solo se distinguía la determinación de enfrentar la muerte.

“Ese es el motivo... corre, por favor, Zeff...”

De ningún modo voy a abandonar a una chica así como así.

“Claude...”

“¡Estaré bien, así que...!”

Esta chica parece haberme entendido mal. Envolví mi mano alrededor de la mano de la espada de Claude.

“¿Qué e-estás...?”

Lancé cuadrado temporal, explosión roja y arma rojo al mismo tiempo. La empuñadura rota de la espada de Claude emitió una luz mágica que se extendió para formar el filo de una espada... Claude, sorprendida, me habló con una voz llena de sorpresa e incredulidad.

“¿¿¿Esto es...???”

“¿Debo nombrar a este hechizo filo rojo?”

Capítulo 34: Noche bajo la luna llena (III)

“¡Filo... rojo...!”

Claude se sorprendió.

Arma roja es un hechizo que encanta un arma con un atributo. Si se usa cuadrado temporal, arma roja y un hechizo ofensivo pueden invocarse simultáneamente, creando una espada de magia.

Yo no era muy competente en el uso de armas, así que realmente nunca había tenido la oportunidad de usar tal hechizo.

Una hoja ardiente se elevó de la espada rota de Claude, y su llama parpadeaba cada vez que se movía, arrancando cualquier humo sobrante dentro de la habitación.

“¡Con esto...!”

Claude dirigió su espada ardiente hacia Kane. La espada de Kane estaba decorada con adornos de plata. Me atrevo a decir que su empuñadura estaba encantada para aumentar su poder ofensivo. Una espada media no sería capaz de durar un segundo en contra de ella. Sin embargo, eso es solo si era una espada promedio.

“¡¡Haaaaaaaaah!!”

“¡¿Cómo han...?!”

Kane recibió el vigoroso y potente ataque cortante de Claude. Al igual que la mantequilla, su espada se partió en dos espléndidamente. La hoja cayó y rodó por el suelo.

“¡Esto no puede ser...!”

“Tu pantalla repelente es el más fuerte entre la Leonhardt. Si la activas, eres inmune a todo tipo de magia.”

Kane tenía una expresión de duda en su cara, y Claude sonreía.

“Por eso, seguro que no te pasará nada, ¿cierto?”

Una sonrisa despectiva flotó en su cara mientras Claude seguía balanceando su espada mágica. Kane ya no tenía un arma, y le era difícil evitar los golpes.

Con cada ataque, la armadura y la ropa de Kane se rasgaban en pedazos, sin embargo no había una sola marca en su cuerpo real.

El filo rojo que Claude estaba empuñando estaba lleno del poder mágico de mi explosión roja. Entre los varios hechizos en mi arsenal, este era uno de los ofensivos más fuertes.

Qué habilidad tan aterradora... Pantalla repelente... Y sobre todo la cosa más espantosa era... Las ropas de Kane estaban desgarradas, y su piel desnuda, que puro músculo, empezó a asomarse. No es broma. Claude estaba cortando la ropa de Kane como si estuviera poseída por un demonio. ¿Odiaba tanto a su hermano?

“Kuu... ¡Claude, maldita seas!”

Kane fue perdiendo la ropa hasta quedarse solo en calzoncillos. Miró a Claude con frustración y odio. No siento una pizca de simpatía por él...

“Comandante Kane, por favor, ¡perdónenos por haberlo abandonado y haber huido sin usted!”

“¡Voy a venir a ayudarle! ¡Comandante Kane!”

Después de que el humo se aclarase, los subordinados de Kane regresaron.

“¿Com... Comandante Kane...?”

Todos sus subordinados vieron la situación embarazosa en la que estaba Kane. Su propia hermana menor le apuntaba una espada, y solo llevaba sus calzoncillos, era una apariencia indescriptiblemente miserable. Solo un poco... sentí lástima por él.

“Oigan... Ustedes... ¡No miren! ¡¡¡¡No me miren!!!!”

“E-eh... Pero... si no hacemos nada, usted...”

“¡Habrán de pasar 1.000 años para que ustedes se preocupen por mí! ¡Danse prisa y desaparezcan!”

Mirando la cara de Kane, que estaba teñida de rojo de ira y vergüenza, la rabia dentro de mí desapareció por completo. Claude también parecía tener una cara completamente calmada. Era como si hubiera disipado todo su rencor acumulado a lo largo de los años.

Sujetó la espada de una manera amenazadora, y se declaró a Kane.

“¡Ya no estaré relacionada con ustedes, Familia Leonhardt! ¡Soy Claude! ¡Solo Claude!”

¡ZAN! Claude blandió su espada mientras afirmaba decididamente.

Kane, sus subordinados e incluso yo me abrumé por el espíritu de lucha y el vigor que mostró. Y después de un rato de silencio... Kane apretó los dientes y cerró la mano en un puño, gritó hacia sus subordinados mientras se aferraba al último cordón de los pantalones que se le caían.

“¿Qué es lo que están mirando todos tan ensimismados? ¡Háganlo! ¡Dense prisa y ataquen!”

“Sin embargo, ella es su hermana menor, comandante...”

“¿Acaso no declaró lo contrario justo ahora? ¡Solo háganlo!”

Puede que este sea un buen momento. Invocé cuadrado temporal, combiné la onda roja con la onda azul y las disparé. Un sonido explosivo junto con humo blanco envuelve la habitación.

“¡Comandante! ¡Es una pantalla de humo!”

“¡Avancen! ¡¡Persíganlos!!”

“Eso es demasiado precipitado...”

Mientras el otro bando estaba confundido sobre lo que debía hacer, agarré las manos de Claude.

(¡Zeff!)

(¡Claude, aquí!)

Normalmente, cuando se combina un hechizo de la rama roja con uno de la rama azul, su incompatibilidad tiene una alta probabilidad de causar una explosión, sin embargo, cuando se combina un hechizo de baja potencia con una amplia área de efecto como la onda, es posible crear una pantalla de humo. ¿Debía llamarlo onda explosiva?

Alcancé la mano de Claude y corrí hacia la salida de la tienda. Cuantos más pasos daba hacia adelante, el dolor palpitante en mis piernas seguía aumentando y mis pies se hacían más pesados, me corría sudor frío por la espalda. ¿Me habría excedido?

Mientras pensaba en esas cosas, de repente mi cuerpo comenzó a flotar en el aire, y sentí la sensación de un cuerpo suave que me abrazaba.

“Por favor, aguantae...!”

Claude me llevó en brazos como si fuera una princesa y salió corriendo de la tienda. Un hombre con ropa negra todavía estaba inconsciente en las escaleras cerca de salida.

“¡Están aquí! ¡Cógelos!”

El hombre vestido de negro probablemente llamó a sus compañeros antes de desmayarse. Los refuerzos llegaron muy tarde, pero cada uno tenía armas y se acercaba rápidamente a nosotros. Antes de que llegaran a nosotros, invoqué el teletransporte y volé a la parte superior del edificio.

“Mierda. ¡Escaparon usando el teletransporte!”

“¡Son magos! ¡¿No hay alguien aquí que pueda usar el teletransporte para perseguirlos?!”

“Si tuviera tal habilidad, ¡¿por qué demonios seguiría siendo mercenario?!”

Claude miraba tranquilamente a los hombres que seguían luchando.

“Nos vendría bien que ninguno de ellos viera nuestras caras.”

“Probablemente nos vio tu hermano mayor y el empleado de la tienda.”

Era posible que pudieran buscarnos por causar daño a la tienda. De ser así, envíarían a magos de la Asociación Mágica para encontrarnos, y probablemente nos capturarían.

Tenían muchas habilidades mágicas peculiares que no conocíamos y, considerando la cantidad de personas que trabajan para la Asociación Mágica, podían describirse como un grupo extremadamente fuerte.

Por otra parte, usando magia de tipo investigación, había varios métodos que podían utilizar para localizar a otros magos. Eso es lo que hacen cuando se requieren las fuerzas de la Asociación Mágica. Atrapan rápidamente a la mayoría de los criminales.

Bueno, somos solo un grupo de niños, además, es nuestra primera ofensa, por lo que probablemente solo nos caiga alguna especie de penalización monetaria. Al parecer mis deudas iban creciendo...

“No creo que pase nada. No creo que mi hermano mayor se atreva a hacer esto público.”

“De hecho, se convertiría en la vergüenza de la familia, por lo que sospecho que se mantendrá en silencio... Sin embargo, el dueño de la tienda que quedó completamente destrozada probablemente estará enfadado...”

Era una mala costumbre. En el momento en que la sangre me sube a la cabeza, pierdo inmediatamente mi compostura. Mi maestro siempre me había advertido de que tuviera más cuidado, pero nunca podré cambiar este aspecto particular de mí.

“¿Vamos a disculparnos por eso más tarde? Una pelea en un bar es una ocurrencia cotidiana, y si mostramos nuestra sinceridad con el dueño, es probable que nos perdone pagando algún dinero, ¿verdad?”

Claude sonreía dulcemente, con su habitual sonrisa deslumbrante. Parece que había vuelto a la normalidad, con su sonrisa de chico atractivo. Aunque no era tan atractiva como la mía.

También le mostré una gran sonrisa, y ella probablemente sabía lo que estaba pensando. Me miró con una sonrisa tierna.

Su mirada era demasiado pura para mí, tanto que me avergoncé un poco y miré hacia otro lado.

“Muchas gracias, Zeff.”

“Me enojé yo solo, y me puse a rabiar sin permiso. Además, al final tuviste que salvarme tú. No tienes nada que agradecer.”

Fue realmente algo embarazoso. Claude siguió mirándome mientras sonreía. Oh, por favor, deja de hacerlo ya, estúpida. No soy tan buen compañero como crees.

“Claude, dijiste que fui la primera persona en enojarme por ti. Eso no es verdad.”

“¿No?”

Claude estaba un poco aturdida, apunté mis dedos hacia la dirección de la tienda. Allí estaba la figura de una chica solitaria que buscaba algo.

“¿Milly...?”

“Después de separarnos, sentimos que había algo un poco extraño contigo. Por eso apuesto a que ella también se sintió realmente preocupada y te buscó.”

Ella debió de pensar lo mismo que yo.

“Esta vez, fue por casualidad que te ayudé yo, sin embargo, si las cosas hubieran ido un poco diferente, podría haber sido Milly quien te ayudase.”

“Es... verdad...”

Claude miró hacia abajo. Sus pupilas estaban un poco húmedas de lágrimas.

“De hecho cuando empecé a golpearte, la persona que se enojó, me regañó y me detuvo fue Milly, ¿verdad? Así que la primera persona que se enojó por tu bien fue ella.”

Entre todo el bullicio de allí, Milly se abrió camino entre la multitud y nos buscó desesperada. Incluso ahora podía decir que su rostro estaba lleno de preocupación y ansiedad. Se tropezaba con la gente y caía al suelo, pero rápidamente se recuperaba y empezaba a buscarnos una vez más.

Al ver esa escena frente a ella, sin darse cuenta, sus ojos comenzaron a gotear grandes ríos de lágrimas.

“Recuerda ese trato que teníamos, tú me dijiste que escucharías una sola petición de mí si ganaba ese duelo, ¿verdad?”

Claude, que seguía llorando, se volvió hacia mí.

“Nunca traiciones a Milly. No importa lo que suceda, protege a Milly conmigo, ¿de acuerdo?”

“Esa clase de promesa... No es necesario que la haga...”

Se secó las lágrimas de la cara y me miró con una sonrisa.

“¡Esa era mi intención desde el principio!”

Bajo la noche iluminada por la luna, Claude me sonrió con la mejor sonrisa de chico atractivo que he visto. Aunque seguía sin ser tan buena como la mía~



Capítulo 35: Marcha

Pensé que no debía mantener a Milly ignorada mientras ella nos buscaba frenéticamente, así que le envié un mensaje de clan.

(Milly, aquí arriba, estamos en la azotea del bar frente a ti.)

(¡Zeff! ¿Estás bien?)

(¿Eres consciente de que podrías habernos encontrado hace rato usando los mensajes del clan, no?)

(Ah, es cierto... lo olvidé por completo.)

Probablemente porque estaba en pánico. Además, Milly probablemente no estaba acostumbrada a comunicarse con los mensajes del clan. 

Pensándolo bien, creo que nunca había iniciado un mensaje de clan conmigo sola. Es decir, incluso cuando fue a buscarme a casa, solo tendría que haber usado el sistema de mensajería del clan para ponerse en contacto conmigo.

"¡Claude, Zeff! ¡¿Están bien?!"

Mientras nos preguntaba por nuestro bienestar, rápidamente se teletransportó hacia donde estábamos, en la azotea del bar. Al ver nuestro estado exhausto y desgastado, su expresión cambió inmediatamente.

"No te preocupes tanto. Estoy bien, solo me he roto un pie."

"Yo también, solo tengo varios cortes en mis brazos y piernas."

La expresión de Milly seguía cambiando. Parecía como si estuviera a punto de romper a llorar en cualquier momento. ¿Era verdad? Debíamos vernos muy mal para montar tal drama.

Ella extendió sus brazos y rápidamente se precipitó hacia nosotros, envolviendo nuestros cuellos. Su temperatura corporal se transmitía a través de sus brazos y empecé a sudar por un lado del cuello. La notaba temblorosa mientras se aferraba firmemente a nosotros.

Puse mi mano sobre la cabeza de Milly y comencé a cepillarla suavemente, con lo cual su cuerpo empezó a temblar aún más que antes. Poco a poco, comenzó a llorar y, como influenciada por Milly, Claude también comenzó a llorar con ella.

En serio, estas dos chicas... Supongo que no tienen remedio.

Durante un rato apenas miré en silencio las estrellas en el cielo.



Durante los días después del incidente, se difundieron varios rumores sobre los magos del alboroto. Sin embargo después de un tiempo, esos rumores se disiparon completamente.

Probablemente fue Kane quien cubrió el incidente para proteger su propia integridad. En cuanto a mí también entregue una compensación de mi parte al dueño del bar para así evitar más problemas.

Con esto, excluyendo mi envío de artículos a Lydia, me quedé completamente sin fondos. Aun así había conseguido evitar que la Asociación Mágica me pusiera en busca y captura, así que en general no fue tan malo.

Hace mucho tiempo, yo también había utilizado los servicios para solicitar una captura a la Asociación Mágica, y fue entonces cuando descubrí lo aterradores que podían ser. A ser posible, esta vez no me gustaría tener nada que ver con ellos. Sin embargo... teniendo en cuenta el tipo de personalidad que tengo, es bastante imposible.

Ahora, como es natural pensar, probablemente era una buena idea que el grupo dejase la ciudad de Nanami por un tiempo. Este tipo de cosas seguramente iban a ocurrir más veces en el futuro, especialmente con mi carácter.

Mi madre también estaba aquí en esta ciudad, y si continuaba por este camino, temía que algún día fuera a causarle algún problema irremediable.

Lydia probablemente vendiera los objetos que le he enviado en poco tiempo, por lo que podría vivir con la cantidad de dinero de que disponía en ese momento y lograr salir adelante.

Realmente Claude no merecía vivir en una vieja posada. Se había hecho mucho más fuerte que cuando la vi por primera vez, estaba seguro de que sería capaz de ganarse la vida de una forma apropiada ahora que había cortado lazos con su hermano.

También renunciaría a la escuela. La escuela era una cosa opcional, si te adaptabas a los requisitos, podías tomar una prueba para juzgar tus habilidades, y si pasabas el examen de graduación especial, podías dejar de ir a la escuela. Aunque, por supuesto, tal ocurrencia no era nada común.

A menos que clasificaran a nuestro grupo como “útil a la sociedad”, era poco probable que se nos concediera el permiso para dejar la escuela.

Con ese propósito en mente, tanto Milly como yo fuimos capaces de pasar la prueba sin ningún problema. El problema fue convencer a mi madre.

Mi madre lavaba los platos en la cocina. Parecía estar de muy buen humor, tal vez no debía matar su estado de ánimo comunicándole mi decisión de irme ahora mismo. Puede que fuera mejor dejarlo hasta mañana...

Pero a ver, ¿cuál era el punto de vacilar así? ¡Iba a decírselo ya mismo! ¡Iba a hacerlo! No servía de nada prolongar lo inevitable.

"Madre, ¿tienes un segundo para hablar?"

"¿Qué ocurre~?"

Cuando llamé a mi madre, respondió mientras continuaba su trabajo. Uuuh... Cielos, me estaba poniendo muy nervioso.

"Estoy pensando en dejar la escuela y convertirme y aventurero."

Madre no me respondió nada. Yo tampoco tenía ni idea de lo que debía decir en ese momento. Sin embargo estaba decidido a irme.

"Si sigo aquí, me temo que voy a causarte muchos problemas... Es por eso que... es que..."

"Zeff."

Me estaba poniendo nervioso y no sabía qué decir, entonces me interrumpió suavemente.

"¿Sabes?, me di cuenta de esto recientemente. Has... crecido. Incluso he pensado que quizás te has hecho aún más adulto que yo. Y, aun así, creo que no has cambiado ni un poquito."

Mi madre dejó de lavar los platos y se puso detrás de mí mientras habla cariñosamente.

"Milly y Claude también van contigo, ¿cierto? Espero que te lleves bien con ellas..."

Yo estaba sentado en la silla cuando de repente me abrazó con firmeza, ese calor repentinamente se precipitó a través de mí y mis ojos se pusieron llorosos. ¡Mierda! ¡Espera! ¡Estaba siendo tan patético...!

"Sin embargo tengo dos cosas que quiero decirte. Nunca he pensado ni siquiera un segundo que fueras una carga para mí. Siempre puedes depender de mí sin importar el qué, ¿vale?"

Las lágrimas que se recogieron en el rincón de mis ojos comenzaron a derramarse por mis mejillas. Siempre era así. Madre siempre entendía todo acerca de mí, aceptaba de todo corazón mis defectos y los permitía.

"Y una cosa más."

No quería. Si seguía así iba a romper a llorar. Terminaría llorando como un miserable. Mierda, por favor, ¡deténganse, lágrimas estúpidas!

"¡Asegúrate de llamarme cuando te cases con Milly...!"

¿Qué...? Cuando me volví para mirar a mi madre, tenía un rostro lleno de felicidad. No tenía ni idea de lo que estaba diciendo.

"Madre... Milly y yo no tenemos ese tipo de relación... ¿sabes?"

"¡¿Eh?! ¿No? Zeff, no me digas que ya le has puesto las manos a otra chica también."

"¡¡Por supuesto que no!!"

Oh, cielos... Justo cuando pensé que ella comprendía todo lo que hacía, parecía que al mismo tiempo no sabía nada de mí. Las lágrimas que rodaban por mi cara hace unos minuto estaban completamente secas. Para empezar, ¿qué estaba tratando de decirle a un mocoso de 10 años como yo...?

Esa noche, no me permitió volver a mi habitación y mi madre empezó a hacerme todo tipo de preguntas sobre las chicas con mucha persistencia. Por suerte, logré responderlas adecuadamente.

Estuve preparándome varios días antes de irme, cosa que fue un fastidio, uno grande. Y durante la mañana de la salida...

"Muy bien, tía, nos vamos!"

Terminé todos los preparativos para la salida, y Milly vino a mi casa a recogerme. Ella y yo apenas llevábamos equipaje.

Por el momento queríamos dirigirnos hacia la ciudad de Berta, y después de asegurar un lugar para vivir, volveríamos y tomaríamos el equipaje más grande.

"Milly, ven aquí un segundo."

"¿Sí?"

Mi madre llamó a Milly y le susurra algo al oído. Apuesto a que le susurró alguna totnería como de costumbre. Qué pesada y qué agobiante era. Dejé escapar un suspiro, mientras esperaba a Milly que corría hacia mí.

"Perdón por la espera."

"¿Qué te dijo?"

"No quería que lo oyeras, y además me dijo que lo guardara en secreto."

Milly soltó una risita. Dios mío, qué madre tan molesta.

Comenzamos a caminar por el sendero hacia la salida de la ciudad. ¿Sería este el final? Incluso Milly, que por lo general era demasiado habladora hasta el punto de ser molesta, estaba realmente tranquila hoy, como si estuviera pensando en algo. Por alguna razón, me sentí incómodo.

"Ahora que lo recuerdo, ¿Claude nos está esperando en la puerta?"

"Sí, me dijo que nos esperaría cerca."

Empezamos a caminar en silencio de nuevo. Pasamos el distrito comercial y nos dirigimos hacia fuera del parque, estábamos a punto de llegar al exterior de la ciudad.

A medida que nos alejabamos de la ciudad, Milly estaba cada vez más inquieta. En serio, ¿qué le había dicho mi madre?

Cuando pasáramos por este camino y cruzáramos la curva, Claude nos estaría esperando en la puerta. De repente Milly detuvo sus movimientos.

"¡Ahhhhhhh! ¡He olvidado algo!"

"Ohh, ¿en serio? En ese caso te espero allí con Claude, mientras vas a busc..."

Justo cuando estaba a punto de terminar mi oración, Milly de repente agarró mi mano y comenzó a correr.

"¿Mi... Milly?"

"¡Es algo muy pesado! TIenes que ayudarme, Zeff."

En ese caso, ¿no era mejor que Claude nos ayudase también...? Cuando estaba a punto de decir eso, me interrumpió y abrazó mi brazo, presionando su cuerpo firmemente contra el mío.

Podía sentir dos pequeñas protuberancias apretando contra mi brazo y mis delgadas manos encajaban muy bien en la pequeña grieta de su creciente pecho. Debió de darse cuenta de lo que estaba haciendo, porque su cara empezó a encenderse un poco. ¿Había sido esto lo que mi madre le había susurrado al oído?

"Entiendo... Mira, deberíamos conseguir rápidamente eso que te has olvidado, de lo contrario haremos esperar mucho a Claude, ¿de acuerdo?"

"E-ee... ¡Es verdad! ¡Vamos, rápido!"

Diciendo eso, Milly apretó su cuerpo contra mis manos con más fuerza y comenzó a caminar lentamente.

Terminamos tardando el doble de tiempo, y por el momento en que llegamos a la puerta, Claude se había dormido esperándonos.

Lo siento, Claude.

4 comentarios: