Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

martes, 12 de julio de 2016

WCC - 71, 72


Tengo sueñoooo...

-Xeniaxen



Novela original en japonés por: ヘロー天気 (Hero Tennki)
World Customize Creator


Traducido al español por: Xeniaxen
Revisado por: AMarauder



Capítulo 71: Los adentros del Instituto de las Bestias Malignas

"Capitán, ha llegado un mensajero de otro grupo de mercenarios."

"Parece que varios grupos de aventureros también quieren adherirse a nosotros." 

"Uhm... incluso una dama ha venido en busca de empleo."

La noticia de que el Cuerpo Oscuro iba a moverse hacia el instituto de sellado se había extendido como la pólvora a través de la ciudad. Grandes grupos mercenarios enviaron inmediatamente sus mensajeros, y los grupos de aventureros los siguieron en un flujo aparentemente interminable.

El grupo de Yuusuke también tenía muchas preparaciones por hacer, dejaron las reuniones para una fecha posterior y les pidieron a todos que se fueran.

"Francamente hablando, parece que estemos rehuyendo de ellos como si fueran parásitos."

"¿Parásitos?"

"Ohh, sí... Son personas que no tienen capacidad para manejar la tarea que deben realizar y están tratando de unirse a otro grupo mejor en su lugar."

"Ah, entiendo. Qué manera tan buena de describirlos."

Vermeer asintió con una expresión extraña, estando de acuerdo con la palabra tan despectiva de Yuusuke, quien solía usarla al jugar por internet en su mundo.

Al día siguiente, se reunieron con el representante de cada grupo de mercenarios y aventureros en la sala principal de la posada que el Cuerpo Oscuro había alquilado, y seleccionaron los solicitantes potencialmente útiles.

Parecía que solo los grandes grupos de mercenarios tenían suficientes personas capaces de ser de alguna utilidad como un grupo de avanzada. Los más pequeños intentaron expresar sus quejas pero fueron rápidamente silenciados por un grito.

"¡NO ESTAMOS AQUÍ PARA CUIDAR DE SUS CULOS!"

El único grito, extrañamente, no vino de Yuusuke, cuya voz no tenía la fuerza necesaria para ello, sino del silencioso Shahid.

Por otro lado, entre los grupos que cumplieron con los requisitos de capacidad, se pidió a los que no estaban dispuestos a compartir información vital con sus compañeros que abandonaran la misión, ya que debían arriesgar sus vidas y no podían hacerlo de ese modo. Usaron el primer grupo de aventureros que informó al Cuerpo Oscuro sobre este incidente como ejemplo.

Debido a que el grupo al que el hombre pertenecía a era bastante hábil y relativamente conocido, la confianza en ellos fue mayor por parte de los grupos que en un principio dudaron de las habilidades del Cuerpo Oscuro.

Después de decidir la ruta, empezaron a discutir sobre la elección de los miembros y acerca de cómo dividir el botín. Yuusuke confió la batuta de la reunión y los argumentos a Vermeer. Después de confirmar las fases del plan que los otros decidieron, y escuchar sus explicaciones, finalmente concretaron el último curso de la acción.

"Por lo tanto, ¿será más fácil avanzar en estas condiciones?"

"Sí, te lo dejo a ti. Serás el responsable de todo lo que rodea esta zona."

Yuusuke pensó que, ya que él era un novato en este tipo de cosas, lo mejor era mantener la boca cerrada y dejarlo todo a sus subordinados, que eran mucho más expertos en este campo que él. Estos, al recibir la confianza de su jefe, dieron un grito vigoroso y manejaron hábilmente las negociaciones.

Finalmente establecieron en el contrato que el Cuerpo Oscuro tendría la prioridad, por encima de los grupos de mercenarios y aventureros, ante cualquier bien de valor como las bestias malignas o datos de la investigación, en caso de encontrarse alguno en el instituto.

Después de clasificar algunos pequeños detalles, la reunión de hoy llegó a su fin y todo el mundo se despidió para prepararse para mañana.

"Fiiiuu, ¿podemos tomar un descanso ahora?"

"Bueno, ahora viene la ejecución de todo esto."

"Creo que habrá gente que nos siga a pesar de haberles dicho que no."

"¿Nos parece bien? Ya tenemos un montón de gente esta vez."

"Buen trabajo a todos."

Después de que el último de los representantes se hubiera ido, todo el mundo en la sala empezó a relajarse —algunos de los miembros del grupo estiraron sus cuerpos, mientras que otros dejaron escapar un suspiro. Al mismo tiempo, Sun e Isotta trajeron un poco de té para todos. Aisha había salido de la habitación y se dirigió a la cocina para organizar la cena para sus amigos.

"Entonces, ¿vamos a exterminar las bestias malignas mañana?"

"Hemos decidido hacerlo en una operación conjunta con otros grupos. Con el apoyo del capitán, debemos cubrir al grupo de avanzada."

"Ah, pues, Sun, será mejor que no te alejes mucho del capitán."

"¿Eh? Ah, sí, voy a hacerlo lo mejor posible."

Por ahora, nadie del Cuerpo Oscuro había visto a Sun como una «chica desvalida» más —ella se había convertido en una amiga para todos. Sin embargo, eso no quiere decir que la gente de fuera del cuerpo compartiese la misma visión. Precisamente eso ocurrió cuando fueron a alquilar la posada; llevaron a Sun hasta una habitación de criada en lugar de una de invitados.

Yuusuke habló con el personal de la posada cuando se dio cuenta de esto y protestó de inmediato para pedir una habitación en el mismo piso que todos los demás.

"Eh, pero ella es solamente una sirviente desvalida, ¿no?"

"¿Está cuestionando las reglas de nuestros cuerpos?"

El personal de la posada solo se siguió lo que era una práctica común para todos los huéspedes visitantes. Sin embargo, eso fue bastante chocante para Yuusuke, que todavía no se había acostumbrado completamente a los valores de este mundo en el que dicho tratamiento era común.

Debido al modo en que Yuusuke manifestó su queja de manera menospreciante, el personal se vio muy avergonzado y el capitán también se quedó con un mal sabor de boca.

"La ropa de Sun parece estar personalizada de alguna manera también"

"Suuuun, deja que el capitán te personalice esta noche."

"¡¿EH?!"

*BAM BAM BAM... BAM*

Fonke se había puesto muy borracho por el vino que los mercenarios y los aventureros habían traído como un signo de amistad. Su reciente comentario le valió un golpe simultáneo en la cabeza por parte de Yuusuke, Aisha y Vermeer para callarlo. Un poco más tarde, Isotta también se unió al castigo.

"Uf..."

Suspirando ante la visión de la atmósfera relajada habitual de sus amigos, Shahid se sorprendió a sí mismo pensando que él también debía unirse a estas burlas de ahora en adelante.


• • •


Al día siguiente el Cuerpo Oscuro dejó Driadria y se dirigió hacia el Instituto de Investigación de Bestias Malignas, junto con la fuerza conjunta de mercenarios y aventureros que habían formado durante las conversaciones del día anterior. Preparándose para la pelea una vez que llegaron cerca del instituto, el grupo consistía en su mayoría de las personas capacitadas en el uso de cualquier arma de combate cuerpo a cuerpo o de artes divinas del tipo curación.

Como había predicho Shahid, pudieron ver un pequeño grupo por detrás de ellos, pero pensaron que no pasaba nada si el grupo trasero se unía al grupo principal, así que lo pasaron por alto.

De acuerdo con el investigador muerto, no muy lejos de la ciudad se hallaba un camino oculto que llevaba al instituto. El pasaje en sí estaba oculto bajo la maleza, pero una vez que entrabas en ella, encontrabas el camino hasta la institución.

El Cuerpo Oscuro se puso en el centro del grupo de investigación y lo condujo hacia la salida más cercana a la ciudad.

Ya que el grupo de avanzada anterior había combatido a las bestias malignas allí, padeciendo bajas importantes, esperaban que hubiese muchas bestias acechando el camino, pero no fue así.


• • •


Un poco después de salir de la ciudad...

Después del almuerzo, tomaron un camino apenas perceptible. Por último, en torno a la puesta del sol, la expedición de investigación finalmente llegó a su destino en el bosque vecino.

"¡Está allá, me respondió!"

"Yo también puedo sentirlo. Se han reunido alrededor de la entrada."

Algunos vigilantes, responsables de rastrear al enemigo con sus artes de viento, fueron capaces de confirmar inmediatamente la presencia de varias bestias malignas. El grupo se preparó para la batalla, asumiendo una formación defensiva, con los luchadores cuerpo a cuerpo rodeando a los que usaban artes divinas.

"Llamen al grupo de atrás, los necesitamos aquí. Creo que es mejor que actuemos todos juntos." Yuusuke ordenó la adhesión del grupo que les seguía independientemente.

Los mercenarios y aventureros hicieron alguna mueca, pensando que ese era un gesto ingenuo. Pero los miembros del Cuerpo Oscuro entendieron que esa era la forma en que Yuusuke actúa con respecto a los demás, e inmediatamente cumplieron la orden y llamaron al grupo pequeño.

A pesar de moverse sigilosamente, tanto las bestias como los humanos conocían las posiciones del otro gracias a sus auras de artes divinas. Por ello, avecinando una batalla colosal, avanzar como un solo grupo era la mejor opción para fortalecerse. Puede que debido al hecho de tomar una posición defensiva, las bestias mantuvieron la distancia sin dar signos de contraataque.

"Al final, las bestias son bestias. Puede que estén modificadas pero la actitud del grupo de avanzada les hizo perder la razón."

"Pero ni los cuerpos más fuertes de Fonkrank pudieron con ellos... es como ellos dijeron, estas bestias van en serio."

Las expectativas iniciales de todos eran mucho más bajas y empezaron a correr habladurías entre los mercenarios y aventureros. Originalmente, las bestias del bosque habían sido seres cobardes. Pero ahora habían usado su muestra de fuerza para acobardarlos y hacerlos dudar antes de atacar.

No mucho después, el grupo de exploración llegó a la entrada del pasaje secreto que conectaba con el instituto.

"¿Es aquí?"

"Cuesta mucho de ver si no te fijas."

"Este olor... me recuerda a la sangre."

Una baja pero amplia entrada hacia el subsuelo se hizo visible por debajo de las enredadas y retorcidas raíces de un árbol. Parecía que las puertas habían sido destruidas, ya que estaban esparcidas por la entrada con algunas manchas de sangre. Aisha hizo un mohín, mirando hacia la oscura entrada de donde un fantasma parecía que iba a salir en cualquier momento.

Ya era tarde y el sol se había puesto. Era negra noche a su alrededor, de no ser por las lámparas Rin y las artes de fuego que les proporcionaban luz suficiente.

"¿Entramos sin más, o acampamos aquí?

"Yo seguiría adelante."

"Si el plan es descansar, creo que será mejor hacerlo dentro, es más seguro."

"Todo lo que hicimos hoy fue caminar, todavía nos queda mucha energía."

Los mercenarios y aventureros estuvieron a favor de continuar con la marcha. Al entrar, lo que pretendían era acampar en el túnel mientras Yuusuke garantizara su seguridad, y comer allí.

"¡Argh!"

"Esto es..."

Después de bajar, el túnel hacía una curva repentina. Detrás de la esquina, se encontraron con el repugnante hedor de cuerpos en descomposición y un espectáculo de seres muertos tendidos por toda la zona, que seguramente eran los científicos. Las chicas fueron las primeras en huir de la escena, tanto las mercenarias como las aventureras.

Les era imposible avanzar por un túnel como ese. Los usuarios de artes de viento empezaron sin demora a ventilar la estructura subterránea. Fonke actuó como el líder para la tarea, y los más habilidosos intentaron deshacerse del olor putrefacto. Había muchos usuarios buenos entre ellos, por lo que no les costó demasiado.

"Esto está a un nivel completamente diferente."

"Sí... ya fue malo en la Fortaleza Gearhawk, pero aquí se han desintegrado mucho más rápido al estar en un ambiente diferente."

Yuusuke y Vermeer repartieron máscaras similares a las que usaron en la Fortaleza Gearhawk, mientras esperaban que los usuarios de viento terminasen. Shahid reunió usuarios de agua del tipo ofensivo y limpiaron la entrada del túnel. Aisha, que era una usuaria de agua habilidosa, se aseguró de que nadie se infectara por lo que había ahí debajo.

"¿Qué hay de las bestias malignas?"

"Puede que estén cerca, no estoy segura."

Aunque las bestias hubieran huído de allí, todavía eran una amenaza para la gente que pasaba por la carretera. Sin embargo, el ejército de Trent Rietta, que era el responsable de bloquear el área, podría encargarse de ellas sin problema.

"Señorito Yuusuke, parece que hemos terminado de limpiar y ventilar la entrada."

"Entendido, ahora voy."

Yuusuke respondió a Sun, quien había ido a informarle de la situación de las tareas asignadas, y se dirigió a la entrada del túnel.


• • •


El pasaje secreto parecía haber sido una cueva natural antes de su adaptación a su propósito actual. El suelo, las paredes y el techo habían estado ajustadas y reforzadas con artes de tierra, pero parecía que habían dejado piedras por todo el suelo. Por ello, Yuusuke fue incapaz de usar la personalización de substitución de elementos interiores que había pensado usar cuando vio el túnel de buenas a primeras. Intentó buscar otro comando en su menú de personalización pero parecía que su habilidad no tenía cobertura suficiente bajo tierra.

"Así que solo podemos avanzar normal, ¿no?"

"¿No es esta una oportunidad perfecta para poner a prueba el vehículo de la princesa Violet?"

"Oh, es verdad. Un vehículo pequeño como ese seguro que es útil aquí."

A excepción del motor inagotable que se mantenía en funcionamiento gracias a la función de truco, el resto del vehículo podía hacerse con cualquier cosa, mientras se dispusiera de los recursos necesarios. El motor en sí era compacto y fácil de llevar. Yuusuke estuvo de acuerdo con la sugerencia de Fonke, los sentimientos de disfrute y entusiasmo a veces son los mejores motivadores para innovar.


• • •


El grupo se puso en fila y avanzó por el pasillo, lleno del tufo de las bestias. Sus excrementos estaban por todas partes. Como esperaban, no encontraron a ninguna en el lugar.

"Puede que no se atrevan a acercarse a un grupo tan grande."

"Creo que había otras entradas, podrían haber salido por otra parte."

Estar atentos todo el rato empezó a cansar a los miembros del grupo, pero en esa situación lo mejor que podían hacer era proceder con cuidado. Justo cuando Yuusuke estaba a punto de decir a los demás que hicieran una pausa...

*ROOAAAR*

"¡¿?!"

"¿Qué ha sido eso?"

"¿Ha sido una bestia maligna?"

"Creo que también he escuchado algo metálico. ¿Puede que alguien esté luchando contra ella?"

Un sonido, parecido al rugido de una bestia, se hizo eco dentro del túnel y parecía que había alguien luchando más adentro. Inmediatamente, los usuarios de viento usaron sus artes para intentar entender lo que estaba ocurriendo.

"Esto es... ¡Capitán! ¡Una bestia maligna modificada!"

"¿Y qué está pasando?"

"Hay humanos forcejeando con ella... creo que son cuatro. Parece que están luchando contra tres bestias. Ah, una de ellas acaba de morir."

El detalle en que Isotta podía analizar la situación no se debía solo a sus capacidades naturales, sino también a los trucos que albergaba su uniforme, los cuales potenciaban sus habilidades. 

Debido a la obstrucción de las artes divinas que las bestias modificadas creaban alrededor de sí, de entre todos los usuarios de artes aéreas del tipo transmisión, solo Isotta consiguió obtener información útil desde esa zona. Detectó la ubicación aproximada de la batalla, identificó los bandos y estimó su número.

Los demás admiraron a Isotta, diciendo cosas como "Así que de eso es capaz el Cuerpo Oscuro" y, aunque les había parecido poco fiable a primera vista, miraron con envidia a la chica mientras usaba sus artes con tanta exactitud. No esperaban tal habilidad de una chica con un aspecto tan infantil.


• • •


Dejando la fuerza principal en una formación defensiva, formaron un equipo de rescate y se precipitaron hacia la lucha. Yuusuke, Sun, Aisha y Fonke formaban el núcleo de este equipo, mientras que tres mercenarios y dos aventureros formaron la vanguardia. Los ex aventureros estaban entre los mercenarios seleccionados para la misión.

Aprovechando la velocidad de movimiento de Fonke, el equipo de rescate se precipitó por el túnel. En poco tiempo, vieron varias antorchas encendidas tiradas en el suelo. Unas llamas oscilantes iluminaban la esquina y las sombras de la gente luchando contra las bestias malignas bailaban en las paredes. Con un rugido, un humano blandió su gran espada y derribó una de las bestias. En el mismo instante, la delgada aura de obstrucción que cubría toda la zona desapareció. Parecía que la bestia que murió era una de las modificadas.

"Estos tipos... ¿son soldados desvalidos?"

"¿De Gazetta? ¿Por qué están aquí?"

"Hmm... Han llegado bastante rápido."

El soldado desvalido se giró hacia los mercenarios, limpiando la sangre de su enorme espada de plata y dando unos pocas estocadas más a modo de práctica para alardear de ella. El grupo de Yuusuke se quedó anonadado al ver quién había tras esa voz, y no supo cómo reaccionar durante un instante al encontrarse de sopetón con esos soldados desvalidos.

Entonces, un chirrido agudo resonó en el túnel.

"¡No bajen la guardia! ¡Todavía quedan algunas bestias!"

"¿Una niña?"

Yuusuke miró hacia la voz y vio a una niña de pie junto a la pared, vestida con ropas ceremoniales. Parecía ser de la edad de Elfiona. Una bestia la estaba atacando.

"¡Tsk! ¡EJECUTAR!"

Yuusuke pasó inmediatamente a la vanguardia utilizando el mapa de cambio. A pesar de que solo ganó pocos metros al hacer eso, fue capaz de atrapar a la bestia con las paredes personalizadas, y salvar a la chica.

"¿...Yuusuke? Ya veo, eso es lo que haces."

Shinja se quedó con los ojos abiertos del asombro al notar la presencia de Yuusuke, pero en silencio murmuró algo como si todo hubiera cobrado forma.



Traducido al español por: Aldea
Revisado por: AMarauder y Xeniaxen


Capítulo 72: El oráculo de la villa

Los miembros del grupo de investigación no terminaban de fiarse de los soldados desvalidos. Yuusuke les ordenó que regresaran al grupo principal y entregaran la orden a los miembros del Cuerpo Oscuro en la retaguardia de venir a su posición. Después él caminó hacia el grupo de Shinja mientras Vermeer y los demás se apresuraban a venir para unirse a su Capitán.

“Cuánto tiempo, Yuusuke.”

“Sí, pero, ¿qué hace un rey... en un lugar como este?”

Shinja estaba empuñando su familiar gran espada, usando armadura ligera, y tenía un inusual séquito con él. La persona que además parecía ser un soldado desvalido estaba armada con una sencilla espada larga y estaba usando armadura similar a la que la compañía de Thalys estaba usando durante el festival de la danza. Detrás de él estaban 2 chicas con el cabello verde y azul respectivamente, quienes parecían ser gemelas. El último miembro del grupo de Shinja era la niña de antes.

“Escuché que estabas en una ciudad cercana. Estas bestias parecen ser un oponente difícil para los usuarios de artes divinas así que las redujimos un poco.”

Shahid lanzó una mirada aguda a Shinja y le preguntó, dudoso de que el Rey había dicho esto como excusa para acercarse a su Capitán:

“¿...No estabas tratando de ocultar las bestias modificadas?”

Gazzetta había respondido anteriormente “Nosotros sabemos pero no compartiremos información” a la consulta de Blue Garden respecto a las bestias malignas modificadas, lo cual podría ser visto como un intento de usarlas como armas de guerra.

Shahid pensó que si Shinja había venido a pie desde tan lejos (o mejor dicho, a hurtadillas), el motivo debía ser que quisiera esconder algún hecho sobre las bestias malignas modificadas.

“Ah, estaba eso también.”

“...”

Shinja se deshizo de las acusaciones de Shahid simplemente con una broma. La atmósfera se volvió pesada mientras ambos grupos se miraban fijamente entre ellos, de alguna manera dejando a Yuusuke fuera de ello.

Escuchando la pregunta de Yuusuke, Shinja mostró una sonrisa amarga y miró hacia la persona en cuestión, quien estaba bostezando apoyada en la pared. Al mismo tiempo el resto del grupo de Yuusuke apareció por el túnel detrás de él.

“¡Señorito Yuusuke!”

“Te ayudaremos a deshacerte de estos chicos.”

“No, no, no. Cálmense, chicos. Solo estamos charlando.”

Calmando a los emocionados mercenarios, Yuusuke dio la tarea a Shahid y Vermeer de asegurarse de que ninguno de esos hombres decidiera entusiasmarse y enfrentarse a Shinja.

“De este modo, volviendo al tema... ¿dices que viniste para respaldarnos?”

“Para ser precisos, vinimos aquí a protegerte.”

“Hmm...”

Aparte de la propia fuerza de Shinja, los soldados desvalidos, quienes estaban dedicando sus vidas enteras a la batalla, estaban claramente en un nivel completamente diferente. Con las bestias malignas modificadas como enemigo, tales soldados se convertirían en una vanguardia fidedigna.


• • •


Había algunos ex nocentianos entre los aventureros y los mercenarios, y estos hombres habían mostrado abiertamente hostilidad hacia los recién llegados. Aun así, Yuusuke se las arregló de alguna manera para persuadir a estos hombres a aceptar la propuesta de Shinja.

Actualmente, solo los integrantes del Cuerpo Oscuro sabían del hecho que Shinja era el Rey de Gazzetta, y considerando la situación, ellos decidieron mantenerlo en secreto. Si llegaba a los otros miembros, sin duda habría quienes aspirarían a acabar con su vida.

“Entonces, comencemos por compartir lo que sabemos.”

El grupo de Shinja entró en el túnel desde otra entrada que situada cerca de la instalación. Antes de llegar a la entrada ellos aparentemente avanzaron por la superficie, deshaciéndose de las bestias malignas que encontraron en su camino. Ellos además habían tratado de irrumpir en la instalación pero estaba completamente sellada, por eso entraron finalmente por el pasadizo subterráneo.

Cuando por fin la discusión se centró en el estado actual de la instalación —el tema que de verdad interesaba a los mercenarios y aventureros— ellos se finalmente se unieron aunque trataron al grupo de Shinja como sucios bárbaros.

“De acuerdo con el explorador, una de las salidas de emergencia no fue completamente sellada.”

Había una posibilidad de que la única entrada restante al centro de investigación fuera un nido de bestias malignas. Si lo dejaban así, la instalación entera eventualmente se convertiría en un gran nido o, mejor dicho, una fortaleza impenetrable para las bestias.

“Lo mejor sería asegurar la instalación tan rápido como sea posible y bloquear cualquier salida restante.”

“¿Qué tanto sabe Gazzetta acerca del instituto?”

“Solo sabíamos acerca de los sujetos de investigación y el tamaño del centro. La situación actual se dio en el momento que fuimos a investigar.”

Todos asintieron, confirmando la información. Gazzetta apenas tenía conocimientos acerca de la situación interna de la instalación. Como ellos no habían enviado un equipo establecido de investigación, los tesoros del centro estaban aún intactos.

El Cuerpo Oscuro tenía el derecho de elección respecto a los objetos de valor, pero como la instalación estaba llena, los demás aún esperaban hacer una fortuna de los objetos varios como utensilios experimentales o piezas pequeñas de equipamiento. Esto hizo que la tensión aumentara entre los aventureros.

Después de intercambiar la información, todos aceptaron que no había necesidad de avanzar hoy y decidieron descansar donde estaban. Yuusuke bloqueó los pasadizos y creó un área segura para que descansaran. Él incluso creó mesas y sillas para que pudieran relajarse.

También instaló ventiladores trucados en lo más alto de las paredes, para mitigar de alguna manera el hedor a sangre y animal. Con eso, un peligroso corredor, lleno de bestias malignas errantes, empezó a parecerse bastante a un restaurante decente o un bar recurrente que podrías encontrar en una ciudad cuando buscas un lugar para relajarte.

Algunos de los aventureros se habían reunido y estaban hablando acerca de la utilidad de esa habilidad mientras exploraban las profundidades de la tierra, maravillándose de las cuchillas giratorias de los ventiladores instalados en lo alto de la sala.

“Oh, esa es el arte divina del Capitán del Cuerpo Oscuro...”

“Uhm, el poder del Héroe de Fonkrank... ¿Es realmente una habilidad basada en tácticas?"

Los capitanes mercenarios estaban tratando de descubrir la verdad detrás de la habilidad de Yuusuke. Ellos habían escuchado acerca de las «paredes gigantes que él podía crear», de que «había construido una fortaleza en un instante» y que «había sido capaz de redistribuir las tropas con facilidad». Presenciando el poder tan cerca de ellos, entendieron que no era solo una arte divina especial con un abrumador poder ofensivo, ni un arte que combinaba diferentes efectos para derrotar al enemigo. Era un arte de apoyo que modificaba la situación a voluntad para ayudar a los aliados. Incluso tenía un maravilloso y enorme área de efecto, para ser un tipo de arte estratégica.

No seríamos capaces de copiarlo ni aunque nos las arregláramos para entenderlo...

Después de susurrar entre ellos mismos, los capitanes mercenarios habían llegado a la misma conclusión que Zeshald —Yuusuke era capaz de usar todos los tipos de artes divinas.


• • •


Cada grupo se había reunido alrededor de sus propias mesas. Entre la despreocupada charla y discusión el Cuerpo Oscuro también había hablado acerca de cómo ellos deberían tratar al grupo de Shinja de ahora en adelante.

Como el Cuerpo Oscuro era el centro del grupo de investigación, su trabajo incluía encargarse de los finos detalles entre los grupos más pequeños. 

“Creo que no seremos atacados por las bestias malignas hasta que lleguemos a la instalación.” 

“Estoy de acuerdo, te dije que habíamos asesinado a las bestias mientras hacíamos nuestro camino hasta aquí.” 

“Aunque eso sea verdad, la razón es otra.”

Shinja fue interrumpido por la mujer, que llevaba puesta una clase de vestimenta tradicional. Tenía el cabello blanco y largo con una distintiva sombra púrpura. Sus ojos blancos, remarcados por el flequillo bien recortado, aún parecían aniñados, aunque brillaban con experiencia, dándole a su cara un aspecto maduro. Se presentó a sí misma como Ayuukas. 

Por su tono y forma de hablar, Yuusuke asumió que su estatus era casi como el de Violet. Juzgando por lo que había visto desde hacía poco, los soldados blancos, quienes parecían ser de un estatus alto en la armada de Shinja, trataban a esta chica con mucho respeto.

“¿A qué te refieres?”

“Tú eres la razón.”

Mientras lo estaba diciendo, Ayuukas de repente saltó de la silla, se acercó a Yuusuke, y lo señaló mientras miraba directo a sus ojos negros.

“Tú eres la razón de que las bestias malignas estén manteniendo la distancia. Parece que el pequeño Shin fue sobreprotector contigo.”

“Oiga, ¿qué quiere decir con eso, abuela?

“¿Eh? ¿Abuela...?”

Esa niña pequeña definitivamente no puede ser una abuela... A pesar de que Yuusuke estaba pensando lo que Ayuukas había dicho, él no podía creer las repentinas palabras de Shinja y soltó esas palabras. Shinja estaba por explicarlo, pero la mujer fue un poco más rápida y respondió con cortesía.

“Dejemos las cosas aburridas, podría verme así, pero tengo tres mil cuatro años de edad.”

“¿¡...!? ¿¡TRE-TRES MIL!?”

“Mi nombre es Ayuukas Ikdout.”

La chica continuó hablando, explicando que había heredado los poderes de un Dios Malvado antiguo. Debido a su inmortalidad, los descendientes del Clan Blanco habían empezado a adorarla como el oráculo de la villa. Podría decirse que ella misma era la personificación de tres mil años de historia de Dioses Malvados.

Yuusuke parecía listo para tomarlo como un juego, pero Shinja confirmó que la chica hablaba en serio de verdad.

“Ella se ha visto así siempre desde que yo era solo un mocoso. Parece que ella cuidó de mi padre así como de mi abuelo de la misma manera.”

“Yo he cuidado de un rey hace tres generaciones incluso después de que creció, de varias maneras...”

Ayuukas escondió una risa mientras Shinja miraba a lo lejos como recordando algo asqueroso. Los acompañantes de Yuusuke estaban impactados escuchando aquello que era tan difícil de creer.

“Volviendo al tema, las bestias malvadas temen la presencia del Dios Malvado.”

De acuerdo con la oráculo, el Dios Malvado era un existencia que recibía poderes divinos a propósito, y podía incluso ser denominado como un enviado invocado para traer cambios al mundo.

“Las bestias son capaces de sentir el especial aura del Dios Malvado y es probable que le tengan miedo. Claro, tu poder afecta todo lo que te rodea, y podría añadirse al afecto del aura.”

“Uhm, ¿quieres decir que... la razón por la que no fuimos atacados por las bestias malignas desde que salimos de la ciudad fue...?"

“Porque tú estabas ahí. Estas bestias fueron entrenadas por humanos, ¿no piensas que ellas verían el grupo que tu trajiste contigo solo como un señuelo?”

La bestia malvada que antes estaba atacando a Ayuukas también había parecido retroceder y volverse cuidadosa cuando Yuusuke se había acercado a ella.

Yuusuke en ese entonces estaba desesperado por detener a la bestia maligna, pero cuando pensó calmadamente sobre ello, no había manera de que consiguiera cambiar el mapa del lugar a tiempo en ese entonces.

“Hmm... en un sentido parece lógico, pero, ¿puede ser al contrario?”

En ese momento Shinja esperaba que el Cuerpo Oscuro llegara, pero también que los mercenarios pelearan contra ellos cuando les alcanzasen. No parecía que el aura de Yuusuke los protegiera, es más, parecía como si él les hubiera abierto el paso a las bestias.

Haciendo esta pregunta, Shahid intentaba llegar a lo que le estaba rondando por la cabeza desde hacía algún tiempo.

“Eso significa que la razón de por la que las bestias no nos atacaron mientras destruíamos el nido en aquel momento, ¿fue que el Capitán estaba con nosotros?”

La primera vez que ellos lucharon con las bestias malignas modificadas fue en el incidente del bosque. Eso, además, significaba que no fue pura suerte que ellos no encontrasen ninguna durante su visita amistosa a Nocentes ni tampoco durante su posterior escape.

Habiendo aprendido tanto acerca del Dios Malvado en cuestión de horas, Yuusuke sintió que quería escuchar acerca del rol que estaba destinado a jugar en este mundo.

Ayuukas usó el breve instante en que Yuusuke desvió su atención hacia el grupo de investigación y susurró suavemente en su oreja: “Eres bienvenido a visitar mi hogar si quieres escuchar acerca de ello en detalle.” El «hogar» al que ella estaba refiriéndose eran los Salones Divinos, localizados en el piso más alto de la torre, sobre el centro de Patricia del Norte.

“Uhm...” 

“Francamente hablando, no la juzgues por su apariencia.”

“Solo porque tengo tres mil años de edad no significa que tengo que comportarme como tal.” 

El resto de los miembros del cuerpo se olieron algo cuando Ayuukas invitó a Yuusuke a Gazzetta de manera tan despreocupada.


• • •


Las preparaciones para dejar el campamento estaban en marcha. Las mesas, sillas y los muros defensivos estaban volviendo abajo al suelo. Ayuukas extendió ambos brazos hacia Shinja.

“¿Qué pasa?”

“¿No tenemos aún que caminar hasta el instituto? ¿No deberías ser considerado conmigo?”

Ayuukas parecía estar aún cansada así que presionó a Shinja para que la cargara. Rápidamente mirando a los demás, los soldados de Shinja se voltearon apresuradamente hacia el túnel y se retiraron algo de distancia de su rey como para decir: “Es tu trabajo, solo somos tus escoltas.” Shinja solo pudo mirarlos furiosamente y suspirar.

“¿No tienes un cuerpo inmortal?”

“Puede ser inmortal, pero no cambia el hecho de que aun así me canse. No puedo hacer nada al respecto, solo acéptalo.”

Shinja agarró a Ayuukas con sus manos y caminó hacia el instituto, pretendiendo no notar las miradas que Yuusuke y los otros tenían sobre él.

“...Eh, ¿Shinja?”

“No digas ni una palabra...”


6 comentarios: