Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

domingo, 30 de septiembre de 2012

Historia Extra 5: “Disfrazando la Realidad” 3/4


Novela original en chino por: 御我 (Yu Wo)
⸶La Leyenda del Caballero Sol⸷
Historias Extra del Blog

 Historia Extra 5:

“Disfrazando la Realidad” (3/4)


Cuando vio que nadie le iba a contestar, Creus suspiró resignado y sacó la tarjeta. Aunque parecía que su maestro le había dado esta tarea solo para explicar su ausencia, no se atrevía a tratar la tarea como una broma e ignorarla. Si su maestro descubría que había ignorado sus órdenes, probablemente experimentaría de primera mano por qué su maestro era reconocido como el Caballero Sol más fuerte de la historia.

“¿Realmente vas a ir a ver a ese nigromante?”

Creus pestañeó en sorpresa. De inmediato reconoció al muchacho en frente de él. “¿Pequeño Caballero Fuego? ¿Por qué no estás en clases...? No importa, olvida que pregunté.”

A la mitad de su pregunta, de repente recordó que él mismo no estaba en clases tampoco. Y la razón para eso – ‘Mi maestro tenía una cita con la princesa’ – era mejor no ser mencionada. Así que, pensando en su propia situación, se dio cuenta que el otro puede también tener una razón de la que no podía hablar.


“¿¿Y bien?? ¡¿Realmente vas a ir a encontrarte con ese nigromante?!” Jacques preguntó impacientemente.

“Por supuesto.” Respondió Creus encogiéndose de hombros. “Mi maestro me dijo que lo hiciera, así que tengo que hacerlo.”

Jacques lo miró en blanco. No podía comprender porque el Caballero Sol le daría una tarea así, pero rápidamente se rindió en tratar de adivinar y solamente le advirtió a Creus, “Nosotros somos de la Iglesia de la diosa de la Luz y nuestro mayor enemigo son los muertos vivientes, y los nigromante siempre están tratando con los muertos vivientes. Sabes todo esto ¿no?”

Por supuesto que él sabía eso. Creus se rasco la cara y murmuró, “Pero, es una orden de mi maestro......”

“Eso...... ¡Te debe de estar probando!” A Jacques finalmente se le ocurrió una explicación razonable. “¡Tal vez te está probando para ver si realmente traicionarías a la Iglesia de la Diosa de la luz e iras a asociarte con nigromantes!”

Creus no pensó que ese fuera el caso en lo absoluto. Él conocía a su maestro mejor que Jacques. Que alguien desobedezca sus órdenes estaba en el top tres de las cosas que Neo mas detesta. Incluso si tuviera que traicionar a la Iglesia de la Diosa de la Luz, Creus estaba muy seguro de que las consecuencias serian mucho mejores al castigo que sufriría en manos de su maestro si no hacia lo que le ordenó.

“Bien, no importa que sea. Aun así tengo que ir. Se está haciendo tarde, así que me tengo que ir ahora, ¡Chau!” Creus rápidamente se despidió de Jacques mientras se iba apresurado. Pronto iba a comenzar a anochecer y todavía no había cumplido con su tarea de conocer al nigromante. Si tenía que encontrarse con un nigromante, prefería que el encuentro sea mientras todavía había sol.

“¡Tú--!” Jacques lo miró con ojos agrandados antes de sacar su espada. “¡Quédate donde estás! ¡Absolutamente te prohíbo que te asocies con nigromantes!”

Cuando vio que él había sacado su espada, Creus se quedó perplejo y no sabía que hacer... Entonces pensó, Si Jacques ya sabia que se iba a encontrar con un nigromante, entonces si sabe que él puede hacer magia no debería hacer mucha diferencia, ¿no?

Oh igual, si habla sobre eso, entonces solo tengo que negar todo cuando me pregunten-

“Muro de Hielo.”

Jacques miró en sorpresa a los cuatro muros de hielo que lo rodeaban. Los muros se elevaban hasta el techo y con eficacia lo tenían encerrado.

Desde afuera de los muros congelados vino la voz de Creus. “Los Muros de Hielo desaparecerán después de que me haya ido, así que entonces podrás salir.”

Jacques se sintió furioso al escuchar eso y salvajemente atacó los muros con su espada, pero los muros se mantenían firmes a sus ataques. “¡Bastardo!” Gritó. “¡Déjame salir! ¡Te prohíbo que te asocies con nigromantes! ¡Te lo estoy advirtiendo, le voy a contar a mi maestro sobre esto!”

“Ve y cuéntaselo. Solo recuerda también decirle que esto fue una orden del Caballero Sol.” Dijo Creus en tono despreocupado.

“¡¡Creus!!” Jacques rugió dentro de su prisión de hielo. “¡Nunca te voy a reconocer como el Caballero Sol, ¿me escuchaste?! ¡¡Maldito traidor!!”

El débil sonido de los pasos de Creus se hizo más lento al escuchar eso antes de recuperar su paso acelerado de nuevo.

▼♦♦♦♦♦♦♦♦▼

Jacques estaba tan furioso que inmediatamente corrió como un huracán hacia su maestro y le contó todo. Pero para su sorpresa, no obtuvo la reacción que esperaba.

“Si esa fue una orden de Neo entonces no se puede hacer nada.” Dijo el Caballero Fuego resignado. Cuando vio la expresión perpleja de su aprendiz, suspiró y le advirtió. “No te metas con Neo. No es exactamente alguien de temperamento suave. No tiene miedo de mi, y con excepción de Juicio y el Papa trabajando juntos, nadie puede detenerlo.”

“¡Pero, Creus se va a encontrar con un nigromante!” Jacques chilló. “¡No voy a reconocer a ese tipo como el Caballero Sol! ¡¡Voy a exponer su verdadero rostro!!”

Y con eso, se fue corriendo como una tormenta de nuevo.

“Exponer su verdadero rostro, ¿ah? Entonces tienes mucho trabajo. Con tantos así aquí...”

Mientras Fuego miraba a su aprendiz que corría, murmuró. “Olvídate de Neo, ¿cuántos de los Doce Caballeros Santos de verdad son genuinamente iguales a las descripciones de las leyendas?”

Pero entonces se acordó de su propio aprendiz que parecía ser exactamente igual al Caballero Fuego de la Leyendas.

“Al menos en la siguiente generación, no tendrás que ser alguien de dos caras.”

Ahora que pensaba sobre esto, se sintió afortunado de que no tenga que lavarle el cerebro a su aprendiz para que se transforme en otra persona. Repentinamente se sintió animado.

▼♦♦♦♦♦♦♦♦▼

Jacques corrió por las calles como un huracán por un rato, llamando la atención de muchos transeúntes antes de súbitamente darse cuenta de que no tenía un destino exacto y no tenia idea de adonde ir. Pero como todavía se sentía molesto con su maestro, se rehusaba a regresar al Templo Sagrado y continuó andando sin rumbo por toda la ciudad.

Estaba bajando por una calle cuando de repente identificó una figura familiar... ¿Creus?

¿Qué no había ido a buscar al nigromante? ¿Por qué está rondando por las calles? Pensó Jacques confundido.

Pero justo cuando las preguntas crecían en su mente, repentinamente vio las piruletas en su mano. Sin habla... ¿Así qué primero fue a la tienda de dulces? ¿Acaso es un niño? ¿Un chico de quince años todavía come dulces?

Mientras miraba que Creus se alejaba más y mas, le siguió por detrás sin pensarlo dos veces.

Siguió a Creus todo el camino a una de las partes más pobres de la ciudad. Jacques nunca había estado en esta parte de la ciudad antes, así que miró a su alrededor con curiosidad, mirando las calles sucias y los edificios desgastados y caídos. Mientras fruncía su nariz por el asqueroso olor, casi no podía creer que este lugar todavía sea parte de la Ciudad Capullo de Hoja.

No mucho tiempo después, Creus se fue a una de las viejas casas de madera.

¿Ahí es donde vive el nigromante?

Jacques todavía dudaba si debía de forzar su entrada o no cuando vio a Creus salir. Este tipo incluso se despedía del nigromante mientras agitaba su mano y decía, “Me voy ahora entonces. Vendré a visitarte alguna otra vez... ¡Oh está bien! Traeré paletas de frutilla la próxima vez que te visite. No quiero hacer otro viaje a la tienda de dulces cada vez que venga aquí. ¡Adiós!”

¡¿La próxima vez?! Jacques lo miró con rabia. ¡¿Este bastardo de hecho pretende volver de nuevo?!

Jacques dudó un poco mientras veía a Creus volver a la iglesia, antes de decidirse a seguirlo de vuelta. Sacó su espada y se dirigió a la puerta rota de la casa.

Cuando estuvo cerca de la casa sin incidentes, levantó su pierna y pateó la puerta con un buen golpe, abriéndola de una patada. Entonces gritó, “¡Sal de ahí! ¡Muéstrate nigromante!”

Dentro de la casa todo estaba cubierto con telarañas y polvo. Si no acabara de ver a Creus entrar y salir de esta casa, nunca hubiera creído que alguien vivía aquí.

Entró a zancadas a la casa furioso, agitando su espada para cortar la mesa cubierta de polvo en dos. “¡Deja de pretender! ¡Sal! ¡Sé que estás aquí, nigromante! ¡Acabo de ver a Creus hablando contigo justo ahora!”

“No recuerdo haberte invitado a entrar, niñito.”

El corazón de Jacques dio un golpe sordo al escuchar esa voz. Se dio la vuelta pero no podía decir de donde provenía la voz; no vio a nadie que pudiera hablar.

“¿Creus te dijo que vinieras?”

“¡No tengo nada que ver con ese bastardo!” Jacques gritó enojado. “¡Estoy aquí para deshacerme de ti!”

“¿Ese bastardo...? ¿Es así como te diriges al futuro Caballero Sol? ¿Será eso apropiado, pequeño Caballero Fuego?”

El dueño de la voz parecía haberlo reconocido.

“¡Me rehúso a reconocer a ese bastardo como el Caballero Sol!” Rugió. “¡Ese bastardo malvado, no tiene derecho a ser el Caballero Sol, al haberse asociado con malvados nigromantes como tú!”

“¿Bastardo malvado? Estás llamando a Creus... ¿malvado? ¡Jajajajajaja!”

“¿De qué te estás riendo?” Gritó Jacques. “¡Está asociado contigo, y eres un nigromante! Si eso no es malvado, ¿entonces qué lo es?”

“¿Oh? ¡Tu visión de lo que es bueno y malo es muy ingenua! Pero...” La voz ligera de antes de repente se volvió oscura y profética. “¿Sabes qué? Este tipo de justicia ciega y egoísta que tienes es lo que la gente odia mas que todo, pequeño Caballero Fuego.”

Los machimbres del piso súbitamente se sacudieron, y Jacques rápidamente murmuró un encantamiento, conjuró luz santa. Sin embargo, la luz santa solo logró espantar una pequeña parte del hechizo de ilusión de la casa. Él no pudo ver a través de la ilusión del resto de la casa.

Pero aunque no pudo ver el resto, todavía podía ver claramente la figura de una niña pequeña caminando hacia él, con una paleta en sus manos. Aunque tenía un profundo presentimiento de que esta niña pequeña era el nigromante, todavía no podía forzarse a atacar a una niña.

La niña caminó hacia él y dijo, “Ya que odias a Creus tanto, no creo que necesite dejarte ir. De hecho,” Ella rio juguetonamente. “Si te mató, ¡probablemente me agradecería!”

“¿De qué estás hablando--”

Antes de que pueda terminar, de repente fue atacado por una figura oscura. Aunque había escuchado a alguien acercándose a él, no tuvo suficiente tiempo más que poder levantar su espada y bloquear el golpe que estaba dirigido hacia su pecho.

Se tambaleo por el golpe, y cuando recuperó el equilibrio de nuevo, vio que su atacante era un hombre pálido con los ojos blancos y la piel cosida. No parecía estar vivo... ¡era un muerto viviente!

Un muerto viviente vistiendo un mandil rosado y armado con una escoba.

Cuando Jacques se dio cuenta de que el arma con la que el muerto viviente lo había atacado era una escoba, se quería reír. Una niña pequeña que era un nigromante y un muerto viviente de mandil rosado... ¿Por qué todo esto era tan diferente a las descripciones que le habían contado?

Pero aunque solo era una escoba, Jacques no se atrevió a bajar la guardia cuando vio que el muerto viviente venia hacia el de nuevo. No se había olvidado que este mismo muerto viviente armado con una escoba lo había forzado a retroceder unos pasos con solo un golpe.

“¡No eres malo! ¡Este muerto viviente era un espadachín muy habilidoso cuando estaba vivo, sabias!” Le elogió la niña. “Pero no puedo permitirte que lo destruyas, si lo destruyes ¿quién me va a ayudar a barrer el piso?”

Justo entonces, los machimbres de repente se sacudieron, causando que Jacques se tambaleara. Afortunadamente, el muerto viviente no había tomado la oportunidad para atacarlo. Pero entonces el piso debajo de él se rompió sin avisar, y cayó a una oscuridad totalmente negra. Solo podía escuchar la dulce pero cruel voz de la pequeña niña que lo llamaba, “Pequeño Caballero Fuego, me pregunto ¿cuál será tu expresión cuando te des cuenta de que has muerto y te has convertido en un muerto viviente? ¡Jejeje!”

▼♦♦♦Continuará♦♦♦▼



Traducido al Ingles: Lealynn
Traducido al español: Blacklily

1 comentario:

  1. pobrecito!!! pobre del pequeño y lindo futuro capitan caballero fuego

    ResponderEliminar