Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos. Por favor, esperen pacientemente. –PrinceScans

viernes, 23 de febrero de 2018

Re:Monster - 339


Se me ha hecho corto esto... ¿A ustedes también? Cuando terminen de leer este capítulo sabrán de qué hablo.

-Xeniaxen



<<  Anterior |  Lista de capítulos  |  Siguiente  >>

Novela original en japonés por: 金斬児狐 (Kanekiru Kogitsune) 
-RE:MONSTER-
Volumen 8 - Capítulo 39

Traducido por: TresCatorce
Revisado por: Xeniaxen, Rounejo


Día 339


Cuando me di cuenta, ya había pasado un día. Actualmente habíamos eliminado a la mayoría de los [Héroes] de la alianza, pero dejé ir a algunos como muestra de querer entablar una relación amistosa, a pesar de que no quedaban muchos. Estaban cubiertos de heridas por todos lados, la batalla había llegado al punto en el que pronto serían aniquilados. Ya que podía iniciar una relación amistosa con los pocos [Héroes] restantes, creía que también debería ser posible hacerlo con el Ejército Aliado del [Emperador].

Bueno, fuera como fuese, esto tan solo es lo que creía.

En cualquier caso, la batalla del bando del [Emperador] también había alcanzado su clímax. Lionel estaba usando [Vehemencia del Dios de las Bestias – Will Folder], el cual es un [Tesoro Sagrado] del [Dios de las Bestias]. Hilton tenía su [Amparo de Nigromancia – Qliphoth End], que es un [Tesoro Sagrado] del [Dios del Inframundo]. Luchaban desesperadamente debido a que se enfrentaban a Minokichi-kun y Kanami-chan. El poder del bando del [Emperador] era superior solo gracias a las habilidades de sus [Tesoros Sagrados], pero los dos oni habían encontrado a unos verdaderos contrincantes en aquella batalla, enfrentándose a ellos sin llegar a morir, por lo que empezaron a luchar incluso mejor que antes.

Me pregunto si la batalla llegó a hacer hervir la sangre o agitar el espíritu del [Emperador]. Todos los combatientes tenían una refrescante sonrisa en la cara a pesar de estar cubiertos de heridas. Habían dejado de lado cualquier otro tipo de emociones para poder así concentrarse en pelear por la victoria.

Por cierto, al parecer el bando del [Emperador] también quería enfrentarse a mí. Pero desgraciadamente debían desechar esa idea ya que no había posibilidad de que derrotasen a sus actuales oponentes. Darían lo mejor de sí, por lo que acabarían sometiéndolos y comiéndoselos. Su vida terminaría en esta batalla.

De todas maneras, ya quedaban pocos en pie. Solo faltaba matar a la [Santa de la Discordia], la [Santa de los Confines], y si mataba a la Mesías Blanca así como a los ya debilitados [Héroes], pondría fin a la [Guerra Santa]. Así es como debía ser, pero ante mis ojos centenares de [Héroes] y personajes más poderosos se interponían en mi camino.

El [Héroe de la Guita] llevaba prendas relucientes que envolvían su figura, obesa por sus hábitos poco saludables. En su mano, un látigo hecho de riquezas que tintineaban por su joyería, de plata y oro.

"¡LA RIQUEZA, AHHH, ES PODER ~DEAAAAARU! ¡POR ELLO, PÓSTRATE ANTE MÍ, QUE SOY MILLONARIO, POBRE INDIVIDUO, AHAHAHAHAH!"

Se podía ver la locura en sus ojos, cuando agitaba el látigo mientras se le caía la baba de lo excitado que estaba.

"CORTA EL ROLLO, ERES MOLESTO."

Ignorando la trayectoria del látigo de riquezas, cerré la distancia mientras esquivaba al mismo tiempo. Oyendo el ruido que hacía al golpear el campo de batalla tras de mí, segaba todo frente a mí con mi alabarda apuntando al [Héroe de la Guita]. A pesar de que opuso un poco de resistencia por las prendas relucientes que cubrían su cuerpo, lo corté en dos. Pero tan pronto como su torso tocó el suelo, su látigo se abalanzó sobre mí desde cuatro puntos diferentes. Fue el último ataque que pudo hacer.

"YO, QUE POSEO DINERO, SOY EL MEJOOOOOOOOOR."

Para contrarrestar los cuatro látigos que se acercaban, los corté rotando rápidamente las armas que llevaba en mis 4 manos al mismo tiempo, invocando [Gran Corte Giratorio]. Esta vez usé mi hilo dorado para atar el cuerpo del [Héroe]. Lo disparé de las puntas de mis dedos y lo envolví a su alrededor, sus látigos empezaron a fragmentarse y romperse entre chispas. Tirando del hilo, lo constreñí y atraje los miembros de su grupo hacia mí, dejándolo expuesto. No dudé en aprovechar esta oportunidad y corté sus cuellos con mi [Lanza Maldita]. Sus cuatro cabezas acabadas de cortar salieron volando, chorreando fuentes de sangre.

Cubierto de sangre, reuní los cadáveres del grupo del [Héroe] con una red tejida con hilo dorado y los vapuleé como si fuera un mangual. Era una masa de cuatro personas hechas una bola. Debido a su exceso de flacidez, su peso era considerable, lo cual significaba que tenían un gran poder.

"¡Vuela en pedazos!"

Con el mangual del grupo del [Héroe de la Guita], barrí el grupo de ocho del [Héroe de los Explosivos], que se aproximaba sin perder el tiempo.

Lo agité tan rápidamente que los cuerpos se mezclaron entre ellos. Se podía oír la carne chocando con más carne. Probablemente entraron en contacto con el puño explosivo del [Héroe de los Explosivos] ya que una explosión rugió por todas partes.

El mangual resultó muy dañado, así que lo arrojé entero a los siete compañeros del [Héroe de la Danza Flagrante], que se me acercaban como si estuvieran bailando. Al soltar la red de hilo dorado, trozos de carne y huesos rotos y triturados salieron volando por el impulso.

"ULA LA LA LA LA."

Para poder lidiar con ello, el grupo del [Héroe de la Danza Flagrante] empezó un baile de llamas, transformándose a sí mismos en el fuego encarnado y carbonizando tanto la carne como los huesos que estuvieran demasiado cerca. El fuerte olor de la sangre evaporándose llenaba el aire, juntamente con el hedor a carne quemada. Todo esto me estaba dando hambre, pero debía concentrarme más en matar al [Héroe] y a los demás con [Mal de Ojo Mortífero] en lugar de pensar en comer. Mi prioridad era interceptar a los tres miembros del grupo del [Héroe de las Nubes], que apuntaban espadas de luz hacia mí a gran velocidad por la retaguardia.

"¡――SHA!"

El [Héroe de las Nubes] liberó un ataque cortante junto con un potente grito cargado de espíritu de lucha. Repelí varios de sus ataques con la [Lanza Biológica] y la [Alabarda] en mis manos traseras. Seguidamente di un salto para seguir evadiendo el ataque de Claudio, que se aproximaba por el centro. Y así, suspendido en el aire, ensarté el corazón del [Héroe] que había sido capaz de resistir hasta ahora los ataques de mis armas. Sujeté su cabeza, que fue a parar justo entre mis pies, y se la giré hasta hacer estallar su médula espinal con un rápido movimiento.

El hecho de haberles partido las cabezas al [Héroe de la Guita] y al [Héroe de las Nubes] fue tan solo por la fuerza del impulso y un corte accidental. Inevitablemente aquí reina la ley del más fuerte.

Aún en el aire, pateé la cabeza recién cortada del [Héroe de las Nubes] hacia el [Héroe de las Piernas]. Tan pronto como me di la vuelta y aterricé, un caballero espectral apuntaba su lanza hacia mí. Tuve que contraatacar con una patada imbuida con el poder de [Destrucción Divina del Demonio Negro], rompiendo la lanza del caballero espectral. Inmediatamente, el cuerpo principal del caballero desapareció antes de que pudiera llegar a tocarlo.

Aparentemente el caballero espectral era una ilusión de [Yūsha], un personaje del [Salmo de los Héroes] que ahora formaba parte del [Libro Espiritual del Dios de los Libros – Roots Bryos] del [Héroe de los Libros]. Aunque solo era un espejismo, sus técnicas eran genuinas, si la lanza hubiese tenido suficiente poder me habría perforado.

A pesar de ser mi enemigo, me identificaba con él y sentí algo de simpatía por su manera luchar, utilizando a [Héroes] como vanguardia.

"Corrió entre un millón de enemigos a lomos de su montura, matando a muchos [Héroes] para derrotar incluso al Enemigo Mundial. [Yūsha de la Lanza Sagrada], el [Héroe] que salvó a su patria, un país pequeño en comparación con las principales potencias, con un solo golpe..."

Podía oír el murmullo del [Héroe de los Libros] a los lejos, pero no le di importancia y eché mis brazos de plata hacia atrás. El [Héroe de los Números] se acercó sin hacer ningún ruido, agitando la [Maza Manipuladora del Alma del Dios de la Fórmula – Avorga Muffel], la cual podía manipular la probabilidad de cualquier objeto que tocaba, pudiendo eliminar su existencia. Ni siquiera yo sabía qué podía pasar si recibía un solo golpe, así que usé [Brazos Resplandecientes de Tormenta Eléctrica] para liberar relámpagos fulminantes detrás de mí.

"¡Nuuooooo!"

El cuerpo del [Héroe] desapareció ante mí en un instante, pero creo que no pude rematarlo. Bueno, al menos lo dejé muy malherido. Fue una lástima no haber acabado con él, pero había demasiados [Héroes], algunos incluso murieron por estar envueltos en la pelea.

Sin perder el tiempo, decidí comerme lo que quedaba del [Héroe de las Nubes] partido en dos, abriendo exageradamente mi boca como si de una serpiente se tratase, tragándome el torso de una sola vez. Las piernas, que eran lo que quedaba, me las tragué y me las comí directamente.

Tras comérmelo entero de dos bocados, noté la energía del [Héroe de las Nubes] recorriendo todo mi cuerpo. A pesar de no ser genuino, su cuerpo era tan delicioso como el real, valía tanto la pena que fue suficiente.

Está tan bueno como pensaba, pero me estoy cansando ya de esto.

Sin embargo, aunque los cuerpos de los [Héroes] sean deliciosos, tener tantos de sus cuerpos desperdigados hace que pierdan el gusto. Son tragados por el laberinto y desaparecen pasado cierto periodo de tiempo. Solo llegan a ser un obstáculo si hay demasiados de ellos. Hasta ahora había pisado quién-sabe-cuántos cadáveres de las anteriores batallas de los grupos tanto de la [Heroína de la Voz Celestial] como del [Héroe de las Nubes]. La sensación de pisar la carne y los huesos era rara, las entrañas se pegaban a la suela de mis pies y se hacía resbaladizo al pisar.

"Ufufufufufufufufu... Aún quedan más platos por llegar, ¿sabes? Come, cachorrito, ya que esta será tu última cena."

La Mesías Blanca reía mientras los cadáveres de los [Héroes] se acumulaban en el suelo. A medida que descendía la cantidad de [Héroes] insensatos que se enfrentaban a mí, ella como culpable de la situación, invocaba una [Magia]. Los [Héroes] caídos eran revitalizados y se alzaban de nuevo, la vida y la muerte era un ciclo infinito en este lugar.

"Maldición, no esperaba que la [Salvadora] tuviera tal habilidad. Esto ha ido más allá de mis expectativas."

Revelé mis pensamientos sin poder evitarlo y recordé lo que había pasado.

Habíamos acabado con muchos de los [Héroes] hacía nada. Disminuyendo el número de enemigos a ritmo constante, cada vez estábamos más cerca de la victoria. Cuando ya quedaban muy pocos, la Mesías Blanca sacó un as de la manga.

La [Protección Divina] de la Mesías Blanca, [Salvadora de Linaje Blanco], pertenece a uno de los principales [Grandes Dioses], en concreto al [Gran Dios del Linaje y la Sabiduría]. Parece que guarda una profunda relación con mi [Protección Divina] del [Gran Dios del Origen y el Fin], pero de momento lo dejaré a un lado.

Cuando la cantidad de aliados era ya muy baja, la Mesías Blanca sacó un puñado de pelos de un brazalete que parecía ser un artefacto de almacenamiento. A primera vista parecía un puñado de pelos dorados, plateados, rojizos y azules, de diferentes longitudes. El manojo de pelos daba la impresión de que quien los había recolectado no se había molestado en ordenarlos.

"Urisdo (fragmento del origen), Zastut (imita la vida)."

La Mesías Blanca recitaba sus cánticos. Este hechizo era diferente a los demás, ya que no se invocaba instantáneamente, y tampoco era uno de aquellos encantamientos en los que se pronuncian solo las partes más importantes para poder activarlos en poco tiempo. Se trataba de una técnica que ponía más poder en palabras cortas, amplificando la potencia que suelen tener y acelerando el tiempo de activación.

"Yakstr (que Dios salve), E zen (a los desafiantes)."

Con una voz firme y potente, la aria completó la invocación de la [Magia].

"Varide Lizreïd (la vida nace de la sabiduría)."

La Mesías Blanca cogió varios pelos del manojo y los arrojó a su alrededor. La [Magia] que acababa de conjurar utilizó el pelo como base y empezó a crear vida, creando un cuerpo entero, comenzando por el esqueleto, los órganos internos y los músculos, y para terminar la piel y el cabello remataban la creación. Creó tantos como pelos había arrojado. Estos seres eran la [Heroína de la Voz Celestial], la [Heroína del Amor] y otros [Héroes] que supuestamente habían muerto ya en la [Guerra Santa].

"Ufufufu. Así de simple, la [Magia] ha creado [Vida]. Este es el poder para “amarte”, querido." (NT: Se refiere a matar (en japonés "ia"), pero la pronuncia como amar ("ai").)

Los [Héroes], con sus torsos acabados de crear desnudos, recibieron armas creadas por la [Magia] de la Mesías Blanca. Pocos de ellos generaron sus propias armas, pero algunos tenían armadura de luz, espadas de luz, etc. Era una situación un poco absurda. Había más de diez casi iguales. Pero “ella” no se andaría con rodeos; estaban armados para luchar a muerte.

Después de unas cuántas batallas, se podía apreciar que la inteligencia de los [Héroes] se había deteriorado. Además, en varios aspectos, como el uso de las armas, resultó ser que su potencial de combate había disminuido respecto a los originales. A pesar de todo, cuanto más cantidad de cabello o carne se usaba para la resurrección, el deterioro de su comportamiento como unidad no era tan significativo. No tenía sentido darle importancia a la cantidad.

"Bueno, aún hay más."

La [Magia] que usaba la Mesías Blanca era algo que iba más allá de la lógica que había aprendido de este mundo. Como ella decía, era como si una [Magia] que nunca había existido hubiera nacido en este lugar. Si lo tuviera que comparar con algo, diría que se parecía a la clonación, ya que podía crear la misma estructura genética a partir de cabello o partes de la piel.

Como los tratamientos de regeneración ya existían en mi vida pasada, más o menos entendía lo que estaba pasando, pero aun así... No solo estaba creando humanos en pocos segundos, sino que también les podía otorgar destrezas y habilidades para la batalla. Por lo tanto, a pesar de que la explicación de todo recaía en el uso de la [Magia], no podía evitar estar sorprendido. No puedo hablar sobre los demás, pero la Mesías Blanca era sin duda alguien excepcional, a pesar de que no nos habíamos enfrentado hasta ahora.

Tenía curiosidad por saber por qué no había clones de personas vivas. Si la [Santa de los Confines] y de la [Santa de la Discordia] aumentaban sus números, nos podrían acorralar fácilmente, pero no creo que fuera tan efectivo. Quizás esta [Magia] no permitía usar tejidos como materia prima a no ser que la persona ya estuviera muerta. Me pregunto si esta era la causa detrás de este gran ejército de [Héroes] que ha salido de la nada.

El [Héroe de la Máscara] empezó a juntar algo a sus espaldas. Formó un dragón de tres cabezas y comenzó a abalanzarse sobre mí. Pero el ataque de la [Santa de los Confines] lo interrumpió, liberando un corte que desgarró el espacio entre nosotros.

"¡Kiiyaah!"

Tras cortar el cuerpo del dragón, que usó como pantalla de visión para cegarme, hizo volar un ataque en forma de corriente de aire hacia mí, apuntando a mi cuello. Estaba revestido de fosforescencia oscura, al ser un arte de batalla. Sin duda tenía suficiente poder como para cortar mi cuello si me golpeaba directamente.

"Hmm."

"¡――Qué ingenua!"

Me encaré al enemigo con un [Cabezazo] imbuido con [Destrucción Divina del Demonio Negro], varias veces. Con una trayectoria que me permitía deslizarme en el momento justo, golpeé con mis poderosos cuernos hacia un lado. La cuchillada de [Espada del Espíritu del Juicio de la Discordia] que blandió de abajo hacia arriba no me dañó.

El [Doble Dragón Danzante] lanzó un ataque inútil, pero dirigí mi [Cabezazo] hacia él para detenerlo, apuntando hacia el suelo desde mi posición elevada, con el efecto de [Cañón Presurizado de Relámpagos]. Apuñalé su hombro izquierdo con un fuerte golpe, chocando violentamente con la armadura de luz que lo envolvía, aunque tan solo por un momento. Seguidamente salió volando en línea recta, con su brazo izquierdo y su pierna izquierda desgarrados. 

Por un momento, la [Santa de la Discordia] puso cara de susto, como si no pudiera entender su estado actual, a continuación ahogó un grito apretando los dientes. Intentaba mantener la distancia, pero con solo una pierna no tenía suficiente movilidad para escapar. Podía oler su sangre hirviendo, sangre de un alto linaje [Santo], que excedía incluso a los [Héroes]. Sin pensarlo, me abalancé e intenté clavar mis dientes en ese suave cuello.

"¡Aaaaaah!"

La [Santa de los Confindes] interrumpió mi ataque, interponiendo entre nosotros el [Escudo del Alma del Dios de los Confines], embistiendo con todas sus fuerzas desde un lado. Contaba con poco espacio, pero una patada en el momento preciso con [Daño Físico Penetrante] y [Resonancia Cristalina] me permitió maniobrar.

A pesar de contar con una de las mejores defensas reconocidas en este mundo, era evidente que un ataque por encima de cierto nivel por lo menos dejaría su defensa tocada. La superficie de [Escudo del Alma del Dios de los Confines] quedó ligeramente abollado, notándose también en la parte trasera del escudo, la cual resultó sutilmente dañada a pesar de estar revestida con poder sagrado. A pesar de que el daño no era muy grande, valió la pena ya que dejó sus brazos entumecidos debido a la vibración transmitida por el golpe.

Aprovechando el impulso de la patada, puse distancia entre nosotros, pero no había mucho sitio donde ir; los alrededores estaban repletos de enemigos. A la vez que aterrizaba, los seis [Héroes del Toro] que estaban a mi izquierda lanzaron su chakram hecho de luz, todos a la vez. (NT: El chakram es un arma arrojadiza en forma de aro.) Llevaban uno en cada mano, por lo que el número total de chakrams era doce. Los chakrams, que vibraban como si estuvieran vivos, se acercaban atravesando la atmósfera.

“Garnet Dialos Insertios.”

Apuntando a los chakrams, utilicé [Gran Corte Cruzado]. El ataque de mi báculo y mi lanza salió volando, destrozó todos los chakrams y dividió a los [Héroes del Toro]. De inmediato, el [Héroe del Pescado] se precipitó con un enorme pez volador desde el cielo, moviéndose a izquierda y derecha, en diagonal y hacia atrás. Llevaba un arpón de luz en sus manos, acercándose con el escudo por delante, como si fuera un ataque relámpago.

“¡Fishoooooh!”

Si lo hubiese esquivado sin cuidado, estaba claro que los otros [Héroes] no desperdiciarían la oportunidad de atacarme. Sin dudarlo, ataqué con la alabarda, creando un corte gigante de la hoja del hacha. Su potencia fue incrementada al combinarlo con un corte de viento a base de [Viento Cortante]. Cortaba en dos cada pez que el [Héroe del Pescado] montaba. A pesar de que su ímpetu parecía no tener fin, su cadáver acabó rodando directamente hacia mí, lejos del resto de [Héroes].

“Setas venenosas, deliciosas... Hm... ¡Jojo!“

Entre la sangre y el humo que acompañaron la caída del [Héroe del Pescado], nueve [Héroes de la Setas Venenosas] se acercaron frenéticamente desde la derecha, agitando enormes setas venenosas y esparciendo esporas venenosas por los alrededores. Cualquier persona normal que entrase aquí moriría inmediatamente con solo respirar. Como no tenía ninguna manera de simplemente detenerlos, lancé un ataque cortando con mi alabarda y lanza biológica. Aumenté el poder del golpe con [Hachazo Severo Quiebra-Cascos] y [Fisura de Aura Profunda], por lo que fue fácil partirlos en dos. Como sea, no pudieron escudarse. Los cuerpos de [Héroes de la Setas Venenosas] y sus hongos fueron rebanados por igual.

Quedaba uno vivo, a pesar de haber perdido un brazo y una pierna. Decidí cubrirle la cara con [Bomba de Humo Venenoso]. El veneno, morado y letal, quemaba la cara del [Héroe] mientras emitía un olor inusual y un ruido extraño, perdiendo fugazmente la vida.

“La, la, la, la, la, la, la, la...”

A medida que los cadáveres se acumulaban en los alrededores, una docena de [Heroínas de la Voz Celestial] se agruparon en el flanco derecho mientras entonaban un canto. Lo que se suponía que eran sonidos emitidos por un solo grupo de coros se convirtió en un efecto sinérgico con el poder combinado de los demás [Héroes de la Resonancia] que también estaban alrededor, hasta el punto que consiguieron descomponer la materia a nivel atómico.

Los cadáveres de los [Héroes] dentro del alcance de su efecto comenzaron a despedazarse y emitir ruidos de dispersión. Mientras observaba la escena, sentí como si estuviera siendo repelido, pero avancé un poco.

A pesar de que intentaba resistirme, las [Heroínas de la Voz Celestial] y los [Héroes de la Resonancia] seguían presionando, uniendo sus voces una a una, creando una onda de choque. Por separado pude encargarme de ellos fácilmente, pero el número de enemigos no era el mismo de antes. En combate cuerpo a cuerpo matarlos sería simple, pero en ataques de largo alcance la potencia aumentaba proporcionalmente en comparación con el número de personas. Con un simple cálculo, podía ser bastante molesto.

“Ugh, maldición.”

Por muy mala que pudiera parecer la situación, aún tenía una oportunidad para darle la vuelta a la situación. Retrocedí un poco para poder canalizar la magia en mi lanza escarlata y perforé el suelo para liberar una de mis habilidades.

Habilidad única [Avalancha de Lanzas Escarlatas Bañadas en Sangre] de la [Lanza Demoníaca] [Lanza Afanosa Escarlata del Dios Feroz] activada

Al instante, cientos de lanzas sangrientas aparecieron ante mí. Ensartaron desde lo más profundo a una miríada de [Héroes]. Innumerables cadáveres lanzados al aire, dejando caer una lluvia de miembros y órganos.

“¿No ha sido suficiente...?”

El olor a carne quemada se propagó rápidamente, hasta que hizo reaccionar el olfato de todos. Hasta ahora, los cadáveres se habían quedado fuera del fervor de la batalla, pero este se detuvo, agitado por el espíritu escarlata, lo que provocó que el olor se extendiera aún más. A pesar de estar en mitad de una batalla, no pudieron evitar que su conciencia se desviase.

“Lo tengo.”

Mientras mi espíritu se ensanchaba, a mis espaldas se escondía el [Héroe de la Exploración], evitando la lanza escarlata con un movimiento felino en lo que lo bloqueaba. Había una fosforescencia negra en su arco sagrado, con el cual proyectaba una flecha dorada.

“Ey, soy yo, jijijiji, tu [Lector Astral]. ¿Puedes morir ya, por favor?”

Como si ya supiera todo lo que iba a pasar, el [Héroe del Horóscopo], envuelto en una fosforescencia oscura que venía de su estrella [Arco del Ciclón Cristalino (Koretamashi)], evadió todos los ataques que lanzaba mientras me escurría entre la sombra de los cadáveres. En un estado de nerviosismo, empezó a disparar innumerables rayos hacia mí.

Ambos eran ataques a plena potencia de [Tesoros Sagrados]. Era imposible pararlos con mi alabarda y mi lanza biológica. Y, si se trataba de un hechizo, incluso podrían quedar destruidas. Intenté evitarlo con el hilo de araña y los brazos de plata, pero tampoco fue suficiente; los ataques volaban a la velocidad de la luz. Cuando dispararon, la batalla ya estaba decidida.

“Plaf...”

La flecha del [Héroe de la Exploración] se clavó cerca de mi corazón. Los rayos separaron la parte izquierda de mi cabeza y mi abdomen, y luego golpearon mi pierna izquierda.

Intentaba apoyarme solo en la pierna derecha para no derrumbarme, pero estaba escupiendo demasiada sangre por la boca. Era una herida mortal, la primera que había recibido en mucho tiempo.

Normalmente este daño se curaría enseguida, pero los ataques de un [Tesoro Sagrado] también tienen el efecto de anular la regeneración. La parte dañada cicatrizaría, pero no se regeneraría como pensaba.

“¡Detente!”

“Eres muy terco.”

Me sorprendía que aún no estuviera muerto.

El [Héroe de la Exploración] se acercó para cortarme el cuello espada en mano, junto con su arco sagrado. La [Heroína del Horóscopo] también se acercó para dispararme a quemarropa. Su paso era pronunciado y, como el rayo, blandió una espada cortándome el cuello. La luz emitida por la [Heroína del Horóscopo] era intensa, y la parte inferior de mi cuerpo se quemó inmediatamente.

No cabía duda de que estaba muerto.

Ovarou ha muerto. [Cinco Vidas] activado.

A continuación, me encontraba ante ambos héroes, erguido y completamente regenerado.

“¿Qu...? ¿Cómo?”

Chris, el [Héroe de la Exploración], aún asimilando la decapitación, parecía atónito al verme, como si hubiera regresado en el tiempo. No fue una mala idea dejar la vanguardia para enfrentarme a los [Héroes].

“Ha valido la pena morir.”

Podría haber hecho algo similar combinando [Duplicar Existencia], [Restaurar Existencia] y [Regeneración Ultrasónica], por lo que quizás no habría sido necesario morir. Sin embargo, fue lo mejor para el ataque sorpresa; resucitar en perfecto estado inmediatamente después de la muerte, gracias a [Cinco Vidas]. Aunque la restauración tardó un poco, al final surtió efecto.

Habilidad [Golpe de Vorpal Rompe-Cuellos] aprendida

Antes de que el [Héroe de la Exploración] pudiera reaccionar, mi shuyari entró en escena. El ataque de [Golpe de Vorpal Rompe-Cuellos] corta el cuello sin oponer resistencia, haciendo que el corte fluya sin impedimentos. La expresión del [Héroe de la Exploración] reflejaba un sentimiento que sería imposible para los demás comprender, se había quedado grabado vívidamente en mi mente.

No pudieron jugar al mismo juego que yo, por lo que su cuerpo quedó dividido en tres partes. El cuerpo partido por la mitad. La cabeza quedó colgando. Casi al instante, rodó hacia el campo de batalla final, con el cuello y la carne desprendida.

“Compa... Compañero... Gigigugegagaga... De verdad, esto no estaba escrito en el [Horóscopo]... No, no estaba...”

Mi alabarda fue a parar un poco más lejos, terminando en el abdomen de la [Heroína del Horóscopo]. A medida que los rayos corrían por su cuerpo, quemándole las entrañas y dejando sus palabras a medias, se podía apreciar la verdadera fortaleza de la [Heroína del Horóscopo]. Por eso no me podía permitir dejarla libre. Era una oportunidad entre mil.

"Voy a morir..."

Extendí mi brazo de plata para agarrarla del cuello, dejando la cabeza intacta. Sus palabras parecían enigmáticos testamentos que se perdían al salir de su boca. Así moría uno de los pilares del Reino Santo, que durante tantos años lo había apoyado. Era un poco decepcionante, pero bueno, todo termina una vez llega la muerte. No es muy común encontrar la fuerza para seguir luchando en una persona que acepta fácilmente su final.

“Glup. Delicioso, más de lo que me esperaba.”

Al comerme a la [Heroína del Horóscopo] di con un sabor que no podía compararse con los demás [Héroes]. Sin poder evitar el impulso, decidí comer lo que quedaba de ella de aperitivo.

El complejo sabor de su cuerpo maduro y salado hizo fluir en mí pensamientos emocionales, como si se tratase de la carne curada que un artesano había trabajado tan minuciosamente.

“Matar no solo por el placer de matar es realmente sorprendente. Sin embargo, todo tiene un límite. Deberíamos tenerlo en cuenta.”

Me zampé la carne y sangre de los miembros de las Fuerzas Aliadas que había matado, disfrutándolos mordisco a mordisco. Pero entonces escuché la voz de la Mesías Blanca. Me advertía de que, aunque cambiase mi curso de acción, no cambiarían su parecer hacia mí.

Inmediatamente después, o al menos eso pensé, un [Dragón Negro Emperador] de cuatrocientos metros apareció detrás de la Mesías Blanca, soltando un [Hálito Dragónico] al mismo tiempo que un [Dragón Blanco Emperador] de doscientos cincuenta metros. Torrentes de luz blanca y negra dividieron el aire por todos lados como rayos, directos hacia mí.

Llegó como una lluvia afilada. Afortunadamente ya me había comido a la [Heroína del Horóscopo], aunque más bien debería decir que no pude evitarlo. Gracias a eso, me dio tiempo a recuperar el cuerpo del [Héroe de la Exploración] a mis pies. Si lo hubiese dejado, el genuino [Héroe] se habría perdido para siempre.

“Ciertamente hay demasiadas cartas en juego.”

Me quejé sin querer. La Mesías Blanca no había clonado solamente [Héroes]. Todos los que alguna vez existieron y llegaron a grabar su nombre en la historia, resucitaron en este lugar solo para servirla. Debe de ser una tarea muy pesada clonar criaturas tan poderosas como estos dos [Emperadores], ya que hay muy pocos de ellos. Lo que me hace pensar que la cantidad de material genético de que dispone es escasa, disminuyendo proporcionalmente sus posibles números. Incluso resurrecciones de tal calibre como esas podrían llegar a fallar.

Fuera como fuese, tendría que esforzarme una vez más.

"Extracción..."

Liberé los [Orbes de Ogro] alrededor de todo mi cuerpo. Se regenerarían solos más tarde.


El conflicto ha concluido.

La habilidad especial [Némesis Hereje] se desactivará.

Dado que Yatendouji ha sido el vencedor de [Escatología - Guerra de la Conquista] contra los «Herejes» esta noche, recibirá un premio.

¡¡Yatendouji ha obtenido [Semilla de Laberinto]!!

¡¡Yatendouji ha obtenido [Lanza Negra del Fin (Gediheruda)]!!

¡¡Yatendouji ha obtenido [Lanza Negra del Origen (Kasutiheruda)]!!


Bien entrada la noche, la [Guerra Santa] llegó a su fin.

Los únicos que quedaron en pie no fuimos otros que nosotros. Con el botín de la batalla decisiva formado por [Santos], [Héroes] y el [Emperador], así como numerosas copias de otros [Héroes] y cadáveres de poderosos monstruos. Aquellos forzados a “nacer” por la Mesías Blanca al final resultaron ser miles de copias cubiertas de luz.

Mientras pensaba en cómo habíamos afrontado este tremendo desafío nosotros solos, puse tantos cadáveres como pude en mi inventario. Rememoré lo ocurrido en la [Guerra Santa] mientras recogía todo sin descanso. Realmente tuvimos que hacer un gran esfuerzo para matar a todos estos [Héroes] y derrotar a las [Santas].

Aun así, en lo que respecta a la [Magia Blanca] que la Mesías Blanca usó para los [Nacidos], parece que no funcionaba a menos que los objetivos estuvieran muertos. La [Santa] que murió tratando de defender a la Mesías Blanca era la misma que posteriormente se puso en primera línea, clonada con el pelo de la difunta.

Todos ellos tenían [Tesoros Sagrados], armas sin igual, pero su inteligencia tuvo que degradarse bastante por el exceso de copias. Debió de abusar demasiado creando [Héroes] para luchar contra nosotros. Había docenas, y se enfrentaron a nosotros con una cooperación que casi parecían uno solo. Aun así, no me gustaría tener que enfrentarme otra vez a algo así.

Además, como la pelea sucedió lejos de Burasato, todos los enemigos se centraron en mí y magullaron mi nuevo cuerpo una vez tras otra. Pero lo que más me mosqueó fue el agotamiento que la Mesías Blanca me hizo sufrir antes de poder finalmente atravesar su corazón con mi [Lanza Biológica]. Su cara de felicidad al morir fue tan honorable que me dejó con una extraña sensación de intriga.

Justo antes de que su vida se apagara, me dijo algo:

“Sé que el tiempo que me queda aquí es poco pero, hasta el último segundo, mi amor te dedico.”

De esta manera, me dejó un testamento un tanto macabro. Tal vez sea una fuente de motivación para mí, y por ello mi corazón deba grabar el sentimiento de su existencia. Estoy seguro de que Annalize quería matarme, de eso no hay duda, pero tuvo un gesto noble.

Dejando de lado la autenticidad de sus palabras, desafortunadamente no pude recuperar el cadáver de la Mesías Blanca. Para ser precisos, los cadáveres de la [Salvadora] y las [Santas] desaparecieron. ¿Por qué? Segundos después de la muerte de la Mesías, lo que tenía entre manos se convirtió en arena blanca. Con los cadáveres de las [Santas] pasó lo mismo. Se convirtieron en arena blanca mientras un repentino viento nos distrajo.

La carne y la sangre que quería comer ya no existían, pero no había nada que pudiera hacer por ello. Por suerte, el resto de [Héroes] presentes en la batalla me dejaron satisfecho, y pude recuperar a varios miembros similares a nosotros de las filas del [Emperador Demonio].

Después de terminar de recogerlo todo, tan solo tenía ganas de tomarme un tiempo de descanso y relajarme en el Gran Bosque.


[Mesías Blanca] murió en la conquista del laberinto
Parte de su [Poder Divino] ha sido absorbido por el laberinto y convertido en [Tesoro Sagrado]. ¡¡Yatendouji ha obtenido [Sefirot Secular – Vara Cabal del Gran Dios de la Creación]!!

[Santa de los Confines] murió en la conquista del laberinto
Parte de su [Poder Divino] ha sido absorbido por el laberinto y convertido en [Tesoro Sagrado]. ¡¡Yatendouji ha obtenido [Escudo del Alma del Dios de los Confines]!!

[Santa de la Discordia] murió en la conquista del laberinto
Parte de su [Poder Divino] ha sido absorbido por el laberinto y convertido en [Tesoro Sagrado]. ¡¡Yatendouji ha obtenido [Espada del Espíritu del Juicio de la Discordia]!!

[Heroína de la Caza] murió en la conquista del laberinto
Parte de su [Poder Divino] ha sido absorbido por el laberinto y convertido en [Tesoro Sagrado]. ¡¡Yatendouji ha obtenido [Arpón de Melanotaénido Caído del Dios de la Caza]!!

[Héroe de los Números] murió en la conquista del laberinto
Parte de su [Poder Divino] ha sido absorbido por el laberinto y convertido en [Tesoro Sagrado]. ¡¡Yatendouji ha obtenido [Maza Manipuladora Caída del Dios de la Fórmula]!!

[Heroína del Horóscopo] murió en la conquista del laberinto
Parte de su [Poder Divino] ha sido absorbido por el laberinto y convertido en [Tesoro Sagrado]. ¡¡Yatendouji ha obtenido [Arco del Ciclón Cristalino (Koretamashi)]!!

[Héroe de los Libros] murió en la conquista del laberinto
Parte de su [Poder Divino] ha sido absorbido por el laberinto y convertido en [Tesoro Sagrado]. ¡¡Yatendouji ha obtenido [Libro Caído Original del Dios del Origen]!!

[Emperador Demonio] murió en la conquista del laberinto
Parte de su [Poder Divino] ha sido absorbido por el laberinto y convertido en [Tesoro Sagrado]. ¡¡Yatendouji ha obtenido [Orbe Maligno del Dios del Inframundo]!!

[Rey de las Bestias] murió en la conquista del laberinto
Parte de su [Poder Divino] ha sido absorbido por el laberinto y convertido en [Tesoro Sagrado]. ¡¡Yatendouji ha obtenido [Orbe Animal del Dios de las Bestias (Beast Forge)]!!

Se han cumplido las condiciones ocultas del Versículo 11 del Capítulo 6 del Salmo Mundano [Leyendas del Demonio Negro del Eclipse], "Poesía de la Santa Errante (Current Savior)":
- Sosiego anhelado
- Plegaria beata



<<  Anterior |  Lista de capítulos  |  Siguiente  >>


23 comentarios:

  1. graciasx estubo bueno Xd aunque si quedo corto XD

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el cap, estaba entretemida como tu

    ResponderEliminar
  3. Gracias por el capitulo, y si se hace muy corto

    ResponderEliminar
  4. Basicamente una vez libero sus orbes uso al maximo su poder y arraso

    ResponderEliminar
  5. No me a quedado claro una cosa.... (spoiler)
    .
    .
    .
    ¿Ovarou murió? Y luego resusitó¿? o.O ¿Dónde, en que día, adquirió esa habilidad?

    ResponderEliminar
  6. gracias estuvo gemial y fue pequeña pero wow

    ResponderEliminar
  7. Me gustó que se volvieran a describir los eventos, últimamente rou era tan fuerte que las peleas eran
    [Némesis hereje] se activa
    [Némesis hereje] se desactiva

    ResponderEliminar
  8. Alguien noto que en la mini imagen rou sale sin los otros 2 brazos, con una nueva lanza y con los 5 cuernos mas separados? Sera una evolucion despues de consumir los tesoros sagrados de los grandes dioses??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La lanza no es nueva ni ha vuelto a evolucionar, además que para evolucionar necesitaría alcanzar el nivel 100, no comer, en este caso es la ilustración de eperou,una de las evoluciones que ignoró cuando evolucionó a la forma que tiene ahora

      Eliminar
  9. rou ya esta tan roto que pudo haber matado a todos desde el primer dia

    ResponderEliminar
  10. cuando sale el próximo cap?

    ResponderEliminar