Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

domingo, 13 de agosto de 2017

The Finite - Capítulo 28: Hogar

Todos los capítulos de esta novela que tienen traducción al inglés estan actualmente traducidos al español, gracias al cariño de Julia, Josué y Xeniaxen ♡♡♡ Voy a tratar de actualizar cada semana sin pausas de ahora en adelante.

-MEG V



Novela original en coreano por: currygom (카레곰)
-The Finite-


“¿Cómo te fue?”

El chico alzó inmediatamente su cabeza por el sonido que provenía de arriba. Pero él no podía ver, así que estaba encarando a la nada. Luego, la chica de pelo blanco, que estaba sentada en el árbol, saltó y cayó frente a él haciendo ondear su cabello trenzado.

“Aaah~ Sí, bueno... Nard, ¿se resolvió todo sin dificultades?”

“No.... no lo sé. ¿Qué significa "sin dificultades" para los nástikas?”

“Al parecer has tenido algunas dificultades.”

“Si.”

Después de que Nard dejase a Huen en algún lugar lejano, regresó para inspeccionar el sitio. Sin embargo, Tak e Ian ya se habían ido, y varios de los luchadores fueron a informar de ello al templo. Cuando interrogó a los luchadores que aún estaban ahí, descubrió que tenían los tobillos destrozados y que les habían arrancado la lengua... Solo escuchar esas espantosas escenas lo hizo estremecer.

“Taksaka demuestra su poder de una manera muy diferente a la tuya.”

“Él no es solo diferente a mí, es diferente a muchos otros nástikas.”

“¿Es porque él es del clan Dragón?”

“Es algo más que eso, es por su atributo. Su atributo de nacimiento es «Destrucción»... De entre todas las razas, como mucho existen cinco suras con ese atributo. Al principio existían algunos más, pero el número fue decreciendo desde entonces. Debido a que originalmente eran muy pocos, sus verdaderas habilidades nunca fueron reveladas con claridad.”

“¿Por qué ese atributo es tan raro?”

“Porque no era ninguna de las fuerzas originales de la naturaleza, sino más bien el poder emanado del dios primigenio Shiva.”

Nard reflexionó por un momento. Obviamente nunca había aprendido nada de esto en la academia.

“Entonces Taksaka tiene parte del poder del dios Shiva.”

“Sí. Así es como debería haber sido.”

“¿...?  ¿Debería haber sido? Entonces... ¿hay algo más que eso?”

“Correcto. Los otros nástikas con el atributo Destrucción no son tan fuertes como Taksaka. Ya que Taksaka era anormalmente fuerte, el dios primigenio Visnú creyó que había algo mal en él, y por eso nos asignó esta misión.”


“...”

Cuando la mujer concluyó, Nard parecía intranquilo y tragó saliva.

“T... Taksaka tomó a Ian y se fue de la ciudad. ¿Ahora qué deberíamos hacer?”

“Lo que sigue es... alguien vendrá en busca de Ian.”

“¿Ian? Um... ¿seguramente los dioses? Por informes anteriores me enteré que los luchadores fueron al templo...”

“Aún no lo sé. Si Taksaka va a luchar, entonces tendremos que salir de este planeta.”

“¿Entonces... qué haremos? Ya no puedo contactarme con Taksaka.”

“Yo tampoco. En particular, Taksaka y yo nunca hemos tenido una relación amistosa y ahora, debido a Ian, será más desconfiado.”

“Entonces...”

“Tendremos que preguntarle a otra persona. De preferencia, alguien con quien Taksaka esté familiarizado.”

La mujer tomó el bastón de Nard antes de que él pudiese decir algo. Brillaron produciendo una luz cegadora y luego esta desapareció en el cielo distante.


The Finite - Capítulo 28: Hogar


El sol del alba brillaba sobre la durmiente Ian.

Ian, que estaba durmiendo de costado, se despertó y se sentó de inmediato al ver que Tak estaba de pie a cierta distancia. Se frotó rápidamente los ojos y se limpió la cara, luego se apresuró a amarrarse el pelo. A pesar de arreglar su arrugada falda y sacudir bruscamente la arena de esta, Ian no se había lavado debidamente hacía días, por eso tenía aún presente el amargo sentimiento de ser una persona sin techo.

¿Hasta cuándo tendrá que esperar para tener un baño decente? Si al menos se pudiese lavar en algún lugar...

Debido a la sola idea de un baño, Ian pensó en lo patética que era y suspiró. De repente, la sombra de Tak apareció a su lado, sorprendiéndola y haciendo que mirara hacia arriba.

“¿Te despertaste?”

El sonriente rostro de Tak aún tenía esa peculiar sombra de color rojo oscuro, pero no parecía en absoluto desagradable. A pesar de haber estado a la intemperie varios días al igual que ella, su cabello siempre estaba como si recién hubiese salido de la ducha, y su nueva ropa estaba inmaculada. Tenía la misma expresión, pero ella se preguntaba cómo había cambiado de ropa.

“Supongo que los nástikas siempre tienen su ropa limpia.”

“¿Eh? N.... no, esto es...”

Tak levantó el dobladillo de su bufanda para decir algo, pero luego se encogió de hombros y sonrió.

“Te lo diré luego. Cuando estés lista.”

“¿Es algo que no deberías decirme? ¿Algo así como un secreto...?

“No es un secreto, pero tal vez te sientas avergonzada si te lo digo.”

“¿...?”

Tak sostuvo la mano de la confundida Ian, evitando que se llenara de arena, luego habló.

“Primero, iremos a tu hogar.”

“¿Mi hogar?”

“Sí. El lugar donde viviste al principio, antes de ir a Mistyshore.”

“...”

Ian se quedó en silencio por un momento, luego habló en un tono tembloroso y mirando hacia el piso.

“Pero ahí... ya no hay nada.”

“...”

Al parecer su ciudad natal no era un lugar al que deseara regresar. Tak sintió pena por ella y, de manera delicada, agarró sus temblorosas manos y le dijo:

“Sé que será difícil para ti regresar. Pero pienso que puedo encontrar indicios al ir allá. Aunque tengo algunas sospechas, aún no puedo decir si son correctas.”

“...”

“¿Podemos ir?”

“Sí...”

Cuando Ian dio la esperada respuesta, Tak la abrazó. Ian dio un pequeño traspié debido a la sorpresa, pero luego abrazó a Tak por el cuello. El placentero sentimiento de los brazos de ella sobre su cuello hizo que él sonriera.

“¿Te gusta esto?”

“¿Qué?”

“Al principio, no sabía dónde pondrías tus manos.”

“...”

Ian se sonrojó, incapaz de apartar sus brazos posados alrededor del cuello de él, rápidamente agachó su cabeza.

Tak lucía como un chico un poco más alto que ella, pero debido a la delgada figura de Ian, él podía levantarla fácilmente. No, indiferentemente de qué complexión tuviese, de cualquier forma, no sería difícil para un nástika hacerlo...

Pero no importaba qué tan delicadamente Tak la levantara, sería muy inconveniente moverse de esta forma. Esto era porque cualquier contacto físico con Tak hacía que Ian se horrorizara.

— “Hay mucho que puedo hacerte justo en este momento. Con o sin tu permiso.”

Las palabras del día de ayer de Tak aún resonaban en su cabeza. Aunque Tak no intentó asustarla, esas palabras aún le recordaban su incapacidad de rechazarlo.

Si él no fuese un nástika...

Si ellos se hubiesen conocido en otras circunstancias, sin miedo ni opresión...

Si hubiese sido así... un poco más...

...

Al darse cuenta de que Tak la veía, se mordió los labios y cerró los ojos para tratar de recobrar la compostura.


- ♦ — ♥ — ♦ -


De todos los lugares por los que pasaron, Ian podía recordar algunos lugares vagamente. Finalmente, Tak llegó al lugar que había sido el antiguo hogar de ella.

Era un valle rodeado por apenas algunas montañas altas y malezas densas. Las malezas crecían hasta la altura del rostro de Ian, haciendo que fuera incapaz de caminar bien en línea recta.

“Auch.”

Mientras que Ian estaba tratando de observar la ubicación de su aldea, las malezas le rasguñaban los brazos y causaban que pronunciara pequeños gritos.

“Ian, espera.”

“¿...?”

Tak abrazó a Ian y sopló gentilmente por detrás de ella, como si soplara una vela. Justo después se produjo un sonido como de crujido y toda la espesa maleza quedó reducida a cenizas.

“Ahora todo está bien.”

“...”

Cuando Tak la saltó, la sorprendida Ian miró la ceniza con incredulidad, luego recordó que él era un nástika y se calmó.

El miedo y la opresión no importaban. Él tenía el poder para ayudarla en su venganza y, mientras que pudiese conseguirla, aceptaría cualquier precio. Si él no fuese un nástika, su venganza de toda la vida hacia Taksaka no sería más que un sueño vano.

“...”

Era un valle árido por donde el agua solía fluir. Ian caminaba despacio cuando se detuvo enfrente del valle y sonrió con tristeza.

“Solía nadar aquí... Cuando las ancianas lavaban, yo me sumergía y luego emergía para sorprenderlas. Los niños podían aguantar la respiración si no se movían. Era bonito nadar aquí porque el estanque era muy profundo.”

“...”

“Desde que el Dragón de la Destrucción arrasó con todo, el agua dejó de fluir por aquí.”

“...”

«Si yo lo hubiese hecho, aquellas malezas nunca hubiesen crecido.»

A pesar de pensar eso, Tak se tragó sus palabras, luego asintió como afirmando las conclusiones de Ian. Luego, dio unos pasos más hacia delante y apuntó a varios lugares de entre las cenizas.

“Ese solía ser un puente. Allí había dos casas frente a frente, y por allá un gran árbol...”

“¡...!”

Mientras que Tak escuchaba silenciosamente a Ian, sintió algo extraño. De repente, a la velocidad de un rayo, llegó a su lado y la abrazó.

“¿..? ¿Tak...?”

Ian lo miró de una forma extraña, pero Tak simplemente la sostuvo sin decirle nada, mirando hacia el horizonte.

Un momento después, vio a alguien caminando hacia ella mientras pisaba las cenizas. Estaba lejos, por lo que no podía distinguir con claridad la forma de la sombra, pero Tak miró directamente hacia su dirección.

“Shess... ¿qué haces aquí?”

¿Shess? Shess fue el nombre que Tak le dio a su patrocinador. Ella pensó que solo sería un nombre que escogió al azar, no el nombre de otra persona. Cuando miró en la misma dirección que Tak, la figura se volvió más nítida.

「 Suelo visitar este planeta, ¿no lo sabía? 」

Él se aproximó hasta que Ian pudo verlo. Era bien alto, un joven con el cabello corto de color rosa. Por los dos cuernos en su cabeza, no parecía ser humano.


Continuará...


Traducido del coreano al inglés por: Mizura
Traducido del inglés al español por: Josué
Corregido por: Xeniaxen
Editado por: MEG V


No hay comentarios.:

Publicar un comentario