Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

jueves, 24 de agosto de 2017

Re:Master Magic - 46, 47, 48, 49


Ñe. Estoy apática.

-Xeniaxen


  Anterior  |  Lista de capítulos  |  Siguiente  

Novela original en japonés por: 謙虚なサークル (Kenkyona Circle)
Re:Master Magic


Traducción al español: Lachs
Revisión y edición: Xeniaxen


Capítulo 46: Cuervo solar I

Fuush. Fuush. El cuervo solar batió sus enormes alas sacudiendo sus plumas y haciendo que las plantas circundantes bailaran salvajemente con el viento. Un poco más tarde, la corriente nos alcanzó. La tierra y la hierba arrancada nos envolvieron haciendo extremadamente difícil mantener los ojos abiertos. 

Yo conseguí abrirlos un poco y miré hacia el monstruo. Vi a Lydia cubriendo a Milly con su cuerpo mientras yacían en el suelo. Ambas parecían haber perdido el conocimiento, pero Lydia había derramado sangre sin pensarlo dos veces para proteger a Milly.

“¡Milly, Lydia!”

“¡Espera, Claude!”

Agarré el hombro de Claude antes de que echara correr hacia ellas y de alguna manera logré retenerla.

“Tú... sabes que estás desarmada, ¿no?”

Lancé cuadrado temporal y la encanté con botas negras dos veces. Cuando solté el tiempo, dos torbellinos arremolinaban en sus pies.

“Botas negras dobles.”

Volví a lanzar cuadrado temporal otra vez y luego conjuré arma azul y choque azul al mismo tiempo. A la espada rota de su mano comenzó a crecerle una cuchilla de agua y se reformó.

“Filo de agua.”

¡Estaba casi sin magia, pero tenía suficiente para uno más!

“Espíritus de la tierra, conviértanse en un traje de armadura para proteger este cuerpo.”

“¡Protección segura!”

“¡Muchas gracias!”

En un preciado lapso de tiempo, tan pronto como terminé la preparación, Claude se abalanzó a por el monstruo. Yo también la seguí.

“Escúchame, ¿¡de acuerdo!? ¡Tan pronto como recibas un golpe o un ataque, protección segura se desactivará, y entonces debes volver inmediatamente! ¡Si no estás lo suficientemente cerca no podré sanarte!”

“¡Entendido!” dijo ella mientras sus ojos seguían mirando fijamente a Milly y Lydia, que estaban tendidas en el suelo.

Tch. ¿Realmente me había entendido? Antes de que se hubiera alejado demasiado, hablé con Claude por telepatía.

(Te voy a dar una señal unos 10 segundos antes de que los efectos de que las botas negras dobles terminen. Una vez que lo haga, ¡debes retirarte sea como sea! ¿¡Lo captas!?)

Creo que me oyó, pero no respondió. Ahora que lo pienso, Claude no es muy buena usando la telepatía. Cuando pensé en intentarlo una vez más, ya se había acercado demasiado al cuervo solar.

Maldita sea. ¡Tendría que arreglármelas como fuera!

“¡¡¡Tyaaaaaaaaaaaaaaaa!!!”

Atacó con el filo de agua dibujando una luna, pero el cuervo solar se defiendió con su ala. Topó con el ala y se esparcieron plumas volando por todas partes... pero ahí es donde la hoja se detuvo.

¡Como pensé, era una tipa dura! Pero un jefe tiene una protección mágica poderosa y dispone de muchísimo poder mágico. Un ataque promedio no es capaz de romper su defensa, ni aún menos llegar a su cuerpo.

Crac. Claude intentó sacar la hoja, pero la carne y las plumas duras que cubrían el ala le impidieron hacerlo. Empezó a dar patadas donde estaba pegada, sacudiendo y agitando la espada, pero todavía se negaba a salir.

“¡Demoniooooos!”

Para librarse del gemido de Claude, el cuervo solar levantó sin dificultad su ala y se sacudió de lado a lado con toda su fuerza. Empezó a dar vueltas y vueltas con sus fuertes patas, haciendo girar su cuerpo masivo mientras movía sus alas en arco para fregarlas contra el suelo. Entonces levantó una enorme nube de polvo y desapareció de la vista.

¿Cómo lo hizo? No tenía idea de cuál era la situación. Pero no me detuve y me empujé a mí mismo dentro de la nube de polvo remolinada.

Inmediatamente pronuncié tasación mágica.

Cuervo solar

Nivel 77

Poder mágico: 151 345 / 220 580

Me preguntaba si vendría de otra pelea; estaba bastante herido. Dentro de la nube de polvo, ninguno de nosotros podía confirmar la ubicación del otro, pero al usar tasación mágica, podía confirmar los movimientos del cuervo solar siguiendo su silueta. Cerró sus alas y dejó la nube de polvo mientras lo observaba con cuidado.

“Esfera verde, blanco fijo.”

Susurrando y murmurando, una esfera mágica verde brillante apareció en escena. Luego me retiré de la nube de polvo y me moví a la parte posterior del cuervo solar. Activé la esfera verde que había dejado en modo de espera.

Entró en la nube de polvo, el cuervo solar clavó su pico en la sombra que apareció, pero no sabía que no era yo. Cuando la esfera verde golpeó ese pico, giró lentamente y arrastró al suelo el enorme cuerpo del cuervo solar. Con un crujido, la cabeza del cuervo se estrelló contra el suelo.

¡Antes de que fuera demasiado tarde...! Detrás de él, la nube de polvo se disipó y yo corrí hacia las lisiadas Lydia y Milly. Solo tenía suficiente magia para teletransportarnos. 

Me agaché y traté de hacer el menor ruido posible mientras avanzaba. Apenas esquivé las patas del cuervo solar luchando por su vida y llegué a las niñas inconscientes. ¡Las alcancé!

El movimiento de la figura gigante se detuvo, y de repente el entorno oscureció. Levanté la cabeza con cuidado para mirar, y mi mirada se encontró con los ojos dorados del cuervo solar.

Cururururú... Hizo un sonido desagradable mientras se preparaba para atacarme. ¡¿Se había deshecho la esfera verde tan solo con su fuerza?! 

Vaya si tenían una resistencia mágica poderosa los monstruos de clase jefe. En la mayoría de los casos, la magia de un ataque no los alcanza con su máxima potencia, y pueden incluso invalidar la magia que afecta al estado.

Dobló su cuello y me apuntó, luego golpeó con toda su fuerza. Pero... claro está, esto eran tan solo mis suposiciones.

El increíblemente rápido golpe que dio hacia abajo hizo que el viento aullara al acercarse. Clanc. Un sonido metálico retumbó, y el pico del cuervo solar estalló en la tierra. Claude se había plantado delante de nosotros con su escudo después de reorientar el ataque.

Cuando vi que no podía sacar la espada de agua, dejé que la hoja se encogiera para que pudiera retirarla más fácilmente. Entonces, tan pronto como la recuperó, le transmití mis movimientos por telepatía, pidiéndole apoyo.

“¡Daa!”

Claude aporreó al cuervo solar con su escudo. Durante esa brecha me precipité a por las dos chicas en el suelo. Gracias a Dios, de alguna manera estaban a salvo.

“¡Es suficiente! ¡Ven aquí, Claude!”

“De acue...”

Mientras Claude respondía, los ojos del cuervo solar empezaron a temblar, brillantes, y su pico dejaba ir llamaradas. Tiró tan fuerte como pudo y desenterró su pico del suelo. Luego abrió sus mandíbulas de par en par. En las oscuras profundidades de su garganta, una pequeña llama apareció en un abrir y cerrar de ojos, y creció mientras irrumpía hacia Claude.

"¡Pared roja!"

La llama envolvió a Claude en un instante, y el cuervo continuó disparando. El poderoso torrente de llamas pareció elevar la temperatura de los alrededores.

“¡Claude!”

(... bien... estoy bien... Milly... y Lydia... n...)

Al parecer activó pantalla antimagia en el último segundo. De todos modos, sentí alivio. 

Sin embargo, estas llamas eran difíciles de abordar. Debía ocuparme de Milly y Lydia que estaban sin conocimiento. Pero casi no tenía poder mágico.

Claude estaba usando pantalla antimagia y todavía debía mantener activadas botas negras dobles por un tiempo. Lo que significa que había una cosa que debía hacer.

Dejé ese área a Claude, tomé a las otras chicas y me retiré.

Esa era la manera más eficiente... de... hacer... las cosas... ¡¡¡¡Pero...!!! ¡¡¡Maldición!!!

Me di contra el suelo y recuperé un poco de mi compostura.

(Ahora vuelvo... No mueras en mi ausencia, Claude.)

(¡Vale!)

No tuve nada más que añadir cuando oí la heroica respuesta de Claude, y usé el último sorbo de mi magia para lanzar el teletransporte.


Capítulo 47: Cuervo solar II

“¡...ly! ¡Milly! ¡Despierta, Milly!”

“¿N... nya?”

Después de que la llamara una y otra vez, finalmente los párpados de Milly se abrieron. Lydia no dejó de sangrar y no mostraba signos de despertarse.

“Huh... Zeff, ¿qué pasa?”

Awa. Milly me miró vacilante, no entendía la situación en absoluto.

“¡Apresúrate y sana a Lydia!”

“¿Eh...? ¡¿Umh...!?”

Al ver que la sangre cubría a Lydia, la expresión de Milly cambió instantáneamente. Corrió hacia ella y comenzó a cubrirla en magia de sanación.

“El jefe se abalanzó y nos asaltó. Lydia te cubrió cuando te desmayaste, y ahora Claude lo está enfrentando sola.”

“¡...!”

Le informé de la situación desesperada y ella jadeó. Cuando lo oyó salir de mi boca, incluso me hizo sentir ganas de llorar.

“¿Está bien Claude?”

“Es difícil.”

Milly palideció y se concentró en acelerar su curación. Sin embargo, cuando le dije que era difícil me refería a que lo era mientras estuviera sola. Si me iba, entonces deberíamos ser capaces de manejarlo de una manera u otra. Pero... mierda...

Mi magia todavía no se había recuperado ni un 20%. Estaba agitado y mi calma había sido interrumpida, no podía meditar correctamente. 

No me quedaba otra. Aunque esto va en contra de mi naturaleza... Me incliné sobre el estómago inconsciente de Lydia, metí la mano por debajo de la ropa y empecé a palpar.

“¡¡¿Q-Q-Q-Qué estás haciendo en un momento como este, Zeff?!!”

“¡Shhh! ¡Cállate, tonta! No me gusta tener que hacer esto aun estando sin... ¡Ahí está!”

Saqué la bolsa de Lydia de entre sus pechos. Metí el brazo y agarré los medicamentos de recuperación mágica de dentro, luego los bebí. Mientras, emití cuadrado temporal, luego curación dos veces.

La luz curativa se extendió por encima de Milly y se iluminó aún más, el horrible aspecto de Lydia se volvió un poco más saludable. Pero parecía que todavía no había recuperado la conciencia. 

Yo ya había tomado bastantes medicinas mágicas de recuperación e incluso había guardado algunas en mi bolsillo.

“Voy a echarle una mano a Claude. Milly, dejaré a Lydia bajo tu cuidado. Ten cuidado con los pájaros de roca por aquí.”

“D-De acuerdo.”

Lancé el teletransporte para regresar a la posición de Claude. El campo de batalla estaba más tranquilo que antes, y no pude evitar tener un mal presentimiento.

Cuando me teletransporté de nuevo hacia Claude, la lucha parecía estar llegando a su fin. El cuervo solar había perdido una de sus alas, esta estaba desmenuzada en el suelo y teñida de rojo con sangre.

También tenía el pico agrietado y astillado en varios lugares, su punta mojada de sangre, con el cuerpo de Claude dentro. Su cuerpo está colgando inerte del pico. No se movía en absoluto, ni siquiera convulsionaba.

“¡CLAUDE!”

El cuervo solar se volvió hacia mí cuando escuchó mi grito y comenzó a gruñir. En cuanto vi su rostro sin emoción, mi mundo entero se tiñó de rojo sangre.

“Matar...”

Planté cara al cuervo solar y me preparé para la batalla mientras la magia inundaba mi cuerpo. Cuando lancé cuadrado temporal para utilizar esfera gravitacional, la mano de Claude se movió en respuesta a mi voz. Gracias a Dios, de alguna manera seguía viva.

Sin embargo, todavía quería matar a este bastardo. Apunté al cuervo solar y la magia se reunió en mi mano.

“Esfera gravitacional... Blanco fijo.”

Tenía que salvar rápidamente a Claude del pico de ese pájaro malvado. En ese momento, el cuervo solar abrió su pico para tragar a Claude.

“¡Choque verde...!”

Apunté al cuello de esa cosa e invoqué la esfera gravitacional. La esfera mágica apareció y distorsionó el espacio alrededor de él, arrastrando su cuerpo mientras lo retorcía entre sonidos crujientes.

“¡¡Cururururúúúúúúú!!”

Dejó escapar un grito mientras trataba de aguantar. Abrió su pico de par en par y soltó a Claude, que cayó hacia el suelo. Me las arreglé para teletransportarme lo suficientemente rápido como para atraparla.

Claude cayó de una altura considerable y, cuando la cogí, mis brazos recibieron un golpe bastante fuerte, tanto que me pareció que los iba a perder.

“¡Cuánto pesa...!”

Se suponía que debía atraparla con cuidado, pero solté un gemido y hablé sin pensarlo. Como era de esperar, mi fuerza se vio reducida debido a mi aspecto de niño. Al parecer iba a tener que entrenar una vez más.

“Eso es grosero por tu parte... decir que chica pesa demasiado...”

Recuperando la conciencia, Claude susurró sonriendo ligeramente. Justamente tenía que escuchar esto...

“Es tu armadura que es pesada...”

Me esforcé en bromear, pero ella sonrió y pareció captar mi mentira.

Tch. Esto no ha terminado.

Sonreí con ironía mientras sostenía a Claude en mis brazos y estaba a punto de teletransportarme, pero al parecer no nos íbamos a salir de rositas tan rápidamente.

Los ojos del cuervo solar brillaron intensamente, se deshizo a la fuerza de la esfera gravitacional y me atacó con su ala.

Me pilló desprevenido, malinterpreté la distancia y cuando salté hacia atrás apenas pude esquivarlo. 

Ya había conjurado el teletransporte, pero no pude activarlo correctamente. El cuervo se estaba acercando y yo tenía a Claude entre mis brazos. Necesitaba más concentración para usar el teletransporte, necesitaba calmarme o no podría usarlo.

Al sentir mi estado mental aturdido, Claude susurró en voz baja.

“Zeff, déjame...”

“¿Eres tonta? Si hubiera querido abandonarte entonces no habría venido a salvarte en primer lugar.”

“Supongo que sí...”

Claude se agarró a mi ropa.

“Agárrate fuerte.”

“De acuerdo...”

Formé cuadrado temporal mientras abrazaba a Claude. Dentro de la suspensión de tiempo lancé botas negras dobles y las activé. El viento rodeó mis pies y corrí con todas mis fuerzas... pero el peso de dos personas bajó la velocidad más de lo que pensaba. La magia de realce físico depende en gran medida de las habilidades físicas del sujeto.

“¡Salta a la izquierda, rápido!”

Reaccioné a la voz de Claude y me moví a la izquierda. Un gran pico amarillo pasó a mi lado. El cuervo solar creó ráfagas de viento con filos bajos. Si me hubiera golpeado algo así, incluso con protección segura, no saldría sin lesiones.

La presión del viento rompió mi equilibrio. Miré rápidamente hacia un lado y vi, al final de un largo cuello, la cabeza de un gran pájaro mirándome y sonriendo. No... Era su pico lanzallamas, eso es lo que significaba esa expresión.

"Pared roja... Pirochoque."

Las llamas en espiral que hice explotar, rompieron las mandíbulas del cuervo solar y se envolvió en el pared roja mientras el espiral continuaba creciendo.

¡...!

El pico aplastado del cuervo solar emitió un grito mudo mientras las llamas se extendían a su cabeza y cuello.

¡Ahora, cuando tuviera la oportunidad...!

La aparición del cuerpo destrozado del cuervo solar me dio la sensación de un jefe caído. Cuando un jefe toma una cierta cantidad de daño puede entrar en furia, y en este modo aumenta el poder de lucha.

La carcasa del cuervo solar se desmoronaba, y un cuerpo rojo ardiente hecho de llamas se reveló. Desplegó sus alas totalmente, parecía una fortaleza llameante.

Tch. Maldita sea... Había entrado en su modo de furia, ¿eh?

Una de las condiciones para entrar en el modo de furia es tener menos poder mágico de un tercio del total. La valiente lucha de Claude pudo haber sido contraproducente en esta situación.

Además, el cuervo solar tenía... una magia abrumadora.

La magia de los jefes en modo furia se concentraba de forma brutal. Conseguían anular la magia de cierta gama, incluyendo la magia de teletransporte que requería una buena concentración.

Y el rango de alcance de este jefe caído era extraordinariamente vasto. Ya no podíamos huir.

Con sus ojos rojos ardiendo con un deseo de venganza, el cuervo solar me miraba. Volvió las alas hacia mí como si me saludara, y me lanzó un gran número de bolas de fuego.

Geh... ¡Bolas rojas! ¡Un sinfín de ellas!

“Pared bla...”

Antes de conjurar pared blanca, me detuve. Mierda, el poder mágico que tenía no era... ¡Necesitaba medicina de recuperación mágica...!

Traté desesperadamente de buscar en la bolsa, pero ahora la bola roja estaba casi a la derecha encima de nosotros. Esto no iba a acabar bien.

“¡Zeff!”

Claude gritó, me abrazó por la parte de detrás de la cabeza, y de repente sentí una suave sensación de presión contra mis labios. Al instante mi mente se detuvo.

Justo delante de mí, con los ojos cerrados, Claude estaba ruborizada. Su lengua entró en mi boca, y en este punto finalmente entendí lo que acababa de suceder.

Al momento siguiente, la bola roja cayó sobre nosotros, un pilar de fuego y una nube de humo explotó en el aire. El humo se aclaró y poco a poco una gran sombra redonda se desmoronó lentamente. Era la pared blanca que en el último instante bloqueó la lluvia de bolas rojas.

Desde detrás de la pared que se desmoronaba aparecieron nuestras figuras, la de Claude y la mía. Separamos nuestras caras, y respiró. ¡Puaaah!

Había un sabor ligeramente amargo en mi boca. Claude me dio la medicina de recuperación mágica boca a boca. Aunque le había dado las medicinas mágicas de recuperación antes, nunca pensé que las pondría en práctico de esta forma.

“Lo siento. Realmente me ayudaste.”

Como era de esperar, era embarazoso. Le di las gracias con la cara roja.

“Um... Debemos mantener esto en secreto con Milly...”

Dijo esta última oración con un hilo de voz. Estábamos tan cerca que podemos oír el latido del corazón del otro.

“Bueno, Claude, lo guardaré en secreto si... tú guardas en secreto lo que voy a hacerte ahora.”

“Eh... ¿Qué dices...? ¡Yaaah!”

Dejé caer a Claude sin querer, haciendo que soltara un grito. Cuando volví a recuperar mi equilibrio, una vez más la ayudé a levantarse.

“El cuervo solar entró en su modo de furia y su magia aumentó. En esta situación escapar era realmente difícil. Por eso, tenemos que matarlo."

“Eso es... sí, de acuerdo. Pero, ¿por qué quieres que sea un secreto...?”

Le di a la confundida Claude una sonrisa maliciosa y respondí.

“Porque no voy a usar métodos muy decentes o respetables.”


Capítulo 48: Cuervo solar III

Después de la destrucción causada por las llamas, nos quedamos allí ilesos. Por un momento el cuervo solar nos miró con curiosidad, pero inmediatamente se preparó para la batalla y extendió sus alas.

Claude Leonhardt

Nivel 31

Nivel de magia escarlata: 9 / 45
Nivel de magia azul: 7 / 39
Nivel de magia verde: 0 / 40
Nivel de magia celestial: 0 / 47
Nivel de magia espiritual: 0 / 51

Poder mágico: 46 / 596

Al parecer cuando retuvo la medicina de recuperación mágica en su boca hace un rato, su magia se recuperó levemente. Había una magia perfecta para esta situación.

“Claude, activa pantalla antimagia, por favor.”

“Entendido.”

Una fina membrana cubrió el cuerpo de Claude. El cuervo solar comenzó su asalto y aleteó con sus alas hacia el suelo, en ese momento...

“Blanco fijo...” dije con el dedo firmemente apuntado a los pies del cuervo solar. “¡Pared azul!”

En el momento que canté mi hechizo, una pared de hielo apareció a los pies del cuervo y atrapó una de sus piernas. Fue solo un momento, pero se detuvo temporalmente y no dejaría pasar esta oportunidad.

Emití pared azul dos veces más y el cuerpo entero del cuervo solar quedó cubierto de hielo. La pared azul es la más dura de todas las 5 magias de pared, crea paredes y pasajes estrechos que obstaculizan los movimientos del enemigo. Sin embargo, ese es el único uso públicamente conocido para ello.

El sellado completo de los movimientos de cuervo solar que acababa de hacer es un uso secreto de pared azul. Estas paredes hechas por la magia tardarían un tiempo en destruirse, por mucha resistencia mágica que tuviera el jefe tiene, e incluso si utilizaba su fuerza completa.

Los hechizos de tipo pared aparecen en las coordenadas exactas a las que apuntas cuando las invocas. Es necesario apuntar las coordenadas del monstruo con tanta exactitud como sea posible para utilizar pared azul a la perfección. Es difícil invocarlo en un enemigo en movimiento, pero solo es necesario atraparlos una vez, entonces se pueden sellar completamente sus movimientos.

“Cururururú...”

Craaaaaac. La pared de hielo crujió y se agrietó. Pero era inútil. Durante mucho tiempo la sociedad mágica ha enseñado pared como uno de los primeros hechizos para los magos. No es posible romperla en tan poco tiempo.

“Increíble... Ese cuerpo gigante está completamente congelado...”

“Claude, quédate aquí y no te muevas pase lo que pase.”

Me moví detrás de la confusa Claude y me pegué cerca de su espalda. En ese momento el inmóvil y enfurecido cuervo solar comenzó a disparar magia al azar.

“¿¡Qué!?”

Claude lloró y trató de huir. Pero agarré sus hombros por detrás y la sostuve en su lugar. El cuervo solar aleteó y abrió su pico, lanzando muchos hechizos de toda su gama mágica. Hasta los distantes aves de roca se dispersaron.

El revestimiento de la pared azul solo podía sellar solamente sus movimientos. Pero era incapaz de detener los ataques mágicos del monstruo, y dentro de su rango llovía la destrucción. En un abrir y cerrar de ojos, un cráter se expandió a través del área.

Esto era, por supuesto, un evento molesto para los aventureros. Cuando la asociación mágica recibía un aviso de un jefe mágico especialmente poderoso, usaban métodos secretos para tratar con él.

A medida que la devastación aumentaba a nuestro alrededor, Claude estaba temblando y rompió en sudor frío. Pero de alguna manera aún estaba de pie, atenta a la situación.

Me incliné contra su espalda y glup. Tragué saliva y me bebí los medicamentos mágicos de recuperación que tomé de la mochila de Lydia, calculando el tiempo. Faltaban 20 segundos.

“Hiiiiiih.”

“Por favor, aguanta. Me encargaré lo antes posible.”

Llevé mi mano bajo la axila de Claude y ella soltó un pequeño grito, pero no se movió. Le dije que no se moviera, y ella se quedó quieta. Como era de esperar, estaba bien disciplinada.

En el modo de furia, el cuervo solar era de atributo rojo nivel 2. Era resistente a la magia roja y débil contra la azul. Sin embargo, el sistema azul no tiene ninguna magia fuerte utilizable contra monstruos jefe.

Tendría oportunidad de ganar con magia de síntesis, pero pirodisparo tenía su propia debilidad, y como no puedo verlo correctamente ni confirmar el estado del cuervo solar, probablemente la esfera gravitacional no lo alcanzaría.

¿Qué debía hacer ahora...? Mientras pensaba en eso, la cara de Milly flotó en mi mente. La especialidad mágica de Milly, ¿eh? Con eso no necesitaba apuntar.

Lancé un amplificador mágico y luego vendaval azul. Un huracán doblemente mejorado capturó y envolvió el cuerpo del cuervo solar. Él luchó y aleteó aparentemente con dolor.

El vendaval azul no parecía demasiado diferente en comparación con el de Milly, aunque lo había realzado. Era inevitable, ya que los niveles de nuestro vendaval azul eran diferentes.

Solo quedaban 7 segundos. Mientras tomaba la medicina mágica de recuperación, sigo apuntando a las coordenadas del cuervo solar.

Pishpishpish. Las grietas apremiaron en pared azul, a continuación, inmediatamente se rompió... Pero todavía había dos paredes más sellando los movimientos de esa cosa, por lo que todavía no podía recuperar su libertad.

El retraso de tiempo adicional era la razón por la que pude amontonar las paredes azules una encima de otra. La pared presionó suavemente el cuervo solar por una segunda vez, y yo pronuncié tasación mágica.

Cuervo Solar

Nivel 77

Poder mágico: 59 828 / 220 580

Estaba perdiendo poco a poco. Siendo así, ¿podría derrotarlo? Todavía tenía medicina de recuperación mágica. 

Cuando terminó el tiempo de activación del vendaval azul y eché un doble vendaval azul. Incluso mientras sufría en el huracán, el cuervo solar dispersaba magia por todas partes. Una serie de hechizos golpeó a Claude, pero ella los anuló y siguió allí sin moverse. 

Dado que estaba presionado contra su espalda, podía decir lo asustada que estaba, su corazón golpeaba violentamente con miedo. Sus manos y pies estaban temblando sin parar. Pot muy bien que pudiera anular la magia, era indudablemente asustadiza. Pero no podíamos hacer nada más que resistir.

Da lo mejor de ti, Claude, yo creo en ti, puedes hacerlo.

Una vez más, estimé el momento adecuado y volví a lanzar pared azul dos veces. Sería un desperdicio de magia así que no usaría tasación mágica más veces. La cuarta vez... ¡Doble vendaval azul!

El huracán desgarró el cuervo soleado, y su cuerpo de llamas se dispersó en el aire. Al mismo tiempo, sentí que había subido de nivel. Terminé con él.

"¡Es increíble, Zeff! ¡Realmente lo venciste!"

“Aunque el bosque está en un estado terrible.”

Claude miró por encima de mis hombros sonriente y soltó un suspiro. Miró alrededor de la zona y vio que dondequiera que la magia del enfurecido cuervo solar había golpeado, había un cráter con humo saliendo de él. ¡Qué horrible estaba!

Ah, bien, un lugar de mazmorra con magia altamente concentrada, en algún momento reparará tal daño en pocos días. Incluso los monstruos derrotados reviven por la magia. Seguro que también se restaurarían por completo las tierras.

Aun así, Claude parecía dominada por la emoción. Sus ojos pareceían haberse ennegrecido. Bueno, no es que no entendiera cómo se sentía. Pensé mientras miraba su cara desde un lado. Luego volvió la cara hacia mí y me abrazó con fuerza.

“Pensé que si podía proteger a todo el mundo entonces estaría bien morir aquí... pero tú protegiste a todo el mundo e incluso derrotaste al jefe... Zeff, ¡estoy tan contenta de estar contigo...!”

Con una voz medio rota Claude dejó salir sus sentimientos, y cuando acaricié su cabeza un poco, ella me abrazó aún más fuerte.

Se sentía muy bien, pero la armadura de latón me estaba lastimando. Bueno, Claude estaba feliz así que, ¿por qué no quedarse así por un tiempo?



Capítulo 49: Muerte robada

“¡Zeff! ¡Por favor, mira eso! "

Claude señalaba hacia donde el cuervo solar acababa de desaparecer. Parecía haber dejado un artículo allí. Era una espada.

El objeto que el cuervo solar dejó tras morir era la espada del tesoro Freybrand. Se carga con magia de la llama y es capaz de lanzar bolas rojas sin canto verbal. Funciona con la propia magia, la calidad de esta y varios otros factores que hacen que el poder varíe mucho. La bola roja que cualquiera puede usar no es tan poderosa como esta.

Es un arma interesante cuanto menos. Los nobles y ricos por lo general quieren esta espada para mostrarla. En otras palabras, es un artículo de lujo.

Me pregunté si era tan relativamente raro que apareciera. En la ciudad de Berta una vez en un puesto vi que se vendía. En ese momento, creo que el precio era de... 3 000 000 rupias, e incluso a ese precio se vendió inmediatamente.

La razón por la que un monstruo se convierte en cosas como armas, armaduras u otros objetos se desconoce. Pero una posible explicación es que la magia del entorno en la mazmorra se concentra dentro de los monstruos, y en el combate comienzan a formar los objetos de acuerdo a su apariencia y tipo.

Inmediatamente me acerqué a la Freybrand y fui a tomarla en mis manos. Pero mi mano fue desviada y sentí un leve dolor.

Luego, a mi lado, otra mano se extendió y agarró la espada del tesoro Freybrand. Parecía haberse teletransportado hasta aquí y, antes de que pudiera hacer nada, la mano se escondió la espada dentro de un abrigo negro.

"Eso... ¿Por qué...?"

En contraste con el grito de consternación de Claude, yo chasqueé con mi lengua. Como pensaba, el cuervo solar estaba herido de antes. Con toda probabilidad, antes de luchar contra nosotros, probablemente ya había estado en una batalla. Ya había sido atacado sin que lo viéramos.

El monstruo se compone de la energía mágica de la mazmorra. Los objetos que dejan los monstruos también están compuestos y rodeados por la misma magia y energía. Esta rechaza a cualquiera excepto al que luchó contra el monstruo. Hasta que esta magia desaparezca los únicos que pueden recoger el artículo es el combatiente principal y su compañero. El «combatiente principal» y su «compañero» son los que causaron mayor daño al monstruo. Si más de un grupo daña al mismo monstruo, se da prioridad a aquel que hizo más daño.

Pero existen quienes atacan arbitrariamente desde un lado para robar el objeto. Eso se llama «muerte robada». La asociación mágica decidió que esta acción está prohibida.

“¡...! ¡Robar intencionadamente de la presa de otro está prohibido!”

“Eso solo es para monstruos normales. Claude, las muertes robadas o atacar desde un lado seguro para derribar a un jefe peligroso y poderoso es un acto válido.”

“Ese es el caso. Lo siento.”

Inmediatamente por encima de donde yo estaba de cuclillas, escuché una voz baja y ronca familiar. Esa voz... ¡¿Podía ser?!

Sorprendido, levanté la cabeza y lo recordé. Pelo negro corto y una capa negra. Por debajo, un cuerpo bien proporcionado y delgado. Ombligo expuesto, con una camisa corta ligeramente abierta del pecho y un abdomen bien tonificado. Un círculo de magia mejorado dibujado al revés sobre guantes negros. En su cuello, un collar de plata con mejoras mágicas. Ojos fríos, en forma de almendra y nariz recta.

Recordaba la apariencia de esta mujer con su abrigo flotando mientras la miraba.

“Buen trabajo.”

¡Mi maestra!

Me congelé por la sorpresa y de alguna manera logré privarme de llorar. Esta mujer, tiempo atrás, me aceptó como discípulo, aunque fuera una petición irrazonable. Silvery Sugar.

Nunca interactué mucho con otras personas, pero, en tan solo medio año de estar con ella la reconocí como la maga más fuerte que había visto. Su apariencia era más distante de lo que estaba acostumbrado, pero en general su aura era igual. Su delgado cuerpo de lobo y su aguda mirada depredadora eran los mismos de siempre.

Mi mirada profundamente emotiva podría haberle parecido extraña a mi quieta maestro. Dándome una mirada dudosa, se teletransportó sin decir nada.

“¡¿Qué diablos fue eso?!”

No prestando atención a las fastidiosas y furiosas exclamaciones de Claude, miré fijamente aturdido en la dirección donde mi maestra había desaparecido.

Ella me miró la cara, vio que realmente no estaba prestando atención, y sus mejillas hincharon aún más en disgusto.

Un poco más tarde regresamos al lado de Milly y Lydia. Milly estaba al borde de las lágrimas y todavía continuaba tratando de curar a Lydia.

“Acabamos de regresar, Milly.”

Cuando Milly escuchó la llamada de Claude, se levantó y las lágrimas en sus ojos comenzaron a fluir por su cara.

“¡Zeff, Claude, están bien!”

Dejando a Lydia, saltó hacia mí y Claude. Se abrazó sobre mi cuello con todas sus fuerzas. Era doloroso.

“Ustedes... ¿por qué siempre acaban tan hechos polvo...?”

Ahora que lo mencionaba, cuando Claude y yo luchábamos juntos parecía que siempre terminábamos en harapos... Tal vez no teníamos muy buena compatibilidad.

Mientras me separaba y pensaba, Lydia se sentó abruptamente.

”¿Hm...? ¿Qué pasó, chicos? Me refiero a ¿qué me pasó a mí también?”

Como se golpeó la cabeza parecía que su conciencia estaba confundida. Lydia nos miró con una expresión vacía en su rostro, y todos empezamos a reír.

Ya que después de todo lo que había sucedido estábamos cansados, estábamos listos para volver a la ciudad.

Todos fuimos al borde de un acantilado y nos teletransportamos directamente al pie de la montaña. Entonces esperamos el carruaje y volvimos a la ciudad por la tarde. 

Vendimos el botín que llevaba en el carruaje ㄧla garra del ave de roca, etc.ㄧ por 20 000 rupias y, mientras que Milly estaba satisfecha con el dinero, Claude, que había visto a mi maestra tomar la Freybrand, mostraba una expresión complicada.

Por cierto, ya que la última vez que usamos dinero para comprar los equipos de Milly y Claude, esta vez el dinero sería para gastarlo en mí. Es bueno usarlo libremente pero, es bueno aprovechar cuando le toca a uno.

Nos separamos de Lydia y los tres nos fuimos de vuelta a la posada. Milly seguía preguntando por la pelea contra el jefe una y otra vez, pero le dijimos que habíamos huido de él. Claude y yo habíamos conseguido una historia imparcial y una actuación bastante buena así que no nos juzgó mucho. Claude me miró amenazadora y un poco aterrada exigiendo una explicación apropiada más adelante.

Cuando volvimos a la posada, Milly fue sola tomar un baño y Claude visitó mi habitación.

“¡¿Qué significa esto?! ¿Por qué es un secreto para Milly? ¡¿Y por qué estás apoyando a esa persona?!”

Cuando entró en la habitación, Claude se acercó a mí. Me miraba fijamente y parecía que iba a agarrarme en cualquier momento.

“Calma, Claude. No es que yo esté... de su lado. La cacería de jefes tiene este tipo de reglas. Y si le dijéramos a Milly ella simplemente explotaría y lo alborotaría todo.”

“Eso es... podríamos decir que es cierto supongo...”

Me alejé de Claude, todavía insatisfecha, y recordé lo que había sucedido ese mediodía. El momento antes de que mi maestra se teletransportara, logré lanzar tasación mágica.

Silvery Sugar

Nivel 91

Nivel de magia escarlata: 72 / 78
Nivel de magia azul: 78 / 85
Nivel de magia verde: 45 / 70
Nivel de magia celestial: 79 / 94
Nivel de magia espiritual: 18 / 65

Poder mágico: 1 126 / 5 715

Esa persona tenía un nivel mágico muy alto. En este momento mi maestra debía tener alrededor de 20 años o así... En esta etapa le sería extremadamente difícil elevar su nivel.

En estos días, tasación mágica no existía, por lo que realmente nadie lo sabría, pero ella tan solo tardó solo 20 años en alcanzar su nivel.

Existía el riesgo de «muerte» cuando cazabas por largos períodos, no había muchos que cazaran durante tanto tiempo, pero... En aquellos días en comparación con ahora la nivelación podría llegar a frenarse en los niveles altos. Y solo eras capaz de subir de nivel una vez al año o algo así. Ni siquiera conocía este tipo de velocidad...

Sin embargo, lo que realmente sorprendía no era solo esto. Antes de que se fuera, no pude verlo muy bien, pero había al menos... 10 magias especiales.

Era la magia inherente en la que se especializó a mi maestra, la que ya la había visto usar en el pasado. Había un hechizo de encantamiento en su equipo, lo que aumentaba su efectividad. Sin embargo, ese obvio encantamiento era ocultar la magia más especial que almacenaba en caso de emergencias.

Como de costumbre, seguía siendo una persona tan cuidadosa.



  Anterior  |  Lista de capítulos  |  Siguiente  


3 comentarios: