Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

viernes, 19 de mayo de 2017

Re:Monster - 305, 306, 307, 308, 309


Perdón por no publicar la semana pasada. Me alivia que no hayan saltado muchas alarmas. Parece que ya saben lo que hay por aquí si se quejan. Mujujuju~

-Xeniaxen


<<  Días 302-304 |  Lista de capítulos  |  Días 310-311  >>

Novela original en japonés por: 金斬児狐 (Kanekiru Kogitsune) 
-RE:MONSTER-
Volumen 7 - Capítulo 36

Traducido al español por: Zol
Revisado por: Xeniaxen, Rounejo






Día 305


Hoy, decidí apoderarme de la [Fosa de la Sacerdotisa de las Algas], que está ubicada en el fondo de una larga intersección de canales en el centro de la ciudad. La entrada a esa caverna en el fondo marino resultó ser un enigmático [Hoyo Azul].

Quise intentar esta mazmorra solo, así que les dije a los demás que se tomaran un tiempo para ellos mismos. Podían empezar el entrenamiento especial en [Embarcación Ambrasm Parabellum], o ir de compras y de paseo por la ciudad.

Con solo Kanami-chan como representante de los «Mercenarios Parabellum», le pedí que se asegurara de elegir un edificio adecuado para el establecimiento de nuestra nueva sede secreta en el [Imperio Demoniaco Atarakura], lo mismo que [El corazón de la Serpiente − Hydra].

Con sus encantos, Kanami-chan atrae tanto a hombres como a mujeres, así que conseguir un contrato favorable le será muy sencillo. Además, no sería bueno que por algún motivo el líder mercante de la ciudad descubriera la identidad de uno de mis clones. Con Kanami-chan a cargo probablemente terminemos las negociaciones rápidamente y podamos llevar de compras a los niños.

Temprano en la mañana, después de prepararlo todo, tomé un bote de remos hasta llegar a la intersección donde se encontraba la entrada a [Fosa de la Sacerdotisa de las Algas].

Había un gran número de botes circulando por esta área. Cada vez que pasaban cerca el uno del otro parecía que estaban a milímetros de colisionar, pero eso realmente no sucedía nunca pues los remeros estaban acostumbrados a navegar por estas aguas. 

Este lugar era la única localización que estaba a rebosar desde muy temprano en la mañana, lleno de energía y entusiasmo.

Pasando a través de un oscuro callejón, vi el lugar al que me dirigía cerca de la orilla en la que desembarqué. 

Entonces usé [Presencia Encubierta] para que fuese difícil de notar mi presencia y poder activar la [Escamas de Dragón de Rayosierpe Tiburón], que es uno de los [Exoesqueletos] registrados en mis habilidades.

El [Exoesqueleto] tiene algunas diferencias comparado con la última vez que lo usé. Ahora tiene un lustre único de tonos azules y, en la espalda, una especie de decoración con la forma de un relámpago negro hecho de incontables hilos tejidos entre sí. También posee una especie de protección en los antebrazos que culmina en una afilada punta en mis codos, de los cuales ahora tengo cuatro debido a mis brazos adicionales. Tengo membranas entre mis dedos, y una larga cola que se extiende desde mis lumbares hasta terminar en la punta de mis pies.

Los cambios son solo por decoración pero, como todas mis habilidades mejoraron con mi [Evolución], no me puedo quejar.

Después de chequear que nadie me viera cambiar mi [Exoesqueleto], tranquilamente me sumergí en el agua.

Adquirí [Escamas de Dragón de Rayosierpe Tiburón] del [Rayosierpe Tiburón] que nadaba considerablemente más rápido que las sirenas y los tritones, así que mi [Exoesqueleto] me da una velocidad parecida cuando lo llevo equipado.

Más que eso, sus habilidades se ven incrementadas al estar debajo del agua. Puedo moverme cómodamente con [Nado Veloz] y [Acuático].

Mi velocidad de nado también se ve incrementada por habilidades pasivas como [Depredador de las Aguas] y [Acechador Submarino]. Sin esfuerzo rebasé a un grupo de sirenas y tritones y me adentré en el enigmático [Hoyo Azul] que lleva la entrada de [Fosa de la Sacerdotisa de las Algas].

Descendí unos diez metros enseguida en la cueva submarina, entonces continué por una cueva localizada en uno de los laterales del túnel principal.

Al ver a través de la pobre luz de un túnel lateral, hice mi camino lentamente hasta lo más profundo. Mientras más me adentraba, el espacio se hacía más amplio hasta que llegué a un área abierta.

El lugar parecía un paraíso submarino.

En lo profundo de toda su superfície crecía coral, y de él se generaban pequeñas “uvas marinas” que eran la única fuente de luz. El caldo de [Algas Sabrosas] puede ser usado para hacer una sopa con un profundo y excelente favor. 

Había [Erizos Marinos Dorados], que están cubierto de púas y agujas, difíciles de cocinar pero con un alto contenido proteico en el interior. 

También podían encontrarse [Ostras Blancas Rey “Hakuousaki”], de las que se podía conseguir «leche condensada con sabor a mar», y solo aquí existía el firme y magro [Cangrejo Corona de Nieve].

Adicionalmente, había [Atún de Cabeza Negra], que se vendía a altos precios como un lujoso pescado. Y, en ocasiones especiales, incluso podían encontrarse alimentos útiles como el [Besugo Rojo Glorioso], ¡y muchos más! Había realmente una gran variedad de comida marina. 

Admirando el paisaje, me quedé sin palabras. En tierra había un montón de mercantes que narraban en sus historias su visión de este lugar. Después de verlo por mí mismo, descubrí que era tal y como lo describían.

En esta mazmorra se podían obtener grandes cantidades de deliciosos ingredientes, todo estaba a tu alcance. Solo podía pensar en que aquí podría comer hasta reventar.

Además de que es necesario tener cierta habilidad para conseguir todo lo que he nombrado, luego, si no se cocina bien, se acaba destruyendo el sabor. También hay que asegurarse de no capturar nada venenoso o podría ser peligroso a la hora de comer. 

Aquí se puede colectar una gran variedad de ingredientes que no se pueden conseguir en otras mazmorras. 

Probablemente porque esta área es bastante segura y conocida, se pueden ver aquí espectáculos como un grupo de sirenas conversando entre ellas tal que un grupo de madres en el mercado. Las jóvenes sirenas, que se ven como niñas de diez años de edad, juegan junto a otras sirenas con los visitantes alrededor de la cueva. 

Lo que suelen comer son camarones dulces capturados por sí mismas. Los toman como un bocadillo común, ignorando el hecho de que el camarón dulce es uno de los ingredientes más costosos sacados de esta mazmorra. 

Al verlas desde el punto de vista de una persona que no puede vivir bajo el agua, no se puede sino envidiar a estas muchachas.

Una pareja de sirenos se sentaron juntos en sillas hechas de coral. La atmósfera entre ellos se fue calentando hasta tal punto que se empezaron a dar dulces en la boca hasta que poco a poco terminaron besándose.

Mientras su rollo amoroso continuaba, alrededor de ellos se formó un aura rosa. Y luego me enteré que lo que comían las parejas era en realidad conocido como [Medusas Redondas del Amor].

Las medusas redondas del amor son caramelos rosados con forma de medusa. Al comerlo con tu pareja, el amor entre los dos se afianza. Es una de las comidas de esta mazmorra. Debido a eso, es difícil de obtener debido a su popularidad y rareza, pero las parejas de aquí parecen habérselas arreglado para obtenerlas en abundancia.

No es raro escuchar de personas que visitan mazmorras para relajarse, pero en esta mazmorra parece ser el pan de cada día.

Puedo decir con toda honestidad que este es un lugar maravilloso.

Con la enorme variedad de comida marina, no puedo detallar todo lo que encontré, así que solo he mencionado lo que más me ha impactado.

Tejiendo una red de hilo dorado, nadé rápidamente alrededor del área. Me las arreglé para conseguir una gran cantidad de peces y algas.

Fuera de la red, algunos cretáceos empezaron a pegarse a medida que pasaba. La forma que tenía de saber si lo que había cazado era algo inusual era ir preguntando a los locales con quienes me iba cruzando.

A medida que continuaba capturando y examinando la fauna salvaje, noté que la noche había caído y no había tenido ni una batalla en todo el día.

Pero, una vez más, como la comida de aquí es demasiado sabrosa, ¡simplemente no pude parar!

Mientras que me arrepentía de haber gastado mi tiempo inútilmente, me prometí que mañana pondría todo mi esfuerzo en capturar esta mazmorra apropiadamente.




Día 306



Con mi fuerza de voluntad renovada y totalmente enfocado, procedí inmediatamente hacia las partes más profundas de la mazmorra.

Tenía que mover mi trasero a la fuerza y dejar de buscar ingredientes marinos, cosa que no era tan fácil, así que me propuse alcanzar lo profundo de la mazmorra mientras agarraba todo lo que estuviese al alcance de mis manos.

A mayor profundidad, detectaba menores señales de vida, la estructura interna se volvía más compleja, como una colonia de hormigas, y la insistencia de los monstruos de la mazmorra en atacarme aumentaba.

En el área previa a los intrincados corredores, habitaban pequeños monstruos de la mazmorra tipo pez con cara humana y apariencia aterradora. Eran los llamados [Pez Cara-Yakuza], aparentemente para advertir a aquellos que entrasen por error.

El [Pez Cara-Yakuza] suele gritar muy fuerte mientras ataca en feroces grupos, pero en realidad es solo un alfeñique cuya mordedura es tan liviana que no cuenta como daño de ataque. Tienen dientes afilados y duele cuando te muerden, pero aun así no le harían ni un rasguño a mi [Exoesqueleto].

Avanzando por un corredor mientras ignoraba a un grupo de [Pez Cara-Yakuza], me crucé con un enorme pulpo que tomó la forma de un guerrero con armadura, el [Pulpo Pesado Guerrero]. También vi un grupo de [Tortugas Cañón], con bombas que salían de sus caparazones. Al dispararlas, las bombas tomaron forma humana y trataron de adherirse a mí en un ataque suicida. Tampoco fueron gran cosa frente a mi [Exoesqueleto].

Recuperé los restos de sus corazas y seguí moviéndome. Antes no imaginaba cuál será la razón por la que los aventureros y las sirenas dejaban de venir hasta aquí, si la presión por la profundidad o el aumento de la probabilidad de ataques sorpresa. Tras mis numerosos encuentros con los monstruos la respuesta se volvió obvia.

Había un punto del recorrido que se volvía extremadamente angosto y donde incrementaba la posibilidad de emboscada. Al estar tan apretados no tuve problemas al enfrentar a los monstruos y, a pesar de que la calidad de sus ataques no es muy alta, eran muy molestos en términos de números, lo que dificultó mi recolección de ingredientes. Estos sí se las arreglaron para abollar la superficie de mi [Exoesqueleto], probablemente por la recurrencia de sus ataques.

No era particularmente un problema, pues no soy de mente tan cerrada como para quitarle mérito a su nivel. Además, se volvía cada vez más complicado distinguir y clasificar con qué enemigo comenzar una pelea debido a lo intrincada que era la estructura en la parte más profunda.

En recompensa por esos problemas, aumentó la frecuencia de los ingredientes raros. Como estaba en una locación difícil de comprender, el número de encuentros con monstruos decreció. Y la calidad de los ingredientes de este sitio estimuló mi apetito, algo que se volvió difícil de ignorar.

Incluso después de suspender la recolección expresa de ingredientes, a medida que avanzaba, encontraba cada vez más ingredientes raros. Era como ir en contra de una ley de naturaleza o algo por el estilo.



Día 307



De algún modo, me las arreglé para localizar una zona donde no había monstruos emboscándome a cada rato. Quería preparar algunos de los alimentos que encontré de camino aquí. Se me antojaba una comida caliente. Pero eso era imposible, pues estaba bajo el agua. Sin embargo, usé algunas de mis habilidades para despejar el agua alrededor de mí temporalmente, lo que me permitió encender una fogata. Justo después de terminar mi comida, continué la conquista de la mazmorra.

La estructura de esta caverna submarina se vuelve cada vez más complicada a medida que la profundidad aumenta. Si excedes cierta profundidad, la corriente de agua se vuelve un mecanismo fluctuante. 

Cuando alcancé cierto punto, la rápida corriente de agua frontal me empujó hacia atrás. Otra vez, nadé más rápido de lo usual cuando la corriente venía desde atrás. Y otras veces, era presurizado de lado a lado y llevado a lugares sin salida.

Además, si hacía contacto con una revoltosa [Mina Aguamala], explotaba en mil pedazos. La onda de sonido creada por la explosión atraería monstruos suicidas llamados [Peces Explosivos “Jiba”], que ocasionalmente usarían la corriente para alcanzarme de inmediato.

No tenía sentido tratar de contarlos uno a uno ya que básicamente se movían en una horda de docenas de unidades. A pesar de que las vibraciones de la explosión atraían a más de ellos desde todas las direcciones, el tiempo de su llegada no era fatal. Sin embargo, era bastante intenso continuar la captura con ellos explotando por doquier.

Finalmente, apareció un monstruo de la categoría [Jefe de Mazmorra]. Midiendo más de diez metros el [Tiburón Sísmico Demoníaco: Megalodonte] hizo acto de presencia.

La piel de [Megalodonte] estaba cubierta por escamas afiladas como espadas, que cortarían en trozos a su enemigo con solo un roce. La mordida de sus duros y afilados colmillos era capaz de romper el metal en mil pedazos como si de pudin se tratara. 

Capaz de aumentar sus estadísticas cuando entraba un modo berserker que activaba al sentir el olor de la sangre, sus escamas se teñían de rojo y aumentaba la velocidad, reduciendo el ataque furtivo.

Era muy veloz. No solo podía avanzar rápidamente y sin tropiezos entre los estrechos pasadizos de la cueva, también podía ocultar su presencia para atacar sin ser detectado. Es bastante tramposo para un jefe de la mazmorra.

De todos modos, nuestra lucha llegó a su fin eventualmente, por lo que pude seguir avanzando hasta llegar a lo más profundo de la caverna submarina.

Casi todo el fondo estaba formado por áreas esféricas, a excepción del techo, la entrada y el centro de la zona. El lugar estaba lleno de abundantes plantas marinas. Las paredes estaban totalmente cubiertas por algas marinas. A pesar de que es lógico que haya algas debajo del mar, no da buen rollo verlas en tal densidad.

En medio de las algas vi a una humanoide que parecía un perejil, que se acercaba lentamente. Fruncí el ceño de manera subconsciente ante tal presencia. Era el jefe la mazmorra [Fosa de la Sacerdotisa de las Algas] que habitaba en lo más profundo. Se llamaba [Espléndida Emperatriz de Algas Dadora de Bendiciones].

El cuerpo entero de [Espléndida Emperatriz de Algas Dadora de Bendiciones] parecía estar cubierto por diferentes especies de algas. No tenía más información excepto que era de la clase humanoide. Su figura era la representación adecuada de una forma humana hecha de algas.

Asentí involuntariamente, aceptando que de hecho da vida a su nombre. Es más, miré alrededor, y todo el lugar también daba la misma impresión que ella.

Quería terminar rápido el combate así que trate de atacar, y entonces…

"Vaya, vaya. Es la primera vez que un visitante llega a este lugar ♥"

"Si te gustan mis algas, ¿por qué no tratas de comerlas? ♥"

"Son deliciosas. Estoy orgullosa de ellas, ¿sabes? ♥"

Cuando [Espléndida Emperatriz de Algas Dadora de Bendiciones] se dirigió hacia mí, me detuve a admirar aquella voz tan hermosa como la de un ángel. Espontáneamente detuve mis movimientos.

Efectivamente existían los monstruos de la mazmorra con cierto nivel de inteligencia y la habilidad de hablar, la primera que conocí fue la [Emperatriz Dragona Madre de las Llamas].

Aunque no todos los jefes de mazmorra que he conocido han sido de clase [Divina], esta definitivamente lo era.

En otras palabras, es raro que tengan la capacidad de hablar, pero no es imposible. Estábamos hablando cara a cara ella y yo.

Cuando estaba pensando qué hacer, la [Emperatriz de las Algas] empezó a sacar algas de su cuerpo y cortarlas en tiras, separándolas con un cuchillo que salió de la nada, y del mismo modo empezó a saltearlas en una sartén que apareció en el aire.

De un modo u otro colocó ingredientes variados y, aunque es imposible preparar un platillo debajo del agua, el contenido nunca se salió de la sartén ni se mojó. 

Disfrutando de cocinar, la [Emperatriz de las Algas] probó los contenidos de la sartén, mientras su cara mostraba una expresión de satisfacción (ya que su cara estaba cubierta por algas, lo deduje por su gesticulación). Vertió las algas cocidas en una taza y me lo sirvió. TODO DEBAJO DEL AGUA.

Podía sentirse elegancia a su alrededor. Incluso cuando su cuidadosa voz volvió a hablarme.

"Podría no ser de tu agrado pero, aun así, aquí tienes. Prueba una taza."

Aun estando debajo del agua, el fluido marrón reposaba en la taza sin mezclarse con el entorno. 

Pude notar la apariencia del alga picada y también había varios tipos de peces y mariscos en el platillo. A primera vista, parecía sopa de miso.

Traté de sentir el aroma en la burbuja que se creó temporalmente alrededor de la taza para repeler al agua. Inequívocamente era el aroma de la sopa de miso.

Al examinar los ingredientes de la mezcla con [Estimación Avanzada], junto al alga flotaba algo parecido al misokonbu (NT: Especie comestible de alga ampliamente consumida en el Noreste de Asia.), y agregándole textura y color al platillo había [Tofu de Alga], [Cebolla Marina Celestial] y unas pequeñas almejas de cuerpo firme, las [Amayuelas Marinas Frescas]. Muchos de los ingredientes que usó son considerados raros entre los que se consiguen en las mazmorras.

Me dejé llevar y disfruté la sopa de miso. Miré a la [Emperatriz de las Algas] antes de meterme la comida a la boca, me preguntaba si estaba sonriendo. Parte de las algas que cubrían su rostro cayeron, de algún modo parecía marchitarse.

A juzgar por el aroma, no tenía veneno. Y aunque lo tuviese, no importaba cuán letal fuera, no hubiera tenido efecto en mí.

Si algo entra a mi boca, incluso un veneno capaz de matar a un dragón, cada gota quedaría suprimida por mi habilidad [Absorción]. Es ideal ya que en vez de matarme, me alimento del veneno.

Con eso dicho, estaba realmente agradecido por la sopa de miso. Sin previo aviso, mis lágrimas comenzaron a fluir. Pero no porque fuera alguna clase de ataque, sino que simplemente estaba llorando por lo deliciosa que era la sopa.

Todos los ingredientes se complementaban entre sí. Era algo enigmático. Gentilmente en el plato armonizaba creando un rico sabor, y sin embargo claro y estimulante. Era como una obra de arte.

Una gran cantidad de estímulos ocurrían en mi cerebro, desde el confort de comer algo delicioso hasta la nostalgia por algo que no comía desde hacía mucho tiempo. Me recordaba a la sopa de miso que hacía mi madre en mi infancia.

De todos modos, terminé de comer toda la sopa dejando la taza vacía. Me acostumbré al sabor nostálgico en poco tiempo, pero sentía que quería comer esa sopa de miso otra vez para sentirlo de nuevo.

Me dio vergüenza ver que dejé la taza sin una gota de caldo.

"Vaya, vaya. Oh, me pregunto si estaba tan delicioso. Si es así, ¿te gustaría tomar otra taza?" preguntó la [Emperatriz de las Algas].

Mi respuesta fue obvia.




Día 308



Desde que me preguntó si quería otra porción, se armó un buffet improvisado donde pude comer una amplia variedad de platillos preparados por [Espléndida Emperatriz de Algas Dadora de Bendiciones].

Solo quería continuar comiendo hasta saciarme de los deliciosos platillos. Ese era el plan, ¿cierto?

Como los platos hechos por [Espléndida Emperatriz de Algas Dadora de Bendiciones] estaban hechos básicamente con partes de su cuerpo, su tamaño fue reduciéndose gradualmente a medida que cocinaba. En otras palabras, me dio la impresión que tendría un límite de consumiciones para mantener su forma, seguir cocinando solo la debilitaba.

Pero la cuestión no era tan simple. Después de todo, si usaba su cuerpo parcialmente, podría reemplazarlo después con las algas que llenaban la habitación del jefe. Por esa razón había grandes cantidades de las algas marinas que cubrían las paredes. Estaban siendo absorbidas para abastecer el volumen que ella iba reduciendo.

Era difícil incluso para mí comer tantas algas. Habrían sido suficientes incluso para alimentar a multitudes de gigantes. Afortunadamente, gracias a mi habilidad [Apetito de Ballena], me atreví a tomar esa clase de tácticas.

Habilidad [Engullidor de Algas Marinas] aprendida

Habilidad [Cocina de Algas de Alta Calidad] aprendida

Habilidad [Cuerpo de Algas] aprendida

Habilidad [Almacenador de Productos Marinos] aprendida

En el proceso de comer algas, obtuve unas cuantas habilidades útiles. 

Cuando conocí a [Espléndida Emperatriz de Algas Dadora de Bendiciones], su altura rondaba los 180 centímetros, ahora no pasaba de los 40. Creí que no podría restaurarse más en esta situación, ya no había algas en los alrededores. Si comía otro plato, [Espléndida Emperatriz de Algas Dadora de Bendiciones] desaparecería, lo que me permitiría apoderarme de esta mazmorra.

Mientras se hacía cada vez más pequeña, su cara seguía sonriente y llena de júbilo, así que le pregunté.

“Hacer esto es como suicidarte. No hay necesidad de servirle a alguien que viene a capturar la mazmorra hasta el punto en que tengas que cortarte a ti misma. Sé con certeza que solo se suicidan aquellos que tienen interés en hacerlo. ¿Pero por qué lo haces tú?”

"Lo hice porque así lo decidí... Ni más ni menos."

Eso me respondió [Espléndida Emperatriz de Algas Dadora de Bendiciones]. Dudo que esa fuese la razón. ¿Fue por instinto?, ¿o así lo estableció el [Dios de las Algas]? No podía entenderlo. 

En los últimos platillos, la pequeña emperatriz se arrojó a la sartén, cocinándose completamente en pocos minutos. La sopa hecha con sus algas marrones hervía en salsa de soja junto a una pila de arroz recién cocido.

Solo quedaba una porción, así que quería disfrutarla bocado a bocado.

El número de finos materiales cocinados como complementos se juntaron como un todo en mi boca. Me proporcionó una dicha suprema que me es difícil describir en palabras.

Al mismo tiempo que tenía el sentimiento de que era el último platillo, al acabar, lidiar con este sentimiento me dejaría en una difícil posición.

No dejé ni una gota, me llevé a la boca el arroz blanco junto al salteado de algas agridulces. Incluso la dicha suprema acaba eventualmente.

Aparté la sartén vacía, puse las manos juntas y dije: "Muchas gracias por la comida." 

No me extrañó, pues estaba exhausto por comer, pero me pareció sentir que la emperatriz respondió: “De nada.”

Jefe final [Espléndida Mujer de Algas Dadora de Bendiciones] eliminado con éxito

[Fosa de la Sacerdotisa de las Algas] del [Salmo Divino Perdido] completado con las siguientes condiciones:

- Victoria en Solitario

- Menú Completo

- Pacifista

Yatendouji ha recibido la habilidad especial adicional [Dominio Absoluto de la Cocina con Algas].

Yatendouji ha obtenido el cofre del tesoro [Delicias de Algas] como recompensa por completarla por primera vez.

Como privilegio por haber completado la mazmorra, a Yatendouji le será levantada la restricción del uso de [Bucle Espacial]. Por favor, téngase en cuenta que solo quienes superaron la mazmorra pueden hacer uso de [Bucle Espacial].

En cuanto a la [Figura Clave del Salmo Divino Perdido], gozará de una porción del poder divino del [Dios de las Algas]. Dado que el beneficiario en este caso es una figura importante de un [Gran Dios], la cualidad del poder divino que recibe es inferior. El poder divino no obtenido debido a esta norma ha sido convertido en un objeto.

¡¡Yatendouji ha conseguido [Misteriosa Sartén del Dios de las Algas]!!

Conforme a estas condiciones, ahora puede apoderarse de [Fosa de la Sacerdotisa de las Algas]. ¿Quiere activar esta opción?

≪SÍ≫ / ≪NO≫


Obviamente seleccioné «SÍ». Acto seguido, cambié el nombre a [Fosa de la Sacerdotisa de las Algas] por [Cueva Marina Sagrada de Manjares Fúnebres]. Luego modifiqué y corregí la estructura interna un poco, creando por ejemplo algunos pasajes secretos. 

Dado que estábamos estableciendo una nueva compañía encubierta, gracias a esto, recolectar bienes de aquí será mucho más sencillo. 

Con todo terminado, regresé al hotel satisfecho.




Día 309



Recapitulando los sucesos de ayer, aún no creo que sea posible que haya comido una [Jefe de Mazmorra] sin siquiera pelear con ella. Ojalá hubiese lanzado el dado para aumentar la probabilidad de ganar habilidades nuevas. En todo caso, que [Espléndida Mujer de Algas Dadora de Bendiciones] se cortara a sí misma me hizo sentir bastante triste. En ese momento no se me ocurrió lanzar los dados.

Aunque se puede decir que acabar de comer el bufet libre de manjares era el único asunto que podía considerar una especie de "batalla" entonces. En cierto modo, ¿no habría sido mejor lanzar los dados para evitar quedar atrapado en esa “situación”?

Bueno, ya que podía activar la habilidad [Anulación de Estado Anormal] para evitar los [Efectos Negativos] que tuviera el delicioso plato, tampoco es que me preocupara demasiado. Todo estaba simplemente delicioso. Lo hecho hecho está y ahora ya no se puede cambiar.

Para confirmar cuán cómodo es usar el [Tesoro Sagrado] con forma de wok hondo [Misteriosa Sartén del Dios de las Algas], practiqué cocinándole a todos el desayuno con alimentos del mar con las habilidades [Dominio Absoluto de la Cocina con Algas] y [Cocina de Algas de Alta Calidad].

Cuando me puse a cocinar funcionaba sin poner esfuerzo por mi parte, como si fuera una habilidad semi-automática. Los platillos resultantes fueron espectaculares, al usar monstruos de la mazmorra como ingredientes. Era casi imposible de creer que habían sido preparados por una sola persona.

Todos comieron con gran apetito, confirmando que la comida es una Buena manera de liberar tensión.

Ya que logramos obtener dos mazmorra de la [Era de los Dioses] de manera segura, terminamos nuestros asuntos aquí.

Kanami-chan tuvo la idea de montar una tienda con la que podíamos ganar dinero de modo encubierto, sin que nadie supiera que era nuestra. La abrimos en una bonita mansión noble, con [Demonio Repartidor Experto – Don Negocio] como encargado. Su mano de obra serían algunos hobgoblins magos y otros semidemonios aprendices de Señor. Y también quise agregar un par de tritones o un ark seabishop para proveer de productos de [Cueva Marina Sagrada de Manjares Fúnebres] a la tienda. 

Creé múltiples archidemonios clones en caso de que fuera necesario tener tropas preparadas, ahora que se acerca la Guerra Santa. Hagan lo que hagan ellos, no será un problema. 

Por cierto, ea la tienda le puse de nombre «Cola de Delfín – Deep Dolphin» y, como otras compañías que se sustentan de una de mis mazmorras, sus representantes son mis clones maduros.

Usé el [Bucle Espacial Demoníaco] situado en [Embarcación Ambrasm Parabellum] para viajar hasta [Cascadas Fúnebres Hirvientes], cerca de la capital real. Una vez más, me complació lo conveniente, que es la teletransportación instantánea entre grandes distancias. 

Allí subimos a un [Milpiés Esqueleto] y dejamos la ciudad. Después de un rato, nos desviamos a un lugar tranquilo donde pudimos encontrarnos con Tatsushirou. Luego, disfrutamos por un tiempo el paseo por el cielo cercano a la capital real montados sobre él. Como siempre, descendimos en un bosque sin hacer mucho ruido y tomamos un [Milpiés Esqueleto] para regresar a la capital.

Antes de ir a la mansión, tomamos un pequeño desvío ya que las cosas estaban alborotadas debido a que el día estaba en su pico. Hicimos una variedad de encargos mientras esperábamos a que bajara la multitud en la tiendas. 

El plan de mañana es regresar a nuestra base en el Gran Bosque. Y ya estoy listo para caer dormido.



<<  Días 302-304 |  Lista de capítulos  |  Días 310-311  >>


23 comentarios:

  1. muchas gracias! espero con ansias la siguiente parte!

    ResponderEliminar
  2. Muchas Gracias por el cap... Cuando pensé en lo corto que fue para Rou conquistar la mazmorra, me llego a la mente que la jefa de piso quedaría a su cuidado como el de la mazmorra anterior al barco... no, anterior al rosal creo (que era como un casino)

    ResponderEliminar
  3. Creo que esa emperatriz tenia un fuerte fetiche por el Vore :v.

    Gracias por el cap <3.

    ResponderEliminar
  4. gracias por el capitulooooooooooooooooooooooo :D

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por los capítulos!!!
    (me dio penita la Emperatriz de las algas :( )

    ResponderEliminar
  6. Gracias.En este capítulo se hace lo de dar tu carne por el prójimo xD

    ResponderEliminar
  7. Gracias por el cap (me demore 2 semanas en leer desde el primer cap)

    ResponderEliminar
  8. Y aun no cumple su primer año de vida.

    ResponderEliminar
  9. Gracias por la traducción. De igual forma, que flojera el autor ya lleva rato estancado en todo este asunto de las mazmorras. todos los capítulos son un copy/paste cambiando la mazmorra y las descripciones.

    ResponderEliminar