Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

sábado, 15 de marzo de 2014

Regla [D] “Por Lógica no Debes Provocar la Ira del Caballero Sol, pero en Realidad, es Mejor Provocar la Ira del Caballero Sol que Provocar la Ira del Caballero Juicio”


Novela original en chino por: 御我 (Yu Wo)
⸶La Leyenda del Caballero Sol⸷
Libro 4: Matar a un Dragón

 Regla compartida de los 

Doce Caballeros Santos ‘D’:

"Por Lógica no debes provocar la Ira del Caballero Sol, pero en Realidad, es Mejor Provocar la Ira del Caballero Sol que Provocar la Ira del Caballero Juicio"

 



En la oscuridad, los Doce Caballeros Santos estaban sentados en silencio alrededor de la mesa de conferencias. Sólo el Caballero Sol no había llegado aún, pero ninguno estaba cuchicheando casualmente como era lo usual. Más bien, todos se mantenían en silencio sin decir ni una sola palabra. De hecho, todos estaban mirando recto al frente de cada uno sin atreverse a mover ni la mirada, con temor de que vayan a atraer la atención del Caballero Juicio, quien actualmente tenía una expresión fría en su rostro.

Repentinamente, las puertas del cuarto de conferencias se abrieron, súbitamente todo el cuarto se llenó de luz, y también de un rostro que sonreía radiantemente.

“Mis queridos hermanos, ha pasado mucho tiempo desde la última vez que intercambiamos las enseñanzas de la Diosa de la Luz…”

“Siéntate.” Leithe Juicio lo interrumpió fríamente.


El Caballero Sol estaba pasmado por un momento, analizó a la gente dentro de la sala y se dio cuenta que todos estaban sentados como se debe, e incluso sus espaldas estaban perfectamente erguidas... Entonces, muy obedientemente se sentó en su lugar con la espalda erguida igual que el resto.

Leithe Juicio dijo con indiferencia, “Como ahora has recuperado tu memoria, explícale a todos por qué viajaste desde el Templo Sagrado al Valle de Traizel del Reino de la Orquídea Lunar.”

El Caballero Sol trago saliva y tímidamente abrió su boca para decir, “E-en realidad,  primero estuve en el Reino de Kissinger. Pero, de verdad no recuerdo cómo logré llegar a ese lugar…”

¡BAM! Leithe Juicio dio un golpe a la mesa con mucha severidad. Todos los ojos de toda la audiencia en la sala se movían vigorosamente y su miedo de mostrar alguna expresión en sus rostros incrementó aún más, no se atrevían ni a dejar que un solo cabello se mueva.

Después de un breve momento, el Caballero Sol confesó con labios temblorosos, “Leithe, de verdad, de verdad no lo recuerdo. ¡Puedo jurarlo ante la Diosa de la Luz un centenar de veces! Sólo puedo recordar que la noche anterior me fui a dormir. Y cuando desperté ya estaba en Kissinger. ¡Es verdad, esta vez no te estoy mintiendo!”

(¿Entonces en el pasado si le mentiste muchas veces?) Nadie se atrevía siquiera a desviar la mirada del frente, y sólo podían hacerse esa pregunta en sus corazones.

No se podía saber si Leithe Juicio le creía o no, porque indiferentemente le dijo, “Bueno, ya que no lo recuerdas, déjame contarte entonces.”

“¿Ah?” El Caballero Sol lucía confundido.

De la misma manera en la que conduce una interrogación, Leithe Juicio dijo, “Normalmente, no llevas contigo la Sagrada Espada del Sol ¿cierto?”

“Uh... sí.”

“La Sagrada Espada del Sol es un tesoro que sólo te reconoce a ti como su dueño, así que no hay forma de que alguien la haya sacado de la Iglesia sin que tú te des cuenta, ¿cierto?”

“…Cierto.”

“Por lo tanto, ese día, la razón por la que la Sagrada Espada del Sol estaba fuera de la iglesia debió ser porque fuiste tú quien la saco, ¿cierto?”

“El Capitán Caballero Infierno siempre ha llevado a cabo todas sus tareas con lealtad. Le di la orden de seguirte, pero él no lo hizo. Debió ser porque intencionalmente hiciste que te perdiera el rastro, ¿cierto?”

El Caballero Sol secretamente miró de reojo a Roland Infierno, y fue forzado a admitir, “S-sí.”

Leithe Juicio no hizo más preguntas. Sólo le lanzó una mirada fría antes de dar su veredicto, “Entonces, en ese día, la razón por la que te llevaste la Sagrada Espada del Sol debió ser porque ibas a hacer algo peligroso. Y con tu personalidad, no debiste haber querido que el Capitán Caballero Infierno se involucrara, por eso intencionalmente hiciste que te perdiera el rastro para ir tú solo a hacer algo peligroso. Al final, debido a ciertos eventos desconocidos que ocurrieron, te enviaron al Reino de Kissinger y perdiste la memoria. Lo que pasó fue eso.”

Al escuchar el veredicto, todos tenían una expresión que decía que ya lo comprendían, mientras el Caballero Sol tenía una expresión que decía que quería llorar pero no podía hacerlo.

En el futuro, si fuéramos a tener amnesia, no necesitamos preocuparnos, el Capitán Caballero Juicio se hará responsable de juzgar lo que hemos hecho o lo que fuéramos a hacer en ese estado. Fue lo que todos pensaron en silencio de nuevo.

Leithe Juicio lentamente se paró, y desde esa posición más alta, miró al sentado Caballero Sol. Usando su voz extremadamente baja dijo, “La última vez te hiciste ciego. Esta vez te fuiste a hacer algo peligroso que te causó amnesia… Si no pongo algo de disciplina en tu comportamiento revoltoso, ¡no sé qué cosas vayas a hacer en el futuro!”

“¿Quieres disciplinarme?”

El Caballero Sol lucia pasmado. Pero después de ver la congelante expresión del Caballero Juicio, finalmente comprendió que esta vez lo decía en serio. Inmediatamente gritó, “Espera un minuto, mi estómago de repente me empezó a doler y quiero ir al baño. ¡Si hay algo para discutir lo haré cuando regrese!”

Cuando terminó de hablar, violentamente se paró y se giró para correr hacia la puerta. Durante ese momento, Leithe Juicio no se movió para nada, sólo lo veía con una mirada fría.

El Caballero Sol sólo dio dos pasos cuando se dio cuenta que alguien ya estaba bloqueando la puerta de la sala de conferencias.

“Hoja…”

El Caballero Hoja estaba parado en la puerta, mostrándole una sonrisa gentil le dijo, “Sol, cuando te volviste ciego, te negaste a contármelo, e incluso me engañaste por tanto tiempo. Si tu mentira no hubiera sido expuesta ahora, ¿cuánto tiempo más pensabas engañarme? ¿Eh? Sol.”

El Caballero Sol tragó saliva e instantáneamente se dio la vuelta queriendo saltar por la ventana y escapar por el amor a su vida. Pero esta vez, el Caballero Hielo estaba parado en la ventana.

“Hielo…” El Caballero Sol lucia tan agobiado cuando dijo, “¿Acaso no dijiste que me habías perdonado?”

El Caballero Hielo asintió  y dijo, “Te perdono por haberme lanzado al dragón.” Después, silenciosamente frotó la cabeza del Caballero Sol y luego regresó a la ventana.

“… ¿Me estás guardando rencor de esta manera?”

El Caballero Hielo asintió  de nuevo.

Ya que ese método no funcionó, el Caballero Sol sólo podía darse la vuelta y mirar al Capitán Caballero Infierno, quien todavía seguía sentado. Apresurado gritó, “¡Roland, sácame de este lugar rápido!”

Roland Infierno dijo en una voz débil, “Hiciste que te perdiera el rastro apropósito y causaste que falle en mi misión. Siempre me sentí muy molesto conmigo mismo porque no logré hacer mi trabajo, y le causé a todos muchos problemas…”

“……”

El Caballero Sol miró de izquierda a derecha. Todas las personas a las que ponía sus ojos encima volteaban la cabeza, sin siquiera atreverse a mirarlo de nuevo.

Al darse cuenta que no tendría ayuda en ese lugar, tomó una decisión en ese momento crucial y sin titubear instantáneamente gritó, “¡Adair, ayuda!”

La puerta de la sala de conferencias se abrió de golpe, y Adair entró apresurado gritando, “Capitán, ¿Qué pasó?”

En ese momento, Leithe Juicio finalmente se movió. Con un parpadeo de su sombra, saltó en frente de Adair quien sólo consiguió decir sospechoso, “Capitán Juic-¡agh!” antes de que le golpearan en el abdomen. Adair colapsó lentamente lleno de dudas.

“Vidar.” Leithe Juicio lo llamó calmadamente.

Un caballero santo con el uniforme del Pelotón del Caballero Juicio entró por la puerta y saludó al Caballero Juicio. Durante ese momento, aunque trató arduamente mantener la calma, no pudo evitar lanzarle una mirada desde la esquina de sus ojos al inconsciente Adair.

Leithe Juicio instruyó a su vice capitán, “El vice capitán del Pelotón del Caballero Sol, Adair, tiene permiso de enfermedad por un mes por haber sido ‘herido en acción’. Todo su trabajo será hecho personalmente por el Capitán Caballero Sol. Tú te harás responsable de llevar a Adair a su pueblo natal para que descanse, e infórmale que si durante su permiso por enfermedad lo veo cerca del Templo Sagrado una sola vez, ¡haré que el Caballero Sol personalmente se encargue de corregir documentos por otro mes!”

El Caballero Sol miró como Vidar arrastraba fuera de la sala a su último salvador. Con una expresión de desamparo, miró de vuelta a Leithe Juicio, preguntando, “¿Leithe, lo dices en serio?”

Leithe Juicio imponentemente dijo, “Engañar a otros es lo que tú haces muy seguido, ¿pero acaso yo lo hice antes?”

Al escuchar eso, el Caballero Sol fue dejado mudo por un rato, pero todavía intentaba forcejar desesperado. Con una expresión audaz dijo, “Lo que dices puede sonar razonable la primera vez que lo oyes, pero también hay la posibilidad de que sólo cargaba conmigo la Sagrada Espada del Sol para buscar a Pink para tomar té juntos, y después por razones desconocidas me tendió una trampa y me mandó a volar a Kissinger…”

“¿Te refieres a Pink?”

Roland comenzó a hablar abruptamente, “Ella nos ayudó mucho. Cuando recibimos las noticias que Fuego había enviado, originalmente no teníamos ni idea de cómo llegar allá en tan poco tiempo. Ese momento, cuando vino a buscarme por coincidencia escuchó lo que había pasado, así que preparó un circulo de teletransportación y nos mandó a todos allá.”

“… ¿Qué?” Estaba atónito. ¿Fue Pink los mandó al valle? Pe-pero pensé que…

Pink es Carmesí.

Dudando, le pregunté, “¿Pink sigue siendo una pequeña niña?”

“No, cambió de cuerpo.” Roland sacudió su cabeza, y luego me explicó en detalle, “Esta vez es una mujer joven como alrededor de los veinte años. Ya no es una niñita.”

¿Qué? Si dices eso entonces… ¿Pink no es Carmesí?

“Creus,” Leithe Juicio de repente gritó.

“¿Qué?” El Caballero Sol se dio la vuelta para mirar a Leithe Juicio. ¿Será que él también encuentra a Pink un poco fuera de lo normal?

Leithe Juicio dijo indiferente, “No pienses que cambiar de tema te ayudará a escapar de esta. Hoja, Infierno, lleven a Sol a la cámara de confinamiento. Capitán Caballero Infierno, desde hoy, por todo un mes, usted será responsable de cuidar de Sol. Sin mi permiso, nadie tiene permitido de entrar a la recamara de confinamiento.”

“¡Sí!”

Los dos agarraron al Caballero Sol, uno en cada brazo. Comenzaron a arrástralo hacia la puerta de la sala de conferencias.

“¡Esperen un minuto! ¡Leithe, no me atreveré a actuar irrazonablemente de nuevo! ¡Ayuda! ¡No quiero estar encerrado en una celda de confinamiento corrigiendo documentos por todo un mes! ¡Mejor mátame y mándame a conocer a la Diosa de la Luz! ¡Leithe Juicio~~~!”

Después de que el Caballero Sol fue sacado a rastras, las puertas de la sala de conferencias se cerraron de un golpe fuerte. Leithe Juicio naturalmente dijo, “Pueden retirarse.” Y ordenadamente salió del cuarto de conferencias.

Después de que todos silenciosamente despacharon con los ojos al Caballero Juicio, sólo entonces alguien se atrevió a abrir la boca para preguntar titubeantemente, “En teoría, el Caballero Sol es el líder del Templo Sagrado y la cabeza de los Doce Caballeros Santos, ¿cierto?”

“¡Sí!”

“Así que, en teoría el Caballero Juicio no debería de poder arrestar y enviar al Caballero Sol a la celda de confinamiento, ¿cierto?”

“Ni siquiera el Papa lo puede encerrar en confinamiento.”

“Entonces… ¿No les parece que esto no está bien?”

“Esto no está bien en teoría, pero en la práctica… ¡si tienes las agallas, puedes intentar liberar al Caballero Sol bajo las narices de Juicio!”

“…A decir verdad, no soy del tipo que hace caso a la teoría.”


Traducido: Ishtar
Revisado: BlackLily




13 comentarios:

  1. Juicio es aterrador XD. Creo que si tuviera que elegir entre que me encadenen en medio de un grupo de dragones hambriento o hacer enojar a Juicio... Pasenme las cadenas, y ponganme una bolsa en la cabeza, no quiero ver lo que ocurrira.
    XDXDXD

    ResponderEliminar
  2. Juicio dando un golpe de estado! Digo... disciplinando a Sol! Seguro que hay más de un caballero santo que piensa que ya tardaba en hacerlo. Pero... pero... ¿por qué le golpea a Adair? T-T ¿Y qué manera de amenazarle es esa? ¿Si vuelve al Templo Sol tendrá que hacer papeleo? XD
    Oh Hielo... no esperaba esto de ti, que frío. Así que sólo le has perdonado por arrojarte al dragón pero no por secuestrarte, ni por hacerte buscarlo, ni por preocuparte, ni por casi matar a Fuego... Y esto lo tengo que decir o reviento: me ha matado cuando le frota la cabeza (que en mi mente se ha convertido en una caricia en su pelo). Lo estaba leyendo en el trabajo (ahora ya estoy en casa) y casi me tengo que morder el puño para no entrar en modo fangirl XD

    Muchas gracias por todo el trabajo. Ya casi se termina esta novela!

    ResponderEliminar
  3. Me quedé en shock.
    el caballero Juicio vs el caballero Sol y gana Juicio.
    Juicio da miedo. :I

    ResponderEliminar
  4. Ups!!! jamas quiero molestar a juicio, espero nunca nunca nunca recibir un castigo de él... Pobre Adair... y mas pobre Sol, corregir documentos debe ser horrible me imagino que Tormenta al fin tendra sus tan deseadas vacaciones...

    ResponderEliminar
  5. jajjja" nooo mejor matame y mandame a conocer la diosa de la luz" ese sol es un lokillo ahora si no va poder escapar de su trabajo.-(gracias por este capitulo)

    ResponderEliminar
  6. Wahhh juicio si que da miedo!! pero hay que aceptar que quiza fue un poco duro... como sobrevivira sol!? Sin su alcohol y sus tratamientos de belleza?!! XD juicio qudara confinado despues por interferr en sus tratamirntos de belleza, condenado por hacer que sol se vuelva feo .w.

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias por todo su trabajo y esfuerzo! En su momento creí que nunca podría ver el final del libro 4, pero ahora lo estoy disfrutando. :D

    ResponderEliminar
  8. Que miedo da juicio, pobre sol jaja pero se lo merece por todo lo que a hecho.
    gracias por subir el capitulo, estere esperando el libro 5:)

    ResponderEliminar
  9. gracias por el capitulo lo estaba esperando amo a le caballero sol amo sus proyectos en resumen AMO EL BLOG feliz aniversario!!!! >-<

    ResponderEliminar
  10. mil gracias por el capitulo!! esperando a que empiece el siguiente libro, igual me quedaron muchas dudas...
    mil saludos y sigan con el excelente trabajo!!

    ResponderEliminar
  11. OMG!!
    por la Diosa de la Luz!! que tiempos son estos!!
    en q vemos q nuestro caballero Sol, cabeza del Templo d la Luz, portavoz de la Diosa de La Luz
    sea juzgado, condenado y llevado a una celda como un delincuente por el caballero Juicio!!
    pero como dice el titulo: es solo en la teoría
    lamentablemente es culpa d Creus ser tan débil contra Leithe
    o quizás para su mala suerte q en esta generación sea Leithe el caballeros Juicio, de haber sido Roland el Caballero Juicio(un hombre q es mas d Teoría) esto no pasaría
    que triste para Creus, primero pierde su "día d gratitud a la Diosa de la Luz"
    y luego lo encierran, eso por enojar a Leithe......
    pero me gustaría hacer enojar a Leithe Juicio, me gustaría saber hasta donde llega su enojo, es que me gusta los deportes de alto riesgo XD jajajaja
    muchas gracias por este ultimo capitulo del 4 libro espero q subas el 5 libro!!

    ResponderEliminar
  12. ojaojaojaojaoajaoja realmente disfrute este libro <3 muchas gracias por traducirlo y dejar que lo lea, ya que soy un asco en otros idiomas sólo gracias a ustedes puedo leerlo U.U, espero impaciente un nuevo capitulo (°3°)

    ResponderEliminar