Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

martes, 9 de abril de 2013

5ta Movida: “Conquistar Cualquier y Todos los Obstáculos”


Novela original en chino por: 御我 (Yu Wo)
⸶La Leyenda del Caballero Sol⸷
Libro 4: Matar a un Dragón

Quinta Movida para Matar a un Dragón:

“Conquistar Cualquiera y Todos los Obstáculos”



Los días siguientes fueron viento en popa y no hubo discordancias entre nosotros. Hasta nuestro rehén Ecilan Hielo, estaba muy satisfecho... ¿Me preguntan por qué?

En la primera noche de nuestro Gran Escape, él juró ante la Diosa de la Luz que no trataría de escapar, ni trataría de lastimar a ninguno de nosotros si removía las Cadenas de la Oscuridad que había puesto sobre él. Todo esto fue hecho con el único propósito de... ¡cocinar para nosotros!

Uno nunca debe juzgar un libro por su portada. ¡Pensar que uno de los grandes y poderosos Doce Caballeros Santos resultó ser mejor cocinero que Yuna y Sybil combinadas juntas! Después de probar lo que había cocinado esa noche, desde entonces, todos nos rehusamos a volver a la comida de Yuna y Sybil incluyéndose ellas mismas.

Un caballo para montar, un conejillo de indias para experimentar, y cuando me canso de jugar con mis experimentos hay deliciosa comida esperándome para tentar a mi paladar; ah, ¿qué felicidad podría asemejarse a esto?

“¿Podrías no jugar con tus huesos al mismo tiempo que conjuras magia de luz santa?”


No era por primera vez – y seguramente no por última, que Yuna trataba de discutir conmigo, diciendo sonseras sobre ‘Esto es ir en contra de la naturaleza, ¡las leyes de los elementos probadas desde la antigüedad que dicen que los elementos de luz y oscuridad no pueden coexistir pacíficamente están siendo burladas por ti! ¡Estás cometiendo un crimen en contra de la naturaleza misma!’ o algo así.

“Estás diciendo que si nuestros perseguidores nos alcanzan, ¿no debería usar magia negra para detenerlos y magia de luz para curarlos a ustedes al mismo tiempo?” Le respondí devuelta.

Al escuchar eso, todos los luchadores del equipo inmediatamente se pusieron pálidos y se apresuraron a callarla mientras que al mismo tiempo trataban de apaciguarme.

¡Jejeje! ¡Te reto a que trates de mencionar eso de nuevo!

Así que, ¿en qué me quedé? Un caballo para montar, un conejillo de indias para experimentar,  deliciosa comida esperándome cuando me canse de jugar con mis experimentos, y un grupo de seguidores que correrán a mi defensa cada vez que este siendo regañado y que además me apaciguaran... ¡Apuesto a que ni siquiera el Caballero Sol tiene una vida tan cómoda como la mía!

Es una pena que nuestros días de comodidad terminaron en tan solo tres días.

Cada día, conjuraría el hechizo de Alas Divinas sobre Woodrow antes de que pudiera quedarse atrás del grupo para checar si había alguien persiguiéndonos. Ese día cuando regresó al campamento y se cambió de vuelta a forma humana, trajo consigo graves noticias. “El Caballero Fuego nos está por alcanzar. Lo vi guiando a un grupo de como diez hombres a un día de llegar aquí.”

“¿En su grupo hay algún sacerdote?” Le pregunté.

“No.” Woodrow respondió sacudiendo su cabeza.

“¿Por qué no trajeron a un sacerdote con ellos?” Pregunté con sospecha. “Los sacerdotes pueden ayudarlos conjurando Alas Divinas en ellos, ¿no? ¿Acaso no haría eso que el viaje fuera más rápido y fácil para ellos?”

Justo entonces, Ecilan nos interrumpió y explicó monótonamente. “Un sacerdote no es capaz de conjurar continuamente Alas Divinas en diez personas por mucho tiempo. Para eso, necesitarían dos sacerdotes, y estos además tendrían que ser sacerdotes de alto nivel. Y si los tuvieran, los sacerdotes solo serían una carga ya que son muy débiles y no pueden soportar un viaje con un paso tan acelerado.”

Al escuchar las palabras de Ecilan, se me ocurrió que tal vez el tiempo que estimaba Woodrow para que nos alcanzaran podría no ser el correcto. “¿Cuánto tiempo les tomará llegar hasta aquí?”

“Con el Caballero Fuego guiándolos, es muy probable que quienes nos persiguen sean caballeros santos de su propio pelotón, y si ese es el caso, si él dice que les llevará un día llegar hasta aquí, entonces en realidad les tomará como unas cinco horas máximo.”

Todos tragaron saliva nerviosamente al escuchar eso.

“¿Tan rápido?” Archie gritó sorprendido. “¿Estás seguro de que son caballeros santos y no ladrones?”

“¿Por qué estás siendo tan honesto?” Yo, por otra parte, tenía un poco de sospecha. Siendo un rehén, Ecilan no solo se portaba bien y se mantenía callado, sino que incluso hasta estuvo dispuesto a cocinar para sus secuestradores y ahora está soltando la sopa revelando información sobre sus rescatadores a sus enemigos. ¿En verdad existe un rehén tan obediente y útil como él? ¡Debería ya declararse como uno de los nuestros!

“Porque escapar es inútil. Cuando mencioné que Fuego estaba cerca, ¿sabes dónde se encontraba en ese momento?” Pausó un momento antes de dar la respuesta. “Él estaba en la ciudad Hoja del Destino.”

Todo el mundo se movió hacia atrás por el shock  al escuchar eso, todos menos yo. “¿Por qué? ¿Qué tiene que ver la Ciudad Hoja del Destino?”

Woodrow tomó un respiro profundo antes de explicar, “La Ciudad Hoja del Destino está en la frontera del Reino Eco Olvidado, a una buena distancia de Kissinger, donde estamos. A una persona ordinaria, le tomaría como seis días llegar hasta aquí...no, para llegar se necesita atravesar bosques en los que se corre el peligro de encontrarse con ladrones y bestias salvajes, así que creo que diez días sería una mejor estimación.”

“¿Y aun así solo les tomó tres días?” Le pregunté sorprendido. “¿Han estado viajando sin parar por comida o descanso? ¿Acaso siquiera son humanos?”

“No somos humanos normales.”

Ecilan de repente habló de nuevo. Me miró mientras pronunciaba lentamente. “Nunca fuimos normales.”

Pestañeé antes de girarme hacia el resto. “¿Creen que está diciendo la verdad? Si tiene razón, el Caballero Fuego nos alcanzará en cinco horas; no tendremos suficiente tiempo para escapar.”

“Por supuesto que lo que dice es cierto.” Yuna dijo con dureza. “Él es un discípulo de la Diosa de la Luz y uno de los Doce Caballeros Santos –el rango más alto en la Iglesia de la Luz; todos saben que ellos nunca hablan con falsedad.”

“Y no necesita mentirnos, ¿o sí? No podemos escapar de todos modos.” Añadió Woodrow, finalmente convenciéndome. Incluso sin memorias, me rehusaba a creer que hubiera alguien en este mundo que nunca mintiera.

“Si escapar es inútil, entonces solo tenemos que atacar primero.” Lo consideré calmadamente. “Vamos a emboscarlos.”

“¡¿Quieres pelear en contra del Caballero Fuego?!” Gritó Igor incrédulo. “¡¿Qué te has vuelto loco?!”

El resto del grupo se tardó un poco más en reaccionar, primero me estaban mirando en blanco antes de finalmente mirarme en shock cuando habían registrado mis palabras.

Traté de explicarles. “Solo cuentan con diez hombres mientras que nosotros somos seis. Además tenemos un rehén con nosotros. Si planeamos nuestra emboscada cuidadosamente, tendremos una buena oportunidad de ganar--”

“¿Una buena oportunidad de ganar? ¿Solo diez hombres?” Archie me miró fijamente con su boca abierta bien grande. “¿Tienes alguna idea de quienes son los Doce Caballeros Santos? ¡Los Doce Caballeros Santos de la Iglesia de la Diosa de la Luz, el representante del Dios de la Guerra –el Hijo del Dios de la Guerra– y el Águila Silenciosa del Dios del Caos son leyendas! ¡Leyendas de la vida real! ¡¡Incluso tienen más influencia que los dioses que representan!! ... ¡Son dioses vivientes y andantes en nuestra tierra!”

Todos asintieron sus cabezas estando de acuerdo.

¿De verdad? ¿Son tan fuertes? Pensé mientras palmeaba la cabeza de Ecilan despistadamente. “¿Así que están diciendo que esto es un dios andante y viviente?”

“......”

“Creus, en muchos sentidos, tú tampoco eres un humano normal.” Murmuró Woodrow en voz baja.

Yuna sacudió su cabeza y suspiró. “El simple hecho de que hayas logrado romper las reglas de que los elementos de oscuridad y de luz no pueden coexistir juntos te excluye de los reinos de lo normal. El ser capaz de conjurar simultáneamente hechizos santos y nigrománticos, ¡cielos! Me pregunto quién eres realmente.”

Incliné mi cabeza mientras una memoria parpadeó en mi mente. “¿Qué no me habían dicho que he estado viajando con un caballero santo y un elfo oscuro? Tal vez en realidad ellos no eran mis compañeros sino mis maestros, o algo así.”

Al escuchar eso, una expresión de comprensión apareció en sus rostros...

Estaba por mencionarles a Carmesí cuando Ecilan de repente dijo, “Si no comienzan a preparar esa emboscada o lo que sea que tengan en mente ahora, no tendrán suficiente tiempo. La trampa tiene que ser absolutamente perfecta para que el Caballero Fuego y sus caballeros santos caigan en ella.”

¿Escucharon eso? ¡¿Escucharon eso?! ¡Uno realmente tiene que preguntarse si el Caballero Hielo le guarda algún tipo de rencor al Caballero Fuego! Esperen un minuto, Fuego y... ¿Hielo? ¿Será que no se llevan bien igual que el fuego y el hielo? Y si eso es cierto, ¿Ecilan en realidad nos está utilizando para deshacerse de su enemigo?

“No lo voy a matar, pero preparar un pequeño inconveniente para él no sería un problema para mí.” Dije después de haberlo pensado bien. “No te preocupes.” Le dije, palmeando sus hombros mostrando camaradería. “Ya que has cooperado tanto y has cocinado para nosotros, y también nos informaste mucho sobre él, darte una mano no debería ser mucho problema.”

Ecilan me miró en blanco.

Probablemente estaba avergonzado de que haya descubierto sus intenciones, ¿no? Asentí para mí mismo.

“Muy bien, reúnanse, gente. Así es como vamos a preparar la trampa--”

“Oye, ¿qué también sabes cómo preparar trampas?” Archie me interrumpió. “Al menos déjale algo para hacer al ladrón.” Protestó.

“Se ha adueñado de mi trabajo, ¿por qué no el tuyo también?” Yuna dijo fríamente.

“Gracias al cielo que mi trabajo está seguro.” Cacareó Igor arrogantemente. “No solo no sabe cómo usar una espada, ¡ni siquiera puede sostener una correctamente!”

Giré mis ojos en exasperación. “Soy un sacerdote...... y tal vez un nigromante de medio tiempo, por supuesto que no sabría cómo manejar una espada.”

Pero noté que tan pronto como dije eso,  Ecilan comenzó a mirarme sin poder creer lo que decía.

“¿Qué estás mirando?” Le pregunté impacientemente. “¡No es como si fuera un caballero como tú, así que, por qué te sorprende tanto que no sepa cómo manejar una espada!”

Ecilan rápidamente miró a otro lado, pero su expresión lucia rara...

Como que sea, ¡es un raro!

▼♦♦♦♦♦♦♦♦♦▼

Me escondí detrás de una pequeña colina con el unicornio a mi lado con Ecilan aún sobre su lomo. La única diferencia de anteriormente era que ahora él estaba encadenado al lomo del unicornio, en vez de haber sido primero fuertemente encadenado y luego colocado sobre el lomo del unicornio.Así, incluso si el Caballero Fuego logra vencernos a todos, el unicornio aún puede escapar con él. Y mientras no recuperen al Caballero Hielo, el Caballero Fuego no puede matarnos, así que realmente, esto era más bien una medida preventiva en caso de que nuestro plan falle y todos seamos capturados.

En mi lugar detrás de la colinita, expandí las imágenes en mi cabeza para ver más y más allá, esparciéndolas en círculos cada vez más grandes... hasta que finalmente encontré al Caballero Fuego.

La cantidad de elementos santos y de fuego que componían al Caballero Fuego era asombrosa e imposible de pasar por alto. Pero rápidamente noté que Woodrow se había equivocado, solo había ocho de ellos en vez de diez como había reportado.

“¡Creus! ¡Creus!”

“¿Qué pasa?” Le pregunté a Ecilan sin prestarle atención, todavía seguía concentrado en el Caballero Fuego. De repente sentí curiosidad y pregunté, “Por cierto, ¿cuál es el nombre del Caballero Fuego?”

Ecilan se quedó callado por un momento antes de preguntar en una voz suave, “¿Re-realmente te has olvidado? El nombre de Fuego es Jacques, Jacques Fuego; ¡y tu nombre completo es Creus Sol!”

Pestañeé, mi atención instantáneamente concentrada en Ecilan. “¿De qué demonios hablas?”

“¡Creus Sol! ¡Eres el Caballero Sol de la Iglesia de la Diosa de la Luz, la cabeza de los Doce Caballeros Santos!” Gritó en un tono feroz que nunca le había escuchado usar antes.

¿Soy el Caballero Sol? ¿La cabeza de los Doce Caballeros Santos?

Pausé antes de sacudir mi cabeza y sonreírle levemente. “Je, casi caigo. Intentas detenerme para que no lastime a tu camarada, Fuego, ¿no es cierto? Por eso me inventaste ese cuento.”

“¡No estoy mintiendo!”

Ecilan dijo urgentemente. “Ese día cuando desapareciste, Juicio mandó ocho tropas separadas para buscarte. Tierra y Piedra fueron al Reino de la Orquídea Lunar, mientras que Fuego y yo fuimos enviados a Kissinger para buscarte. El resto está disperso en el Reino del Eco Olvidado buscándote.”

“¡Tonterías!” Grité.

Pero Ecilan se rehusaba a rendirse, continuando. “Sol, tienes que creerme. Debemos darnos prisa y regresar al Templo Sagrado. Juicio está furioso, dijo que si regresas completamente ileso te va a matar; pero si te atreves a regresar herido, hará que lo lamentes.”

“Pues entonces, será mejor que no regrese, ¿no?” Dije mientras me preguntaba quién demonios era Juicio.

“Leithe Juicio. Ese es el nombre completo del Capitán Caballero Juicio.” Ecilan me miró suplicantemente mientras me rogaba. “Tienes que creerme, Sol, tú no quieres hacer enfadar a Juicio. Él es la única persona a quien le tienes miedo.”

¿Le temó a él? Resoplé desdeñosamente. “Temo decirte que hay un gran error en tu historia.”

“¿Error?”

“Así es.” Sonreí fríamente mientras decía, “¿Te has olvidado de lo que Igor dijo hace rato? Ni siquiera puedo sostener bien una espada, así que ¿cómo puedo ser un caballero? ¡Por lo que esta mentira tuya está yendo muy lejos!”

“......”

Ecilan finalmente se quedó sin palabras. Sonreí burlonamente, antes de finalmente notar que el Caballero Fuego y sus caballeros santos se estaban acercando a la primera trampa. Rápidamente les hice la señal a mis compañeros que estaban en la primera trampa.

Ecilan de repente dijo, “No lastimes a Fuego, o si no te arrepentirás por el resto de tu vida.”

“No lo voy a matar, no quiero ser perseguido por todo el Templo Sagrado.” Respondí mientras hacia la señal. Ecilan se quedó callado después de eso.

Trampas Interconectadas - ¡Actívense!

▼♦♦♦♦♦♦♦♦♦▼

1ra Fase – La Trampa Dulce.

Sybil y Yuna se tiraron en el camino. Según ellas, los caballeros santos nunca ignorarían damiselas en peligro, así que definitivamente las llevaran con ellos, ¡y eso nos dará la oportunidad perfecta para infiltrarnos en el campo del enemigo!

“Esto hubiera funcionado con los otros.” Comentó Ecilan de repente. “Pero con Fuego... Fuego nunca ha tenido tacto, y entre los Doce Caballero Santos, es el que tiene menor galantería; él no sabe – ni tampoco necesita – actuar cordialmente hacia las mujeres.”

“...... ¿Por qué no me lo habías dicho antes?” Le gruñí resentidamente.

“No creo tener obligación alguna de ayudarte.” Dijo indiferentemente.

¡Arh! No pude decir nada para responderle, ya que lo que dijo era cierto. Después de todo, él era nuestro rehén, no un miembro de nuestro equipo...

“¿Pero que no podías haber cooperado tan solo una vez más?”

¡N-no puedo creerlo! ¡Él de hecho giró su cabeza y me ignoró! ¡¿Qu-qué clase de actitud es esta?! ¡¡¿Se ha olvidado de que él es el rehén y no yo?!!

Mientras tanto, el Caballero Fuego realmente pasó por  donde estaban Sybil y Yuna, sin siquiera darles una mirada, continuando con su camino. Hasta pude ‘ver’ la vergüenza en los rostros de Sybil y Yuna. Siendo que al principio cuando escucharon sobre su parte en el plan, ellas habían estado tan emocionadas......

¿Quién hubiera pensado que la primera fase del plan fallaría así como así? “¡Maldito seas, Caballero Fuego! ¡¡Cómo puede alguien haber llamado a un hombre tan insensible como él un caballero!!”

Pero tan pronto como dije eso, Ecilan de repente me gritó severamente, “¡No es que sea insensible, sino más bien que siente demasiado! ¡Sol! Cuando declararon que estabas desaparecido. Fuego fue el primero en correr a buscarte, y él fue quien cubrió más área de búsqueda. ¡Él prácticamente se forzó a sí mismo y a su pelotón hasta el límite! Es por ti que las trata de manera tan fría! Puedes olvidarte de todo lo demás, pero jamás debes olvidar que Fuego siempre ha sido y siempre será quien más te apoye en todo.”

El tono apasionado de Ecilan me hizo hacer una pausa para analizar sus palabras, y después de un largo momento de tensión no pude evitar preguntar. “Si realmente fuera el Caballero Sol...  incapaz de manejar una espada, solo puedo pensar en dinero y mujeres, e incluso soy capaz de conjurar hechizos nigrománticos... ¡Oh Diosa de la Luz! ¡¿Qué clase de Caballero Sol sería?!”

¡Soy completamente opuesto al Caballero Sol ideal que Sybil constantemente elogia!

Ecilan se tranquilizó antes de decir en una manera más calmada, “Realmente no somos como el resto del mundo piensa que somos, pero damos nuestro mejor esfuerzo para no decepcionarlos.” Pausó antes de continuar. “Si no fuera porque ya habías usado magia negra y arruinado la imagen del Caballero Sol antes de que pudiera hablar, te habría dicho que eras el Caballero Sol el momento en el que pude hablarte.”

Ya veo. Recordé todas las veces que parecía querer decir algo pero se quedaba callado.

“Ecilan.” Le llamé. Me miró calladamente. Le miré de vuelta y le dije en tono de disculpa. “Realmente no te recuerdo ni a ti ni al Caballero Fuego, así que no importa si lo que dices es verdad o no, Woodrow y el resto del equipo son mis camaradas ahora. Así que en este momento, estoy dando mi mejor esfuerzo para no decepcionarlos. Pero te doy mi palabra de que, a no ser que sea absolutamente necesario, no lastimaré al Caballero Fuego.”

Ecilan simplemente dijo “mm” como respuesta antes de súbitamente recordar algo y advertirme, “Sol, no le creas ciegamente a esa niña extraña; hay algo muy sospechoso sobre ella.”

“¿Has visto a Carmesí?”

Sonreí débilmente. “Para alguien que ha perdido sus memorias, todos son sospechosos.”

“Entonces sospecha de todos. Ya sea esa niña Carmesí, o Woodrow y su equipo, o incluso Fuego y yo.”

Estaba un poco sorprendido por este consejo, pero a pesar de eso asentí aceptándolo.

Luego me di vuelta para concentrarme en la situación que había en mano y lancé un rayo eléctrico. No al Caballero Fuego y sus caballeros santos, sino a Sybil y Yuna... Ah, casi puedo escuchar sus gritos.

“No puede ignorar a dos mujeres si están heridas y a punto de morir, ¿no?” Sonreí levemente. “Si es así, entonces realmente tengo que reconsiderar si es que quiero ir en contra de alguien tan... alguien así solo por unas cinco mil monedas de oro.”

Me detuve a tiempo para no decir la palabra ‘insensible’. Aunque todavía tenía mis dudas sobre lo que Ecilan me dijo, todavía preferí darle el beneficio de la duda, como lo hice con Carmesí. Porque, aunque no era muy probable, todavía había la posibilidad de que lo que Ecilan haya dicho sea cierto, y si era así, no quería insultar el nombre del Caballero Fuego.

Solo puedo creerles a medias, a ambos, Ecilan y Carmesí, y sobre Woodrow y el resto de su equipo... pues, para ser honesto, realmente no pueden hacerme nada, así que no me preocupan.

Y es precisamente por esa razón que solo puedo confiar en ellos en este momento.

.

Cuando el rayo eléctrico les calló encima, los caballeros santos de hecho se detuvieron y miraron atrás hacia las dos mujeres, indecisos, antes de girarse para mirar a su capitán como si le estuvieran preguntando.

El Caballero Fuego vaciló por unos momentos antes de regresar hacia las dos mujeres y conjurar unos cuantos hechizos curativos sobre ellas. Luego procedió a hacerles unas cuantas preguntas mientras miraba a su alrededor cuidadosamente, pero no logró encontrar nada fuera de lo ordinario. Entonces llamó a uno de sus caballeros y juntos cargaron cada uno a una mujer en su espalda y continuaron su camino.

Ahora es mi turno en la siguiente fase del plan. Me monté sobre el unicornio, y junto con Ecilan, comencé con mi tarea – llevar al Caballero Fuego y sus hombres en círculos –ganando así tiempo para que Woodrow y el resto del equipo completaran sus preparativos.

Originalmente había pensado que esto sería una tarea fácil, pan comido, ya que no debería haber ninguna diferencia a lo anterior. Después de todo, ¿que no estaba montando el unicornio igual que antes?

Bueno pues, eso es cierto.

¡Pero! Esta vez tengo que montar por día y noche sin descanso, ya que solo contaba con pocos minutos para tirar mi trasero al suelo y dar unas cuantas bocanadas al pan antes de tener que ser forzado a montar de nuevo y seguir escapando.

¡Esos caballeros santos son monstruos! Parece que no conocen ni el hambre ni el cansancio, solo esa marcha veloz y constante que mantienen tras su objetivo – o sea yo.

Cuando intenté viajar por caminos más planos y bien formados, ellos hicieron aparecer caballos mágicos de la nada, forzándome a regresar a las profundidades del bosque donde el unicornio constantemente tenía que saltar y esquivar varios árboles, arbustos y todo tipo de obstáculos como era de esperarse de un terreno boscoso. Y mi trasero era el que sufría las consecuencias de todo, gracias a esto de montar  por un lugar dificultoso, por lo que ahora me veo forzado a lanzar constantemente hechizos curativos sobre mi trasero, ya que temo que se parta en dos más temprano que tarde.

Pero agradecidamente, mi sacrificio no es en vano ya que en el bosque se ven forzados a desmontar y seguirme a pie.

Sin embargo, aunque el unicornio sea más ágil y mejor navegando a través de un bosque tan denso que un caballo común, este estaba siendo forzado a cargar a dos hombres adultos y un montón de equipaje. Así que no solo estaba forzando a la bestia, sino que además evitaba que se agitara demasiado, causando así que fuera aún más lento, casi tanto como los caballeros que iban a pie.

“Esta es la frontera entre el Reino de la Orquídea Lunar y el Reino del Eco Olvidado, así que la Iglesia de la Luz aún debe de tener seguidores por este lugar. Sería muy fácil obtener la cooperación de los granjeros de por aquí, ya sea para avisar de tu paradero o prestar unos cuantos caballos.” Ecilan explicó indiferentemente.

¡Maldita sea! No había pensado en eso. Debí haber avanzado lo más rápido posible desde el principio cuando aún había algo de distancia entre nosotros, en vez de rebajar la velocidad apropósito para que no perdieran mi rastro.

¿Qué Yuna y Sybil no van con ellos? ¿Acaso fallaron en hacerles bajar la velocidad...? ¿O será que esto es su velocidad lenta?

Bueno, no importa lo que sea, si esto continua ¡seguro seremos atrapados! Y las posibilidades de nuestra supervivencia disminuirán aún más si logran alcanzarme antes de que pueda guiarlos al destino final... ¡Parece que no tengo opción más que atacarlos!

“¡Hmff! Jacques Fuego, uno de los dioses andantes de esta tierra, ¿eh?” Resoplé. “¡Bien, veamos si realmente eres lo que dicen que eres!”

Aunque no sabía si habría alguna diferencia entre emboscarlos durante el día o la noche, decidí tomar en consideración que su dios – La Diosa de la Luz – tenía que significar algo, así que lo mejor sería evitar conflicto con ellos durante el día. En su lugar, la oscuridad de la noche encajaría mejor con mi propósito de escurrirme por ahí y atacarlos. Además puedo manipular mejor la magia oscura durante la noche.

Como sea, mi plan era acercarme sigilosamente para atacarlos sorpresivamente durante la noche y lastimar a unos cuantos de ellos en él proceso. Con suerte esto hará más lento su paso.

Y pues, según las enseñanzas de Archie, uno debe cubrirse el rostro cuando haga travesuras.

Así que tomé una de las dagas de Archie y la amartillé hasta formar una especie de máscara metálica deforme, que luego amarré a mi rostro con unos hilos. Acto seguido, me puse una de las túnicas de sacerdotisa de Yuna que enseguida cubrí con elementos oscuros. Después, agarré una rama de forma extraña que encontré en el suelo para usarla como báculo.

Y por último, cubrí mi rostro con una capa gruesa de elementos oscuros, ¡y estoy listo!

“¿Qué opinas? ¿Parezco un nigromante?”

“No realmente.”

Ecilan sacudió su cabeza y dijo, “Ningún nigromante usaría túnicas blancas. Además, Fuego podría reconocerte con solo ver el color de tu cabello y la mitad inferior de tu cara.”

Lo miré en blanco. “¿De qué estás hablando? ¿Cuál mitad inferior de mi cara? Ya lo he cubierto todo con elementos oscuros, ¿o no? ¿Y qué es eso de ‘blanco’?”

“......” Después de unos momentos de silencio. Ecilan preguntó algo completamente fuera de tema. “¿Entonces Hoja tenía razón, realmente estás ciego?”

“¿Hoja? ¿Yo, ciego?” Dije dudándole, “Puedo verte.”

“¿En serio?” Ecilan sonaba disgustado por alguna razón. “Entonces dime, ¿de qué color es mi cabello?”

“¿Color?” Lo miré estupefacto. ¿De qué está tan disgustado? Poniendo esa pregunta de lado en mi mente, le pregunté, “¿Qué es color?”

Ecilan se quedó en silencio, antes de por fin, dar un suspiro y decir, “Olvídalo. Tendrás que hacer que la máscara cubra todo tu rostro y luego cubrir tu cabello y túnica con capas de elementos oscuros tan gruesos que sean visibles a simple vista.”

“¿Tan gruesos que sean visibles a simple vista?” ¿Qué acaso no son visibles igual cuando hay poquito?

“¡Solo has que sean muy gruesas!”

Ecilan se rehusó a ceder en esto, insistiendo en que si no hacia lo que él decía, sería reconocido instantáneamente, y que no quería que Fuego se diera cuenta de que quien lo atacaba era yo porque se molestaría mucho, y bla bla bla...

Así que para evitar ser reconocido... o más bien para callarle la boca, amartillé otra daga y la usé para cubrir la mitad inferior de mi rostro antes de añadir capas gruesas de elementos oscuros a mi cabello y túnica. Si alguien todavía puede reconocerme después de todo el esfuerzo que le puse, yo-yo ¡no volveré a hacerle caso a Ecilan de nuevo! ¡Que le den!

Cuando finalmente dejé a Ecilan satisfecho y lo callé de una vez por todas, dejé salir un suspiro de alivio, ya que este tipo si que podía ser una persona demandante. Me di cuenta de que cada vez que ambos estábamos juntos y solos, ¡su acto como un tipo frio desaparecería, revelando su verdadero rostro regañón!

Con todas las preparaciones completas, palmeé el cuello del unicornio y le dije, “Unicornio, tú te quedas justo aquí con él y esperas a que vuelva. No estás permitido alejarte de aquí. Puedes intentarlo, ¡pero te aseguro que no te gustaran las consecuencias!”

El unicornio asintió e incluso lamió mis manos. Y como después dependería de el para escapar, yo magnánimamente le permití lamerme sin decir una sola palabra.

Distraídamente limpie mis manos en el pelaje del cuello del unicornio antes de irme en mi Emboscada Nocturna.

¡Oh Diosa de la Luz! Por favor protégeme para que esta emboscada vaya sin inconvenientes... err, aunque el objetivo de la emboscada es uno de tus caballeros santos, ¡no debes tener favoritos!



Traducido al Ingles: Lealynn
Traducido al español: BlackLily
Revisado: Storyteller



15 comentarios:

  1. jajajajajaajajajajajajaj creus me mata jajajajajajajajajaj

    ResponderEliminar
  2. Creo que dentro de poco habrá que cambiar de protagonista. Eso o Creus tendrá que huir de la iglesia de la Diosa de la Luz después de que recupere la memoria, porque no parece que Juicio este feliz XD. Y después de eso también tendrá que huir de su maestro.
    Te extrañaremos Creus. Fuiste un excelente protagonista, descansa en paz.
    XD

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja Creus!! no quiero ni imaginarte una vez recuperes la memoria!!
    Hay pobre Fuego! espero que el pobre no se de cuenta que es Sol xD

    ResponderEliminar
  4. creus es el mejor!!! no puedo esperar a leer los que siguen! leithe le va a matar XDDDD
    muchas gracias por traducirlo!!!!

    ResponderEliminar
  5. muy bueno....excelente...sigan traduciendo mas...

    ResponderEliminar
  6. Siento repetirme pero... ¡por la Diosa!
    ¡NOOO! A Fuego nooo! El si que te idolatra de verdad aún conociendo tu verdadero yo! Si sabe que el enemigo que busca es Creus... le va a dar algo!
    Y Ecilan no es demandante, sólo está preocupado por los dos TT^TT que encanto de hombre (love) Me ha encantado en este capítulo: gritando y con más repertorio que su frío semblante. Por fin le vemos hablar como es en realidad! Y aún así, ayudando a sus captores y preocupándose por todos... que buen caballero hoja hubiera sido. (En serio, los anteriores caballeros tendrían que haber mirado en los candidatos de los otros caballeros antes de elegir sucesor)
    ¿Por qué un nigromante no puede ir de blanco? ¿si la túnica fuera rosa serviría? XD

    “Juicio está furioso, dijo que si regresas completamente ileso te va a matar; pero si te atreves a regresar herido, hará que lo lamentes.”--->porque si regresa herido Juicio no hará nada a Creus... sino que avisará a Neo para que se encargue de él. Jajajaja. Pero creo que Hielo está equivocado en una cosa: Juicio no es la única persona a la que teme Creus. Todos sabemos que es a Neo. Más que miedo, por Juicio siente respeto.

    Muchas gracias por este super capítulo! Cada vez se pone más interesante. Esperaré el siguiente con ánsias!

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  7. Amigo\a mio\a Creus si le teme a la furia de Juicio! o___o...

    ResponderEliminar
  8. mori con la ultima frase!! la diosa no puede tener favoritos!!
    esperando con ansias lo que sigue!
    mil gracias por el trabajo!!!

    ResponderEliminar
  9. yo pienso q Hielo es como una madre por q los quiere q se preocupa y se enoja y por ello se vuelve demandante y regañón
    enserio seria la esposa ideal....calor si fuera mujer jejejeje
    ya era de esperar q Juicio estaría hiper mega super enojado con la desaparición de Sol pero por q lo va a matar, no es culpa d Creus haber sido atacado ni por voluntad propia desaparecer
    pero lo q si es comprensible d q lo quiera matar es por toda la magia negra q ha hecho y secuestrar y atacar a 2 caballeros santos
    y que decir d su maestro, Neo lo va a matar y resucitar para volverlo a matar, ya sea inocente Creus con o sin memoria, arruinar la imagen del Caballero Sol.....
    será mejor q desaparezca Creus
    gracias por este capitulo
    espero el siguiente capitulo de nuestro bien amado sínico Caballero Sol =^w^=

    ResponderEliminar
  10. JAJAJAJA .... que gran capitulo, fue genial.
    al fin conozco un poco mas de la verdadera forma de ser de hielo, quien pensaria que fuera asi de expresivo y pobrecito de fuego que esta super preocupado por sol y este para colmo lo quiere envoscar no pude evotar intentar imaginar las diferentes expresiones faciales de hielo me diverti mucho GRACIAS POR LA TRADUCCION!!!!

    ResponderEliminar
  11. Pero no tanto como a la de Neo. Y por mucho que le tema a Juicio aún hace cosas que sabe que le va a hacer enfurecer sin mucho problema ni remordimiento de conciencia.

    ResponderEliminar
  12. Pero Hielo no sabe el miedo que le tiene Sol a su maestro. Nadie sabe lo aterrador que es realmente el caballero Sol mas fuerte de la historia, a excepción de los mismos caballeros Sol. Aunque probablemente el mundo se entere cuando las acciones de Sol sean descubiertas por Neo, ya que todo el mundo se enterara de la historia: Ex-Caballero Sol mata a Caballero Sol!
    XD

    ResponderEliminar
  13. Jajaja

    Yo creo que si sabe.... debio de escuchar los rumores (advertencias) de su maestro....

    ResponderEliminar
  14. Me acabo de dar cuenta del preludio del fin... eso de "Distraídamente limpie mis manos en el pelaje del cuello del unicornio antes de irme en mi Emboscada Nocturna." ¿Fuego podrá reconocerle solo con las manos? =S

    ResponderEliminar
  15. Creus no lo hagas te vas a arrepentir... porque tuviste que perder la memoria :( pobre de fuego si ve que lo estas atacando, nose que va hacer de él. Ecilan, definitivamente la imagen de frió no va con él, pero es lo que tiene que aparentar, bueno a esperara otro capitulo más entonces :)

    ResponderEliminar