Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

miércoles, 14 de diciembre de 2011

10ma Tarea: “Asegurar La Fe De Los Creyentes”




Novela original en chino por: 御我 (Yu Wo)

La Leyenda del Caballero Sol - Libro 2: Las Tareas Diarias de un Caballero



 Decima Tarea del Caballero Sol:

“Asegurar la Fe de los Creyentes”


.
Justo entonces, en la arena, el Caballero Infierno de repente pateó a Eliot. No habiendo esperado que su aliado de repente lo atacara, no pudo evadir la patada y salió volando, antes de finalmente aterrizar en el borde del ring, quedando a pocos centímetros de caer fuera del área.

¡Que susto! ¡Realmente pensé que se iba a caer!

Gracias a que había sufrido todo el daño de esa fuerte patada, Eliot no pudo ponerse de pie inmediatamente, pero aun así forcejeó dolorosamente para poder pararse.

El Hijo de la Guerra estaba a punto de ir donde él para acabarlo de una vez por todas, pero fue bloqueado por Soberano Dragón Infierno.

“¿Por qué lo defiendes?” El Hijo de la Guerra mantuvo una mirada de sospecha en sus ojos, antes de gritar repentinamente, “¡¿Podrá ser que ustedes dos están del mismo lado?!”

¡Mierd*!


“¿Del mismo lado?”

Soberano Dragón Infierno dio una risa suave y dijo sin apuro, “¿Acaso puede haber tal cosa? Solo hay una Princesa; ella no puede casarse con dos hombres. Es solo que si permito que te deshagas de él, entonces solo será cuestión de tiempo antes de que yo también sea derrotado.”

Al escuchar eso, el Hijo de la Guerra dio una sonrisa soberbia mientras decía arrogantemente, “Incluso con él aquí, aun así no podrías derrotarme.”

“Eso es cierto.” Soberano Dragón Infierno asintió francamente, y luego añadió, “Tu manejo de la espada es muy bueno -tal vez incluso mejor que el mío- y tu fuerza es mucho mayor que la mía.”

El Hijo de la Guerra rió al escuchar eso. “Tú no eres malo tampoco, ¡Eres extremadamente rápido!”

¡Oigan, oigan! ¡No tienen por qué ser tan amistositos entre ustedes, está bien! Pensé, sin saber si debería reír o llorar al ver esta escena en frente de mí. Aunque, no sería algo malo si Soberano Dragón Infierno pudiera hacerse amigo del Hijo de la Guerra.

“¡Entonces vamos a resolver esto justamente!” Soberano Dragón Infierno dijo mientras se colocaba en una posición de pelea.

El Hijo de la Guerra dio un grito con sentimiento, “¡De acuerdo!” Y se cambió a una posición de combate también.

En ese momento, Eliot finalmente había logrado ponerse de pie. Pero miraba a los hombres que combatían un poco desanimado, ya que no podía encontrar un modo de meterse en la batalla entre esos dos.

Sin embargo, no estoy muy de acuerdo con lo que está pensando. El debería darse cuenta de que uno de sus oponentes es el Hijo de la Guerra, y el otro es... bien, ¡es suficiente con decir que ambos oponentes son extremadamente fuertes! Incluso si fuera a perder ante ellos, no es algo de lo que deba estar avergonzado.

Al mismo tiempo, tengo confianza en que después de haber visto la inmensa habilidad y el alto nivel de esos dos, los camaradas de Eliot no pensarán que es vergonzoso perder ante ellos. De hecho, el que Eliot haya podido mantenerse en la batalla por tanto tiempo con esos dos prueba que tiene fuerza y habilidad.

Además, Eliot es un caballero; pelear en batallas uno a uno nunca ha sido uno de sus puntos fuertes.

En otras palabras, si Eliot, el Hijo de la Guerra y Soberano Dragón Infierno fueran a dirigir pequeños grupos cada uno y pelear en una batalla de tres equipos, los otros dos definitivamente hubieran perdido ante Eliot.

Es precisamente esta imagen la que estaba esperando. Que al pelear uno a uno, Eliot puede durar por lo menos  diez minutos o más en contra de ellos; pero si se tratará de liderar una armada en una batalla, Eliot definitivamente sería superior a ambos.

De esta manera para la audiencia -y especialmente para los caballeros reales- Eliot no ha perdido realmente.

Justo entonces, Eliot tomó un profundo respiro y se preparó para saltar de vuelta a la pelea...

De repente grité, “¡Eliot! ¡La Princesa está en peligro! ¡Protégela!”

Eliot quedo pasmado por solo un segundo antes de instantáneamente correr en dirección de la Princesa. Mientras llegaba a ella, él se dio  vuelta para mirar...

Un destello de luz negra se alojó en su pecho e instantáneamente cayó al piso. Con ambas manos apretando su pecho, su rostro lleno de agonía. Una niebla de horrible olor parecía salir de todo su cuerpo.

Para ese entonces ya había corrido hacia él y estaba a su lado, y mientras lo examinaba, exclamé, “Esto es— ¡Es la Maldición Negra!

Sin temer a la niebla negra maldita que cubría casi todo el cuerpo de Eliot, la Princesa se lanzó sobre él gritando, “¡Eliot!”

Severamente miré hacia arriba a cierto punto en la audiencia, y todos se giraron para seguir mi mirada.

Una figura encapuchada parada sobre las graderías de la multitud de repente bajo su capucha... revelado— ¡Una extremadamente rara bruja vampiro!

¡Oh cielos!

Tuve que trabajar duro para suprimir la urgencia de aplaudirle a Pink.

Ella era inquietantemente hermosa con esa aura de tristeza desolada; un hermoso rostro, una figura bien curveada y piel pálida con un toque de verde. Sus ropas estaban desgarradas y se estaban deshaciendo, su traje revelaba todos los lugares adecuados, mostrando sus hermosas piernas largas, su pecho y su estómago plano, pero no de manera excesiva como para ser categorizada para mayores de 18 años. Todo junto, ella era hermosa y encantadora, y aterradora; todo eso al mismo tiempo.

Aunque no parecía ser una persona viva, ella técnicamente no es una persona muerta. Para ser más precisos, las brujas vampiro son de hecho uno de los seres vivientes maldecidos. Mientras puede que haya dicho seres vivientes ‘maldecidos’, la mayoría de ellos son mujeres que se han maldecido a sí mismas con la intención de convertirse en brujas vampiro con el fin de que puedan ganar poder para obtener su venganza o por varias otras razones similares.

Específicamente le di instrucciones a Pink de que no usara ningún muerto viviente, ya que en una arena llena de caballeros  los muertos vivientes serían fácilmente descubiertos.

Pero nunca pensé que Pink encontraría a una bruja vampiro; estas cosas no son fáciles de encontrar, ¿saben?

Justo entonces, la bruja vampiro saltó bajando a la arena y comenzó a dar pasos lentamente en dirección del Rey.

Debido a que las brujas vampiro aún son técnicamente mujeres -y unas muy tristes además, ya que ellas usualmente han experimentado un destino extremadamente miserable y doloroso- y añadido a eso, esta bruja vampiro era toda una hermosura, aunque toda la arena estaba llena de caballeros, nadie dio un paso al frente para detenerla.

La bruja vampiro comenzó a reírse en un tono de voz alto y agudo, diciendo, “¡Quiero venganza! ¡Venganza! ¡Venganza!”

El caballero de confianza más joven del Rey gritó furiosamente, “¡Tonterías! ¡Cómo puede haber relación alguna entre la Princesa y una criatura malvada como tú!”

“¡Jajajá! No de la Princesa, ¡Si no que del Rey! Me botó después de jugar con mis sentimientos, ¡E incluso mató a mi hijo que todavía no nacía! Oh mi pobre hijo, ¡No pude protegerte! ¡Mi pobre, pobre bebé!” Lloraba la bruja vampiro, riendo un momento y llorando en el siguiente; parecía que se había vuelto completamente loca.

Instantáneamente, los ojos del Rey se abrieron de par en par. A su lado, el rostro de la callada, siempre sonriente y elegante Reina repentinamente se oscureció. Todos giraron sus cabezas para ver al Rey sorprendidos, no podían creerlo.

¿Se habrá convertido el Rey en una persona completamente diferente en el momento en que ascendió al trono?

La expresión del Rey era extremadamente mala, y había una marca en su mandíbula debido a que estaba apretando los dientes, “¡Qué tontería! ¡Jamás te había visto!”

Por lo que alcancé a ver de una miradita sigilosa, la razón de la extremadamente mala expresión del Rey era puramente debido a que el tacón puntiagudo de cuatro pulgadas de la Reina ahora mismo estaba clavando uno de los pies del rey al piso.

“No tú, ¡Tu padre!” La bruja vampiro chilló.

Todos dejaron salir un suspiro de alivio, y la sonrisa real y elegante de la Reina retornó mientras ‘desclavaba’ su tacón del pie del Rey y lo volvía a acomodar bajo su falda larga.

Todos comenzaron a quejarse:

“Que susto, ¡Habla más claro la próxima vez!”

“¡Y aquí yo ya estaba pensando que en el momento en que se convirtió en rey, él había cambiado de un esposo abusado a un demonio pervertido lujurioso!”

Miraba como el Rey trataba de mantener su dolor escondido mientras cautelosamente movía su pie, antes de poder gritarle furiosamente a la bruja vampiro, “Incluso si eso es cierto, no debes simplemente difamar y lastimar a alguien inocente (¡mi pobre e inocente pie!) Caballeros reales, ¡arréstenla!”

Al recibir las órdenes del Rey, los caballeros reales como si fueran uno desenvainaron sus espadas y avanzaron hacia la bruja vampiro en perfecto orden militar.

Los caballeros santos, por otra parte, todos se giraron para mirar a sus respectivos capitanes, quienes entonces se giraron para mirarme a mí con dudas. Fruncí el ceño y dije, “Ella debe ser del mismo grupo que los muertos vivientes que trataron de causar problemas en la ciudad la última vez. ¡Que abominable! No podemos dejar que continúe lastimando a los inocentes como se le plazca. Hermanos caballeros santos, asistan a los caballeros reales donde sea necesario.”

“¡Si, señor!” Los caballeros santos respondieron en unísono e inmediatamente se agruparon en formaciones impecables para acorralar y capturar. El resultado de haber combatido por años lado a lado con sus vecinos -los caballeros reales- podía ser visto mientras ambos grupos trabajaban juntos hermosamente para someter a la bruja vampiro. Su formación era perfecta y casi impenetrable; incluso si fuera un Señor de la Muerte de seguro este habría muerto una segunda vez, y esto aplica mucho más para una miserable bruja vampiro.

La bruja vampiro continuó atacando a los caballeros que la acorralaban a su alrededor, pero cualquiera de sus ataques ordinarios eran bloqueados por los escudos de los caballeros, y aunque los escudos no podían bloquear sus maldiciones mágicas, los caballeros santos estaban ahí protegiendo con su luz santa. En sí, ella no podía lastimar a nadie.

A través de su muro de escudos, los caballeros reales extendieron sus lanzas mientras avanzaban lentamente paso a paso hacia la bruja vampiro que peleaba desesperadamente.

Anteriormente la bruja vampiro parecía fuerte cuando lastimó a Eliot con su hechizo, ya que los caballeros no pueden protegerse del ataque de un conjuro. Sin embargo, en combate directo, sus ataques no tenían efecto sobre los caballeros, y solo podía ver como las lanzas se acercaban más y más a ella hasta que finalmente la atravesaron.

Me di la vuelta y miré a otra parte, no deseaba ver esta escena. Aunque solo era una bruja vampiro -y además, lo más probable era que fuese una falsa creada por Pink- aun así no deseaba ver a ninguna persona inocente ser asesinada solo por el bien de mis planes.

“¡Caballero Sol!”

La Princesa de repente gritó. “Eliot, ¡él-él no lo va a lograr!”

¿Cómo es eso posible?... Específicamente le dije a Pink que escogiera la maldición que sea más visualmente aterradora peroal mismo tiempo la más inofensiva.

Aunque pensándolo bien, sería algo típico de ella cambiar el inocente conjuro por otro más destructivo. Así que, rápidamente me abrí paso para llegar a su lado y saqué el brazalete de cuentas en forma de rosas que iba a ser el regalo de desposo, diciendo “Princesa, por favor rompa las cuentas para alentar su muerte y así darle suficiente tiempo al Papa para completar el encantamiento de Hechizo de Curación Absoluta.”

(Solo cuando me escuchó fue que ese viejo verde finalmente comenzó a recitar lentamente el encantamiento.)

Pero antes de que pudiera acabar mi oración, la Princesa ya me había arrebatado el brazalete de rosas y había comenzado a romper las cuentas una después de otra como si solo fueran inútiles piedras que había encontrado en el suelo. ¡Mi corazón me dolió al verla romper las cuentas una después de otra como si no hubiera mañana!

“¡Hermana, mi hermana, tranquilízate, te digo! ¡Romper tantas tan rápido no aumentará el efecto en lo absoluto!” La expresión del Rey lucia aún más adolorida que la mía. Parece que ya pensaba en ese brazalete como si fuera suyo.

Aunque, en realidad yo si tenía las intenciones de darle este brazalete al Rey como disculpa por todo, con la esperanza de tranquilizarlo y que así no cause mayores problemas para mí en el futuro... ¿Ah? Ahora que lo pienso, ¿Por qué debería estar adolorido por esto? No es como si el brazalete fuera mío de todos modos.

Para ese entonces, la pelea contra la bruja vampiro ya había acabado.

El Hijo de la Guerra quien había estado parado a un lado viendo el progreso de los eventos de repente habló fríamente. “¿Cuál es la diferencia si lo logra o no de todos modos? ¿Acaso el Caballero Sol no ha dominado el arte de la resurrección?”

Instantáneamente me convertí en el centro de atención, y la Princesa incluso me miró con ojos esperanzados mientras preguntaba, “¿En serio? ¡¿Es eso cierto?!”

Asentí cuidadosamente mi cabeza mientras admitía, “Sol si conoce las artes de la resurrección.”

Al escuchar esto, la multitud inmediatamente explotó en un escándalo.

“Sin embargo, solo cuando es verdaderamente necesario y solo con el consentimiento de esa persona, ¡entonces será cuando Sol use este poder!” De repente grité severamente.

“¿Qu-qué? ¡¿Por qué?!” La Princesa inmediatamente chilló. Después de todo, es su amado quien está al borde de la muerte.

“Hay muchas limitaciones en las artes de la resurrección, y solo pueden ser realizadas en alguien que haya muerto dentro de las primeras ocho horas. Si fuera a conjurarlo en un cadáver con más de ocho horas de muerto, ¡El cadáver se convertiría en un muerto viviente! Además, las artes de la resurrección no pueden ser usadas en aquellos que han muerto naturalmente por la edad, por enfermedad o por envenenamiento.”

Di una pausa antes de continuar, “Aparte de eso, la resurrección viene con varios efectos secundarios en la persona. Los efectos secundarios conocidos hasta ahora incluyen el crecimiento de cuernos sobre la cabeza, pelo cubriendo todo el cuerpo, el desarrollo de un par extra de manos, y algunos incluso donde te vuelves loco o incapacitado de algún modo.”

Enlisté todas las limitaciones y desventajas de una sola vez, así anunciando las varias fallas de las artes de la resurrección al mundo. Mientras estaba en ello puede que haya exagerado un poquito para desanimar a la gente de insistir en que realice el hechizo, porque eso sería problemático.

Después de escuchar todas las desventajas, toda la arena se puso en silencio. Especialmente la Princesa; ella estaba llorando gravemente a pesar de que estaba tratando de ahogar sus llantos.

Solo el Hijo de la Guerra lucia feliz. Piénsenlo, finalmente comprendió que las artes de la resurrección no eran tan grandiosas como parecían, y que era imposible para la Iglesia de la Diosa de la Luz  usar esto para incrementar su influencia, así que por supuesto que luciría feliz.

“El costo de resucitar a alguien siempre será más alto que morir.” Dije de manera significativa con un suspiro cansado.

Justo entonces el Papa quien había estado conjurando el hechizo perezosamente finalmente había terminado de recitar.

Con una “Curación Absoluta”, un brillo dorado rodeó a Eliot, y no mucho tiempo después Eliot dejó salir un gemido mientras abría sus ojos y sonreía mientras decía, “Su Alteza...”

“¡Eliot! ¡Oh, Eliot!” La Princesa lloraba mientras abrazaba fuertemente a su amado.

Al ver esto, la expresión del Hijo de la Guerra se puso amarga, luciendo más o menos como un esposo que acababa de descubrir el engaño de su esposa. Caminó hacia ellos dando pisotones, sus guerreros lo siguieron cerca por detrás.

Todos los caballeros santos se giraron para verme, pero al no ver ninguna indicación mía, se quedaron dónde estaban sin hacer ningún movimiento.

Sin embargo, los caballeros reales se habían reunido en frente de Eliot y la Princesa, formando un muro impenetrable que detenía al Hijo de la Guerra de avanzar más.

Al ver esto, el Hijo de la Guerra resopló condescendientemente. Los guerreros de la Iglesia del Dios de la Guerra inmediatamente desenvainaron sus armas. En respuesta, los caballeros reales, también, extendieron sus lanzas desde detrás de sus escudos. La atmosfera en la arena de repente se hizo más intensa.

Los caballeros santos estaban felizmente parados a un lado mientras se preparaban para ver a esas dos armadas comenzar toda una batalla, cuando repentinamente un caballero santo gritó, “¡Ah! ¿Qué acaso nuestro Caballero Sol no desea casarse con la Princesa también?”

Los caballeros santos fueron sorprendidos por ese recordatorio e inmediatamente giraron sus cabezas para ver a sus capitanes, esperando sus órdenes. Todos los Doce Caballeros Santos se giraron para verme... casi me olvido de que yo soy uno de los contendientes por la mano de la princesa en matrimonio.

Rápidamente puse una expresión conmovida mientras suspiraba con sentimiento, “¡Ah! Un caballero arriesgando su vida para salvar a la Princesa, y las hermosas lagrimas que la Princesa derramó por el destino del caballero herido, ¡Que conmovedor! Si Sol continúa insistiendo en separar a estas dos almas gemelas, ¡De seguro incluso la Diosa de la Luz miraría a Sol con furia y decepción!”

Al escuchar eso, los Doce Caballeros Santos removieron sus miradas de mí y volvieron a ver el espectáculo con emoción.

Al ver esto, los caballeros santos también retornaron a ver la épica batalla entre esos dos equipos. Pero al ver que los caballeros reales son sus vecinos (todos viviendo en la misma ciudad) y con la inmensa popularidad de Eliot, la mayoría de los caballeros santos estaban haciéndole porras a Eliot y los caballeros reales.

Juzgando por sus entusiásticas y fuertes porras, y tomando en cuenta lo temperamentales e imprudentes que son los hombres jóvenes, si una pelea llegará a suceder entre los caballeros reales y la Iglesia de la Guerra, los caballeros santos no podrían contenerse a sí mismos de unirse a la batalla.

En ese momento, ambos grupos contrincantes estaban parados en lados opuestos. Nadie había hecho un movimiento aún mientras se paraban ahí mirándose furiosamente el uno al otro; los generales respectivos de cada ejército contemplándose el uno al otro. La tensión en el aire era extremadamente espesa; la arena estaba en tal silencio que podrías escuchar a una aguja caer...... así hubiera sido si no fuese por un montón de caballeros santos animando la batalla y echándole más leña al fuego.

Mientras me paraba ahí viendo a mis propios caballeros y sus gritos apasionados, no pude evitar pensar que ellos no están contentos con solo mirar por los costados, sino que de hecho desean combatir en la batalla ellos mismos.

“¡Esos bastardos de la Iglesia de la Guerra de hecho se han atrevido a golpear a nuestros hombres!”

“¡Si, incluso se atrevieron a golpear al Pelotón del Caballero Sol! ¡De verdad que quieren problemas!”

“¡Denles duro, caballeros reales! ¡Maten a esos malditos hijos de put*! ¡Casi matan a Adair!”

Me di la vuelta para ver a Tormenta, Tormenta solo se encogió de hombros y explicó, “La popularidad de tu vice capitán Adair entre los caballeros santos es casi igual que la popularidad de Eliot entre los caballeros reales. Además, tu Pelotón del Caballero Sol es equivalente al equipo de talentosos caballeros reales que dirige Eliot. Lo que intento decir es que no importa si son los civiles, el Salón de la Luz, o en nuestro Templo Sagrado o incluso entre los caballeros reales, ellos son extremadamente populares y muy estimados. Incluso yo iría donde ellos seguido por ayuda.”

“¡Ah!” Sonreí. ¿Así que es así? Parece que he estado subestimando a Adair y al Pelotón del Caballero Sol. En ese caso, puedo confiarles más tareas en el futuro.

“Sol, ¡no sonrías así! Me siento como si hubiera creado más problemas para ellos...” Tormenta murmuro despacio, tan despacio que no estaba seguro si es que quería que yo escuchase.

“¿Por qué dirías eso mi hermano? Con la Diosa de la Luz como testigo, ¡mi hermano Tormenta solo ha ayudado a Sol enormemente!”

Si les he causado problemas.” Tormenta suspiró antes de murmurar para sí mismo. “Una vez que esto termine debería invitarles unos tragos como disculpa.”

"Pero honestamente, ¿es tu intención que esos dos grupos se peleen entre sí o no?" Tormenta me preguntó con gran curiosidad. "¿Danos una pista para que nosotros podamos prepararnos?"

“Sol cree que la benevolente Diosa de la Luz solo desea un hermoso final para todas las historias de amor, y no desea ver peleas sin sentido ni derramamiento de sangre innecesario.”

“Ah.”

Los Doce Caballeros Santos quitaron sus manos de sus armas. Fuego incluso dejo salir un mohín decepcionado mientras balbuceaba, “Pero yo esperaba ver una gran batalla sangrienta...”

De vuelta en medio de la arena, el Rey, al ver que la situación se desarrollaba en este sentido, lentamente se levantó y dio un gruñido bajo, “¡Detengan esto de una vez!”

“Su Majestad.” El Hijo de la Guerra comenzó a hablar enojadamente, “¿Se ha olvidado de nuestro acuerdo?”

El rostro del rey se oscureció al escuchar eso. Aunque el Hijo de la Guerra inmediatamente se dio cuenta que había dicho algo que no debía, aun así no mostraba intenciones de retractar sus palabras y en vez de eso frunció el ceño pesadamente.

“Hijo del Dios de la Guerra, ¿Por qué no deja a la pareja tener su final feliz?”

Dije con mucha sinceridad, “Sol ya está dispuesto a retirarse de la pelea, ¿seguirá insistiendo en separar a ambos?”

“¡Je!” El Hijo de la Guerra dio una risa fría como respuesta.

Le sonreí de vuelta, bien al tanto de que la Princesa no era el asunto principal.

“Que tal esto. ¿Tal vez Su Majestad puede ayudar a establecer una sucursal de la Iglesia del Dios de la Guerra en el Reino del Eco Olvidado, como disculpa por el rechazo de la Princesa hacia los sentimientos del Hijo del Dios de la Guerra?”

Al escuchar esto, ambos, el Hijo de la Guerra y el Rey me miraron aturdidos, e incluso los Doce Caballeros Santos estaban frunciendo el ceño al escuchar mi alarmante sugerencia. Sin embargo, yo me mantuve sonriendo calmadamente.

“Si realmente es una disculpa tan sincera...” El Hijo de la Guerra comenzó a mirar al Rey, y después de deducir que él no estaba en contra de esta proposición, asintió y suspiró diciendo “¡Muy bien! *Suspiro*, a decir la verdad, realmente no tenía el corazón de separar a estos dos enamorados de todos modos.”

Asentí con gran énfasis y lo elogié, “¡Acaso no es así! Siempre he escuchado que el Dios de la Guerra era un ser apasionado y ardiente quien reserva una simpatía hacia los otros. Él nunca haría algo como separar a dos personas quienes obviamente tienen gran amor el uno por el otro.”

“¡Así es! ¡Nuestro Dios de la Guerra es exactamente como lo describes! Nunca hubiera pensado que el Caballero Sol entendiera a nuestro Dios de la Guerra tan bien.” El Hijo de la Guerra asintió en aprobación, con la mayoría de su enemistad hacia mí desapareciendo al escuchar mis palabras.

Respondí educadamente. “Halaga a Sol demasiado. Después de todo, ¿acaso no somos vecinos? Es solo lo correcto que desearía aprender más sobre su religión.”

“¿Qué acaso tienen que ser tan amistositos entre ustedes?” Tormenta murmuró desde los costados.

▼♦♦♦♦♦♦♦♦♦▼

Al final, el duelo fue cancelado.

Después de hablar unas palabras de amistad con Soberano Dragón Infierno -y de extraerle una promesa de que tendrán un duelo amistoso de práctica- el Hijo de la Guerra se retiró con sus guerreros satisfecho, sin siquiera permitirse ni una sola mirada hacia la princesa.

Los caballeros reales se fueron mientras se rascaban las cabezas en desconcierto y al mismo tiempo miraban a Eliot y a mí, con confusión clara en sus rostros.

Los ignoré y reuní a todos los caballeros sagrados antes de irme hacia la salida.

Pero justo cuando estaba ya por irme, repentinamente me di la vuelta y le sonreí a Eliot, diciendo. “Oh y apropósito, Sir Caballero Eliot, gracias por haber salvado a mi vice capitán, Adair, previamente.”

Eliot estaba sorprendido por un momento, antes de mirarme y decir, “No hay de que, creo que con esto ya estamos a mano, Caballero Sol.”

▼♦♦♦♦♦♦♦♦♦▼

“Señor, el Rey me mandó a decirle que debe responder por las ocho cuentas en forma de rosas que la Princesa usó en mí.”

Unos días después, Eliot secretamente vino a encontrarse conmigo y me pasó este mensaje.

Suspiré con alivio al escuchar esto, porque este mensaje del Rey indicaba que había aceptado mi regalo de disculpa. Aunque no significa que se haya olvidado completamente de lo que había hecho, si significa que no estará buscando crear problemas para mi apropósito.

“Y de Su Alteza la Princesa, ella dice que usted acaba de ascender de ser un gusano despreciable y sinvergüenza a un buen chico despreciable y sinvergüenza...”

No pude responder a eso más que solo sonreír amargamente.

Después de pasarme los mensajes, Eliot no se fue inmediatamente. En vez de eso, titubeaba como si no supiera que decir.

Después de un momento finalmente habló un poco avergonzado. “‘Incluso con su espalda en contra de la luz y su frente hacia la oscuridad, aun así ellos caminan bajo la luz...’ Us-usted no sabe lo mucho que esas palabras significan para mí.”

Di una pequeña sonrisa, estaba bien al tanto de lo importante que eran esas palabras. Siempre desde que le dije esas palabras a Juicio cuando lo encontré en un momento de desfallecimiento, casi nunca se ha rehusado a aceptar cualquiera de mis -ridículos- pedidos.

“No se preocupe, aunque la Iglesia del Dios de la Guerra ha obtenido el permiso de establecer una sucursal aquí en el Reino del Eco Olvidado y de esparcir sus creencias, los caballeros reales y yo, como también la Princesa, estamos firmemente del lado de la Iglesia de la Diosa de la Luz.” Eliot me prometió con pura sinceridad.

Sonreía mientras respondía, “Como el representante de la Diosa de la Luz, Sol sinceramente le agradece su apoyo, Sir Caballero Eliot.”

“Como Eliot, yo también le agradezco sinceramente, Caballero Sol, pero...” Eliot reveló una expresión perpleja y preocupada. “¿Qué pasará con el Caballero Infierno falso?”

“¿Hmm? ¿Por qué diría que el Caballero Infierno es falso?” Le pregunté con una expresión confundida que perfectamente iba de acuerdo con lo que acababa de decir. “Sol no lo comprende.”

Al escuchar eso, Eliot fue tomado por sorpresa. Después de pensarlo por un momento, entonces me dio una sonrisa extraña mientras decía, “Ah, no. Usted me escuchó mal. Dije que el manejo de la espada del Caballero Infierno es excelente. Si se da la oportunidad espero poder tener unos cuantos duelos amistosos con él en el futuro.”

“Es muy amable con su alago. Me aseguraré de hacérselo saber al Capitán Caballero Infierno.”

Eliot lucia complacido al escuchar esto y dijo, “Realmente espero poder llegar a conocerlo mejor.”

“Lo hará.” Le aseguré con una sonrisa.

Él asintió y dijo, “Entonces por favor, si me disculpa, Caballero Sol. Si hay cualquier cosa que necesite por favor no dude en venir conmigo, quiero que sepa que, aparte de traicionar a la familia real, no me rehusaré a nada más.”

Le di una mirada. “Muy bien. Si alguna vez Sol se encuentra con algún problema, Sol le pedirá su ayuda como ‘amigo’.” Dije haciéndole énfasis en esa palabra.

Eliot asintió seriamente y dijo, “Comprendo. De hoy en adelante, el Caballero Infierno se queda en el Templo Sagrado, y Eliot se queda en el palacio real. Aparte de nuestra amistad no tenemos ninguna otra relación.”

Asentí con satisfacción, y después de despedirme de él, Eliot se dio la vuelta y se marchó.

Unos momentos después, otra persona -el Caballero Juicio- salió de las sombras. Miró como se iba Eliot antes de darse la vuelta y mirarme.

Comencé a explicarle sin prisa. “Incluso sin que el Hijo de la Guerra se case con la Princesa, muchos de las generaciones jóvenes hubieran cambiado de religión a la Iglesia de la Guerra. La religión no es como un país donde la fronteras claramente los separan; donde la gente viviendo allá tienen que seguir a la Iglesia de la Guerra, y la gente viviendo aquí debe seguir a la Iglesia de la Luz, esto no funciona así.”

Juicio asintió al escuchar eso. “No estabas pensando en detener completamente que la Iglesia de la Guerra se esparza por el Reino del Eco Olvidado.”

“Eso es una meta imposible,” Estuve de acuerdo. “Justo como el Reino de la Orquídea Lunar tiene creyentes de la Diosa de la Luz, así mismo, habrá seguidores del Dios de la Guerra en el Reino del Eco Olvidado, e incluso los discípulos del Dios del Caos también.

“Sin embargo, sin importar que, no podía, permitir que el Hijo de la Guerra se casará con la princesa, porque eso de verdad sería de gran riesgo para nosotros. Una princesa siempre ha sido admirada y anhelada por hombres jóvenes. Y para el colmo, el Rey no tiene hijos. En ese evento, el hijo nacido del Hijo de la Guerra y la Princesa tiene grandes posibilidades de heredar el trono, y si el hijo del Hijo de la Guerra se convirtiera en rey del Reino del Eco Olvidado, el futuro de la Iglesia de la Diosa de la Luz sería extremadamente delicado en el mejor de los casos.”

De nuevo, Juicio asintió para mostrar que comprendía.

Continué diciendo, “Pero no hablemos de algo tan distante como el futuro. No podemos dejar que el Hijo de la Guerra se convierta en un miembro de la familia real, y así influenciar las creencias de los caballeros reales. Como las generaciones más jóvenes siempre han aspirado en convertirse caballeros reales, si las creencias de los caballeros reales llegaran a cambiar, así también lo harán las de las generaciones más jóvenes. Pero por otra parte, si los caballeros reales llegaran a tratar a la Iglesia del Dios de la Guerra como enemigos, así también lo harán las generaciones más jóvenes.”

Juicio asintió y continúo en vez de mí. “Eliot es uno de los perfiles más notables entre los caballeros reales jóvenes, y los caballeros jóvenes son el punto clave, ya que las generaciones más antiguas ya se han establecido con sus creencias y raramente cambiarían de religión. Así que al poner a Eliot de tu lado, has jalado al ejército entero de caballeros reales a tu lado. Y con Eliot casándose con la Princesa, y con el Rey sin mostrar signos de procrear un hijo, lo más probable es que el hijo de la Princesa crezca y se convierta en el siguiente Rey. Así que aunque la Iglesia de la Guerra se las ha arreglado para establecer una sucursal en el Reino del Eco Olvidado, la posición de la Iglesia de la Luz es más firme que nunca.”

Juicio se detuvo ahí, antes de continuar hablando en una voz siniestra. “Pero todo esto, podrías haber hecho que el Rey y el Hijo de la Guerra lo solucionaran en privado, permitiéndole establecer una sucursal aquí en el Eco Olvidado a cambio de dejar en paz a la princesa. Y aun así, tuviste que crear problemas y sugerir un duelo para así tener tiempo de despertar la animosidad entre la Iglesia del Dios de la Guerra y los caballeros reales, volviéndolos enemigos mortales. Está bien.”

“Pero en el día del duelo le agradeciste a Eliot por salvar a Adair en frente de todos apropósito, para así engañarlos y hacerles pensar que has permitido que la Iglesia de la Guerra establezca una sucursal aquí a costa de la influencia de la Iglesia de la Luz, solo para que el Hijo de la Guerra dejará en paz a la Princesa y así la deje libre para que pueda casarse con Eliot. De este modo la opinión de los caballeros reales sobre ti aumentaría significantemente—*suspiro*... realmente eres...”

Siseé furiosamente. “Juicio, efectivamente me conoces muy bien, ¡Pero no pienses tan mal de mí! Si le estoy muy agradecido a Eliot por salvar a Adair. ¡¿O de verdad estas dudando sobre mi preocupación y la protección que les tengo a mis hermanos caballeros santos?! ¡Si, si tuve un motivo para agradecerle en frente de todos, pero no era para que les caiga mejor a los caballeros reales, sino para aclarar cualquier sospecha que tengan sobre si Eliot tuviera alguna conexión con el Templo Sagrado!”

“Lo siento.”

Al escuchar mis furiosas palabras, Juicio inmediatamente se disculpó. “Realmente lo siento. Te malentendí. Es solo que tus métodos últimamente fueron muy alarmantes, y yo sigo pensando en el peor de los casos.”

“Mis ‘métodos’ son solo usados en mis tareas como el Caballero Sol, ¡Y nunca permitiría que alguien salga lastimado! En los últimos dos incidentes, excepto ese cerdo gordo de rey quien se lo merecía, ¿Quién más ha salido dañado por mis planes?”

Estaba tan furioso que mi voz comenzó a temblar de furia. “Estaba tratando de llevar a cabo mis tareas, he estado trabajando muy duro para no lastimar a nadie y aun así arreglármelas para traer un final más o menos feliz para todos. ¡Sin embargo tú, la persona que mejor me conoce, Leithe Juicio, ¿estabas alarmado por mis métodos?!”

Juicio bajo su cabeza al escuchar eso por un momento mientras pensaba en lo que acababa de decir. Entonces me miró a los ojos firmemente y dijo, “Capitán Caballero Sol, usted efectivamente ha cumplido con sus obligaciones, y no ha lastimado a nadie que no se lo merecía, realmente lo siento mucho por haberlo juzgado mal.”

“Leithe, no es un asunto tan sencillo de solo perdonarte, ¡Realmente has ido muy lejos esta vez!” Me negué a aceptar su disculpa, diciendo obstinadamente. “Asegurar la fe de los creyentes es mi obligación principal, y jamás me he olvidado de lo que yo, como el Caballero Sol, debería y no debería hacer. Admito que mis métodos podían haber sido un poco traicioneros y taimados, ¡Pero con las limitaciones de tratar de no lastimar gente, solo tengo estos métodos abiertos para mí!”

“Lo siento. Yo, Leithe Juicio, juro en mi nombre ante la Diosa de la Luz que jamás cometeré este mismo error de nuevo.”

Asentí con la cabeza cuidadosamente, finalmente aceptando su disculpa, pero al mismo tiempo estableciendo una condición. “Que tal esto, si me prometes que aceptaras diez de mis peticiones incondicionalmente, cualesquiera que estas sean, entonces te perdonaré.”

“...... ¿Realmente necesitas que te prometa eso? ¿Cuándo me he rehusado a aceptar alguno de tus pedidos?”

“Eso era porque eran por el bien de asuntos oficiales que no tenías opción más que aceptar, ¡Pero yo si tengo pedidos privados en los que podría necesitar tu ayuda!”

Juicio me dio una mirada perpleja. “¿Dime como es que escalar los muros del templo para comprártelo  pasteles de arándano es un asunto oficial?”

“Eso solo era un favor, no un pedido.” Lo refuté.

“Ya veo. ¿Hay incluso cosas más absurdas que no me las puedes pedir como ‘favores’ sino que tienes que pedírmelos como ‘peticiones’?”

Di una risa incomoda, “Er, no hay ninguna por el momento. ¡Pero uno nunca sabe cuándo podría tener una! Debería tomar ventaja de esta rara ocasión en la que haces algo mal para hacer que aceptes de antemano, solo como seguro.”

“......Tres pedidos.”

“¡Hecho!” Acepté inmediatamente.  Estoy ‘saqueando una casa en llamas’ después de todo. Voy a tomar lo que pueda tomar.

Juicio solo suspiró a mis artimañas, antes de hacer una pregunta. “¿Y cómo vas a lidiar con ese Soberano Dragón Infierno?”

“Oh.” Sonreí débilmente. “Debes estar feliz por el tan esperado regreso del Capitán Caballero Infierno”

Juicio me dio una mirada, preguntándome extrañamente. “¿De que estas hablando?”

Le sonreí mientras le explicaba, “Siempre desde que cumpliste tus trece años, nadie en el Templo Sagrado ha podido igualarte en términos de destreza con la espada. Ahora después de diez años, finalmente tienes a alguien que puede tener un duelo contigo. ¿Que no te alegra eso? ¿O realmente piensas que entre tus varias tareas como el Caballero Juicio aun así tendrás tiempo para ir a la Iglesia de la Guerra del país vecino e invitar al Hijo de la Guerra a un duelo amistoso?”

Juicio se quedó en silencio mientras consideraba esto antes de hablar sobre sus preocupaciones, “Pero es un Señor de la Muerte, ¡Es extremadamente peligroso!”

“Un Señor de la Muerte en medio de la Iglesia de la Luz –los cuarteles del grupo de gente que se especializa en lidiar con muertos vivientes ¿Somos nosotros quienes estamos en peligro? ¿O es él quien está en un peligro mucho mayor?”

Juicio pensó sobre este nuevo punto y finalmente asintió, diciendo con exasperación, “Lo que tú digas... además, acabo de darme cuenta de que...

“Él no es tan peligroso como lo eres .”



Traducida al Ingles: Lealynn

Traducido al español: Blacklily

Revisado por: Awen --- Storyteller

10 comentarios:

  1. muchas gracias ya tenia mucho tiempo esperándolo
    como siempre cada capitulo me mata de la risa jajajajajajja
    me encanta la amistad entre creus y Leithe

    ResponderEliminar
  2. jajajajaja


    ps ya era hora de q lo subieran XD jaja enla anteriores publicasiones dijistes q no mas faltaba checar q esta bal bal XD pero se te perdona Xd por las demas actualisaciones XD grax por el cap

    ResponderEliminar
  3. “Él no es tan peligroso como lo eres tú.”

    que sabias palabras xDDDDD muchas gracias por el cap

    ResponderEliminar
  4. WAAA ºOº increible!!!!!!! estubo genial el capitulo!!! estoy saltando por todos lados realmente estoy feliz !!

    ResponderEliminar
  5. Woooo. *O* Sol es increíble...... Excelente capitulo, Graciasssssss.........!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  6. woooooa aaa esperando los sigientes caps jajajajinbencible rey demonio jajaja tengo q verlo XD

    ResponderEliminar
  7. Me encantó este capitulooooo!! Lo había estado esperando y siempre revisaba el sitio, pero como no salía subrayado en el enlace, pensaba que aún no había sido traducido hasta que vi el primer capítulo del tercer libro que estaba subrayado el enlace, así que le dí clik al siguiente capítulo desde el anterior a este!!
    Muchas gracias por traducirlo!! Hacen un gran y exelente trabajo felicidades :)

    ResponderEliminar
  8. la ultima frase me mato jajajaja, geniaaaaaal esta novela!!

    ResponderEliminar
  9. es cierto.... desps de leer esto no kisiera tener a kreus de enemigo.

    Una kosa es "ponerse" al mismo nivel de juicio, pero otra muy distinta es llegar a intimidarlo (pobre brigantina sagrada del dragon...a ke le debio saber la sangre podrida de roland??)

    ResponderEliminar
  10. jajaja es cierto el mas peligroso de todos es sol

    ResponderEliminar