Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

viernes, 18 de mayo de 2018

Re:Monster - 342

Los hermanitos Auro y Argento~

La última vez que publiqué fue en Viernes Santo. Supongo que este también lo es, considerando que hace más de un mes de aquello. Mis disculpas. He estado muy atareada.

-Xeniaxen



<<  Anterior |  Lista de capítulos  |  Siguiente  >>

Novela original en japonés por: 金斬児狐 (Kanekiru Kogitsune) 
-RE:MONSTER-
Volumen 8 - Capítulo 40

Traducido por: Nightmare
Revisado por: Xeniaxen


Día 342


La mayoría de nuestros miembros retornaron a sus lugares de trabajo. Algunos, como yo y Kanami-chan, permanecimos en la sede central de Parabellum para continuar trabajando en las secuelas de la guerra.

Me dediqué a revisar los resultados de batalla de los miembros que participaron en la guerra. Para distribuir las recompensas de acuerdo a sus logros.

Había un montón de trabajo que hacer después de la guerra. Pero lo hice sin demasiado esfuerzo con los pendientes de comunicación, los clones, y la ayuda de miembros que sabían encargarse del papeleo como Kanami-chan y Pelirroja.

Estoy orgulloso de haber podido hacer en general una deducción acertada. Aunque decidir qué hacer con todos los [Tesoros Sagrados] obtenidos en la guerra me supuso un ligero dilema. Tan solo podía pensar en lo frustrante que era.

¿Debía dejarlos en mi inventario acumulando polvo? Comerlos todos de una vez también es otra opción. ¿O debía distribuirlos entre los miembros que los merecieran? Repartir los [Tesoros Sagrados] incrementaría nuestro potencial de guerra. Además, pese a que quienes los recibieran no serían sus propietarios originales, podrían conseguir sus poderes sellados si reunían las condiciones necesarias.

No lo sabría sin intentarlo primero. Pero, por otro lado, si decidía comerme un [Tesoro Sagrado], no tenía dudas de que sería delicioso. A pesar de que había algunas desventajas, los pros superaban en gran medida a los contras.

La posibilidad de perder el arma en batalla no era algo que me gustase. Pero en ese caso, el enemigo tampoco podría hacerse con ella ya que no les pertenecerían. (NT: Grandes desastres caerán en cualquiera que use las armas sin ser Rou o alguien a quien él se las haya prestado.)

Básicamente, decidí prestarlos. Pero me costó debatir a quién darle cuál.

Obviamente, aquellos que arriesgaron sus vidas y extremidades tendrían prioridad. Y, bueno, aun así me quedaría con más de la mitad de los [Tesoros Sagrados].

Pensé que lo mejor sería discutirlo con los miembros que ya poseían [Tesoros Sagrados], como Minokichi-kun. Estos también podían prestar los suyos a su discreción dentro de su propia corporación.

Pensando en ello, al parecer la mayoría de los [Ocho Generales Demoníacos] habían decidido quedáselos por el momento. Con una excepción. Aifu-chan, quien estuvo inmersa en conversaciones sobre sus aficiones durante toda la batalla. Ella ciertamente entabló una amistad. Después, naturalmente, no derribó ella misma a la Heroína.

En cuanto a otros miembros de alto rango, Vengador, Netsuki-kun, Pelirroja, Akitainu, e incluso Auro y Toro (un troll de la Armada de Esclavos del Imperio), poseían algún [Tesoro Sagrado].

Vengador derrotó al Héroe de los Insectos, quien era el enemigo jurado de su destino. Al parecer su [Tesoro Sagrado] era inútil. Me causa náuseas el simple hecho de tenerlo. Ahora puedo entender el peso con el que Vengador cargaba.

El enemigo destruyó su villa y asesinó a su amada. Él probablemente esté demasiado descompuesto para organizar sus variados sentimientos sobre lo que acababa de suceder.

Netsuki-kun quiso tener la espada del Héroe de los Lobos como prueba de haber asesinado a aquel que lo había convertido en un esclavo. Me pidió permiso y se lo concedí. Era bastante lógico ya que él es un espadachín. Así que espero que la use magníficamente.

Cuando el Héroe del Toro empezó a pelear contra Pelirroja, sus ropas rápidamente se cubrieron de sangre. Acabó entregándose para que rebanara su cuello, permitiendo que ella lograra su camino a la victoria. También preguntó por tener su tesoro, así que lo aprobé.

Ella ha estado comiendo mi sangre y cuerpo en dosis regulares. No hay lugar en todo mi cuerpo que no tenga algún rasguño. Y apenas he conseguido evadir heridas fatales hasta ahora. Debato constantemente con ella sobre lo irrazonable que es, aunque ella no me escucha. Por eso, aunque su estatura no ha cambiado mucho desde la primera vez que nos conocimos, se está volviendo mucho más fuerte que antes.

Bueno, considerándolo todo, espero que con la fuerza que obtenga del [Tesoro Sagrado] sea capaz de hacer añicos a sus futuros oponentes.

Akitainu se las arregló para vencer en un enfrentamiento mano a mano al Héroe de la Máscara, cortando su cuello a cambio de perder un brazo. Después de esto, le otorgué su posesión.

Manifestó mientras movía su cabeza: “Con esto, me dedicaré a mí mismo aún más y les demostraré la fuerza de mi Señor más que antes.” Estos francos sentimientos de él hacia mí realmente me crisparon los nervios, aunque no me molestaron.

Seiji-kun trató a la perfección su lastimado brazo, que parecía un trozo de carne aplastado. A pesar de esto, no tendrá toda su fuerza. Pero con rehabilitación y práctica, se hará más fuerte que antes. Eso alivia mi mente.

Durante la batalla, Auro estuvo disparando su arma mágica hacia todos lados, y se las manejó para acertar y matar a la Heroína de los Pájaros. Eso le hizo querer su arma, algo que naturalmente le permití.

Cuando probamos sus habilidades, la flauta al parecer podía controlar las aves de los alrededores como si fueran tus propias extremidades, y ver a través de sus ojos. Esto es beneficioso para Auro, al tener una habilidad de observación. Especialmente desde que su estilo de ataque es el de disparar desde largas distancias.

Por último, el pesado luchador cuerpo a cuerpo Toro, que estaba en el medio de la batalla, de manera similar a Auro, se las arregló para dar un afortunado empujón contra el Héroe del Buey, propinándole su golpe final. El quería tenerlo así que, como los demás, se lo permití.

Toro pasó a ser el jefe de 100 subordinados, en la unidad pesada «Revolución», liderada por Minokichi-kun. Un orgulloso hombre que posee la gigantesca fuerza de un troll gigante.

Su estilo es muy similar al de Minokichi-kun. Lleva un escudo en una mano y una gran arma en la otra. Un [Tesoro Sagrado] de tipo hacha no sería un problema para él.

Esto es todo lo que espero. Cuando los distribuí, la mayoría de los miembros decidió aceptar los regalos. Aunque eso era bastante predecible desde el comienzo.

Son poderosos artículos mágicos y trofeos de guerra, obtenidos derrotando a fuertes oponentes. Cualquiera querría tenerlos para mejorar su equipamiento previo.

Honestamente, no fue muy difícil decidir quién obtienía qué. Tan solo les di lo que ellos mismos habían conseguido durante la guerra. Así, mi trabajo terminó sin incidentes.

Bueno, ¿a quién más debería darle algo?



<<  Anterior |  Lista de capítulos  |  Siguiente  >>


15 comentarios:

  1. Gracias por el capítulo!


    Dejo unos errores que he encontrado, por si queréis arreglarlos.

    4º párrafo
    "qué hacer todos" -> "qué hacer con todos"

    17º párrafo
    "en mi todo mi cuerpo" -> "en todo mi cuerpo"
    "evadidr" -> "evadir"

    21º párrafo
    "que parecía trozo de carne" -> "que parecía un trozo"

    22º párrafo
    "al Heroína" -> "a la Heroína"

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el capítulo

    ResponderEliminar
  3. ¿Quien era toro?
    Pd gracias por el cap

    ResponderEliminar
  4. Gracias por el capítulo

    ResponderEliminar
  5. gracias por el capitulo

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por el capitulo...
    En si vale la pena la espera 🙌

    ResponderEliminar