Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

viernes, 1 de junio de 2018

Re:Monster - 345, 346

Nicola y Alquimista~

Aquí va otra semana más ;)

-Xeniaxen



<<  Anterior |  Lista de capítulos  |  Siguiente  >>

Novela original en japonés por: 金斬児狐 (Kanekiru Kogitsune) 
-RE:MONSTER-
Volumen 8 - Capítulo 40

Traducido por: Xeniaxen


Día 345


Con los ánimos bastante subidos, hacía oscilar mi lanza negra en silencio. Era el único demonio en [Volcán Candente de los Lamentos Demoníacos].

Las dos lanzas negras que obtuve después de completar los Salmos son mis [Tesoros Sagrados] personales. A primera vista pensé que no eran nada del otro mundo, pero al parecer sí tenían algo especial.

¿Puede ser que esta lanza negra crezca cada día? ¿O es un objeto mágico en el estadio anterior a convertirse en [Tesoro Sagrado]? Supongo que al usarla iré evolucionando distintas características. Y al final podrá transformarse en un [Tesoro Sagrado] con su verdadero valor.

Como sea. Usaré las lanzas al máximo hasta que mejoren. 

Ya se han vuelto tan familiares a mis manos como si las hubiera tenido desde siempre. Puedo manejarlas con una sensación como si fueran una extensión de mi mano. Su peso y equilibrio son perfectos, e indudablemente se convertirán en unas aliadas de confianza a partir de ahora. Con solo haber practicado un poco, estoy convencido de ello.

Entrené en silencio durante unas tres horas. Después, aunque Minokichi-kun es un buen compañero de entrenamiento, hoy sentí que sería un poco peligroso. Organicé una verdadera guerra de entrenamiento contra la Dragona Emperatriz, que se había vuelto negra después de que yo me apropiara la mazmorra.

El resultado le costó el destino a la Dragona Emperatriz. La hice suspirar por última vez. Al perforarla sistemáticamente en varias partes de su cuerpo con la [Lanza Negra del Fin (Gediheruda)], inundó su alrededor de sangre roja. En un radio de cinco metros solo podía verse su cabeza sobre una especie de barro de color rojo oscuro. Era la sangre mezclada con la arena negra del terreno.

Recogí un poco de esa sustancia y la probé. El sabor era el mismo, pero la textura era suave y se sentía mejor en la lengua. Decidí que encargaría crear nuevas recetas y platos con esta nueva sustancia.

Y definitivamente debo abstenerme de entrenar con Minokichi-kun usando las lanzas. Son mortíferas. Ni siquiera la Dragona Emperatriz las resistió, por lo que sería fatal para Minokichi-kun, o para cualquier otro, tenga el nivel que tenga.

Sus lesiones causan arenización o licuación, por lo que no se puede reducir su efecto, ni siquiera queriendo. Además de eso, parece haber varias otras habilidades aún por descubrir. Por el momento no las sacaré de [Volcán Candente de los Lamentos Demoníacos]. Cazaré los monstruos de las mazmorras para desbloquear todos sus logros y dominarlos completamente.

Después de transformar muchos monstruos de mazmorra en la sustancia negra rojiza, regresé al fondo del volcán espiral. Transformé uno de mis brazos de plata en una cuchilla y me corté la pierna derecha justo por debajo de la cadera. La superficie del corte era tan suave como si se hubiera separado a nivel molecular. 

No había peligro. Los músculos y los nervios se me unirían de nuevo simplemente volviendo a colocarme la pierna. O bien se regeneraría sin dificultad con [Fuerza Vital Inagotable del Dragón Emperador] consumiendo poder mágico. 

Después de separar la sangre que desbordaba de la sección transversal, observé durante un tiempo la estructura corporal que había adquirido convirtiéndome en demonio.

Diseccioné la pierna cortando la piel para revelar las fibras musculares, los nervios, los vasos sanguíneos y luego el hueso. Finalmente lo perforé con las lanzas negras, convirtiendo la pierna en esa sustancia negra rojiza.

Cuando me la comí, la encontré sinceramente deliciosa. Sin exagerar, era tan buena como un [Tesoro Sagrado]. He devorado otras partes de mí en el pasado, pero ninguna de ellas fue tan sabrosa como esta. 

Más tarde, organicé una cena con alcohol para Pelirroja más tarde. Para ello guardé un total de 3 pares de piernas.



Día 346


Después de terminar lo que me quedaba por hacer, hoy regresé al Gran Bosque junto con Minokichi-kun y los otros miembros principales. Como esta vez éramos tan solo 10 personas (Kanami-chan, los otros demonios, Pelirroja, los niños, y algunos más), pudimos disfrutar viajando por aire un tiempo, montados en Tatsushirou.

Por cierto, a diferencia de otras veces que había volado por el Imperio Demoníaco, sus soldados no nos siguieron. Me pregunto si ha sido influencia del atraso de la [Sucesión del Emperador].

Volvimos al Gran Bosque por la tarde, después de hacernos con algunos monstruos de tipo de vuelo que derribamos. Parecía que el verde era más profundo que antes, aunque no lo había visto desde hace un tiempo desde el cielo. Está claro que los nuevos desarrollos se están extendiendo por la base. En lugar de talar árboles sin cuidado, estamos estructurándolo de una manera que les permite vivir fácilmente mientras aprovechamos al máximo la topografía de la naturaleza.

La base que originalmente usaban los orcos como «Mina», ahora podría decirse que es una auténtica ciudad dentro del Gran Bosque.

Satisfecho con la base que se estaba expandiendo constantemente, aterrizamos en el «Aeródromo», que se ha mantenido en la cima de una cumbre.

Después de darle un pedazo de carne de Dragona Emperatriz a Tatsushirou, que estaba un poco cansado después del largo vuelo, y acariciar su rostro cubierto con escamas ásperas con mi brazo de plata, tomamos un ciempiés esqueleto especial de gran tamaño ―muy diferente de los otros― y cabalgamos cuesta abajo.

Cientos de personas utilizan el transporte en esqueleto para viajar a lo largo de la base interna, procediendo casi suavemente sin ninguna vibración. Por cierto, se ha extendido más y ahora continúa hasta «La Primera Mina de Carbón» y más. Es una de las nuevas instalaciones que fue pionera en una montaña a poca distancia para recolectar recursos minerales, pero todavía se están instalando raíles.

Podría haber dado un paseo rápido con Gulli para confirmar los cambios realizados en la base porque regresó. Pero decidimos regresar a nuestra casa. (NT: No sabemos a quién se refiere con Gulli.)

Desde que hice esta casa, casi nunca he dormido en ella. Pero como el Herrera-san vive aquí, generalmente tengo la sensación de que de alguna manera las cosas están asentadas.

Después de tener algo de tiempo para organizar nuestro equipaje, Herrera-san regresó para recibirnos todavía con su ropa de trabajo después de cumplir con sus obligaciones. Detrás de ella, llegaron las hermanas cocineras con sus delantales acompañadas por Hidalga, que acababa de terminar el entrenamiento. Doriane-san, que había estado enseñando a unos subordinados, ya los había hecho comenzar a trabajar por su cuenta. Y Alquimista-san vino con Nicola, mi segunda hija, que ya ha aprendido algunas palabras simples.

Dado que les habían avisado de nuestro regreso a casa, habían comenzado a terminar su trabajo después de ver llegar a Tatsushirou. Me alegré de haber hecho todo el camino para verlas, así que decidí pasar el resto del día en la mansión olvidándome de las otras tareas. Teníamos muchas cosas que contarnos.

Debido a la rara oportunidad, y siendo ella la única hija con una tasa de crecimiento más lenta, comparable a la de los niños humanos, la pequeña Nicola no podía dejar el contacto de cuidado infantil de su madre, Alquimista, por lo que esta se puso sentada con las piernas cruzadas en la parte superior de mi rodilla, con la niña encima. Me puse a tocar con un dedo sus suaves mejillas y extremidades. Aunque soy su padre, mi aspecto es un poco aterrador, pero Nicola no mostró cara de disgusto. De hecho eso me sigue extrañando. Al contrario, me miraba como pidiendo más mimos.

O tal vez son los tatuajes, que le parecen interesantes. Puede que le impresione que la toque. O tal vez, como nació con [Profesión − Blasonista], podría ser su naturaleza. (NT: El nombre de la profesión se entiende más en inglés. Lo que la niña puede hacer son blasones familiares, hace el símil con que puede unir a la familia.)

Incluso después de que todos hayan crecido, nunca olvidaré la primera vez que toqué piel con piel a mis otros hijos, Auro, Argento, Oniwaka y Opushii. Había muchos lugares que quería recorrer con ellos. En días normales, seguimos estrictamente los simulacros de entrenamiento, por lo que debo dejarme consentir en estos ratos de relajación.

Hoy fue un día lleno de sentimientos cálidos.



<<  Anterior |  Lista de capítulos  |  Siguiente  >>


16 comentarios:

  1. muchas Gracias!! tengo que confesar que me quede confundido con los hijos porque se me había olvidado que había otra infante ademas de Opushii, es mas se me olvido que pelirroja era su madre :v

    ResponderEliminar
  2. Quisiera saber de donde traducen los capitulos por favor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De la Wikia de Re:Monster. Tienes el enlace en la página principal de la serie aquí mismo.

      Eliminar
  3. gracias por el nuevo capitulo

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  5. WTF tipico, darle de comer tus piernas a tu novia como presene, super romantico sinceramente... no se como es que a otros no se les ha ocurrido lol

    ResponderEliminar
  6. Esta genial que continuen la traduccion

    ResponderEliminar