Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos. Por favor, esperen pacientemente. –PrinceScans

sábado, 27 de enero de 2018

Re:Monster - 338

[Héroe de los Números], [Héroe de los Libros] y [Heroína del Horóscopo]~
Se avecinan muertes de héroes varios en las próximas entregas.

Me ha llevado siglos revisar este capítulo... Espero que lo disfruten.

Aprovecho para presentar a Nightmare, un nuevo traductor para esta serie. Estoy muy contenta por su llegada y su ayuda en el proyecto~

-Xeniaxen


<<  Anterior |  Lista de capítulos  |  Siguiente  >>

Novela original en japonés por: 金斬児狐 (Kanekiru Kogitsune) 
-RE:MONSTER-
Volumen 8 - Capítulo 39

Traducido por: Nightmare
Revisado por: Xeniaxen, Rounejo


Día 338



Aunque fui solo un espectador ayer, la Guerra Santa continuaba sin interrupciones.

Podían oírse variados hechizos estallando en todos lados, chispas dispersadas, ruidos anormales, y el impacto de armas y habilidades colisionando. Carne y sangre cayendo como si danzaran, y vidas pereciendo. Ansia sedienta de sangre y espíritus de lucha inagotables, gritos y rugidos de ira, se mantienen en eco sin cesar. Si no fuera porque el campo de la batalla decisiva se iba autoregenerando mientras el tiempo progresaba, pudo haber colapsado hace mucho tiempo en la tormenta de destrucción.

La [Guerra Santa], de la cual ya había transcurrido un día, estaba avanzando casi como originalmente planeé. No habría demasiadas bajas entre nuestras filas incluso si mantenemos a las compañías de las Fuerzas Aliadas y el Ejército Aliado al mismo tiempo. Mientras más tiempo pase, tendremos más posibilidades de reducir el potencial de guerra de ambas armadas.

De todos modos hubo un pequeño error de cálculo. Parece que la disminución del poder militar de las Fuerzas Aliadas es menos de lo esperado. Si bien el actual Ejército Aliado ha perdido el 40% de su potencial de guerra con el grupo de Asue-chan, esperaba que el grupo de Burasato-san y Supesei-san redujeran un 60%-70% de las Fuerzas Aliadas, y en realidad suprimieron solo el 40%.

Aun así, tenemos ganancias militares satisfactorias. Después de todo, lo que guió esas expectativas queda invalidado visto el importante rol que juega la [Mesías Blanca].. Pero no importa. Por mucho que los soldados de las Fuerzas Aliadas se hayan fortalecido hasta el punto de ser casi de rango [Héroe], no serán capaces de permanecer de pie contra los combos de ataque de aniquilación de rango amplio de Burasato-san y Supesei-san.

Debido a las peculiares magias de la [Mesías Blanca], como el "Ensurable Less Lag", repelían la mayoría del daño. Esto otorgaba a los soldados de las Fuerzas Aliadas una resistencia similar a la de muertos vivientes. ¿Podría ser que no sintieran ni fatiga ni dolor? Incluso con ambos brazos cortados o sus pulmones aplastados, ni siquiera hacían el amago de parar.

Si perdían sus extremidades, se regeneraban instantáneamente cuando se retiraban. Al parecer, su ardiente espíritu de lucha les permitía soportar el daño mental. Continuaban reviviendo pese a que el daño físico excediera los límites de sus cuerpos.

Por esa razón, ciertamente será más divertido tratar con las Fuerzas Aliadas, que seguían recuperándose sin cesar gracias a la existencia de la Mesías Blanca, quien actuaba desde las cercanías. Bueno, ella es una existencia con la [Protección Divina] de un [Gran Dios], similar a mí después de todo. Que sea capaz de hacer esto es comprensible y un problema, por supuesto.

De cualquier modo, es diferente de ayer cuando todos peleaban dichosamente y yo me limitaba a observar y usar mi habilidad [Protección Divina del Dios de las Bestias] para prevenir cualquier bala perdida. Me estaba manteniendo al margen por la solicitud de “No entres en la pelea desde el principio, queremos pelear por nosotros mismos” que todos me hicieron, pero el tiempo límite que les di finalmente terminó.

Después de motivarme completamente comiendo el delicioso desayuno que me hizo el [Héroe de la Comida], agarré armas especiales con cada uno de mis cuatro brazos plateados. Ya que todos habían peleado suficiente, me tocaba a mí disfrutarlo hoy.


Ovarou canceló la habilidad [Protección Divina del Dios de las Bestias] que se extendía a su alrededor. Entonces se levantó del trono, el cual era herencia de Velvet. Estaba preocupado y afligido porque no fuera destruido, de modo que lo guardó en su inventario. Entonces el empezó a hacer ejercicios de calentamiento, girando su cuello hacia ambos lados y quitándose la rigidez de sus hombros. Probablemente por la dureza de su cuerpo, hacía un sonido de “cracrac” cada vez que se movía.

El trono de Velvet era bueno y confortable. Además, con solo sentarte podrías incluso reequilibrar la mente y el cuerpo, como si fuera un artículo mágico, aunque era de esperarse la considerable rigidez al haber pasado el día simplemente sentado.

“Bien pues. Hmpf.”

Mientras Ovarou estaba girando su cabeza para aflojar la rigidez de su cuello, repentinamente una afilada flecha apareció como un relámpago dirigida a su cabeza. La paró mordiéndola, y luego la masticó entre murmullos. En ella notó algo de alta calidad. ¿Era el metal mágico que había en la punta de la flecha? ¿O quizás era la madera del astil? ¿O era la pluma? Si no, tal vez sería el poder mágico imbuido en ella.

Mientras que estaba a punto de descubrir el secreto del fuerte sabor de la flecha, Ovarou miró ansiosamente alrededor del repleto campo de batalla y logró concentrarse. Quería captar la esencia de la situación de la guerra, porque algo podía desbaratarse si alguien se despistaba. Quería asegurarse de que no había ninguna situación que requiriese su ayuda. Para concentrarse en su propia pelea, necesitaba confirmarlo antes de empezar.

“Hmmm... Minokichi-kun no debería tener problemas.”

Después de todo, Minokichi-kun estaba felizmente luchando contra Lionel, el Rey de las Bestias, en el combate principal del Ejército Aliado.

Manipulando libremente su enorme hacha como si fuera una extremidad propia, mientras emitía truenos y llamas de todo su cuerpo, Minokichi-kun se defendía con su escudo contra la intensa combinación de ataques desatados por Lionel.

Además, se movía a una velocidad inusual que no encajaba con su gigantesco cuerpo. Con todas sus habilidades incrementadas en un 210% debido a los efectos de [Escatología: Guerra de la Conquista], dominaba sus balanceos excediendo fácilmente el alcance de la velocidad del sonido.

Con resultados desbordantes sin reservas, y con una velocidad tal que el ojo no podía seguir a su gran cuerpo, Minokichi-kun no dejaba que nadie se acercara a los alrededores de su batalla. No solo lo hacía con las ondas de choque que hacían temblar el espacio y enviaban volando a los oponentes contínuamente, sino que además numerosos truenos llameantes rugían y quemaban el área. Lo hacía a propósito para que los demás entendieran que iban a ser destruidos por el fuego en poco tiempo si se aproximaban sin la destreza suficiente.

Ni siquiera los [Generales Fieras] y los otros que se acercaban para pelear junto a Lionel pudieron interrumpir la pelea de Minokichi-kun.

“¡MMUUUUUUUUUUUUUU!”

“¡Gahahahahahaha! Gahahahahahaha! ¡Enfurezcámonos, enfurezcámonos juntos!”

De todos modos, contra un rival como Minokichi-kun, quien se movía a una velocidad mayor que la usual, incluso el Rey de las Bestias Lionel se veía en apuros.

Para luchar contra el minotauro vestido con llamas y truenos crepitantes, Lionel iluminó todo su cuerpo con el dorado [Touki] y fortaleció sus capacidades físicas hasta alcanzar un efecto similar al de [Escatología: Guerra de la Conquista].

Minokichi parecía exceder un poco a Lionel, si se le valoraba con precisión, pero Lionel es un hombre fuerte que ha reinado como [Rey de las Bestias] durante muchos años. Sus días de lucha acumulados no podían tomarse a la ligera, y la experiencia que había adquirido durante varias crisis de vida o muerte cubría fácilmente muchas diferencias en las habilidades físicas.

En contraste con su apariencia masculina violenta, no peleaba solamente con fuerza. Como una espada bien afilada, Lionel ciertamente dominaba la habilidad de derrotar a sus oponentes gracias a sus experiencias del pasado. Hacía un buen uso de movimientos especiales, que incluso despertaban fascinación en quien lo miraba, evitando la trayectoria descendente de los balanceos del hacha de Minokichi-kun con pocos problemas hacia su costado. Cuando el arma contactaba con la parte trasera de su guantelete, no causaba ninguna chispa o sonido. Sus paradas eran perfectas, resultado de usar precisamente el poder necesario mínimo para desviar un ataque.

Los truenos llameantes lo atacaban inmediatamente de vuelta y, aunque su peludo cuerpo se quemase ligeramente, un instantáneo chorro de [Touki] los dispersaba y esto le daba una pequeña oportunidad para desencadenar una patada. Al parecer Lionel usaba unas grebas que eran mágicas. A pesar de que un golpe directo podía ser destructivo para Minokichi-kun, este lamentablemente estaba prevenido debido al enorme escudo que lo protegía como una enorme montaña.

“¡MMUUUUUUUUUUU!”

“¡Gahahahahahahahahahahahahahahaha!”

Ambos intercambiaban docenas de habilidades ofensivas y defensivas en un segundo. ¿Cuántas personas de los presentes habrían podido reconocerlas todas? El enfrentamiento de los dos era como una inundación de relámpagos. Incluso para quienes pudieran distinguir las continuas chispas resplandecientes, para ser capaz de comprender los detalles de su pelea había que ser de su misma clase.

Con el fin de incitarse el uno al otro a cada segundo que pasaba, Minokichi-kun y Lionel continuaban incrementando el calor del enfrentamiento implacable.


El hecho es que quería matar y comerme a Lionel, pero no quise obstaculizar a Minokichi-kun, quien estaba teniendo una fiera pelea, como esperaba. 

Pasando por el lado de Minokichi-kun, vi a Kanami-chan con las Fuerzas Aliadas. Avanzaba balanceando la lanza carmesí para quitar del medio una horda de enormes hongos venenosos que se movían obstruyendo la vista. Los eliminé sin ninguna resistencia, sin embargo, al quitarlos del camino, esparcieron una densa nube de esporas venenosas. Aunque no deberían haber hecho efectos en mí incluso si inhalaba una gran cantidad gracias a [Anulación de Estado Anormal], siendo el caso, en vista de que podría volverse peor, decidí soltar un soplido.

Inmediatamente, varios [Caballeros Sagrados] hostiles, que desafortunadamente estaban cerca, empezaron a asfixiarse por inhalarlas. Pronto, poco después de que su sufrimiento empezara, todos colapsaron de una vez en el campo de batalla. Empezaron a salir burbujas de sus bocas, como si fueran cangrejos. Aunque aún no estaban muertos, pronto dejarían de respirar si nadie los atendía.

Ya que ocurrió en el momento oportuno, extendí hilo dorado de la punta de mis dedos y até a los [Caballeros Sagrados], que llevaban armaduras de cuerpo completo. Cuando tuve a tantos como pude, hice con ellos una bola, y empecé a barrer mi alrededor con ellos para esparcir las esporas y despejar el área. Usando los [Caballeros Sagrados] como sustitutos de un peso pesado, los balanceé a alta velocidad hasta que hicieron un sonido como “fwumfwum” (NT: A lo cowboy con un lazo.) y, después, a lo lejos, resonó un intenso sonido producto de su fuerte impacto con las otras unidades enemigas. 

De la carne despedazada de los cuerpos de los [Caballeros Sagrados], sobresalía un innumerable número de huesos. Si alguno de ellos aún estaba vivo, estaría en una gran agonía. De todos modos no parecía haber alguno. Obviamente habían muerto todos.

Bueno... Después de todo, aquello fue causado por el veneno. Es verdad que la causa de su muerte no fue el envenenamiento, pero creo que no hay gran diferencia de todos modos.

Después de bambolearlos unas pocas veces más, y habiendo juzgado que hice suficiente en un esfuerzo por reducir sus números a mi alcance, corté el hilo, separándolo de mis manos. Los [Caballeros Sagrados] volaron lejos como una bala de cañón, golpeando directamente el Gran Hongo, que inmediatamente salió despedido. Incluso si no llegó a matarlo, necesitaría tratamiento por unos momentos.

“Kanami-chan tampoco... No tendrá más problemas.”

Sin ese estorbo, al menos podría ver a Kanami-chan claramente.


“Ufufufufu. Como esperaba, disfrutar de tu [Vino (Sangre)] requiere una buena preparación, ¿cierto?”

“Ajá, estoy de acuerdo. Es considerablemente peligroso-desu.”

La batalla entre Kanami-chan y el Emperador Demonio Hilton difería de la llamativa y escandalosa amalgama de Minokichi-kun y los demás. 

El lugar donde Kanami-chan peleaba estaba cubierto con hielo demoníaco de un púrpura azulado. A pesar de no estar en todo su esplendor debido al llameante [Volcán Candente de los Lamentos Demoníacos], el hielo de Kanami-chan mandaba espeluznantes ondas frías, transmutando el escenario en un maravilloso glaciar. Usó [Invocación Hazarda - Invocación de un Familiar de Hielo y Sangre] para invocar a la [Hidra Venenosa de Hielo y Sangre] y el [Lobo Celestial de Hielo y Sangre]. Hilton también invocó a huestes de Qliphoth como oponentes para la pelea. (NT: Qlifot , Klifot, Qelifot, Kelifot, Qelipot, Qlippoth, Qliphoth y otras variantes provienen del hebreo קליפות que significa piel o cáscara al igual que materia o sustancia. Se refieren a seres de maldad en el universo, dentro del sistema de enseñanzas místicas del judaísmo.)

Las invocaciones creadas por la [Invocación Hazarda] son existencias muy poderosas. De todos modos, el monstruo etéreo compuesto de un miasma negro, [Éter de la Desolación], seguido de un gigante que disparaba innumerables horripilantes espadas endemoniadas y malditas de todo su cuerpo [Dix Haute Doubler], los cuales eran invocaciones de Hilton, no se quedaban cortos.

Entre ambos, crearon más de 20 monstruos y extendieron el caos con intentos de asesinato para eliminar al enemigo.

Los rugidos ensordecedores se mantuvieron constantes y la furiosa tormenta de hielo era tan devastadora que no cualquier ser viviente habría sobrevivido a ella. Además de un grito intimidador que menguaba la resistencia mental, la oleada de miasma lo corrompía todo como una maldición.

Si hubiera que describir la pelea de los familiares, sería exactamente como la gran batalla de un titán. Justo así, en el cielo, sobre el caótico enfrentamiento de los familiares, la batalla de Kanami y Hilton estaba procediendo a una velocidad vertiginosa.

Si Kanami-chan balanceaba la [Lágrima de Luz Lunar], Hilton usaba el miasma negro concentrado como espada. Si Kanami-chan usaba magia, Hilton también. Alternando ofensiva y defensiva, a ambos les faltaba el empuje necesario para romper la continuidad.

Originalmente, esperaba que la manera de pelear de Kanami y Hilton fuera similar. A diferencia de Minokichi y Lionel, quienes son de tipo fuerza, tomando el riesgo de una posición de vanguardia, ellos prefieren enfrentarse de cerca, mientras que los de tipo manipulador crean subordinados e invocan familiares para que resuelvan sus problemas. Con el uso de numerosas variaciones de amplias tácticas solitarias por la mano, ellos pueden realizar campañas militares sin ayuda. 

Por esta razón, era inevitable que la situación actual se volviera una guerra de desgaste. Incluso si uno tenía ligeramente más piezas en su mano, la manera de usarlas efectivamente podía determinar la victoria. Es indispensable tener conocimiento de variadas fórmulas estratégicas. Y valía la pena ver el intenso intercambio que estaba teniendo lugar.

Así que, ahora, Hilton podía tener la esperanza de que las Fuerzas Aliadas no se lastimaran demasiado, pues Armsdom suprimía las consecuencias de la ofensa y la defensa alimentándose de ellas. Por ese simple hecho parecía que Kanami-chan todavía podía ganar la delantera.

Si me hubiera unido a ellos podría haber decidido la victoria o la derrota, pero como Kanami-chan es como es, y estaba tan encantadora en ese momento, involucrarse habría sido rudo.


"A Asue-chan también parece que le está yendo bien, jeje."

De nuevo, igualmente decidí no involucrarme con Asue-chan. Su pelea estaba cerca de la de Minokichi-kun y de Kanami-chan.

“¡No~ siento~ dolor! ¡Mueren convulsionando muy fácilmente~tsu!”

Las tropas de batalla de la alianza con las que Asue-chan estaba combatiendo alcanzaban los 1 000 soldados de élite, 3 de los cuales pertenecían a los [6 Caciques Generales], el Cacique Negro, la Cacique Cetrina y el Cacique Rufo. Así como 3 de los [10 Generales Fieras], el Leopardo, la Hiena y el Gorila.

“Post Magia Aria, Bombardeo. Arrojando bombas de humo, escuchando atentamente el reporte designado. Detectado punto ciego, empezando ataque anormal.” 

“Está reuniendo el poder térmico~noja. Parece que necesitamos hacerlo entonces, ESA defensa no parece tener ningún agujero.” 

“¡Ooooooooh! ¡Esta LLaMa Va A QuEmArLa hASta las CENizAS!”

Aunque el Cacique Negro actuaba como Comandante Supremo, los tres caciques lideraban a 300 soldados de las Fuerzas Aliadas cada uno, peleando contra Asue-chan por decisión propia.

A pesar de eso, sus números no eran significantes frente a Asue-chan. Ella podía manipular la topografía del campo de batalla donde estaba, causando eventualmente grandes y pequeños desniveles, varias subidas y bajadas. Lo dividía en partes haciendo subidas y bajadas cuando se veía rodeada. Uno a uno, derrotaba a los soldados aislados.

Así, no permitía que anticiparan tácticas ni siquiera un poco. Además, de ese modo podía controlar más de un lugar a la vez. 

Los tres Caciques parecían haber decidido luchar guiando los soldados de las Fuerzas Aliadas, respectivamente. En este caso, prestar atención a los movimientos de cada uno era esencial. Si no, podría ser un plan estúpido donde se obstruirían los unos a los otros y terminaría en una autodestrucción.

Aun así, los tres Caciques de los [Caciques Generales] actuaban por ellos mismos con gran discreción, mientras cubrían a los demás. Cada vez que Asue-chan se volvía hacia unos, el resto podía atacarla desde su punto ciego. Estaban ejecutando mi plan favorito, convirtiendo dos tropas en señuelos.

Además de la rivalidad en el enfrentamiento individual, la solitaria Asue-chan también era objetivo de los ataques de los otros tres [Generales Fieras], en una lucha bastante feroz.


Más adelante, mientras pensaba, un radiante arte de batalla de color rosa, [Rayo de Amor (Esclavo de la Lujuria)], impactó en mi pecho desde el frente. Al parecer era un ataque que infligía el estado anormal de dar al receptor un amor absoluto. Pero no surtió efecto ya que tenía [Anulación de Estados Anormales], justo como con las esporas de antes. Y, en primer lugar, yo solo le daría mi amor absoluto a Kanami-chan. Incluso si me diera en cara al descubierto, nunca sentiría otro pálpito que no fuera ese.

“¡Jajaja! Además está deslizándose entre los ataques de los aliados.” 

“Uhohohouhohoho. ¡En ese caso lo dejaré en una competición de fuerza!”

“¡IDIOTA, NO TIENES OTRA PERSONA PARA SER EL TSUKKOMI JUSTO AHORA!” (NT: Tsukkomi es un tipo de arte interpretativa de Japón, generalmente llevada a cabo por dos comediantes. Uno de ellos representa el boke (cabeza de chorlito) y el otro es el tsukkomi (listo). El boke dice algo estúpido y el tsukkomi lo desdice, o le golpea.)

Estuve observando el movimiento disciplinado de las tropas de la Alianza, y su ofensiva golpeó a Asue-chan directamente en distintos lugares, orquestrada por las bizarras acciones de los [Generales Fieras], quienes se movían libremente.

“Inefectivo, ¡NO SIRVE DE NADA! ¿Creen que así van a hacerme daño?, ¡VA~MOS, ATAQUEN MÁS~, MÁS FUERTE!”

De todos modos, había algunos de ellos, como por ejemplo los [Seis Caciques], cuyas habilidades ofensivas podían romper la defensa de Asue-chan, e incluso resistir su contraataque. Aunque eso no fuese mucho para ella, pues tiene un excelente poder regenerativo, así que lo único que podían hacer los aliados era ganar tiempo.

Además, por mucho que todas las [Protecciones Divinas] que poseían las tropas de las Fuerzas Aliadas estuvieran fortalecidas más de lo usual por [Escatología: Guerra de Conquista], para Asue-chan era indiferente, ya que estaba vigorizada del mismo modo, lo cual tan solo podía llevarlos a la desesperación hicieran lo que hicieran. Debido a la gran diferencia entre las estadísticas base en primer lugar, era inevitable toparse con esa cruda realidad. Las fuerzas de las tropas de la Alianza no podían derrotar a Asue-chan. Para ella aquello era solamente un juego, y solo había un posible desenlace: la muerte.

Mientras tanto, yo hice desvanecer un caballo de niebla que venía cargando directamente hacia mí generando una hoja gigante de agua con mi alabarda. También perforé el fantasma de un caballero translucido con la lanza maldita, y luego atravesé otro [Asesino] que se estaba aproximando. Sin ningún ruido o indicio. Todo a mi espalda, con la lanza biológica. En lo que cortaba el que vino de frente con la lanza carmesí, los elogié mentalmente por su imprudente ataque en una pelea en que sus oportunidades de éxito eran nulas. No iba a perder tiempo con ellos, pero les debía un respeto por su osadía.

“Veo que en las Tropas Aliadas son duros de pelar, el bando de las Fuerzas Aliadas, en cambio...”

Prestando atención a las Fuerzas Aliadas, quienes eran más numerosas, Burasato-san y Supesei-san estaban peleando contra un montón de [Héroes].

Aunque comenzaron peleando separadas, como los [Héroes] empezaron a cooperar a raíz de las casualidades del primer día, Burasato-san volvió a su usual táctica, en la vanguardia, con Supesei-san en la retaguardia.

Sus innumerables alas de espadas de sangre danzaban ardientes, y un gran número de magia negra diluviaba como meteoritos cayendo del cielo.

Por mucho que intentaran armar extensas formaciones de defensa para prevenir los ataques, Burasato-san, que no podía parar de reír estrepitosamente, las cortaba en un parpadeo antes de que pudieran darse cuenta.

“¡AJAJA~ MUJU~! ¡ESTO ES REALMENTE DIVERTIDO!”

Burasato-san atacaba al enemigo que tenía delante mientras lo celebraba. No importaba si llevaban espadas, lanzas, si usaban magia, o podían generar bestias demoníacas sintéticas (quimeras), manipular personas, golems hechos de materiales inorgánicos, etc. Hicieran lo que hicieran, ella atacaba a todos los enemigos que estaban a su alcance. Ya había construido toda una montaña de cadáveres con todos sus oponentes hasta ahora. Incluso si se le opusieran miles de tropas, los mataría en cuestión de minutos.

De todos modos, había un montón de personajes contra la tiranía de Burasato-san en este lugar.

“¡EXPLOOOOOOTAAAAAAA!”

“¡Patada~!”

Acorde con los valientes gritos, el [Héroe de los Explosivos] y el [Héroe de las Piernas] realizaron un ataque pinza hacia Burasato-san. Se trataba de un puñetazo que explotaba al tomar contacto y una patada que podía destrozar fácilmente incluso un artefacto mágico.

Gracias a sus Artes de Batalla, Burasato-san interceptó del modo más preciso con la [Senketsu Imperial] y la [Shizanketsu Mortal] los deliberados ataques con un tempo perfecto.

Las dos espadas malditas pararon el puñetazo y la parada dibujando un círculo. Burasato-san deslizó sus hojas penetrando a ambos [Héroes], cuyas posturas colapsaron del impulso. Su trayectoria atrapó el torso del [Héroe de los Explosivos] y el cuello del [Héroe de las Piernas].

Intentaron reaccionar y defenderse, pero fue demasiado rápido. El [Héroe de los Explosivos] y el [Héroe de las Piernas] fueron brutalmente derribados y rodaron derrotados sobre el campo de batalla.

Cada uno de sus compañeros envió un ataque inmediatamente después, pero Burasato-san los evadió como si estuviera bailando mientras los acuchillaba al mismo tiempo. Esparció sangre y trozos de carne por todos lados. Las voces de dolor e ira se fugaron.

Al parecer no hubo muertes. Sufrieron algunas heridas serias, algunos no podían ni moverse. Burasato-san intentó parar a los que estaban tratando de retirarse para recibir tratamiento, pero los enemigos a su alrededor bloquearon su camino, así que no pudo acabar de matarlos.

Si hubiera sido la Burasato-san usual, los habría pisoteado y asesinado, pero esta vez su deleitada expresión indicaba otras intenciones. Por ese motivo hice la vista gorda. Tal vez debido a su naturaleza maníaca de batalla, debía de querer prolongar la pelea tanto como pudiera.

Bueno, no podía hacer nada, así es ella. Decidí pensar de ese modo mientras me encogía de hombros.

Si bien lo percibieron como una oportunidad o no, los soldados de la [Armada Prohibida de Renacidos], reconstruidos por los hermanos [Héroe de la Locura] y [Héroe de la Exploración] con partes trasplantadas de monstruos humanos, se precipitaron contra ella.

¿Era eso una mezcla de rinoceronte con un jabalí salvaje, o es algo más? De cualquier modo, la velocidad de ataque de aquellos soldados era rápida y sus cargas realzaban sus grandes complexiones con una dureza que parecía transformar su piel exterior.

De todos modos, solamente eran rápidos. Los corté con mi alabarda y mis lanzas biológicas, enfilándolos como un pincho, y los dividí en 17 partes.

“Fufu... Fufufufu. Como esperaba, usar magia sin un límite es placentero~ ne.” 

Detrás de Burasato-san, quien estaba concentrada con la pelea, ahí estaba la figura de Supesei-san, quien también peleaba felizmente de una manera similar.

Tal vez podría considerarse que Burasato-san no jugaba en la vanguardia y se volviera el escudo de Supesei-san en la retaguardia, pero lo ignoré deliberadamente por la petición de Supesei-san y su deseo de pelear esta vez.

Normalmente la magia que usamos es demasiado fuerte y tenemos que limitarnos hasta cierto punto, pero no era el caso esta vez. Supesei-san necesitaba algunos oponentes como aquellos para descargar su estrés acumulado.

“Bueno, sin prisas.”

Tanto si se trataba de la “armada de peces voladores” del [Héroe del Pescado] que nadaban surcando el cielo, la magia abismal que el [Héroe de la Locura] desataba, o incluso los saturados ataques que bombardeaban el resto de las tropas de la Alianza, Supesei-san los superaba fácilmente con sus hechizos mágicos.

Debido a las habilidades de las esferas arcoíris de 8 colores que rodeaban a Supesei-san, un hechizo de invocación mágica se multiplicaba automáticamente por 8.

Con la fuerza de las esferas que la envolvían, Supesei-san los pulverizó antes de que lograran acercarse, pareciendo estar muy satisfecha después de liberar los deseos que usualmente contenía.

Ya que ambas eran capaces de mantener la compostura mientras peleaban ferozmente, me pareció innecesario entrometerme en esta pelea, como las anteriores.

“Y el resto... ¿Tendrán algún problema?”

Con el extremadamente sólido escudo defensivo [Campo de Energía Santo] de Seiji-kun cubriéndoles, Seiji-kun y Kugime-chan peleaban con rayos de luz como láseres que disparaba Kugime-chan por los ojos, desde una pequeña apertura hecha intencionalmente a modo de agujero circular en la muralla.

“Vienen de las seis, las siete, la una y las cinco en punto.”

“Bien, entiendo.” 

Aunque el [Campo de Energía Santo] presume de un alto poder defensivo, no es ilimitado. Los dos demonios, que inevitablemente tenían un poder de aniquilación inferior, no podían evitar que les rodearan. Les rodeaban y atacaban constantemente, temiendo por la posible ruptura del [Campo de Energía Santo].

Seiji-kun tenía que estar atento al ritmo de los ataques provenientes de todas las direcciones con la intención de cancelar el escudo, entonces endurecer la defensa en los puntos claves ajustando la densidad por donde penetraban uno a uno cuando era necesario.

Haciendo esto, incluso si los monstruos de tipo árbol liderados por la [Heroína de la Abundancia)] usaban ramas gruesas para impactar en cadena contra el escudo, o incluso si se exponían a miles de ataques de golems de acero demoníacos entrenados por la [Heroína del Metal], no habría apertura alguna. Aunque era una técnica colaborativa, ya que Kugime-chan leía todos los ataques antes de que sucedieran, se volvió una técnica de defensa absoluta. Aunque lo rompieran, se recuperaba automáticamente, así que podía dejarlos solos.

Por otro lado, antes que se dieran cuenta, Aifu-chan, que actuaba por separado, desapareció junto a a [Heroína de la Podredumbre] y sus compañeros. Tal vez fuera a tener una conversación con ella porque eran del mismo “tipo”.

“Gufufufufufu. Déjame la persuasión a mí... Bueno, allá voy~♪”

Dijo eso antes de desaparecer, así que debería estar todo bien. Indudablemente. Seguramente.

De cualquier modo, dada la situación, mi objetivo solo podía ser uno. Aunque también podría decirse que era la única opción que barajaba desde el comienzo.

“Venga, entonces, ¿empezamos?”

Antes de concentrarme en mi propia batalla reconfirmé la situación de cada uno. Revisé los enemigos que se habían reunido para aproximarse a mí.

Cómo no, la Mesías Blanca los lideraba, y otros en posesión de [Tesoros Sagrados] habían juntado todas sus fuerzas. Eran tres [Santas], ocho [Héroes], y muchos otros miembros importantes.

Puesto que los [Héroes] sobrevivientes estaban tratando de parar a Burasato-san, no podrían venir a mí hasta que estuvieran muertos. Como una muestra de desprecio, el [Héroe de las Setas Venenosas] y otros que habían intentado atacarme, hacía unos momentos, dejaron a sus compañeros y fueron hacia donde se encontraba Burasato-san.

“Aunque te cause frustración, ya te prestaron atención, ¿no llevo razón? Quitando valor a la pelea anterior, de ellos no eres merecedor... Tal actitud despreciable pertenece de forma incuestionable al [Enemigo Mundial − Glotón Insaciable]. ¡Así sea! Así sea. Que dé comienzo... esta odisea.”

Resguardada detrás del escudo y la lanza de la Santa de los Confines y la Santa de la Discordia, la Mesías Blanca, que llevaba consigo una sensación de presión que dominaba el campo, respondió a mis comentarios con una expresión sonriente.

“Ahora, mi amado, por mi mano serás asesinado.” 

A pesar de que esta era la primera vez que intercambiábamos palabras cara a cara, fui capaz de sentir la demencia de la Mesías Blanca aun sin conocerla. En sus pupilas blancas dilatadas, una ilusión de ella girando locamente daba vueltas en círculos. Aun sin vida, la Mesías Blanca continuaría teniéndome como su objetivo sin importar la condición en que me encontrase.

“Ven. Te comeré hasta la muerte.”

Así, con solamente unas pocas palabras, pusimos sobre la mesa nuestra hostilidad recíproca. Al menos, es solo una tímida declaración teniendo en cuenta las habilidades [Divinas] que poseemos. Estamos inmersos en una batalla donde cada uno arriesgará su vida por sus propios propósitos.

La Mesías Blanca invocó su magia, la [Santa de los Confines] me envió un corte, la [Heroína de la Caza] disparó una flecha, el [Héroe de los Números] blandió su espada de fórmulas numéricas. La [Heroína de la Voz Celestial] gritó retumbante, la [Heroína del Amor] irradió un rayo, el [Héroe del Horóscopo] colocó una previsión futura a nuestro alrededor, bloqueando cualquier vía de escape. El [Héroe de los Libros] sacó los fantasmas de sus novelas y la habilidad de la [Heroína del Granizo] se sumó a las nubes negras de tormenta del [Héroe de las Nubes] y la [Heroína del Trueno]. Con cada segundo que pasaba, la batalla procedía. Me di cuenta de que estaba temblando y mi sangre estaba hirviendo por la excitación.

Después de una cosa y otra, Burasato-san y yo logramos matar a la mayoría de los [Héroes].

Incluso hubo un poco de drama. El [Héroe de las Nubes] se desesperó, exhibiendo su poder justo antes de morir, y la [Heroína del Trueno] y sus camaradas sufrieron serias heridas por mis ataques e intentaron huir envolviéndose en una nube negra que volaba como la nube Kinton. (NT: Dragon Ball.) Y, bueno, eso fue lo que sucedió.

Pensé que el desenlace de esta [Guerra Santa] ya estaba decidido cuando me uní al grupo de Burasato-san, que ya había derrotado a muchos otros [Héroes]. De todos modos, supongo que empezaríamos a temer la verdadera furia de la Mesías Blanca en el momento en que sus números disminuyesen.

Err, realmente, me preguntaba si eso sería así, a pesar de afirmarlo.

[Héroe de la Locura] murió en la conquista del laberinto
Parte de su [Poder Divino] ha sido absorbido por el laberinto y convertido en [Tesoro Sagrado]. ¡¡Yatendouji ha obtenido [Bastón Caído de la Locura (Kulti Olnen)]!!
[Héroe de las Setas Venenosas] murió en la conquista del laberinto
Parte de su [Poder Divino] ha sido absorbido por el laberinto y convertido en [Tesoro Sagrado]. ¡¡Yatendouji ha obtenido [Vástago de Setas Venenosas Caídas (Venomous Shoot)]!!
[Héroe de la Resonancia] murió en la conquista del laberinto
Parte de su [Poder Divino] ha sido absorbido por el laberinto y convertido en [Tesoro Sagrado]. ¡¡Yatendouji ha obtenido [Espejo Caído de la Resonancia (Yuuzhan Mirror)]!!
[Héroe de las Piernas] murió en la conquista del laberinto
Parte de su [Poder Divino] ha sido absorbido por el laberinto y convertido en [Tesoro Sagrado]. ¡¡Yatendouji ha obtenido [Botas Caídas de Fuerza (Boldghastly)]!!
[Héroe de los Explosivos] murió en la conquista del laberinto
Parte de su [Poder Divino] ha sido absorbido por el laberinto y convertido en [Tesoro Sagrado]. ¡¡Yatendouji ha obtenido [Guantes de Explosivos Caídos (Blast Dusters)]!!
[Héroe de la Exploración] murió en la conquista del laberinto
Parte de su [Poder Divino] ha sido absorbido por el laberinto y convertido en [Tesoro Sagrado]. ¡¡Yatendouji ha obtenido [Rumbo Caído de la Exploración (Query Path)]!!
[Héroe de la Danza Flagrante] murió en la conquista del laberinto
Parte de su [Poder Divino] ha sido absorbido por el laberinto y convertido en [Tesoro Sagrado]. ¡¡Yatendouji ha obtenido [Toga de la Plegaria Caída (Flamerest Habit)]!!
[Heroína del Metal] murió en la conquista del laberinto
Parte de su [Poder Divino] ha sido absorbido por el laberinto y convertido en [Tesoro Sagrado]. ¡¡Yatendouji ha obtenido [Orfebre Caído de Metal (Goldsmith Diocesan)]!!
[Héroe de la Abundancia] murió en la conquista del laberinto
Parte de su [Poder Divino] ha sido absorbido por el laberinto y convertido en [Tesoro Sagrado]. ¡¡Yatendouji ha obtenido [Rocío Caído de la Cosecha (Spitting Goodwill)]!!
[Héroe del Pescado] murió en la conquista del laberinto
Parte de su [Poder Divino] ha sido absorbido por el laberinto y convertido en [Tesoro Sagrado]. ¡¡Yatendouji ha obtenido [Peritoneo de Pez Volador Caído (Fisher Nest)]!!
[Heroína de la Voz Celestial] murió en la conquista del laberinto
Parte de su [Poder Divino] ha sido absorbido por el laberinto y convertido en [Tesoro Sagrado]. ¡¡Yatendouji ha obtenido [Hilo de Voz Celestial Caída (Heavenly Mic)]!!
[Heroína del Amor] murió en la conquista del laberinto
Parte de su [Poder Divino] ha sido absorbido por el laberinto y convertido en [Tesoro Sagrado]. ¡¡Yatendouji ha obtenido [Rayos de Amor Caído (Love Undraw)]!!
[Héroe de las Nubes] murió en la conquista del laberinto
Parte de su [Poder Divino] ha sido absorbido por el laberinto y convertido en [Tesoro Sagrado]. ¡¡Yatendouji ha obtenido [Sable de Nube de Borrasca Caída (Blastcreed)]!!
[Héroe del Granizo] murió en la conquista del laberinto
Parte de su [Poder Divino] ha sido absorbido por el laberinto y convertido en [Tesoro Sagrado]. ¡¡Yatendouji ha obtenido [Bastón de Invocación de la Granizada Caída (Hustled Belish)]!!
Se han cumplido las condiciones ocultas del Versículo X del Capítulo VI del Salmo Mundano [Leyendas del Demonio Negro del Eclipse], "Hacha del Demonio Animal (Geiser Axe)".



<<  Anterior |  Lista de capítulos  |  Siguiente  >>


22 comentarios:

  1. Muy buena..estuve esperandolo con ansias

    ResponderEliminar
  2. graicas por el cap :D

    ResponderEliminar
  3. Gracias, ya me estaba desesperando y apunto de volver a las drogas... OK no

    ResponderEliminar
  4. Queria que capturara a las heroinas pero bueno.

    ResponderEliminar
  5. otro día, otra masacre de héroes unilateral

    ResponderEliminar
  6. como es posible que no capturara a niguna heroina como que se estan perdiendo los valores no en fin que desperdicio

    ResponderEliminar
  7. Gracías por el cap.

    En definitiva esta ya esta reloca a eso se le puede llamar heroína?

    ResponderEliminar
  8. Gracias por los caps



    Alguien que me explique el factor de inicio o que quieren los humanos con la guerra Santa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No soy muy buena recordando tramas. Pero creo que porque ven a Rou como una amenaza y quieren eliminarlo.

      Eliminar
  9. gracias por subir el cap sigue asi

    ResponderEliminar