Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

viernes, 29 de diciembre de 2017

Re:Monster - 337

Kanami-chan os desea felices fiestas~


¡Feliz 2018! No aseguro tener nada la semana que viene. Mi regalo de Navidad ha sido suficiente. Avisados/as están.

-Xeniaxen


<<  Anterior |  Lista de capítulos  |  Siguiente  >>

Novela original en japonés por: 金斬児狐 (Kanekiru Kogitsune) 
-RE:MONSTER-
Volumen 8 - Capítulo 39

Traducido por: Xeniaxen


Día 337


Segundo día de la Guerra Santa. Aunque hubo giros en el rumbo de los acontecimientos, la pelea de ayer terminó bien.

En cuanto al daño eventual que se causó como resultado, de aproximadamente 3 000 miembros murieron unos 800, y muchos más quedaron con lesiones de leves a graves. Junto con los 6 [Héroes Bravos] que eran «Personajes Principales», matamos a muchos otros de sus «Personajes Secundarios» compañeros. Aunque podría decirse que el daño fue mínimo a juzgar por el tamaño total de sus milicias... Sustancialmente fue una aniquilación.

Gracias a que Seiji-kun estaba allí y pudo tratar a tiempo algunos heridos graves de Parabellum, logramos reducir el número de nuestras bajas. No los subestimo, pero aún es demasiado pronto para que nuestros miembros se enfrenten a varios [Héroes Bravos] simultáneamente. Sin embargo, eso no quita que vayan a tener que hacerlo. Decidieron participar en la [Guerra Santa] voluntariamente para empezar. Todos saben que hay riesgos de morir. Es un efecto colateral de la guerra. Sin embargo, están decididos a colaborar. Siendo así, no me preocuparé innecesariamente por quienes caigan. No podemos hacer nada más que avanzar.

Mientras rezaba "Namu amida butsu" para que las almas de los muertos pudieran descansar en paz, hice reunir todos sus cadáveres para celebrar un funeral más tarde. Reunimos los cadáveres de los [Héroes Bravos] en paralelo con ellos. Estos los guardé en mi inventario para preservarlos. Dado que la [Guerra Santa] acababa de comenzar, los comería con los demás una vez que termine.

No obstante, mi estómago estaba vacío. Usé el buey demonio sobre el que montaba el [Héroe del Buey] como ingrediente para que el [Héroe de la Comida] me preparase el desayuno. El aroma fragante de carne estimulaba el apetito. Expresaba mi gratitud involuntariamente con cada filete que me ponía en la boca. Y en el momento en que mis dientes se metieron en la carne, me quedé sin palabras... La excelente carne de buey demonio era extratierna y el jugo se desbordaba en la boca. No tenía nada que envidiar al bistec de alta calidad.

El [Héroe de la Comida] puso en práctica varias técnicas e inventos en el plato que creó. No había duda de que su habilidad había intervenido en el sabor.

Mi mandíbula subía y bajaba mientras masticaba. Me llevaba los filetes uno tras otro al estómago con la lengua. Era inferior en comparación con un [Tesoro Sagrado], pero era del nivel de una comida gourmet digna. 

Mientras estaba comiendo, un sonido prolongado interrumpió mi goce. Aparentemente, mientras desayunaba inmerso en tal dicha, las Fuerzas Aliadas y el Ejército Aliado parecieron haber emprendido un nuevo curso de acción.

Ajusté la pendiente de modo que fuera similar al dibujo de una doble hélice, para que ambos pelotones no colisionaran en la espiral del volcán. Como resultado, impedí que se cruzaran hasta que subieron a la cima. Terminaron llegando casi al mismo tiempo.

Una nube oscura y pesada reinaba sobre el cielo en la cima del volcán. Un trozo de metal flotando en el cráter permitía cruzarlo hasta los terrenos de batalla. Sin embargo, funcionaba un poco diferente ahora.

Aunque la nube negra en el cielo no había cambiado, no era necesario cruzar el cráter. Cerré todos los cráteres transformándolos en campos de batalla circulares. El diámetro de cada uno era de aproximadamente tres kilómetros. Quité la protección para que no fuera un obstáculo debido a la gran cantidad de soldados.

Esperé sentado en la lujosa silla en la que [Velvet] se sentó en sus últimos momentos, en el centro del campo de batalla. Los 8 Generales Demoníacos estaban sentados junto a mí, ansiosos y con el espíritu combativo levantado al máximo. Aunque podríamos haber atacado por sorpresa a los enemigos mientras escalaban, era la largamente esperada [Guerra Santa].

Había decidido que iba a esperar un poco más hasta que las Fuerzas Aliadas y el Ejército Aliado formaran. Sin embargo, de repente se escuchó un grito de las Fuerzas Aliadas: "¡Por la voluntad de Dios, arriesguen todos tu vida! ¡Sentencien al [Glotón Insaciable]!" Probablemente, fue algo así como una declaración antes de que comenzara la guerra.

Debido a que no sentí la necesidad de seguir su ejemplo, los escuché cuidadosamente por el momento. Esperé hasta que avanzaron en los preparativos y luego me levanté de la silla.

Si me preguntaran cuándo empezó verdaderamente la [Guerra Santa], puede que dijera este momento. En la lucha, el fuerte sobrevive y se come al débil. Es muy simple, es la supervivencia del más apto.

Ambos campos confirmaron que estaban listos en cierta medida, y dejé escapar un rugido que informó del comienzo de la guerra. Fue acompañado de la destrucción. De hecho, fue un ataque más que un rugido.

Habilidad especial [Némesis Hereje] habilitada /

Desde ahora y hasta que la batalla termine, Yatendouji se comportará de forma hostil contra los personajes «Herejes», dando comienzo a la [Guerra de la Conquista (Escatología)].

Desde ahora y hasta que la batalla termine, aumenta en un 300% la capacidad total de Yatendouji.

La lucha conjunta con Emperador Res de la Gran Hacha Incendiaria, por ser una existencia de rango divino de 3er orden, le confiere un aumento de sus habilidades en un 210%.

La lucha conjunta con Hekaterina Emperatriz del Reino de Hielo, por ser una existencia de rango divino de 2do orden, le confiere un aumento de sus habilidades en un 210%.

La lucha conjunta con Turbadora Natural de la Madre Tierra, por ser una existencia de rango divino de 1er orden, le confiere un aumento de sus habilidades en un 200%.

La lucha conjunta con Sacerdotisa Destructora de Estrellas, por ser una existencia de rango divino de 2do orden, le confiere un aumento de sus habilidades en un 205%.

La lucha conjunta con Espadachina Aterradora de Óxido Árido, por ser una existencia de rango divino de 2do orden, le confiere un aumento de sus habilidades en un 205%.

La lucha conjunta con Luz Salvadora del Padre Misericordioso, por ser una existencia de rango divino de 1er orden, le confiere un aumento de sus habilidades en un 100%.

La lucha conjunta con Mal Agüero de Severas Desventuras, por ser una existencia de rango divino de 1er orden, le confiere un aumento de sus habilidades en un 200%.

La lucha conjunta con Emperatriz Profeta Que Todo Lo Ve, por ser una existencia de rango divino de 1er orden, le confiere un aumento de sus habilidades en un 100%.

Desde ahora y hasta que la batalla termine, la habilidad especial [Némesis Hereje] permanecerá activada.

El maná del grupo de Supesei-san aumentó sin ninguna razón especial. Pospuse ese asunto por ahora. 

Aunque el claro propósito asesino y mi rugido golpearon directamente al lado enemigo, parece que se defendió.


Punto de vista del enemigo

El grito feroz de un ogro irrumpió en el espacio anunciando el comienzo de la [Guerra Santa] en su verdadero significado.

"¡GUOOOOOOOOGH!"

Ahí está, más arriba que cuando era [Montaña Candente del Dragón de Fuego], en la cima del volcán espiral de [Volcán Candente de los Lamentos Demoníacos].

En lo alto había una gruesa nube oscura que emanaba una sensación opresiva. En la parte más profunda del laberinto, cualquiera podría quedar apresado en llamas en cuestión de minutos. En el centro del gran campo de la batalla decisiva, preparado para que nadie se equivocara de lugar, donde tendría lugar la batalla final, estaban los nueve ogros, elegidos por Ovarou, el [Enemigo Mundial – Glotón Insaciable], esperando acechar a las Fuerzas Aliadas y el Ejército Aliado.

Él se levantó de la silla en la que estaba sentado esperando mientras ambos campamentos terminaban con sus preparativos hasta cierto punto. Lanzó un rugido claramente lleno de intención asesina. 

Por supuesto, no hay forma de que un rugido de Ovarou sea simplemente un rugido. Por naturaleza, el objetivo de su rugido, quien había evolucionado como un [Overlord Vajrayaksa – Especie de Dios Viviente], era privar de poder mental y físico a las personas que lo escuchaban. Sin embargo, cabía la posibilidad de que el rugido desencadenara el espantoso efecto de una muerte instantánea. Aunque hay existencias por encima de cierto nivel que pueden hacer algo similar, el suyo es infinitamente más fuerte en comparación.

Pese a que incluso un rugido normal podría ser capaz de devastar fuerzas armadas simplemente por dirigirlo contra ellos. Usando la habilidad [Desperado], que tiene una alta probabilidad de matar solo al oírlo una vez, como si fuera el rugido de un poderoso [Dragón Ancestral], lo lanzó combinado con la habilidad [Rugido Explosivo de Dragón Emperador], que le agregó una fuerte y anormal condición e interrumpió físicamente con su enorme poder mágico a las personas que lo escucharon.

Como resultado, multitud de personas al lado de Ovarou se asombraron. El rugido destructivo se produjo a la velocidad del sonido. Se hizo visible como una densa nube mágica de color rojo oscuro que se dispersó por los alrededores.

La ola destructiva del rugido debería de haber tragado al instante a Minokichi-kun y los otros que estaban cerca de Ovarou. Sin embargo, cada individuo era un ser poderoso en sí mismo, y también estaban cubiertos por capas del escudo "Shiki" [Campo de Energía Santo] establecido anteriormente de la mano de Seiji-kun. Por lo tanto, no sufrieron ningún daño.

Sin embargo, todas las demás "cosas" fueron amenazadas por la destrucción, sin excepción. Con Ovarou como fuente de partida, el rugido rojo oscuro de la destrucción se extendió afectando todo el campo de batalla. Las innumerables fisuras, grandes y pequeñas, eran como cristal triturado. Los fragmentos que se dispersaron por el impacto se convirtieron en arena que se volatilizó sutilmente por el aire.

Una parte del laberinto resultó destruida como si fuera a colapsarse. El efecto hubiera seguido extendiéndose de no ser porque el campo de batalla era extremadamente tosco, tanto que incluso podría herir a quienes andasen sin calzado. De ninguna manera estaba echado a perder todavía. Solo fue un ataque a las Fuerzas Aliadas y el Ejército Aliado que habían puesto un pie en él.

Al verlo desde ambos campamentos, una pared de color rojo oscuro surgió repentinamente delante de ellos. Solo podría parecer que se acercaba, ya que se expandió a una velocidad increíble.

"Aghf. Contengan sus instintos."

¿Qué pasaría si tocaran la pared roja oscura que se acercaba? El instinto de alguien hizo ver al resto que la respuesta era que morían.

A pesar de que lo entendimos, se acercaba a demasiada velocidad. Además, con la gran escala de las Fuerzas Aliadas y el Ejército Aliado, solo unas pocas existencias fueron capaces de responder a la acción en el fragor del momento.

"¡Hágase la luz en el mundo de las tinieblas!"

En poco tiempo, el rugido de la destrucción de Ovarou llegó a ambos campos. Ni siquiera fueron cinco segundos. Si no se nos ocurría algo en esos cinco segundos, los soldados de ambos campos seríamos destruidos instantáneamente, convirtiéndonos en una lluvia de sangre, sin que quedase ni una sola pieza de su carne en este mundo.

Incluso si todo lo que quedase fueran los [Héroes Bravos], que eran robustos como una roca, con un ataque de esa envergadura todo su cuerpo acabaría magullado y apenas podrían hacer nada.

No podíamos evitarlo. No teníamos medios para prevenir un ataque que usaba el sonido como catalizador. No estaba seguro de que existiera algo así.

Sin embargo, la [Mesías Blanca] adelantó a los [Héroes Bravos] entre otras 5 000 personas de las Fuerzas Aliadas.

"¡Escudo Santo Protector de Resguardo – Ensurable Less Lag!"

Annalize desenfundó violentamente una vara de color blanco puro con la apariencia de un sable místico, como si pudiese cortar todo tipo de males, el [Sefirot Secular – Vara Cabal del Gran Dios de la Creación], que era el [Tesoro Sagrado] que preparó por avanzado, y ejecutó una [Magia] que solo ella podía usar, la [Salvación Blanca de Mesías], pronunciando un [Encantamiento Ario] acortado. La [Magia] alcanzó a todos los seres que pertenecían a las Fuerzas Aliadas a la velocidad de la luz, otorgándoles temporalmente habilidades como [Protección Divina de Fuerza Menor], [Armadura Santa], [Encantamiento de Resistencia Mental], [Mejora del Arte de Batalla] y [Salvación Singular], mostrando el único poder capaz de luchar contra la [Muerte] sin esperanza anunciada por el rugido de la destrucción. Pero aun así, no fue suficiente.

Antes de que el rugido descompusiera más si cabe el abrasivo suelo, el encantamiento no hizo más que elevar la probabilidad de supervivencia hasta cierto punto. No pudo una aniquilación total ni parar todo el daño. Pero a pesar de eso las Fuerzas Aliadas podrían resistir.

"¡Kyiiaaaaaaaaaaaah!"

Para evitar que esto sucediera, Uria, la [Santa de la Discordia], que había estado siguiendo a Annalize, saltó a la vanguardia. Sin llegar a correr, pasó por encima de los soldados aliados, de los cuales había más de varios cientos, dio un solo salto al centro de las Fuerzas Aliadas, y aterrizó en el campo de la batalla decisiva a la velocidad del rayo. Mientras rompía el viento haciéndolo, la línea vociferó con espíritu luchador.

Uria Dufound Serge ha activado el Arte de Batalla [Espada del Espíritu del Juicio de la Discordia - Frontera Transversal]

Con la espada mandoble que era un [Tesoro Sagrado], la [Clairvoyant – Espada del Espíritu del Juicio de la Discordia], lo suficientemente hermosa como para cautivar con solo mirarla, efectuó Zangeki, la Saja Negra, que es una habilidad de trascendencia y la más fuerte que posee, su [Arte de Batalla]. (NT: Zangeki significa corte en japonés. Saja es un corte en la piel.) El asalto de Uria, que voló mientras cortaba el espacio en línea recta, colisionó de frente con el rugido de la destrucción que se aproximaba.

El poder de Zangeki, la Saja Negra de Uria, normalmente habría estado a la par que ese [Aliento] de dragón de rango [Emperador]. Chocaron entre sí. Pero ella ahora tenía más poder destructivo, varias veces más que su fuerza ordinaria, gracias al apoyo de Annalize, ya que había mejorado las estadísticas de todos con el efecto de [Escatología – La Guerra de la Conquista], ejecutada por la [Liberación de Salmos Santos]. Habría mandado al enemigo al cementerio de un solo golpe, trayendo una muerte segura. Pero aun así, no fue capaz de apaciguar el rugido de la destrucción que podría confundirse con un desastre natural inevitable. 

Ovarou también estaba fortalecido. Por esa razón, Uria no logró contrarrestarlo con el poder del Arte. El rugido de la destrucción la tragó debido a su posición al frente de la vanguardia. Posteriormente se vio atacada por un impacto que la hizo retroceder un buen tramo hacia atrás atrás.

"Itzel, te dejo el resto a ti."

Uria no murió. Incluso después de tomar ese rugido de la destrucción. Con el Zangeki consiguió reducir en gran parte su potencia. La armadura de luz que le protegía todo el cuerpo, [Escudo Santo Protector de Resguardo], estaba notablemente gastada, y aunque estaba penetrada por varios puntos, que le habían producido heridas sangrantes, eran poco profundas y ninguna de ellas era mortal.

Aunque podría haber soportado un poco más de daño sin tener la habilidad de Annalize, fue capaz de recuperar por completo a Uria, que era una [Santa] que podía superar el nivel de esos [Héroes Bravos] en pocos segundos.

Sin embargo, incluso los [Héroes Bravos] sufrieron un gran daño. Aunque paliaron el poder del rugido de la destrucción, su ímpetu era imposible de soportar para unos soldados que simplemente eran unos subordinados. Por eso, Uria confió el papel defensivo a Itzel, la [Santa de los Confines], que era su hermana gemela, aunque tuvo que parar con todo su cuerpo el rugido de la destrucción.

"Sí, yo me encargo."

Un poco tarde, Itzel se puso enfrente de Uria. Su [Escudo del Alma del Dios de los Confines] ya preparado de antemano. Era un [Tesoro Sagrado] en forma de escudo de metal con una decoración suntuosa. Lo dejó caer hasta su cintura para soportar el rugido de la destrucción que se acercó hasta el alcance de la mano. El gran [Escudo del Alma del Dios de los Confines] con el que pudo proteger por completo a Uria, quien apoyó su formidable figura contra Itzel, albergaba una fuerza tal como si un gran árbol hubiera echado raíces en el suelo. Ella misma demostró su valía con ese Arte de Batalla.

Itzel Boldfur Serge ha activado el Arte de Batalla [Escudo del Alma del Dios de los Confines - Reflejo del Santo Confín]

Una superficie de luz blanca se erigió como una pared desde el [Escudo del Alma del Dios de los Confines], comenzando en un punto y extendiéndose de arriba a abajo, a derecha e izquierda, como si dividiera totalmente el mundo.

El rugido rojo oscuro de la destrucción colisionó inmediatamente después de que se erigiera la pared de luz blanca, chocando contra ella y perdiendo su energía entre la nada. 

Rivalizaron por un instante, pero la pérdida de fuerza del corte de Uria fue decisiva. El rugido de la destrucción se deshizo gradualmente y se dispersó por la zona, excepto más allá de la superficie de la pared de luz blanca.

Uff... No esperaba menos del [Enemigo Mundial]... Es capaz de quitarnos vigor y aun así tener todo este poder... ¿Es fatiga por la presión física? ¿O la presión mental de enfrentar la amenaza que se acerca?

Con el sudor bajándole por la frente, Itzel se asomo por encima del [Escudo del Alma del Dios de los Confines]. Delante de su línea de visión, una imagen del campo de la batalla decisiva la abrumó completamente. Las entrañas del terreno se hacían más visibles en la parte central, donde el agujero era más profundo. Itzel murmuró para sí misma: "Es como si un meteorito hubiera caído del cielo."

Una existencia que podía devastar tanto con un solo rugido... Itzel se puso a temblar de emoción mientras veía la figura de Ovarou a lo lejos, atraída por los detalles.

"¡GHAOOOOOOOGH!"

Nuevamente, un rugido asaltó el campo de la batalla decisiva. Fue un ruido estruendoso que les hizo querer cubrirse los oídos de manera refleja. Llevaba consigo una masa de poder mágico y un fuerte propósito asesino. En circunstancias normales, la mayoría habría caído de no tener una mente fuerte. Todas las Fuerzas Aliadas se colocaron en posición de guardia inmediatamente. Pero este rugido era diferente del rugido de la destrucción. Era aterrador, pero en cierto sentido era un rugido normal.

Era un rugido natural, pero tenía un dueño diferente.

Itzel vio de reojo al dueño del rugido. Estaba más lejos, más allá del grupo de Ovarou. Provenía del Ejército Aliado, que se componía de tan solo alrededor de 1/5 parte del número de las Fuerzas Aliadas. Provenía de Lionel, el Rey de las Bestias, el León de Oro, quien llamativamente llamó la atención alrededor de su área.

El denso y dorado [Touki – Espíritu de Lucha] brillaba en todo el cuerpo de Lionel. Podía reconocerse incluso desde esta lejana distancia. (NT: Touki significa literalmente espíritu de lucha en japonés.) Era especialmente grueso alrededor de sus brazos. 

En esa dirección podía verse un rastro similar al de la destrucción, una marca de garra, desvaneciéndose frente al campo de la batalla decisiva. Lionel había reducido el poder de la destrucción rugiendo con un esfuerzo similar, al igual que Uria. 

También había una enorme criatura del «Inframundo», invocada por el [Emperador Demonio] Hilton. No era parecido a nada de este mundo. Ni una escama, ni uno de sus colmillos venenosos. Era un dragón enorme de unos 200 metros con una piel resbaladiza, de color blanco lechoso.

El nombre del dragón era Armsdom, el [Dragón Blanco Rey de la Corrupción]. Se había pasado la vida sin moverse de su nido, alimentándose mediante una habilidad llamada [Absorción de Energía]. Su especie suele tener una esperanza de vida de mil años hasta que muere después de encontrar un lugar donde vivir.

Armsdom, el [Dragón Blanco Rey de la Corrupción], que estaba enroscando alrededor de sí mismo, es una de las 5 existencias principales que el [Emperador Demonio] Hilton puede invocar. Abrió su amplia boca, desde donde se podía ver un agujero negro, como si estuviera totalmente conectado con «el más allá».

Es fácil de imaginar que absorbió con [Absorción de Energía] el rugido de la destrucción que ni siquiera Lionel fue capaz de reducir.

"¡Gahahahahahahahahaha! ¡Cuánto poder en tan solo un rugido! Tch, no esperaba menos de nuestro enemigo."

"Este tipo de ser no es un oponente que podamos tomarnos sin cuidado. Creía que Armsdom no tenía fondo, pero acaba de decirme que se ha llenado el estómago por primera vez en su vida, esto... Si eso nos hubiera golpeado directamente, podríamos haber muerto."

"¡Gahahahahahaha! Por supuesto. La verdad es que fue más de lo que esperaba. ¡Pero nuestras fuerzas también parecen estar en mejor forma de lo que esperaba!"

"Demonios, sí. Pero piénsalo bien, esto... ¿No son casi todos los 8 Generales Demoníacos de rango [Emperador]? Se ven como una familia cercana, esto... Uff, en serio, ¡qué demonios! Será un buen espectáculo."

Ya fuera debido a que era un teriántropo carnívoro o que pertenecía a una especie de luchadores, el [Touki] que envolvía el cuerpo de Lionel se volvió más violento mientras reía a carcajada suelta. Atónito al verlo, Hilton, cuyo tono de voz indicaba verdadera expectación por la pelea, se zarandeaba de manera similar.

Ambos iban acompañados de sus subordinados. Caminaban hacia el centro del campo de la batalla decisiva arruinado manteniendo una conversación amistosa nada seria, pese a que su condición actual no les permitía perder la seriedad en ningún momento.

A pesar de estar relajados, ambos dirigían su atenta mirada a Ovarou, que no se había perdido nada de todo aquello, y a los 8 Generales Demoníacos a su lado. Si hacían cualquier tipo de movimiento, podrían responder.

Hilton y Lionel, veteranos en el mundo preeminente, eran conscientes de la magnitud de la verdadera fuerza de Ovarou. Y ahora, con Annalize, la [Mesías], como líder, las Fuerzas Aliadas también lo eran, y no perdían de vista a Ovarou.

"Válgame ahora a mi promesa atenerme. Llegó el momento de cuidar de sendos, bajo la mirada que Dios me confía." (NT: Annalize, la [Mesías Blanca], se dirige de forma arcaica a sus tropas, diciéndoles que va a cuidar de ellos.)

Ovarou, cuyo rugido de destrucción se impidió como primer ataque, volvió a sentarse en el trono sin problemas, pareciendo ignorar las miradas que brotaban de un total de 6 000 personas. Alrededor de 5 000 unidades de las Fuerzas Aliadas dirigidas por la [Mesías Blanca], y alrededor de 1 000 unidades del Ejército Aliado liderado por el [Emperador Demonio]. Construyó una barrera defensiva usando [Protección Divina del Dios de las Bestias], que es una habilidad defensiva que crea una regla espacial en los alrededores. Luego sacó de su inventario una botella de sake y un vaso.

Contrariamente a Ovarou, quien estaba completamente relajado, los que procedieron a hacer preparativos fueron Minokichi y los miembros de los 8 Generales Demoníacos. Se pusieron de pie sin ocultar su espíritu de lucha o, mejor dicho, incapaces de suprimirlo por completo. Miraron al enemigo y, viendo su determinación, se repartieron las cabezas.

"Grrr... Yo contra ese león de oro."

"Bien, deja que te ayude con los Generales Fieras y los Caciques Generales, Ki-chan. En cuanto a los soldados del Ejército Aliado, ya nos los repartiremos con los demás."

¿Habría visto la garra de Lionel defendiéndose contra el rugido de la destrucción? ¿O tan solo era porque lo veía igual a él en cuanto a habilidades físicas? La curiosidad de Minokichi se concentraba únicamente en el león.

Desprendiendo llamas de truenos por su boca, volvió a colocarse su hacha y escudo con la mirada fija en Lionel. Hinchando sus músculos al mismo tiempo, el ya enorme Minokichi creció aún más, haciendo que quien lo viera sintiera su poder abrumador.

Después de verlo, Lionel también se defendió. Contrajo su pecho para mostrar el grosor de los músculos de sus pectorales. Generó un doble bíceps, de modo que su cuerpo entero duplicó su tamaño original.

Gradualmente, se iba notando cierto tipo de empatía entre Lionel y Minokichi. Naturalmente, era solo lenguaje corporal. Pero desarrollaron los intercambios de poder de tal manera que incluso se sentía bochorno, a pesar de los separaban varios metros de distancia.

Asue detuvo la tensión en el ambiente golpeando levemente la cadera de Minokichi. Él es lo más destacable de la fuerza de la pareja, mientras que ella se queda en un segundo plano aun con el enorme [Mazo Agitador de la Corteza Terrestre] que reposa sobre su hombro.

Los [Generales Fieras], los [Caciques Generales] y las élites del Imperio Demoníaco estaban miraban a Lionel y Hilton, confiados. Asue sonreía con paciencia. El ambiente que los envolvía a todos tenía una sensación de seguridad similar a la de la madre tierra pero un poco más fría.

"Entonces, ¿voy yo contra el [Emperador Demonio]? ¿Qué tipo de gusto tendrá su carne? Estoy bastante intrigada" Kanami habló mientras se lamía los labios de una manera obscena.

Aunque podía alimentarse de comida normal, Kanami, que es una [Emperatriz Ancestral de Sangre Helada], una de las más fuertes de la raza [Vampiro], tiene el instinto natural de beber sangre. La sangre más deliciosa para ella es un sorbete de Ovarou, aunque ahora parecía interesada por el tipo de sabor que tendría la sangre de una existencia llamada [Emperador Demonio].

Con los ojos entrecerrados como un depredador que observa su presa con la mente fría, parecía estar imaginando su sabor. Hilton se estremeció como si pudiera sentirlo.

Ovarou, sentado en su silla, reaccionó. Quiso decir algo, pero decidió permanecer en silencio después de todo. Burasato, que estaba mirándolo, esbozó una leve sonrisa y miró a una parte de las Fuerzas Aliadas con una sonrisa feroz.

"Si ese es el caso, desde allí hasta allá, ¿podría encargarme yo de ellos~na? Se han reunido unos cuantos buenos [Héroes], y parecen dignos de matar~na."

Era el ala derecha de las Fuerzas Aliadas a la que apuntaba Burasato. El lugar donde estaban el [Héroe del Horóscopo], Adara, sentado en un enorme cristal flotante y autopropulsado, y el [Héroe de los Libros], Irmusk, con varios libros flotantes extraños a su alrededor.

Burasato, que se convirtió en [Espadachina Aterradora de Óxido Árido], tenía alas de espadas de sangre en la espalda y manejaba hábilmente el combate con múltiples conjuntos de ellas. Además, las batallas normalmente la emocionan. Deja salir a la superfície la brutalidad que normalmente no tiene. Los [Héroes] con sus subordinados le parecían una presa espléndida.

Movió sus alas de espadas de sangre ligeramente, como llamando a su presa, y agarró con firmeza la empuñadura de la [Senketsu Imperial] que sostenía en la mano derecha y la [Shizanketsu Mortal] que sostenía en la mano izquierda. La demonio espadachina estaba hambrienta de sangre mientras pensaba cómo manejar a sus presas.

Supesei, que estaba de pie a su lado, le prestó más atención al ala izquierda de las Fuerzas Aliadas. "Asumiendo que tú te haces con esos, Sato-chan, ¿puedo ocuparme yo de aquellos de allí?"

Había muchos [Héroes] que poseían [Tesoros Sagrados] con formas especiales de combate, incluyendo a Mutstache, el [Héroe de los Números], o Ran Bell, la [Heroína de la Caza]. Supesei usa varios tipos de magia, y es tan hábil en la batalla como Burasato con sus múltiples juegos de espadas.

Como planetas que giran alrededor de una estrella, Supesei tenía ocho esferas de los colores del arco iris deambulando alrededor de ella, por lo que para ella no era un problema no tener ninguna vanguardia. Incluso contra unos pocos héroes como oponentes, la demonio podría luchar sola contra ellos.

"Bien. Entonces, ¿nos unimos contra el resto? ¿Qué me dicen, chicas, les parece?" Así habló Seiji. Kugime y Aifu asintieron.

"Sí, será lo mejor."

"Está bien, pero antes de nada..."

Minokichi, Asue y Kanami irían contra el Ejército Aliado. Burasato y Supesei, contra las Fuerzas Aliadas.

Conociendo la eficacia en combate de cada uno, era proporcionado. Incluso si había una cantidad abrumadora de enemigos en comparación, no tendrían problemas mayores. Aunque la realidad fuese esa, la gran cantidad de enemigos estaba ahí, y estaba comenzando a salir. Seiji, Kugime y Aifu formaron un trío demonio para lidiar con ellos.

El trío demonio era inferior en eficiencia de combate entre los 8 Generales porque principalmente habían estado a cargo del apoyo de otros hasta el momento, por lo que parecía ser natural. Además, es una historia que se limita a aquellos entre los 8 Oni, incluso si se dice que su eficiencia de combate es inferior. De ninguna manera significa que sean débiles. Incluso comparándolos con el ejército, es probable que los aniquilen.

Tal vez porque conocían su propia capacidad, no hubo ninguna queja a las instrucciones de Seiji respecto a lidiar con tal gran número. Sin embargo, Aifu tuvo una sola demanda.

"Gufufufufu... Por favor, déjame hablar con ese antes. Puedo oler que es de los míos."

Lo que solicitó fue hablar con cierta persona.

"Eso... Ya veo. No hay problema."

Como si el destino la guiara por completo, Aifu miró silenciosamente a cierta persona. En su línea de visión, parece que había algo así como una cuestión importante. Por supuesto, allí estaba la figura de Qifth, la [Heroína de la Podredumbre]. También ella miraba duramente a Aifu, como si sintiera una especie de atracción.

Seiji, que conocía a Aifu desde hacía mucho tiempo, pareció entender que algo pasaba entre los dos. Puso una sonrisa amarga y decidió dejar que hiciera lo que quisiera por un tiempo.

En cualquier caso, las Fuerzas y el Ejército Aliado habían llegado, y los 8 Generales Demoníacos habían establecido cada uno de sus objetivos. Ovarou, que estaba en el papel protagonista, permanecía sentado tranquilamente en el centro del campo de la batalla decisiva. Siguiendo atentamente lo que sucedía en aquella guerra.

Al otro lado, cuando cada uno se dispuso a comenzar respectivamente su movimiento esperado, en el centro de las Fuerzas Aliadas, Annalise, la [Mesías Blanca], estaba ahí con una expresión de trance embriagador, como si estuviera intoxicada, y con ambas manos envolviendo su cara en silencio.

"¡Oh, oh, cuán espléndido es! ¡La misión encomendada, penurias traerá! Aquel que es capaz de destruir el mundo con un solo rugido, el [Glotón Insaciable] que siembra el terror. La muerte no es una opción, venceremos esta opresión, cesará la corrupción. Para conseguirlo, algo divino necesitamos para intervenirlo."

Mientras Annalize respiraba salvajemente, concentró con una mirada apasionada su atención en Ovarou, que bebía licor y comía unos bocadillos mientras la batalla feroz tenía comienzo a su alrededor.

"Por esta razón, tengo un cometido. El cometido que me trajo a este mundo, que escondía mi destino, vencer al [Glotón Insaciable]. ¡Oh, qué evento tan dichoso! ¡Qué día tan maravilloso!"

Para pronunciar ese deseo desbordante, Annalize levantó la vara blanca [Sefirot Secular] y repartió [Magia] a todo el ejército. Los soldados se fortalecieron varias veces, tomando coraje para desafiar a los temibles demonios.

"Luchemos por cumplir la enmienda. Luchemos por el bien de aliviar al mundo. Luchemos porque tú, [Glotón Insaciable], y yo, [Mesías Blanca], estamos predestinados a este encuentro."

La verdadera [Guerra Santa] acababa de comenzar.

---

Ya era oscuro cuando me di cuenta de que la batalla que había empezado por la mañana había continuado incluso al caer la noche. Ver todos los detalles era imprescindible en esta batalla, pero aún había visibilidad aunque fuera tarde, la lava se había convertido en una fuente de luz. No era de gran ayuda para nosotros, ya que tenemos visión nocturna, pero parecía proporcionar suficiente ventaja a otras personas.

Hmmmm... ¿Debería hacer algunos ajustes? Bebí licor mientras observaba mi alrededor y me quedé pensando sin hacer nada mientras disfrutaba unos bocadillos.

- [Heroína del Hilo] murió en la conquista del laberinto
Parte de su [Poder Divino] ha sido absorbido por el laberinto y convertido en [Tesoro Sagrado]. ¡¡Yatendouji ha obtenido [Huso Afilado Degollador del Caído]!!

- [Héroe de la Guita] murió en la conquista del laberinto
Parte de su [Poder Divino] ha sido absorbido por el laberinto y convertido en [Tesoro Sagrado]. ¡¡Yatendouji ha obtenido [Ábaco del Avaro Caído]!!

Burasato-san y Supesey-san mataron a dos [Héroes], aunque no lo vi. Bueno, tan solo era cuestión de tiempo que terminaran cayendo.

Se han cumplido las condiciones ocultas del Versículo 9 del Capítulo 6 del Salmo Mundano [Leyendas del Demonio Negro del Eclipse], "Afloración de la Ola Militar (Hellburn Arc)".



<<  Anterior |  Lista de capítulos  |  Siguiente  >>


26 comentarios:

  1. muchas gracias!!!!!
    espero que hayan muchos mas capitulos despues de este volumen

    ResponderEliminar
  2. Madre mía... que tan fuerte se volverá Rou después de comerse a tantas personas poderosas y objetos...
    Por cierto gracias por el trabajo, aunque haya algunas personas que son un poco desagradecidas por lo que hacéis, sabed que aquí hay unas cuantas personas que realmente agradecen vuestro esfuerzo! :D

    ResponderEliminar
  3. gracias por la traduccion que hacen :D

    ResponderEliminar
  4. Gracias por el capítulo

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias x este capítulo y en sí felicitar sus traducciones durante todo este tiempo, desearles un feliz año nuevo y q sigan así!!!

    ResponderEliminar
  6. Advertidos estan - Jowell y Randy

    Gracias por el cap

    ResponderEliminar
  7. Gracias por el capítulo (días?) Y veo que se viene el yuri 7u7

    ResponderEliminar
  8. ya estamos en el tope
    al final el héroe de los insectos que se inventaron en el manga
    apareció en el capitulo anterior y murió en el mismo jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si, ese heroe es el que tiene que vengador como objetivo, ya que ese fue el heroe que elimino su villa por diversión

      Eliminar
  9. Se vuelve aburrido y absurdo cuando solo es una aniquilacion unilateral , osea supesei y burasato pelean contra 2 heroes y salen como si nada ? Se supone que en una guerra SIEMPRE habran bajas en ambos bandos

    ResponderEliminar
  10. Miuajajajaja muchas gracias por su trabajo y esfuerzo, en serio, se les agradece mucho.

    PD. Ese Rou y todos sus buffos locos me recuerdan a yugi trampas locas miuajajjaja

    ResponderEliminar
  11. Cuando el proximo cap

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pregunto algo parecido
      Tienen fechas los caps?

      Y si me pueden dar una explicación de como fregados dio inicio/la causa/el disparador de la Guerra Santa me harian felix

      Eliminar
    2. Publicamos los capítulos cuando los tenemos listos. A veces sí podemos poner fecha (pueden consultarla en el Almanac, columna derecha arriba).

      Eliminar