Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

martes, 28 de noviembre de 2017

WCC - 95



Vaya, ya hacía más de medio año que no subíamos esta serie... En mi defensa, el traductor que se había reservado este capítulo todavía sigue sin entregarlo (al final lo he traducido yo).

La semana que viene publicaremos el siguiente, que ya teníamos preparado todo este tiempo.

En cuanto al resto, los traductores del inglés solo tienen avanzado hasta el 97, así que por el momento llegaremos hasta ahí como máximo... Lo siento. Si alguien sabe japonés, que colabore.

-Xeniaxen


  Capítulo 94  |  Lista de capítulos  |  Capítulo 96  

Novela original en japonés por: ヘロー天気 (Hero Tennki)
World Customize Creator


Traducido al español por: Xeniaxen



Capítulo 95: Conjeturas


Cuando Yuusuke volvió al palacio, Violet, Sun y Krielov ya lo estaban esperando en la sala de reuniones donde solían encontrarse en secreto. Los tres se aliviaron visiblemente al ver que Yuusuke solo estaba ligeramente magullado y un poco cojo a pesar de haber recibido la estaca glacial —un arte ofensiva de tipo acuático— a quemarropa.

"Yuusuke... Me alegra que esté bien..."
"Un momento, ¿cómo pudo sobrevivir a eso?"
"Ah, ya me avisaron de que fuera con cuidado, así que me equipé con encantamientos para aumentar la defensa adicionales. Me salvé por eso."
"Aun así, que lo atacaran de esa forma..."
Estaba en manos del rey decidir hacer el incidente público o no. Hasta que eso ocurriera, Krielov propuso mantener en secreto la caza de asesinos que los soldados de Yuusuke estaban ejecutando a lo largo de la ciudad con la ayuda del Cuerpo de Fuego.
"Vuelve a la mansión y dedica lo que queda de día a descansar. Sun, quiero que lo acompañes. Krielov, ven conmigo, tengo algo que decirle a mi padre."
Violet ladró esas órdenes con una expresión severa y abandonó la habitación con Krielov. Yuusuke no estaba completamente seguro de que volver a casa fuera una buena idea, pero decidió ceder y seguir las órdenes de su superior.
"Sun, ¿nos vamos?"
"Sí."
Contactaron con el aparcamiento de carruajes para preparar su transporte. Yuusuke solo se movía entre su mansión y el palacio. Partieron enseguida.
• • •
Pasaron unos cuantos días desde el intento de asesinato. Un heredero del duque iba a visitar la mansión de Yuusuke, por lo que todo el personal estaba centrado en la preparación de la recepción. El dueño de la mansión, sin embargo, no albergaba indicios de tensión. Recibió al invitado con su comportamiento habitual y lo acompañó hasta la sala de reuniones.
"Ahora que lo pienso, es la primera vez que visito su mansión. Es un lugar muy acogedor."
"No es nada comparado con su castillo."
Las cuatro personas más importantes en la sala de reuniones eran: Hivodir, Yuusuke, Vermeer y la sirviente especial del Cuerpo Oscuro, Sun. Luego estaba Sorzak, un especialista adjunto al Cuerpo Oscuro, y Rasanasha, antigua esclava y princesa cantarina. Incluyendo a los otros 5, había 11 personas en la sala.
En el día de hoy, el Cuerpo Oscuro se reunía para ponerse al día después del interrogatorio de los inculpados apresados después del intento de asesinato. Hivodir había sido testigo de dicha interrogación.
Violet había hablado con su padre y lo había coaccionado para que nombrase a Hivodir como testigo oficial del interrogatorio. Krielov fue asignado como su escolta, principalmente porque con él Yuusuke sería capaz de discutir sobre el tema sin tapujos. Durante el interrogatorio, los dos ya habían acordado lo que hacer.
Encontraron rápidamente a los asesinos. Al parecer, las cantarinas de los suburbios del distrito común informaron de un par de personas sospechosas que se estaban escondiendo allí.
Un hombre de pelo azul, que poseía información falsa acerca de los actos del Cuerpo Oscuro en Nocentes, y un usuario terrestre, que era amigo de una de las bajas de las Fuerzas Punitivas Especiales. Aparentemente alguien que opinaba igual que ellos se les acercó en un bar. Esta persona les sugirió que asesinaran al Héroe de Fonkrank...
"Entonces, ¿estás diciendo que esto son todas las pruebas que tenemos?"
"¿Quieres decir que las pruebas son falsas?"
Mirándolo bien, no había duda de que el del pelo azul era un nocentiano, sin embargo, el soldado del Cuerpo de Tierra que perdió a un amigo en las Fuerzas Punitivas no existía. Eso significaba que la confesión había sido forzada por el duro interrogatorio sobre los lazos con la Facción contraria al Cuerpo Oscuro.
"¿Crees que se lo inventó para evitar más preguntas?"
"Aunque lo afirmara, es imposible de creer."
Hivodir asintió, de acuerdo con que las observaciones de Vermeer no eran infundamentadas. No obstante, su expresión era dudosa. Por cómo lo había descrito, la tercera persona que les habría sugerido que cometieran el asesinato parecía ser Reifold, un espía que tenía contacto directo con el rey. Pero se suponía que él estaba en otro país por una misión de inteligencia.
"Quieres decir que..."
"¡¿El rey?! ¡No puede ser!"
En la habitación se hizo un silencio sepulcral. La pregunta que Asha e Isotta habían formulado era escandalosa. Hivodir, que se había vuelto el centro de atención, dejó escapar un suspiro y digo que durante un interrogatorio todavía más duro los dos asesinos confesaron que el tercer hombre tenía la apariencia del rey de paisano. Eso explicaría que el intento de asesinato no se hubiera hecho público todavía.
"El rey seguro que lo negaría."
Se estaba trabajando en confirmar la identidad del hombre que sugirió el asesinato. Había programados varios interrogatorios adicionales dentro de pocos días.
"Para que el comandante oficial y el marqués tengan tiempo de preparar sus declaraciones, ¿no?"
"Si de verdad es el rey quien está detrás de todo esto, entonces tiene sentido."
"No me lo esperaba. Se me hace difícil creerlo."
"Yo tampoco me lo puedo creer."
Todos permanecieron en silencio hasta que empezó a respirarse ansiedad en el ambiente. Habían venido a discutir las medidas que iban a tomar en un futuro, pero ahora auguraban ese futuro bastante negro. Todavía no había nada seguro, pero teniendo en cuenta el incidente de Driadria, la posibilidad estaba ahí.
"Disculpen, ¿podría intervenir?"
"¿Hm...? Por favor, adelante."
La normalmente callada Raazsha no estaba acostumbrada a hablar con gente de ese estatus social. Aunque había conocido a Violet a través de Yuusuke, levantó la mano para pedir permiso para hablar delante de la heredera real. Un brazalete negro brillaba apagado en su fino brazo.
Hivodir se querdó sorprendido, pero pronto recuperó su compostura, relajándose, y urgió a Raazsha a compartir su opinión.
"Uhm, si es posible, me gustaría saber cómo confesaron los asesinos."
"Su actitud fue la misma durante los dos interrogatorios, tanto el inicial como el segundo" respondió Hivodir, sin entender la intención de la pregunta de Raazsha. "No les temblaba la voz y no aparentaban haber sido forzados o torturados."
"Entonces, ¿por qué dan tanta credibilidad a su testimonio sobre el rey encubierto?"
"No hubo contradicciones o ambigüedad en su declaración a lo largo del interrogatorio."
"Hay algo que no me cuadra..."
Raazsha era ahora el centro de atención. En el pasado, había trabajado como espía. Su tarea principal era promover la corrupción entre los oponentes de su maestro. Si decía que algo no le cuadraba de la confesión de pertenecer a la Facción contraria al Cuerpo Oscuro, es que algo fallaba en la declaración de los dos inculpados. El testimonio parecía demasiado coherente y perfecto. Además, todas las pistas estaban relacionadas con el rey.
"Esto... ¿Qué parte no te encaja? Yo tampoco quiero creer que el rey quisiera matar a Yuusuke, pero si lo piensas objetivamente..."
"No es eso. ¡¿Por qué tendría que encargar el rey una tarea como esa a los dos primeros ineptos que encontró por ahí?!"
Para terminar su explicación, Raazsha bajó la voz, sintiéndose culpable por haber gritado delante de un miembro de la familia real, y acabó de argumentar su punto de vista en un tono calmado.
"Aunque realmente fuera el rey quien estuviera detrás del intento de asesinato, es inevitable que haya ambigüedades y contradicciones entre los testimonios de dos personas."
La Facción contraria al Cuerpo Oscuro había tratado de resolverlo en un simple golpe limpio, pero si el rey estaba detrás de ellos, Raazsha creía que la planificación y los preparativos hubieran tenido que ser más minuciosos. Por otro lado, el rey no tenía ninguna razón para querer asesinar a Yuusuke, y el método que se utilizó para ello era demasiado improvisado y bruto para tratarse de él. El verdadero culpable tenía que ser otra persona. Reifold no parecía en absoluto alguien de confianza, pero si el rey era el padre amable que parecía, nunca habría expuesto a su hija a tal peligro: la Facción contraria al Cuerpo Oscuro se opuso directamente a Yuusuke durante el Festival de la Creación. Esa era la conclusión de su razonamiento.
"A la Facción contraria al Cuerpo Oscuro le viene de perlas que sea el rey quien esté en el punto de mira por querer a Yuusuke muerto."
El silencio envolvió la habitación una vez más mientras todos intercambiaban miradas. La lógica de Raazsha era infalible, pero ninguno esperaba que el Marqués Vordat iría tan lejos para quitarse a Yuusuke del medio.
En el instante siguiente el mayordomo al mando Zafys interrumpió la reunión informando de que había llegado un nuevo visitante.
"Señor Yuusuke, ha llegado la princesa Violet."
"¿Violet? Hágala pasar inmediatamen... Ah, ya está aquí."
"¡Están todos, perfecto! ¡Tengo algo importante que decirles!"
Violet apareció detrás de Zafys, quien estaba sujetando la puerta. Ella iba vestida como de costumbre, pero Krielov había cambiado su uniforme de educador oficial de palacio por la armadura del Cuerpo de Fuego. Violet examinó rápidamente la habitación, se dirigió hacia Yuusuke, quien estaba sentado en el mejor lugar, se sentó y empezó a hablar sin más demora.
"Es todo un embrollo para apartar las miradas hacia mi padre."
Todos se sobresaltaron sorprendidos. La tensión era tan evidente que casi se podía palpar. Krielov se mantuvo detrás de la princesa con una expresión sufrida.
"¿Por qué te has sentado encima de mí?"
"Eso es lo menos importante ahora."
Violet se movió hacia la mesa como diciendo "No había otro lugar para sentarme, así que escogí tu regazo." Sun saltó de su silla, las acciones de Violet le recordaron sus deberes. Pero la princesa sacudió la mano a modo de "Está bien, no te preocupes" para que se sentara y se calmara. Violet prefería la sensación del regazo de Yuusuke a la de cualquier silla de la sala.
Con eso, la tensión se disipó. Pero la frente de Krielov se arrugó aún más y su expresión se volvió más porfiada. La conclusión era la misma a la que había llegado Raazsha antes de viniera Violet pero...
"¿Qué les hace pensar que es así?"
La princesa volvió a hablar, alterada y encogiéndose de hombros. Se echó hacia atrás contra el cuerpo de Yuusuke y no parecía tener ni el más mínimo interés en las explicaciones de Raazsha.
"¿De modo que usted tampoco cree que su padre haya intentado matar a Yuusuke?"
"Por supuesto que no. ¿Me ve cara de tonta?"
Entonces explicó, con un ojo cerrado, que esa mañana había recibido una carta anónima describiendo los medios por los que su padre se habría encargado de la construcción de la fortaleza que el Cuerpo Oscuro completó en un instante. Parte del plan era apoyar públicamente al Cuerpo frente a las masas. Violet saltó al lado de la mesa.
"¡Esos idiotas pensaron que era fácil de engañar!"
"Uhm... Bueno..."
"¡Yuusuke, dame la razón!" gritó la chica y pegó al capitán en la pierna. Todos apartaron la mirada mientras la princesa continuaba la explicación de Krielov.
Su objetivo era confrontar a Violet con su padre bajo esas suposiciones. Entonces la Facción contraria al Cuerpo Oscuro se opondría a Yuusuke, alegando que utilizaba a la princesa para organizar una rebelión contra la Familia Real.
Todo el mundo conocía bien la relación entre padre e hija, pero se basaban en la imprudencia infantil que la princesa todavía tenía. El hecho de que el capitán del Cuerpo de Fuego tuviera las manos ocupadas manteniendo a su pupila bajo control solo aumentaba las posibilidades de éxito de esta congetura. Violet también había actuado así durante la reunión después de la derrota de las Fuerzas Punitivas Especiales. Se deshizo por completo de su autoridad para proteger a Yuusuke. La Facción contraria al Cuerpo Oscuro también sabía que le gustaba viajar de incógnito por la capital y usó los rumores para sembrar sospechas en su mente.
"Tenían razón en que es difícil parar a la princesa una vez se le mete algo en la cabeza."
Supusieron que la princesa podría llegar a escuchar al Capitán del Cuerpo Oscuro, pero los otros miembros del cuerpo no eran una amenaza. Por lo tanto, si anunciaban por activa y por pasiva el "intento de golpe de estado organizado por el Héroe" no había forma de que Yuusuke evitara el castigo.
"¿Por qué tienen tanto interés en deshacerse de mí? ¿Tanto miedo tienen de perder sus derechos hereditarios?"
"Eso es solo una parte de sus motivos, pero no irían tan lejos tan solo por seguir la tradición."
Violet, con cara sombría ahora, respondió a Yuusuke, que llevaba tiempo meditando sobre esa pregunta.
"Puede que tengan prisa por algo. Puede que teman la abolición del sistema de castas. Con todo, esos tipos estarían atemorizados de su propio punto de vista."
"Ah, ya veo..."
"¿Qué quiere decir?"
Aparte de Yuusuke, que entendió el significado de la explicación, los otros pidieron una aclaración. Violet miró a Krielov y, después de recibir su asentimiento aprobatorio, reveló a todos los presentes en la sala el plan de unión de las cinco tribus.
"Por eso... mi querido padre apoya este plan y..."
El plan aboliría la Fe de los Cuatro Grandes Dioses y el sistema de castas, destruiría la desigualdad entre los usuarios de artes divinas y los desvalidos, y haría que aquellos cuya posición estuviera determinada por su arte divino perdieran su estatus e influencia. El rey Esvobus daba soporte a tal amenaza para los usuarios de artes divinas.
También podría ser que la Facción contraria al Cuerpo Oscuro sospechara que Yuusuke era el Dios Malvado y pensara que el rey estuviera actuando bajo su influencia.
"¿Quieres decir que podrían querer salvar al rey de las garras del Dios Malvado?"
Yuusuke ni siquiera quería pensar cómo esos tipos pudieron llegar a esa conclusión.
"Puedo entenderlo pero... ¿Cómo puede ser que no tengamos ninguna prueba de que ese grupo está detrás de estos últimos incidentes?"
"Cierto. Estoy de acuerdo con ambos, princesa y Raazsha. No tenemos pruebas incriminatorias."
Vermeer y Fonke pronunciaron sus dudas, ambos de brazos cruzados, con una posición defensiva. Shahid también sugirió que deberían incrementar la seguridad alrededor de los dos perpetradores.
"Eso está hecho."
"He ido a la prisión antes de venir aquí y he encargado a un subordinado de Vermeer que los supervise."
Por eso Krielov llevaba puesto el traje del Cuerpo.
"Hmm... Pruebas, ¿eh? ¿En realidad creen que tendrían la necesidad de eliminar a los dos testigos si ellos ya nos han contado todo lo que saben?"
"Bueno, no podemos estar seguros de que nos lo hayan contado todo."
Violet argumentó que la investigación debería ser lo más dura posible. Propuso un plan para seguir los movimientos de la Facción contraria al Cuerpo Oscuro dentro de palacio.
Rasanasha, quien había estado observando la situación en silencio hasta ahora, solicitó intervenir humildemente.
"¿Puedo decir algo, señorita Violet?"
"Adelante, princesa cantarina de Yuusuke."
"¡Oh, por favor!" Era difícil saber si la timidez de Rasanasha era real o fingida. La chica pidió que a ella y su hermana se les permitiera a los dos prisioneros. Estaba segura de que no había forma de que los dos chicos pudieran ocultar algo a los ojos observadores de las dos mujeres.
"Hmm... ¿Qué eres entonces? ¿La esclava de Yuusuke?"
"¡Ey!"
Yuusuke tiró del pelo de la princesa desde detrás de ella, de modo que la chica descarada dejara de decir aquellas cosas. Verlos pelearse entre ellos aumentó la confianza de Raazshia.
"Haré lo que pueda" dijo finalmente.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario