Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

martes, 16 de febrero de 2016

WCC - Capítulos 27, 28, 29 y 30


Buenas~

A ver, con los capítulos de hoy ya hemos alcanzado al manga *aplausos aplausos* (que sale solo una vez al mes), por lo que no sé cómo voy a continuar haciendo las imágenes de los capítulos, supongo que se quedarán sin. No tengo ni idea de quién traduce el manga en español, no lo he buscado ni perderé el tiempo haciéndolo pero sé que hay alguien. PrinceScans no tomará ese proyecto, por cierto. Aun así, como ahora les adelantaremos, desde aquí les lanzo el mensaje de que si necesitan cualquier cosa contacten conmigo. Esto no es un llamamiento, solo informo.

Ah, nótese que he puesto las notas debajo de cada párrafo, pese a lo feo que queda... Las notas de traducción son las que están en blanco y llevan "NT" al principio, lo que está en colorines son comentarios nuestros y los pongo porque me da la gana XD.

Bueno, aquí tienen el PDF de este tercer bloque de capítulos (nos lo hemos pulido en tres semanas):


En fin, vayamos al lío. He de decir que como amante de las discusiones, disfruté mucho traduciendo el 28. Creo que esta serie se pone interesante también de aquí en adelante~

-Xeniaxen



Novela original en japonés por: ヘロー天気 (Hero Tennki)
World Customize Creator


Traducido al inglés por: Baka367
Traducido al español por: Xeniaxen
Revisado por: AMarauder


Capítulo 27: Error de cálculo


Undécimo día del mes de Fuego de Shalnar
Un antiguo clan del pueblo se ocultaba en las montañas de Gazzetta.

El «pueblo» parecía más una pequeña fortaleza que un pueblo. Había edificios de piedra cuidadosamente dispuestos a su alrededor. A primera vista, uno podría confundirlo con un pueblo de montaña aislado.

En ese pequeño grupo de edificios, una casa se diferenciaba del resto, ya que su fachada era más parecida a la de un santuario que a la de un edificio normal.

“Abuela, sigues viva y coleando, eh. Ya veo.”

“Mírate a ti, has crecido tanto. Eres muy alto.”

El joven estaba familiarizado con la sacerdotisa del pueblo desde que era un bebé, así que después de intercambiar una charla amistosa los dos pasaron al tema principal.

“¿Qué clase de revelación has tenido esta vez?”

“Mmm... el Dios Malvado ha descendido.”

“¿A sí? ¿Otra vez? ¿Qué tipo de persona es ahora? ¿Un monstruo ancestral o el progenitor de uno de los cuatro grandes dioses?”

“Su cuerpo es similar al de un progenitor. Creo que podría tratarse de una variante de hombre.”

El ambiente tranquilo de antes había desaparecido en lo que el joven escuchaba con atención la la revelación de la sacerdotisa.

Este descenso había concedido el deseo más anhelado del clan. En la antigüedad, el Dios Malvado que había descendido a Kaltcio se había convertido en una fuente de prosperidad para el clan blanco, aunque también había conducido su clan hacia la desgracia. Se había llamado a sí mismo [Profeta] y tenía el cuerpo de un hombre (en vez de tener el de una bestia).

“Ha descendido en Fonkrank.”

“Un humano, ¿eh? Entonces puede que esta vez destruya la prosperidad de los usuarios de artes divinas.”

En el mundo controlado por el clan blanco, los que tenían la capacidad de utilizar artes extrañas eran una minoría y eran tratados como ciudadanos de segunda clase y burlonamente llamados [colorados]. Los [colorados] adoraban a los Cuatro Grandes Dioses, porque creían que les habían dado sus poderes. El Dios Malvado, sin embargo, daba el poder de la [Magia].

Los [colorados] se llamaban a sí mismos usuarios de [artes divinas] y subieron gradualmente al poder. Por último, el clan blanco fue exiliado de esa región.

“Esto... no lo sé. Pero vi que tenía el pelo de color negro azabache.”

“Hmm... Supongo que no cabe duda... Iré a confirmarlo por mí mismo.”

Otro Dios Malvado humanoide había descendido antes que el [Profeta], un monstruo vestido de carne humana. Sacrificó a los [colorados] con su poder, reduciéndolos a una minoría decreciente y brindando la oportunidad al clan blanco de florecer.

La estatua del monstruo, consagrada en los santuarios de los [desvalidos] en todo el mundo, se basaba en la forma de esa criatura.

De acuerdo con la misión heredada por todos los reyes del clan blanco desde los tiempos antiguos, cuando descendía un Dios Malvado, el mismo rey tendría que ir a confirmar su existencia. Ahora que el Dios Malvado había descendido, y su imagen era cercana a la de la estatua negro. El joven dejó el santuario de la sacerdotisa y regresó a su castillo para iniciar de inmediato los preparativos para su viaje.

“¿De verdad que va a ir usted solo?”

“Tengo que hacerlo, es el deber de un Rey.”

“Pero... si le ocurre algo, Su Majestad...”

El consejero del Rey y su concubina no lo veían claro. El Rey tocó el vientre de su preocupada mujer para calmarla, mientras ella insistía en que por lo menos fuera acompañado de un guardia.

“Ya es tarde. Además, mi heredero ya viene de camino.”

“P-Pero aún no sabemos si va a ser un niño o una niña.”

Al decir eso, él calmó a su mujer con un beso en los labios y luego partió hacia Fonkrank.

• • •


Segundo día del mes de fuego de Zalnar
“Imposible. ¿Ese chico es el Dios Malvado?”

Tras recibir los informes de seguimiento de los movimientos de las tropas de Blue Garden, el Rey decidió invadir Paula y ordenó a sus hombres que se reunieran en una ciudad cercana a la frontera. Mandó una pequeña unidad de reconocimiento a las ruinas de la Fortaleza Gearhawk y reordenó al resto del grupo en unidades más pequeñas para que fueran más difíciles de detectar.

“Majestad, ¿qué va a ser de Su Alteza, Risha?”

“Su padre murió hace tiempo, ella ahora solo es un pájaro enjaulado. Por eso debemos liberarla.”

La Reina había logrado instaurar lo que fue el sueño del último Rey, su padre, pese a que solo pudo hacerlo en una pequeña parte de Blue Garden, la ciudad de Cofta. Aun así, auguraba que ese territorio sería tomado tarde o temprano por el Líder Supremo de Paula. Y cuando eso ocurriese, sus guardias no serían capaces de proteger también a los desvalidos.

“Siendo la Reina, no sé si va a aceptar nuestra ayuda.”

“Entonces la liberaremos por la fuerza.”

Con su gran espada de plata, el joven Rey avanzó hacia el ejército de la Reina, que se había puesto en posición defensiva. Él continuó avanzando, venciendo su dilema interno, mientras el muro defensivo permanecía en una peña de las llanuras. Los guerreros desvalidos, descendientes del clan blanco, eran los mejores en combates con armas. Imponían cierto respeto al verlos a punto de cargar contra el otro ejército. Ante eso, los soldados usuarios de artes divinas tan solo pudieron mantener su posición orgullosos y leales a la Reina.

“Mhm... No tienen nada que hacer.”

Zeshald escaló el muro que les separaba para observar la batalla desde la parte superior. Justo cuando empezó a plantearse enviar como apoyo a la unidad que se estaba encargando de evacuar a los refugiados, un haz de luz envolvió la primera línea del ejército de la Reina y las llanuras que rodeaban la fortaleza.

En el siguiente instante solo algunos destellos permanecieron danzando en el aire al mismo tiempo que un gran muro se alzaba separando el ejército de la Reina de las fuerzas de Gazzetta.

• • •

Ese gran muro interrumpió el camino de los soldados de Gazzetta, separándolos así de sus enemigos. Shinja miró hacia el ejército de Fonkrank que avanzaba, y ordenó que bordearan el muro para no pararlos en seco.

“¡Yuusuke!”

Shinja y el Cuerpo Oscuro estaban separados por cierta distancia. El resto de Cuerpos Divinos, con el Cuerpo de Fuego en cabeza, se hallaban justo entre ambos, con 20 miembros al servicio de Yuusuke.

Si se dividían para ayudar a la Reina con sus artes divinas, tendrían dificultades para evadir los escuadrones que viniesen por la retaguardia y acabarían sufriendo pérdidas innecesarias.

“¡Manténganse alerta! ¡Prepárense para la batalla!”

Shinja confiaba en su as bajo la manga.

Bueno, Yuusuke, ¿cómo vas a responder a esto?

• • •

Yuusuke estaba mirando a la zona del muro de Paula donde se había acoplado el suyo. Tan solo había calculado a ojo las coordenadas del ejército de la Reina antes de crearlo, basándose en poco más que su intuición.

Como no podía parar de manipular el menú de personalización, un miembro del equipo que estaba monitoreando su entorno en busca de enemigos, le informó de repente de que alguien se acercaba.

“¡La caballería de Gazzetta se nos acerca por el sur! ¡Son casi 40!”

“Oh, no. ¿No se habían retirado?”

“¡Capitán! Tenemos que llamar a todas las unidades.”

“No es necesario.”

El Cuerpo Oscuro y las otras unidades eran tan solo una veintena de personas. Más o menos la mitad de ellos dominaba el combate con artes divinas. Pero la caballería de Gazetta era casi dos veces más grande en número, si iban a por ellos, el grupo de Yusuke no tenía posibilidades de ganar, sería pisoteado sin piedad. Yuusuke se volvió hacia el soldado impaciente, le dijo que todavía había una cierta distancia entre ellos y el enemigo, y siguió manipulando el menú de personalización.

Yuusuke ya lo había anticipado, por lo que eligió una personalización preestablecida en el menú y la ejecutó inmediatamente, haciendo aparecer un pavimento de piedra ante sus unidades.

“¡Que todos se pongan sobre ese suelo!”

Yuusuke salió de un salto del carro, gritando eso, y echó a correr hacia el suelo pavimentado. Los miembros del Cuerpo Oscuro reaccionaron impulsivamente, haciendo que los demás les siguieran. Los de Gazzetta seguían avanzando, estando ya a 50 metros de su meta.

“¿Están todos encima? ¿Seguro? ¿No queda nadie fuera?”

Después de asegurarse de que todos estaban de pie en el pavimento, Yuusuke se apresuró en abrir el menú de personalización y pulsó el botón de ejecutar.

Quería probar una nueva función de su arte divina, basándose en que si permitía el movimiento vertical de un objeto personalizado, también permitiría un desplazamiento horizontal.

En el momento en que la luz que les envolvió hubo desaparecido, Cuerpo Oscuro y compañía aparecieron junto a la facción de la Reina.

• • •

“¡¿Q-Qué leches?!”

Shinja se había quedado en la retaguardia y había ordenado a un pelotón el asalto al Cuerpo Oscuro, mientras que los otros rodeaban el enorme muro. Pero lo que acababa de hacer el grupo de Yuusuke lo dejó perplejo, y le hizo levantar la voz por la sorpresa. Por un momento pensó que el Cuerpo Oscuro había desaparecido, pero de repente apareció junto a las fuerzas de la Reina.

“¡¿Ha movido a su unidad entera...?! Es imposible...”

“Majestad, si continuamos así nos vendrán todos en contra: la facción de la Reina, el Cuerpo Oscuro y el ejército de Fonkrank.”

“Ya lo sé. Ordena a la caballería que vuelvan aquí.”

El grupo de caballería se había quedado estupefacto con la repentina orden de retirada, recibieron una transmisión a través de las artes de viento para volver a dar apoyo a la fuerza principal. Sinja aceptó el hecho de que el poder de Yuusuke era mayor de lo que pensaba, y comenzó a cambiar su estrategia. Reorientó su ejército para defenderse sus filas traseras, utilizando la misma pared que había frustrado sus planes.

Se puso en contacto con fuerzas guerrilleras de [desvalidos] de pueblos de todo el continente, les ordenó capturar personas cercanas a Yuusuke, con el pretexto de protegerles. Si no conseguían su propósito de demostrar la fuerza de Gazzetta al mundo en esta batalla, al menos debían obtener algún tipo de influencia para hacer que Yuusuke fuera a su país.

“Es verdad, había una chica... llamada Sun... ¡Oficial, tenemos que hacernos con ella!”

• • •

Las tropas de Yuusuke se habían trasladado cerca de la fortaleza principal donde estaba el ejército de la Reina. Pendiente del ejército de Gazzetta que podía salir en cualquier momento de detrás del muro, Yuusuke pidió al ejército de la Reina que se retirasen hacia la montaña. Ellos cedieron, aunque mostrando resentimiento, diciendo algo así como:

“Como es una orden del Cuerpo Oscuro, vamos a obedecerla.”

Risha, al conocer el Cuerpo Oscuro por Zeshald y Reifold, decidió que si realmente eran tan fuertes, sería mejor confiarles esta batalla a ellos.

De acuerdo con las órdenes de la Reina, el ejército de Fonkrank se haría cargo de las fuerzas de Gazzetta. Tras esta decisión, las fuerzas de Blue Garden podrían retirarse con honor del muro, pasando por la fortaleza en dirección a las Montañas Bouzas.

Yuusuke miró hacia la fortaleza, sonrió con alegría y saludó a Zeshald que lo miraba desde allí arriba. Durante un tiempo se quedaron así, mirándose el uno al otro.

“El ejército de la Reina se está retirando.”

“El grupo de Hivodir ha rodeado el muro y está presionando al ejército de Gazzetta por los laterales.”

“El grupo de caballería ha empezado a retroceder y probablemente planee unirse a la fuerza principal de Gazzetta.”

“Bien, avisen al grupo de Hivodir. Díganles a todos que den apoyo a «Espejo de Agua».”

Los soldados fueron rápidos ejecutando la orden que Yuusuke dio de una manera bastante tranquila. Yuusuke seleccionó la personalización del mapa en su menú, que había preparado con anterioridad y estaba esperando el momento exacto para activarlo.

Además de estar en pleno combate con las fuerzas de «Espejo de Agua», las tropas de élite de Izapnar estaban completamente rodeadas por el ejército de la Reina, así como el ejército de Fonkrank y los invasores de Gazzetta. Ante estas circunstancias, algunos de los soldados de Izapnar comenzaron a desobedecer las órdenes de su comandante, pasándose al bando de las fuerzas de la Reina.

En poco tiempo, el ejército de Gazzetta eludió la enorme pared y se presentó ante los otros ejércitos. Yuusuke tuvo suerte, ya que el menú de los elementos del mapa detectó los enemigos cerca de la pared que él había creado. Debido a que los ataques de Yuusuke eran indirectos, ya que solo interferían con el terreno, necesitaba un punto del mapa personalizable junto al objetivo que quería atacar. El plan de Shinja era respaldarse con la pared, lo que precisamente permitía que Yuusuke hiciese lo que tenía pensado.

Una pared se cubrió de luz y rodeó a «Espada Blanca». Se requería una cantidad considerable de piedra para atrapar a un grupo de más de un centenar de soldados de pelo blanco, pero por suerte había los recursos necesarios justo al lado, a pesar de que la parte superior de la gran fachada de la fortaleza fue desapareciendo poco a poco.

“¡M-Majestad! ¡Mire...!”

“Imposible... ¡¿Nos ha encerrado dentro del muro?!”

Entre el recién acorralado ejército de «Espada Blanca» estaba Shinja, que acababa de darse cuenta de que esa arte divina extraordinaria que había atrapado a sus hombres también iba a erigir un muro similar para capturar al grupo de caballería que se estaba moviendo por su cuenta.

“¡Grrr! Truán... Fue un error tomar mis decisiones basándome en el sentido común.”

Así, la caballería de Gazzetta bajo las órdenes de Shinja también se encontró con una situación similar a la de las fuerzas de Izapnar, sin siquiera haber cruzado sus espadas con el enemigo ni una sola vez.

Pasado un rato, los cuerpos de Hivodir llegaron hasta donde estaba el grupo de Gazzetta y treparon por el muro. Hivodir se reía a carcajadas de las tropas acorraladas, pensando que ahora podrían deshacerse de ellos fácilmente. Sin embargo, Yuusuke no le dejó llevar a cabo su deseo y ordenó a la caballería de Gazzetta que cesara su avance. Estos, al ver que su escuadrón principal había sido tomado como hostage, no tuvo más remedio que ceder.

• • •

“Que los miembros restantes de las Tropas se reúnan en la sede central. ¡Ante tal situación no nos queda otra opción más que reagruparnos!”

Izapnar tenía la intención de encerrarse con sus soldados dentro de la sede central, manteniendo las masas agitadas y prolongando así la guerra civil. Con eso tendría el tiempo para trazar un plan de venganza y desviar la culpa hacia la Reina. En primer lugar, el hecho de que la Reina permitiese que un ejército extranjero entrase en sus tierras, y es más, que les permitiera entrar dentro de las paredes de Paula, era absurdo. Y que confiase en la fuerza del ejército de Fonkrank para repeler la invasión de Gazzetta había sido una vergüenza nacional y un grave error.

No había más dudas de que el séquito de la reina, Zeshald, todavía era leal a Fonkrank. Movió todos sus planes para promover la propaganda para que Blue Garden fuese engañado por Fonkrank. Pero Izapnar, manipulando esa información, planeaba culpar a la Reina de la desgracia de todos los usuarios de artes divinas de la nación.

Por esa razón, de alguna manera tenía que tratar con Zeshald. Pero iba a ser imposible oponerse a la política de reconciliación entre el Rey Esvobus y la Reina Risha sin eliminar el apoyo de Fonkrank a la Reina. Por lo tanto, solo podía esperar a Belushya, que se había infiltrado con éxito en «Espejo de Agua», para llevar a cabo su misión.

“Todavía no ha terminado... me las arreglaré de algún modo. Se separarán para luchar contra el ejército de Gazzetta, solo la mitad de ellos vendrá hacia aquí.”

Mientras murmuraba las medidas que había que tomar y las perspectivas de futuro, el Líder Supremo pensaba en un discurso para agitar a las masas. No le gustaba su discurso, arrugó el papel en el que estaba escrito y lo tiró a la basura. Se llenó una taza con agua de una jarra para saciar su sed, el sonido del vaso era el único que resonaba en la sala. Entonces se dio cuenta de que sus manos temblaban violentamente. Se las puso en los bolsillos para ocultar el temblor, y continuó puliendo su plan.

“Sea como sea, si consigo que la Reina pierda el apoyo de las masas... ¡Eh! ¿Dónde está Volmes? ¡Oficial de comunicaciones!”

El plan de prolongar la guerra civil era un último esfuerzo de vida o muerte para Izapnar. Una vez que «Espejo de Agua» ganase la partida y obligase la retirada de las tropas de élite, ya sería demasiado tarde para apostar por la victoria. A no ser que abandonase el país, la única oportunidad que tenía Izapnar para mantenerse con vida era pedir perdón a la Reina.

“¡¿Qué pasa con el reagrupamiento de las tropas?! ¡Quiero un informe! ¡RÁPIDO! Lo que sea que están haciendo... ¡que lo hagan más rápido, maldita sea!”

Al lado de Izapnar solo quedó Volmes, mientras el Líder Supremo murmuraba y gritaba en la oficina de la sede central.


Traducido al inglés por: Baka367
Traducido al español por: Xeniaxen
Revisado por: AMarauder


Capítulo 28: El aviso de Shinja

A medida que el ejército Gazzetta estaba siendo desarmado, Zeshald mantenía una estrecha vigilancia sobre la retirada de las tropas de élite, en base a la cual emitía los comandos adecuados para evitar que sus propias fuerzas las persiguiesen demasiado lejos. Con el fin de esta batalla, la relación entre Blue Garden y Fonkrank probablemente mejoraría. Zeshald dejó escapar un suspiro al sentir que un enorme peso había sido levantado de sus hombros.

La guerra civil en Blue Garden terminaría después de capturar al Líder Supremo Izapnar y obtener el control completo de la sede central de Paula. A pesar de que el ataque de Gazzetta le había cogido por sorpresa, su Rey, Shinha, había provocado a Yuusuke, el Dios de la Calamidad, y se había autodestruído espectacularmente, experimentando una calamidad en sí mismo.

“Zeshald, ¿procedemos con la conquista de la sede central de Paula?”

“Procedan. Yo me uniré después para asegurar nuestra victoria.”

Mientras pensaba en sus planes futuros en la sede bien ventilada de «Espejo de Agua», Zeshald contemplaba las áreas urbanas de Paula. Ya era hora de que los ciudadanos se levantasen y comenzasen a animarse en torno a sus negocios. En el centro de esta zona urbana, los carros de soldados se estaban preparando para allanar la sede central de Paula.

Escoltado por varios usuarios de artes divinas, Zeshald observaban las preparaciones apresuradas para el ataque y los soldados de Gazzetta desarmados que salían de la enorme pared que los apresaba. Y cuando menos lo esperaba...

“¡¿Mhm?!”

Belushya cargó contra Zeshald por detrás, pegándole un puñetazo entre el omóplato izquierdo y su columna vertebral, con su ataque más fuerte de agua comprimida (付与系). Esta arte acuática de Belushya congelaba su objetivo al instante. Era un tipo de asesinato aterrador que, si lograba congelar el pecho de su oponente, congelaría su corazón producéndole una muerte instantánea.

A pesar de que la potencia del ataque variaba según la fuerza de las artes divinas de la persona, Belushya se había entrenado desde muy joven. Estaba segura de que, aunque Zeshald era un usuario de artes divinas excepcionalmente fuerte, y tenía una reliquia sagrada que aumentaba su resistencia a otras artes divinas, no sería capaz de defenderse de ella si iba directa a su corazón.

¡Cras!

El sonido de algo rompiéndose llegó a sus oídos.

Al sentir una sensación familiar en la mano, Belushya estaba segura de haber cumplido con éxito su misión y comenzó a moverse hacia su ruta de escape. Pero, mientras trataba de avanzar hacia el fondo de la sala, alguien la agarró del brazo. Se volvió lentamente para mirar por encima del hombro, y vio Zeshald, a quien creía muerto.

Mientras trataba de librarse de las últimas fuerzas del hombre, una amplia sonrisa apareció en el rostro de Zeshald, dejándola sin aliento.

“¡¿?!”

“Es una pena.”

Ella estaba segura de que había congelado por completo el corazón de ese hombre, pero volvió a preparar su puño para repetir el ataque. Desafortunadamente, Zeshald fue más rápido esta vez.

“¡Shoutensei!”

“¿Eh...? ¡Uaaaaahh!”

El contraataque de Zeshald dejó a Belushya tensa y rígida. Se inclinó hacia atrás y, con un fuerte grito, la asesina cayó al suelo convulsionando.

“¡¿Q-Qué pasa aquí?!”

“Hmm, lo que pasa es una asesina...”

Al explicar la situación a los guardias sorprendidos, Zeshald recogió el fragmento de un anillo roto del suelo. Era el anillo de plata que Reifold le entregó junto con el tesoro sagrado falso. Yuusuke le había puesto el nombre de «anillo de sacrificio».

Este anillo tenía el efecto de tomar un golpe fatal para su portador. Era un elemento realmente misterioso, ya que solo protegía a su portador de cualquier daño fatal una vez, después de eso se volvía inutilizable.
(NT: Como una vida extra en un juego.)

Si el portador era envenenado, el anillo no reaccionaría al veneno hasta el momento en que la muerte se apoderase del usuario, pues se activaba para eliminar el daño letal de su portador. Pero en ese caso, este moría por el mismo veneno inmediatamente después de que el anillo dejaba de funcionar. Lo mismo ocurría en las muertes por ahogamiento, quemadura o aplastamiento.

Si el usuario era apuñalado con una espada o lanza, el anillo tomaría el daño fatal del golpe, pero igualmente el usuario sería muy propenso a morir por las secuelas de la herida o el arma incrustada en su cuerpo.

A decir verdad, comparando el anillo con el tesoro sagrado, la facilidad de uso del anillo era, cuanto menos, cuestionable, ya que el momento de uso no podía ser controlado y su utilidad era complicada. Aun así, Zeshald tuvo suerte, ya que la asesina utilizó una técnica especial en su intento de matarlo.

El anillo juzgó la «congelación» de Belushya como un arte divina mortal y se activó, tomando el daño en lugar de Zeshald. En ese momento, el efecto de recuperación del tesoro sagrado también se accionó y comenzó a sanar su corazón congelado. Zeshald no perdió la conciencia y complementó el efecto del tesoro con su propia curación de artes divinas. A medida que su cuerpo fue recobrando la vitalidad, no sufrió mucho pese a que el corazón se le detuvo por un momento.

“¿Está... muerta?”

“No, solo usé una arte divina muy fuerte en sus válvulas sanguíneas.”

Cuando Zeshald tocó el brazo de su asesina, sintió algo fuera de lo común y golpeó allí. Al contarlo simplemente se encogió de hombros, hablando de la eficacia inesperada de su arte divina.

Cuando era una niña, Belushya había abusado de un arte divina lastimándose todo el cuerpo. Desde ese incidente había perdido casi todo el sentido del tacto.

Como no sentía casi nada, tenía una gran tolerancia al dolor y las lesiones, por lo que se convirtió en una experta en las normalmente peligrosas artes de agua comprimida. Estas artes, junto con sus habilidades de asesinato, la habían colocado en el centro de las operaciones clandestinas hasta ahora.

Tal vez era debido a su constitución y el sentido del deber, que no mostraba ninguna emoción ordinaria y daba a los otros una impresión fría. Con el tiempo, los compañeros de trabajo comenzaron a burlarse de ella, llamándola «Dama de Hielo».

Zeshald sanó sus nervios tocando su mano y Belushya, abrumada por la repentina ola de sentido, simplemente se desmayó. Para esta mujer que no conocía sensaciones desde que era una niña, eso se convirtió en un torrente destructivo de placer que simplemente elevó su mente.
(Xeniaxen: el primer orgasmo de Bely~)
Dado que las artes divinas de Belushya no afectaban a su oponente si no estaba cerca de él, ella se contuvo cuando aún estaba inconsciente.

Finalmente, cuando cesaron sus convulsiones, la cara de la asesina, conocida como dama de hielo, se sonrojó ligeramente, y apareció una expresión de leve felicidad en su rostro.

• • •


Solo se informó a los miembros de rango más alto sobre el intento de asesinato del líder de «Espejo de Agua». Mientras Zeshald se dirigía hacia la posición de su milicia de artes divinas donde estaban enfrentándose contra el ejército de Paula, Shinja estaba bien tranquilo junto al ejército de la Reina, al otro lado de la pared que los había apresado. A pesar de que su ejército había sido desarmado y tenía las manos esposadas, supo cómo mantener la compostura.

Por si tenía alguna queja, Yuusuke se acercó al Rey de Gazzetta. La Reina también se acercó a Shinha junto con dos de sus doncellas, y ahora estaba directamente delante de él.

La Reina Risha era una hermosa mujer, su larga melena de color azul claro alegraba el ambiente a su alrededor. Sus doncellas también eran bastante bonitas, eran gemelas idénticas, pero su forma de ser era completamente opuesta.

Si la Princesa Violet era como los fuegos artificiales, la Reina Risha desprendía una imagen de un río cristalino. Yuusuke anotó que había una gran cantidad de hermosas mujeres en Blue Garden.
(NT: en japonés pone “Yuusuke registró en la base de datos de su mente...”)

Plantándose con determinación ante Shinja, Risha frunció ligeramente el ceño y empezó a hablar con una voz firme.

“Tú... ¿Qué estás tramando?”

“Todo lo que esperaba era conocer a la Reina Risha. Perdone la indiscreción pero, ya he conseguido lo que más quería. La guerra solo me ha ayudado a ello.”

Se encogió de hombros mientras decía esto último. Risha respondió con una mirada de disgusto.

“¿Por qué empezaste esta absurda guerra?”

“No es absurda, solo que fallé en subestimar la fuerza del Cuerpo Oscuro.”

Esa misma fuerza era lo único «absurdamente» descomunal aquí. Si no fuera por ese poder, Shinja habría ganado, y no habría pasado el estado en que se encuentra actualmente. Gazzetta no estaría unida, y el hecho de que el líder movilizase al ejército antes del nacimiento de su heredero hablaba bastante sobre ese hecho.

“¿Ibas a atacarme?”

“Nunca. Mi plan era liberarte.”

“¿Liberarme? ¿Es que soy como un pájaro enjaulado o qué?”

“¿No te das cuenta? ¿O sigues queriendo hacerte la dura como siempre?”

Shinha actuaba como si pudiera ver a través de la sobria actitud que la Reina mostraba. Risha suspiró y murmuró:

“Estúpido arrogante...”

“Puede que tengas razón, pero un Rey necesita su orgullo para dirigir a su propio país.”

Shinja y Risha se hablaban el uno al otro como si se conocieran de toda la vida. Su conversación parecía una pelea de amantes. Yuusuke, que estaba escuchando, decidió dejarles un poco más de tiempo.

“Oiga, ¡ya basta de ser tan grosero con Su Majestad!”

Incapaz de soportar la actitud de Shinja hacia su Reina, una de las hermanas gemelas, Masha, le gritó a Shinja.

“Somos viejos amigos, ¿no es cierto, Risha?”

“Lo éramos. En el pasado.”

Aun así, la actitud descarada y despreocupada de Shinja, que carecía de cuidado al tratar con la Reina, quien mostraba un fuerte descontento hacia él, provocó en Misha una sensación parecida a los celos. La criada se puso a gritar comentarios abusivos hacia Shinja.

“¡Desvalido de mierda!”
(Xeniaxen: y tú choni de mierda con el pelo azul XDD, deja a los adultos seguir con la trama de la historia)
En ese instante una sonrisa feroz apareció en el rostro de Shinja obligando a Misha a retroceder instintivamente.

“¿Lo ves, Risha? Incluso tus más fieles seguidores piensan de ese modo.”

“...”

“¿Eh? ¡Eh!”

Risha se mordió los labios. La hermana menor de Misha, Sasha se volvió hacia su hermana, que se había quedado desconcertada y confusa, y se lo explicó.

“Su Majestad trata a los desvalidos como sirvientes, pero quiere liberarlos con sus medidas políticas.”

Aunque permitía a los usuarios las artes divinas y los desvalidos vivir sus vidas en la ciudad, ambas partes antagonizaban entre sí. Tendrían que romper sus prejuicios hacia los demás con el fin de llevar una vida normal los unos con los otros.

Por esa razón la propiedad de desvalidos se utilizaba como primer paso y fue reformada cambiando la política de protección. Por lo tanto, una expresión tal por parte de una persona tan cercana a la Reina, dejaba una marca distintiva en su reputación. Al darse cuenta de su error, Misha se volvió hacia la Reina y dijo:

“¡No quería decir eso! ¡Me refería a su falta de respeto hacia usted y su posición social!”

“Yo también soy Rey, de Gazzetta, y no hay ni una pizca de respeto en tus acciones.”

“¡Ahora es un prisionero de nuestro país!”

“Ahh, ¿sin siquiera cruzar vuestras espadas con mi ejército? Pensaba que me había apresado el Cuerpo Oscuro de Fonkrank.”

“¡Ugh...!”

Sus argumentos y hechos fueron contrarrestados con contundente sarcasmo, que reforzó la posición de Shinja.
(Xeniaxen: Shinja for president se los come a todos XD)
(Adam: menos a Yukine XD)
“Por cierto, el viejales que lidera «Espejo de Agua» también había estado relacionado con Fonkrank, ¿no? Hmm, pensaba que vosotras érais de Blue Garden...”

“¡Grrr...!”

Rishause se opuso a la prepotencia de Shinja endureciendo ligeramente el tono de su propia voz y se dirigió con calma a Misha, que parecía estar a punto de estallar.

“Fonkrank nos ha prestado un poco de su fuerza esta vez.”

Esto no quería decir que Risha estuviera de acuerdo con el sistema de castas que era la base de la estructura social de Fonkrank.

“Puede que quieras verlo de esa forma pero, ¿qué crees que ocurrirá a la hora de la verdad?”

Shinja cuestionó las habilidades diplomáticas de Risha y le preguntó sería capaz de evitar la política de reconciliación del Rey Esvobus.

“¿Dejarás que el ejército de Fonkrank o el líder de «Espejo de Agua» formen coalición contigo o querrás que se vayan?”

Al oír esto, Misha se quedó con cara de idiota. Sasha también parecía preocupada y entrecerró un poco los ojos. Después de destituir al Líder Supremo de Paula y una vez tuviesen todo el poder a su alcance, ¿no acabaría siendo todo igual solo que en manos de un titiritero diferente? Esta era la verdadera pregunta oculta dentro de las palabras de Shinja.

“Y-Yo...”

Risha, de repente incomodada, agachó la cabeza para ocultar el temblor de sus iris. Gritaba por dentro que no tenía ninguna otra opción, que no tenía ningún otro medio de oponerse a Izapnar. Ella tan solo era un «pájaro enjaulado», como Shinja la había llamado, y estaba empezando a perder el control dentro de su corazón.

“Entonces, ¿qué va a ser de nosotros?”

Con Risha acorralada, Shinha cambió por completo la pregunta que hizo anteriormente. Relajó los hombros y volvió a su tono anterior, preguntando por el destino de él y su ejército, actualmente presos de Blue Garden. La Reina era la persona que decidiría su destino.

“...Te ordeno que abandonéis inmediatamente el territorio de Blue Garden.”

Risha, con su autoridad de Reina, dio la orden de liberar Shinja y sus tropas, para que pudieran salir de su país. Sus doncellas se opusieron a la decisión y le instaron a reconsiderarlo, sin embargo, ella se mantuvo inalterable. El ejército de Gazzetta no tuvo mucho que ver con el daño a Blue Garden y los soldados tampoco parecían particularmente insatisfechos.

La fuerza de su ejército era intimidante, pero al final no fueron capaces de hacer nada y se convirtieron en prisioneros de guerra, por lo que parte de los soldados de artes divinas estuvieron de acuerdo con la decisión.

“Shinja, te prometo que voy a cumplir el sueño de mi padre. Prométeme que no volverás a poner un dedo en este país hasta que yo muera.”

“¿Te refieres a... vigilarte? Bueno, te vigilaré durante un tiempo.”

Shinja desafió arrogantemente a la Reina hasta el final. Aunque sus criadas refunfuñaron, Risha se relajó. La tensión de su rostro se convirtió en una sonrisa.

“Verdaderamente... no has cambiado nada desde entonces.”

“Tú tampoco. Aunque supongo que la gente no lo sabe. Oh, y también te has vuelto más bella.”

“¡¿Q-Qué demonios te has creído?!”

“Su Majestad, ¡el vocabulario, el vocabulario!”

Después de recibir un ataque sorpresa de su oponente por quien ella también sentía algo, la Reina Risha dejó salir a la superficie descuidadamente los sentimientos que ella había sellado profundamente hacía tiempo, cuando era la sacerdotisa acuática. Con la observación de Misha, se sonrojó y se cubrió la boca mostrando su lado más lindo.

“¡Hmpf!”

“C-Como sea, ahora el ejército de Gazzetta es libre. Quítenles las esposas.”

Risha ordenó a su milicia que soltasen al ejército de Shinja, que estaba retenido en otro lugar.

Insatisfechas con la arrogancia que Shinha había mostrado hacia su Reina, las dos criadas trataron de convencerla otra vez para que lo reconsiderase, diciendo cosas como:

"Son nuestros prisioneros después de todo."

Su objetivo era conseguir vengarse de Shinja mientras este no dejase de mostrar tanta superioridad.

Shinja comenzó a analizar sus cartas en busca de una manera de destruir su desprecio y ganar ventaja para su ejército. Como solo sabía jugar manos de orgullo y beligerancia, decidió apostar por ellas.

“Dejad que os dé un pequeño consejo. Para el clan blanco, las armas solo son una herramienta más.”

Shinha hablaba con una sonrisa salvaje, haciendo que su milicia se parase y lo mirase con expresiones dudosas en sus rostros. Risha dio un paso atrás ya que sabía el significado de esa expresión en la cara de Shinja.

“Aun sin nuestras armas, podemos luchar con nuestro cuerpo. ¡OS LO MOSTRARÉ!”
(Xeniaxen: pedante cabrón!)
Shinha levantó sus manos y se golpeó el pecho rompiendo las esposas con la fuerza bruta. Al ver eso, los caballeros de «Espada Blanca» siguieron a su Rey y se arrancaron uno por uno los grilletes. A pesar de estar encadenados con grilletes de madera hechos para ser más efectivos en los [desvalidos], los soldados usuarios de artes divina se quedaron pasmados, con los ojos muy abiertos, al ver como destruían los grilletes usando la fuerza bruta.

Sin embargo, parecía que los usuarios de artes divinas que servían en la caballería de «Espada Blanca», no podían imitar la misma acción e hicieron un llamamiento para que les quitasen los grilletes a través de los medios normales.

Viendo al ejército de artes divinas estupefacto, Shinja dio una patada en el suelo como una bestia y al instante cerró la distancia entre él y Risha. Sus dos doncellas reaccionaron a eso, pero como Shinja ya estaba tan cerca de Risha, no podían defenderla con artes de agua ni atacarlo a él de otra forma.

“¡¿...Qué?!”

“Eres una ingenua...”

Pendiente de las sirvientas peliazules sorprendidas que abrían los ojos como platos, Shinja extendió su mano hacia la cabeza de la Reina, agarró suavemente un mechón de su pelo azul, lo besó, y se retiró después de dejar caer suavemente el cabello. Las dos criadas corrieron al lado de la Reina, tomando la posición en la que estaba en Shinja hacía un momento y dispararon sus miradas hacia el Rey Desvalido.

Shinha rió, dio la espalda a las mujeres, y volvió rápidamente al lado de sus camaradas. Con esta serie de acciones había querido decir que «podría haber roto las esposas y haberles matado en cualquier momento.»

A decir verdad, no fue solo por el beso en el pelo de la Reina, todos los integrantes de «Espada Blanca» eran prisioneros y, sin embargo, el lado de Blue Garden no pudo siquiera mover un dedo contra ellos.

La milicia de artes divinas miraba con ojos cautelosos al ejército de Gazzetta, que se estaba preparando para su retirada. Del mismo modo que la atmósfera que les rodeaba estaba empezando a ser peligrosa, el Capitán de pelo negro del Cuerpo Oscuro de Fonkrank dio un paso para encontrarse con el comandante de los caballeros de «Espada Blanca».

Esta lucha llevaba algún significado ya que algunos de los soldados de Gazzetta se habían puesto visiblemente tensos por la entrada del oficial al mando del todopoderoso Cuerpo del Dios Oscuro.

“¡Eh, Shinja!”

“¡Yuusuke! Creías que nos la habías jugado, ¿eh?”

“Gracias a ti, ahora todo el mundo vuelve a estar confundido. ¿Era necesaria esa demostración de tu fuerza?”

Yuusuke se acercó a Shinja, estaba tan enfadado que no solo el aura que emanaba era diferente, sino que su actitud también había dado un giro. Shinja desvió la mirada para observar la escala de la habilidad de Yuusuke y pronunció unas palabras en actitud relajada, como si nada hubiera sucedido.

“Has jugado muy bien tu papel de Dios Malvado con ese poder.”

“!”

Shinja mostró una leve sonrisa después de ver que la cara de Yuusuke se tensaba contra su propia voluntad. Yuusuke esperaba que nadie más aparte de Zeshald y Sun supiesen que había sido llamado a este mundo para convertirse en el Dios Malvado. Risha, que les estaba escuchando con la cara todavía roja de vergüenza, inclinó la cabeza ligeramente cuando oyó mencionar al Dios Malvado.

“Tu presencia en este mundo es fuerte, pero etérea.”

Basándose los miles de años de historia, Shinja dio su visión de Yuusuke, un ser convocado en este mundo. Sus palabras fueron pesadas y graves, llenas de intenciones de hacer resurgir el clan blanco, que había estado cientos de miles de años olvidado.

“La resurrección del clan blanco comportará la caída del poder de los usuarios de artes divinas. Está en las manos del Dios Malvado que eso ocurra.”

“¿Por qué? ¿No podéis vivir en armonía?”

Yuusuke replicó a la conclusión de Shinja, preguntando qué tipo de razón o regla requeriría la destrucción de cualquiera de los lados. Sin embargo, no mencionó la parte en que el Dios Malvado estaba preocupado por todas las personas a su alrededor.

“Los usuarios de artes divinas que causaron el hundimiento del clan blanco viven como si nada, por ello la prosperidad del clan blanco requiere la destrucción del mundo de los usuarios de artes divinas.”

“¿Esa es tu respuesta? ¿No crees que así solo conseguirás repetir lo que ocurrió hace años?”

“Puede que sí, la prosperidad no es eterna. Es el ciclo de la vida al que está destinado todo aquel que vive en Kaltcio.”

“... Tú.”

El gran discurso de Shinja, rebosante de confianza en sí mismo e impregnado con la convicción de que su conocimiento era mayor que el de cualquier otra persona, incitó dentro de Yuusuke el deseo de averiguar qué sabía él sobre el Dios Malvado. Al fin y al cabo, los tres mil años de historia se recogían en los ojos del líder del clan blanco.

“Te esperaré en el lugar donde se halla bajo llave la historia del Dios Malvado. Serás bienvenido en Gazzetta.”

Yuusuke, abstraído por el mensaje oculto amenazador que contenía ese discurso, trató de inquirir sobre el significado de lo que acababa de decir Shinja. En ese momento, un oficial de comunicaciones de artes del viento montado en un caballo se les acercó y le susurró algo a Shinja. Al escuchar a su subordinado, el Rey de Gazzetta frunció el ceño.

“Permíteme hacer una corrección. Espero que vengas a verlo por ti mismo si te interesa.”

Dicho eso, Shinja subió a su caballo y emitió una orden a la caballería de «Espada Blanca».

“¡Retirada!”

El ejército de Gazzetta se fusionó en una sola unidad varios cientos de metros de distancia de la fortaleza principal. Allí, giraron en dirección a su país y comenzaron oírse los cascos de los caballos resonando en el suelo seco, levantando una nube de polvo a su paso.

“Con que mi presencia es etérea, ¿eh...?”

Yuusuke suspiró mientras observaba al ejército Gazzetta desapareciendo por el horizonte, eliminar el enorme muro y reparar la fortaleza era su principal preocupación en este momento. Después de todo, había tomado prestada una considerable cantidad de recursos de la fortaleza para construir su muro y gran parte de la mitad superior de la fortaleza había desaparecido.

“Al final, además de ser molesto, ha sido inútil...”

Los primeros residentes de esa parte de la fortaleza de donde tomó los materiales se llevarían una desagradable sorpresa la mañana siguiente.



Traducido al inglés por: Lunaris
Traducido al español por: Degel
Revisado por: AMarauder y Xeniaxen


Capítulo 29: Vuelta a casa del Cuerpo Oscuro


El mundo cambiará cuando despierte mañana.
Eso era lo que ella pensaba en ese momento. Se despertó y empezó su rutina diaria, poniéndose su uniforme de la tropa acuática. Normalmente, ella salía de su habitación e iba directamente hacia el cuartel general de «Espejo de Agua», pero por alguna razón hoy estaba caminando por el pasillo de la milicia de «Espejo de Agua». En el momento en que Plausha despertó, las salas del consejo habían sido dominadas por las fuerzas de «Espejo de Agua».

Originalmente, se sospechó que Plausha podría haber estado trabajando para la facción de Izapnar en «Espejo del Agua», pero al no participar en la guerra civil y quedarse durmiendo en su habitación, hizo que todas las sospechas se levantasen. Así logró no ser detenida y poder salir y entrar de su habitación libremente.

Izapnar había oído de Volmes que había una chica espía, pero no le dio muchos detalles acerca de sus actividades ni le reveló su posición. El encargado de la selección de personal y de su red de inteligencia era Volmes, había algunos miembros de la tropa de fuego que sabían sobre el trabajo de Plausha, pero todos desaparecieron por alguna razón. Los gritos de Izapnar se podían escuchar.

“¡¡¡Ese Volmes seguro que ha escapado!!!”

Durante la mañana, tanto los equipos de élite como los de milicia de «Espejo de Agua» recorrieron las zonas urbanas de Paula, haciéndose con el control de las instalaciones y las instituciones burocráticas que pertenecían a la facción de Izpanar. Los carros que transitaban por las calles del centro de la ciudad despedían una atmósfera imponente y ordenada. El amanecer en Paula dio la bienvenida al fin del régimen de Izapnar.

"Todo, está casi perdido..."

Plausha, que caminaba por el sendero de la gran muralla, descubrió que una gran cantidad de las tiendas móviles había desaparecido siendo reemplazada por un nuevo panorama refrescante de uniformes de miembros de élite que no le eran familiares.

Uno de ellos miraba al horizonte, llevaba un uniforme y una capa negros, su cabello era también de color negro.

"¿...Eh? ¿No es éste un equipo de élite diferente? "

La persona que estaba de pie allí llevaba el uniforme del Cuerpo Oscuro con el escudo de armas del palacio de Fonkrank. De inmediato se detuvo para mirarlo más detenidamente y se dio cuenta de que era el "Héroe de Gearhawk" del que hablaban los rumores. Imponía tanto respeto que incluso podría decirse que a ella le daba miedo moverse.

Cuando sintió una presencia, la persona que portaba el uniforme del Cuerpo Oscuro miró a Plausha.


• • •

Después de notar una chica prudente y temblorosa que llevaba un uniforme de la tropa de élite, Yuusuke se dirigió a ella con una sonrisa irónica.

"No hay necesidad de estar tan asustada."

"¡N~No tengo miedo!"

Al oír su voz entrecortada y ver sus hombros temblorosos, Yuusuke dijo en un intento de corregir sus errores:

"¡Me sabe tan mal, tendría que haberte hablado del tiempo!"

"Ah, lo siento."

"N~No pasa nada..."

Pese a que era la primera vez que la veía, desprendía una sensación famimilar. Al igual que Sun, que aparentaba tener su misma edad, tenía la impresión de que algo le había ocurrido en el pasado y por eso era tan prudente, parecía como si se sintiera amenazada. Como era su primer encuentro, y hacía unas horas eran enemigos, era natural para ella tener esta reacción. Yuusuke lo pensó y comenzó a tratar de entrar en contacto con ella de forma natural.

La imagen de lo que había imaginado Plausha a través de innumerables rumores era la de «un hombre de valor que por sí solo acabó con todo un equipo de élite», y no la de la persona que estaba frente a ella, por lo que se quedó un poco perpleja. A pesar de tener un aspecto inusual, no podía percibir un aura de artes divinas de él. No sabía exactamente por qué, pero daba la impresión de una «persona normal».

"¿Pero tú eres realmente el Héroe de Gearhawk del que todo el mundo habla?"

"Ah, eso... honestamente, fue un fracaso."

Escuchar que lo sucedido en la Fortaleza Gearhawk había sido un fracaso sorprendió a Plausha. A pesar de que no estaba tratando de ser humilde, Yuusuke incluso hizo un gesto de rascarse la cabeza y puso una mirada como de que realmente había fallado, haciendo que la gente tuviera curiosidad por saber lo que pensaba.

"Pero esta vez usamos otra alternativa a la aniquilación total y parece que funcionó."

Un gran número de miembros de la tropa del viento, las élites de Blue Garden, habían sido capturados en los territorios de Fonkrank, por lo que muchas de las víctimas de la fortaleza eran en su mayoría no combatientes. Podría haberse evitado tanta conmoción en la guerra civil con la destitución de Izapnar.

Yuusuke suspiró. Plausha estaba confundida con las palabras «esta vez», ya que ella no sabía lo que había sucedido. Pero respondió a Yuusuke.

"Fue bueno que esta vez no terminase con la aniquilación total. ¿Por qué no lo hizo la otra vez?"

"En ese momento no había tiempo para los sentimientos."

Debió capturarlos igual que esta vez... ¿Por qué no lo hizo? Si lo hubiera hecho, mi hermana no hubiera muerto...

Quería decir eso, pero las palabras no salían de su boca tan fácilmente. Todas las emociones que brotaban en el interior de Plausha comenzaron a derramarse y se convirtieron en una pregunta.

"¿...Por qué?"

Ella murmuró sin querer hacerlo, ya que no quería escuchar la respuesta.

"Tenía miedo."

"¿Eh?"

"No quería morir."

Plausha abrió mucho los ojos, ya que fue arrastrada por un torbellino de sentimientos que brotaban a causa de la sorprendente respuesta del llamado «héroe».

"Usted es conocido como un héroe y un caballero de élite, ¿y tiene miedo a la muerte?"

"Bueno, sigo siendo una persona normal en el interior."

Al escucharlo, Plausha recordó la primera impresión que había tenido de Yuusuke, la de que parecía una «persona normal», y pensó en su hermana. En sus recuerdos se dio cuenta de que ella también era una persona bastante normal. Aunque el lado que su hermana había mostrado durante su misión era desconocido para Plausha.

"¿Qué pasó en la Fortaleza Gearhawk?"

Plausha le preguntó, ya que los detalles de lo que había sucedido no se distribuyeron entre el público en general, ni tampoco a las milicias de Blue Garden.

Siendo una de las partes relacionadas, el «Héroe de Gearhawk», le explicó a Plausha los detalles completos del incidente, incluyendo la montaña de cadáveres y las cosas terribles que habían hecho. Al oír toda la historia, Plausha se dio cuenta de lo ignorante que era.

A pesar de que las artes aéreas de su hermana no eran del tipo ataque, por la historia que había oído, las personas que participaron casi no infligieron daño directo aun siendo miembros del equipo en la operación. Hasta ahora no concebía que no hubiera podido hacer nada, pero escucharlo de la voz de la persona que había luchado y derrotado a su hermana, todo parecía cobrar significado.

Aunque hubo algunas partes faltantes, el cadáver de su hermana era hermoso. Parece que «sus» artes divinas habían restaurado el cuerpo a su forma anterior. Después de conocer la naturaleza de Yuusuke, Plausha fue capaz de organizar sus sentimientos.

"¡Capitán! Vaya, qué poco ha tardado en seducir a una chica de Blue Garden~”

"¡No! No me pongas a tu nivel."

Al oír las burlas de Fonke desde el otro lado de la Gran Muralla, Yuusuke se asomó y replicó.

"Pues bien, debo irme."

"Ah, sí, gracias por la conversación."

En cuanto la capa de color negro azabache del «Héroe de Gearhawk» aleteó en la distancia, la expresión sombría que tenía Plausha se fue junto con él.

• • •

Una vez que el grupo de Yuusuke, que consistía en el ejército de Fonkrank, llegó a la Fortaleza Diernuk, se declaró que parte del equipo de soldados iba a quedarse en la fortaleza, mientras que el Cuerpo Oscuro regresaría a Sanc Adiet. Hivodir también se iría con él. Su crédito era «haber conducido con su equipo a un ejército enemigo tres veces mayor hacia la trampa que Yuusuke había puesto».

Zeshald, por otra parte, tuvo que realizar tareas tales como la herencia parlamentaria y la preparación de una reunión entre el Rey Esvosbus y la Reina Risha, por tanto, había planeado permanecer en Paula durante 4 o 5 días.

Después de eso, se haría cargo de un séquito de «Devolución del Tesoro Sagrado a la Reina», luego regresaría al pueblo de Rufk para su retiro.

• • •

Habían pasado 2 días desde que el Cuerpo Oscuro e Hivodir habían vuelto a Sanc Adiet, hoy era el día 10 del mes de fuego de Zalnar.

El «Héroe de Gearhawk» ahora también era conocido como el «Héroe de Diernuk», donde había obtenido una victoria para Fonkrank. Este rumor se convirtió en un tema candente en la ciudad de Sanc Adiet. La información sobre Gazzetta, como era natural, no fue publicada. Parecía que había sido el Rey Esvosbus el que había controlado el flujo de la información.

Muchos ciudadanos de Fonkrak estaban celebrando el regreso triunfal del Cuerpo Oscuro al Volance.

"¡Has regresado, Yuusuke!"

"Bienvenido de nuevo, señorito Yuusuke."

"Estoy de vuel--ta... ¿Por qué está Sun aquí en el palacio?"

Yuusuke se mostró sorprendido por la recepción inesperada de su temprano regreso. Violet acabó con su sorpresa contándole lo que había ocurrido. Parecía ser que la había invitado al palacio la noche en que Yuusuke fue a la construcción de la fortaleza y había estado aquí desde entonces. Aunque no le dijo la razón principal de ello, más o menos podía adivinarla.

"Pensaba que Sun, que está viviendo sola, querría compañía y le gustaría oír más cosas sobre Zeshald."

"Claro, yo mismo también me siento solo."

"¡Princesa! ¡Este indigno Hivodir ha regresado de una misión exitosa!"

"Oh, se aprecian sus esfuerzos. Padre estará muy contento de oírlo."

Después de dar las gracias necesarias a Hivodir, Violet se volvió hacia Yuusuke y le preguntó acerca de la misión. Como Zeshald iba a volver en unos pocos días, estaba de buen humor. Descuidadamente, Yuusuke se dirigió hacia su habitación después de despedirse de Hivodir. Después de eso, vio a Sun, que le recordaba el ejército de Shinja, el Rey de Gazzetta.

"Hmmm... De alguna manera parecían un grupo de mercenarios en lugar de un ejército nacional."

Él comenzó a analizar las cosas que había hecho Shinja, tales como no tener en cuenta las relaciones diplomáticas entre las naciones, y la eliminación de los obstáculos que parecían bloquear su camino como Dictador Absoluto.

Se promulgó un intento de arrastrar a Yuusuke al sistema, pero si el estado soberano de Gazzetta fuese capaz de ganarse a Yuusuke, que tenía un arte divino desequilibrado capaz de crear equipos especiales como los que él había mostrado en Paula, entonces simplemente podría arrollar a todos los demás países de Kaltcio con simples usuarios de artes divinas.

"Ese es un movimiento insensato de alguien que no se ajusta a un candidato prometido, no te atrevas a intentarlo."

Las cosas parecían haber llegado a una etapa en la que Hivodir eligió apegarse a Yuusuke. Como él entendió al pasar tiempo a su lado, Yuusuke no tenía ninguna pizca de ambición de poder, a pesar de ser muy cercano a Violet, no había intención por parte de él en convertirse en su marido.

De haberlo sabido, los candidatos a prometido se reirían de lo impacientes que estaban. Aunque, si Yuusuke alguna vez llegase a intentar algo, de algún modo podría acabar siendo mejor.

En su vida hasta ahora, siempre había tenido complejo de que sus habilidades de artes divinas eran débiles, ya que estaba en la prestigiosa casa Volance. Hivodir siempre había estado pensando en cómo lograr obtener poder en este mundo, pero ahora había comenzado a cambiar y darse cuenta del valor de los compañeros y los amigos.

"Bueno, la vida es así. Me pregunto qué me dará el rey como recompensa~"

Había vivido su primera batalla y había regresado a salvo, por lo que había asentado sus sentimientos. Entre los candidatos a prometido y las élites del palacio, no había muchos que tuvieran experiencia de combate real, ya que no había habido ninguna posibilidad de hacerlo recientemente.

En ese día, varias personas que pasaban por allí vieron a Hivodir saltando por los pasillos de los pisos superiores del palacio.

(Nota del autor: Esta vez, recapitulando, ya se ha arreglado el lío de Fonkrank y Blue Garden. A partir de ahora la cosa se relaja.)


Traducido al inglés por: Lunaris
Traducido al español por: Degel
Revisado por: AMarauder y Xeniaxen


Capítulo 30: Misión completada


Al día siguiente, después de que el Cuerpo Oscuro regresara habiendo completado su misión, Yuusuke se cogió un permiso para utilizar sus días de vacaciones restantes, por lo tanto decidió llevar de vuelta a Sun al pueblo de Rufk. Esta vez, debido a sus logros en Paula, los burócratas y los que estaban en el entorno del Rey estaban deliberando sobre qué recompensa se le debe dar a Yuusuke.

¿Debían darle una identidad formal como un noble de Fonkrank? ¿O darle una mansión en el barrio noble? Luego, un problema ocurrió durante la deliberación, ya que había informes del administrador local sobre la aparición del ejército de Gazzetta en los pueblos de los desvalidos cercanos.

Debido a los rumores sobre la guerra civil en Paula, había una cantidad de información que desconocían sobre Gazzetta, lo cual era suficiente para causar un problema.

"Pues bien, nos vemos en 3 días."

"Gracias por su trabajo, Capitán."

"Tenga cuidado por el camino."

"Puedes volver cuando quieras a jugar conmigo, Sun".

Violet y los subordinados de Yuusuke se retiraron mientras este y Sun subían al carro del palacio que se dirigiría hacia el pueblo de Rufk.

"Ahora que lo pienso, esta es la primera vez que viajo en carruaje a solas con usted, señorito Yuusuke."

"Eso parece. De todas formas, ¿no estás cansada de Violet abusando de su poder?"

"No, fue muy divertido."

"Ya veo."

Comenzaron a charlar tranquilamente sobre lo que pasó, a lo largo de la carretera. Sun comenzó resumiendo los eventos que ocurrieron en sus 6 días de estancia en el palacio. Comieron juntas, jugaron a las cartas juntas, hablaron felizmente hasta muy tarde por la noche, durmieron en la misma habitación.

Con el fin de llamar la atención de Violet, los candidatos a prometido que no podían mostrar su lado caballeroso a Violet habían tratado a Sun cruelmente, lo que hizo amargar a Violet, ya que sus acciones «caballerosas» eran solo superficiales con el fin de entrar en contacto con ella.

"Sí, eso me recuerda que, aparte de Hivodir, los candidatos a prometido no hablan directamente con Violet."

"En cualquier caso, Hivodir, con el fin de convertirse en el centro de los candidatos a prometido, se volvió capaz de tener amigos..."

Aunque hablaban constantemente de Violet, eso era mejor que pasar el tiempo en silencio. Cuando el Cuerpo Oscuro salió hacia la Fortaleza Diernuk, tanto Yuusuke como Hivodir se ausentaron y esoles proporcionó una oportunidad, por lo que trataron de acercarse a ella de manera agresiva.

"¿Ya te has acostumbrado a los usuarios de artes divinas?"

"... Todavía, tengo un poco de miedo... pero no tanto como la última vez."

"Ya veo."

"Ah, ¿sabe qué? Creo que usted es como el maestro, siempre que le tengo cerca mi mente está en paz."

Y a ese ritmo, fueron avanzando poco a poco por la carretera, hasta llegar al pueblo en torno a media tarde.

• • •

"¡Sun! ¡Yuusuke! "

"Tía Bahana, estamos de vuelta."

“¿Pasó algo para que estés tan inquieta?"

Después de entrar en el pueblo, el carro se detuvo frente a la casa de Zeshald, y de la nada había aparecido la figura inquieta de Bahana. Un grupo de aldeanos, entre ellos el organizador del Festival de la Cosecha, se acercó a ellos también.

"Gracias a Dios, realmente volvieron... Ambos regresaron a salvo."

Yuusuke y Sun tenían un aspecto de duda en sus rostros, y comenzaron a preguntar la razón por la que Bahana y los aldeanos estaban tan preocupados. Hacía solo unos días, el día en que Yuusuke estaba luchando en Paula, un grupo de guerreros desvalidos llegó al pueblo diciendo que eran el ejército de Gazzetta y que estaban buscando a Sun.

Después de escuchar que Sun había ido al palacio de Sanc Adiet, comenzaron a discutir entre ellos.

"Están un paso por delante de nosotros~"

"No me digan que tienen la capacidad de predecir el futuro~"

Acabaron renunciando ya que no podían secuestrar a alguien que no estaba allí y luego mandaron a un usuario arte viento informar a alguien.

"Los que no estén satisfechos con las circunstancias actuales de la vida en este país, pueden venir con nosotros a Gazzetta."

Después de reagruparse, se dirigieron a la plaza del pueblo y reunieron a los aldeanos, diciendo que su propósito original era el de hacer un llamamiento a todos los que les gustaría buscar refugio en Gazzetta.

Sin embargo, en el pueblo de Rufk no había ningún usuario de artes divinas controlando la zona, como Zeshald lo había hecho anteriormente conviviendo junto a los aldeanos. Por lo tanto, no había ninguna recaudación de impuestos, y Yuusuke, que recientemente se convirtió en un oficial, había conseguido un trato favorable que había mejorado el entorno en general. Por lo tanto, casi no había descontento entre los aldeanos.

Pero varias de las personas que escucharon su propuesta acabaron aceptando. También en los otros pueblos, parecía que un mensajero que decía ser del ejército de Gazzetta los había visitado, yendo del mismo modo a los pueblos vecinos.

Como Yuusuke no había oído hablar de eso en el palacio, pensó que la única posibilidad era que el Rey Esvobus hubiera emitido una orden de silencio sobre esta cuestión.

"Me pregunto si es a causa de la ordenanza de protección después de todo."

Por cierto, entre los que habían aceptado la propuesta estaba Thalys. Después del incidente durante el Festival de la Cosecha, perdió su reputación en el pueblo y quería un cambio de ambiente.

Parecía ser que los términos para unirse al ejército de Gazzetta también incluían el reclutamiento de usuarios de artes divinas.

Yuusuke empezó a captar el significado de las palabras de despedida de Shinja. Al mismo tiempo, se dio cuenta de que Sun sería el siguiente objetivo. A partir del análisis de la conducta de Shinja, Hivodir sintió que este haría cualquier cosa para conseguir que él fuese a Gazzetta.

"Espero que no utilice métodos autoritarios."

De acuerdo con el contenido de la política nacional de Gazzetta, era difícil verlos como embajadores de buena voluntad.

Gazzetta simplemente quería el resurgimiento y la prosperidad del imperio del clan blanco. A fin de que se volviera realidad, tenían que acabar con la sociedad de usuarios de artes divinas y destruir el mundo dominado por ellos. Pero Yuusuke lo veía de una manera más profunda...

Este mundo tiene una razón de ser. La existencia del Dios Malvado. En cierto sentido debe tratarse de algún tipo de pista. Tendría que considerar la posibilidad de ir a la aldea del clan blanco de la que Shinja me habló.

Pero, por el momento, Yuusuke decidió esperar a que volviera Zeshald y hablar con él sobre Gazzetta, Sun y el Dios Malvado.

• • •

En un cuarto de la sala del consejo, Zeshald «entregó» el tesoro sagrado a Risha, que mostró una expresión mitad desconcertada y mitad aliviada. Después de completar los procedimientos, Zeshald la visitó para devolver el tesoro sagrado y retirarse, con el fin de volver a casa en Fonkrank.

"Su Majestad a partir de ahora se enfrentará a una gran cantidad de dificultades, este tesoro sagrado podría servir para ayudarla un poco."

"¿En serio puedo tenerlo? Y..."

Zeshald declaró por primera vez que iba a volver a casa una vez que las cosas se hubieran calmado, por el contrario, Risha sentía celos en su corazón. Antes de la reunión que se llevaría a cabo en una fecha posterior en la Fortaleza Diernuk, tenía que prepararse para hacer frente a cualquier petición que tuviera el Rey Esvobus.

"No hay necesidad de preocuparse, Fonkrank no quiere la destrucción de Blue Garden, ni convertirlo en un títere."

"Sin embargo, yo nunca voy a introducir el sistema de castas en este país, ¿entiende?"

Es un hecho que provocó Izapnar, él había adquirido un sistema de castas parecido al de Fonkrank, este sistema también podría convertirse en la causa de enemistad con Blue Garden. Teniendo en cuenta la cantidad de daños que habían sufrido, podrían ser forzados a comprometerse a una situación inevitable.

"En las conversaciones no le obligarán a implantar el sistema de castas, en todo caso, este Rey no es una persona ambiciosa, él solo quiere que sean buenos aliados. Por ejemplo, si Blue Garden planeara aumentar su poder, se sentaría allí y no haría nada al respecto, ese es el tipo de persona que es."

Zeshald rió en voz alta mientras lo decía con el fin de aligerar el ambiente endurecido. Risha comenzó a mostrar una expresión flagrante de alivio mientras sus 2 damas de honor mostraron signos de ansiedad.

"Bueno, ¿no es bueno tener este tipo de Rey cerca? Existen también Reyes que son la antítesis de él."

Como el tema cambió y se volvió hacia el Rey de Gazzetta, Shinhja, la expresión facial de Risha inmediatamente se tensó de nuevo. El mundo que Shinja quería crear era uno donde la relación de los usuarios de artes divinas y los desvalidos se invirtiera. El poder de Gazzetta era actualmente desconocido, pero había sido suficiente suficiente para demostrar que podían entrar en batalla.

"Algún día... llegará el día en que usted tenga que decidir..."

"¿Qué? No creo que sea tan trágico."

Por lo menos, a pesar de su ambiciosa aspiración de poder y presencia, en estos momentos se estaba esforzando por la paz. Zeshald también explicó que inesperadamente podrían llegar a querer convencerla para la coexistencia y la prosperidad. Además no quería extenderse en los detalles relacionados con el Dios Malvado.

"Espero que logre el mejor resultado, y que no descuide el esfuerzo que hemos realizado a diario."

Aun teniendo diferentes ideologías, podían trabajar de la mano; perseguir ideales diferentes no era incompatible. Zeshald dejó estas palabras a la Reina mientras salía de la sala de audiencia.

• • •

Después de salir del pasillo del bloque central, de camino a la salida de las salas de consejo, Zeshald se detuvo cuando sintió una ola familiar de artes divinas. Sintió un signo de vida en la oficina del Líder Supremo, que debería haber estado vacía en este momento.

La luz se había ido de la oscura oficina. Una bandera de Blue Garden colgaba en la pared del fondo, y había un gran escritorio de oficina justo en frente de ella. Una solitaria figura oscura estaba de pie delante de la mesa, Zeshald la llamó.

"¿Qué estás buscando?"

"..."

La chica que debería haber estado encarcelada en una celda ubicado en otro lugar, se volvió lentamente y miró hacia atrás.

"Izapnar y Volmes ya no está aquí, ¿sabes?"

"..."

Belushya dejó caer la cabeza hacia abajo en silencio. Había venido aquí para informar del fracaso de su misión y la persona a la que debía informar no estaba aquí. Había perdido su lugar, ya que la organización se había ido.

"... Me he quedado sin ningún lugar adonde volver."

"Hmmm..."

Zeshald tomó la mano de Belushya que estaba sola en la oficina y se dirigió hacia la sala del consejo de la que acababa de salir. En este momento, Risha todavía debería estar allí. En el momento en que Zeshald tocó su mano, el cuerpo de Belushya tembló por la sorpresa, y se dejó arrastrar sin oponer resistencia.

"Parece que he devuelto la sensibilidad a tu cuerpo. Ahora te voy a dar otra opción."

"..."

Había pasado mucho tiempo desde que Belushya notó por última vez la sensación de calor de la mano de alguien. Esperaba que este sentimiento durara para siempre.

• • •

En la entrada de la sala del Consejo, Zeshald se encontró cara a cara con su discípula.

"Ah, instructor Zeshald."

"Oh, Plausha."

Su anterior expresión oscura había desaparecido y ahora su mirada era clara y brillante como nunca antes la había visto. Parece que desde el momento en que tuvo una conversación con Yuusuke en la parte superior de la Garan Muralla tras el sometimiento de la Sala del Consejo, ella había sido capaz de organizar finalmente sus sentimientos.

"¿Va a regresar a su país de origen ahora?"

"Sí, siento irme dejando a medias nuestras prácticas."

"No, sus enseñanzas fueron muy útiles."

Y poco a poco se acercaron hacia la estación de transporte de Paula, donde finalmente se despidieron.

"Si viene de nuevo a Paula, por favor visíteme."

"Hohoho, y si tú pasas por Fonkrank, ven a visitarme en el pueblo en el que vivo."

"Sí, cuando lo haga, por favor, cuide de mí."

Plausha fácilmente respondió las preguntas de Zeshald sabiendo el significado exacto de sus palabras. A partir de ahora, se desconocía si las políticas de la Reina Risha podrían causar un impacto negativo en Blue Garden, pero se esperaba un gran cambio en las cosas en el futuro.

Izapnar trataba a los desvalidos como semihumanos, colocándolos como una existencia que debía ser oprimidos absolutamente por el sistema, ya que había países dominados por los usuarios de artes divinas donde se les obligaba a realizar trabajos manuales con el fin de reducir el resentimiento de su gente y desviar la insatisfacción.

Los que entendían la eficiencia del sistema de la meritocracia podían hacer uso de ella obteniendo una productividad y un poder nacional comparable a la de los principales países.
(NT: La meritocracia es un sistema de gobierno en que los puestos de responsabilidad se adjudican en función de los méritos personales.)

A partir de ahora, podría terminarse la mano de obra forzada, también habría un aumento previsto de refugiados. El cambio en el trato a los desvalidos, contrario a quienes creían en la «Fe de los 4 Grandes Dioses», debía popularizarse a través de los intercambios con otros países.

"Bueno, que te vaya bien."

"Sí, Instructor, también cuídese."

Así, la misión de alto secreto confiada a Zeshald durante años por el Rey Esvobus, finalmente se completó.

5 comentarios:

  1. me gusta que las NdT estén debajo, detesto tener que bajar y subir la pagina así que es un alivio que pusieran de esa manera

    ResponderEliminar
  2. Gracias por los capítulos, un bajón qué toque esperar una semana

    ResponderEliminar
  3. muchas gracias por la traducción con este capitulo ya nos ponemos a la altura del manga desde aquí todo sera nuevo y desconocido, temblando de emocion me teneis

    ResponderEliminar
  4. Uffff como odio a ese estúpido de "shinja,shinha o shinhja" a cada rato le cambiaban el nombre

    ResponderEliminar